República Mexicana, 10 de febrero de 2000
Fecha: 2000 02 10
Grupo: Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario
País: Mexico
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


EL PAPEL DE LA PFP EN SUS TAREAS DE ANIQUILAR A FUERZAS OPOSITORES: CGH, EZLN, ETC.


AL CONSEJO GENERAL DE HUELGA.
A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA.
AL PUEBLO DE MEXICO.
A LA PRENSA NACIONAL E INTERNACIONAL.
HERMANOS, HERMANAS, CAMARADAS:


El plan Zedillo-Labastida diseñado para reprimir al CGH fue puesto en marcha con la toma violenta de la preparatoria 3, por un grupo de choque dirigido por Brígido Navarrete, posteriormente ocupada ilegalmente por la Policía Federal Preventiva (PFP) y que culminó con la detención masiva de los estudiantes en huelga.

La salida violenta al conflicto universitario se venía preparando desde tiempo atrás por gobernación y la burocracia universitaria, para impedir a toda costa cualquier acuerdo político con el CGH (como quedó evidenciado en la última negociación del 4 de febrero) donde le dieron un ultimátum al movimiento estudiantil para que desalojara las instalaciones universitarias.

La entrada de la PFP a la universidad el 6 de febrero, representó el domingo negro para los mexicanos, al violarse flagrantemente la autonomía universitaria por militares vestidos de policía, quienes armados de toletes y escudos (pero con armas de fuego ocultas) detuvieron ilegalmente a cientos de estudiantes acusados absurdamente de delitos que nunca han cometido, pero que son el pretexto para mantenerlos en la cárcel. Actualmente buscan a como dé lugar tenerlos en prisión con el falaz argumento de que son “un riesgo para la sociedad”.

Este plan Zedillo-Labastida fue apoyado desde el inicio por la alta jerarquía católica, los banqueros, los monopolios de los medios de comunicación, los periodistas e intelectuales del régimen, la CNDH, la CDHDF y los políticos eternos defensores del sistema, que hoy aplauden sin empacho las decisiones policiaco militares emprendidas en contra de los universitarios.

La salida de la PFP del Campus Universitario y el retiro parcial de los cargos de algunos estudiantes detenidos, promovido por Diódoro Carrasco (Secretario de Gobernación) y Juan Ramón de la Fuente (rector de la UNAM), son parte del plan gubernamental para desactivar la protesta social generalizada, que se manifestó una vez más en la gran marcha del 9 de febrero, donde la sociedad mexicana exigió la libertad inmediata e incondicional de todos los estudiantes presos políticos, la solución inmediata del pliego petitorio del CGH y condenó la violación a la autonomía universitaria por la PFP.

¿Qué sigue después de esto? Continuar con el plan Zedillo-Labastida que se concreta: con la salida de la PFP de la UNAM; con la liberación de algunos detenidos, mientras otros se quedan en la cárcel; con el apremiante reinicio de clases para enfrentar a la comunidad universitaria; con la ejecución de las órdenes de aprehensión para otros miembros del CGH; con la búsqueda de dispersar al CGH para evitar su unidad y reorganización; con su intención de negociar con aquellos que son proclives a la negociación y a los acuerdos a espaldas de las bases, con la utilización de los presos políticos como rehenes para obligar al CGH a desistir de sus demandas; con la liberación de órdenes de aprehensión para los líderes de las organizaciones sociales y políticas que se han solidarizado con los estudiantes en lucha; con la inmediata preparación de un Congreso universitario antidemocrático, avalado por la burocracia universitaria y por académicos e intelectuales de derecha que faciliten imponer las medidas neoliberales en la UNAM; con la inyección de recursos por los dueños del dinero para iniciar de una manera abierta y descarada la privatización de la UNAM y con la continuación del doble lenguaje al llamado a la reconciliación y a la vez aniquilar el movimiento universitario.

La aplicación de esta estrategia represiva neoliberal, es sólo un ejemplo de lo que nos espera a los mexicanos con la llegada de Labastida a la presidencia. Que será el incremento de las medidas policiaco militares como política de gobierno -ya ejercidas desde hoy-. Con Labastida tendremos una política de la bayoneta y bota militar en todos los ámbitos de la vida social. Con Labastida, se ejercerá aún más el poder de los narcos vestidos de funcionarios públicos y de los militares vestidos de civil al frente de éste Estado narco-policiaco-militar.

El instrumento fundamental para acallar la protesta social del pueblo mexicano es y pretenden que siga siendo la anticonstitucional PFP, quien a la cabeza de ésta –Wilfrido Robledo Madrid- actúa como cualquier engendro del fascismo hitleriano o de la dictadura pinochetista, y a la vez también, como capo del narcotráfico, quien bajo su sombra protege a su primo Mario Villanueva Madrid ex gobernador de Quintana Roo, (prófugo de la justicia) que de manera impune es cobijado por altos mandos de la PFP.

Hoy las cárceles se llenan con cientos de jóvenes de la UNAM y normalistas del Mexe, Hgo., quienes luchan no solo por sus demandas estudiantiles, sino también, por el derecho de todos los mexicanos al acceso a la educación pública y gratuita. Hoy más que nunca se requiere de continuar con la lucha estudiantil popular para no dar paso a la privatización de la educación pública. LA LIBERTAD INCONDICIONAL DE TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS es imprescindible para reiniciar el diálogo y preparar el Congreso. La lucha por la libertad de los presos políticos no debe ceder hasta alcanzarla, porque dejar de luchar por ellos es dejar morir nuestra universidad.

La exigencia del movimiento estudiantil popular debe ser: el cumplimiento de los siete puntos del pliego petitorio del CGH y además exigir LA DESAPARICION DE LA PFP por ser éste el principal instrumento de represión contra el movimiento democrático y revolucionario; LA DESTITUCION DE JUAN RAMON DE LA FUENTE porque no representa la voluntad de la comunidad universitaria, porque su entrada al recinto universitario no se debió a la petición de los universitarios, sino al aval de Secretaria de Gobernación, la PGR y de la PFP. Porque actuó como cómplice de esta conspiración gubernamental y que hoy se desgarra las vestiduras y se da un baño de tolerancia retirando su querella interpuesta en contra de los universitarios, aún a sabiendas de que una vez echada a andar la máquina represiva del Estado éste no se detendrá.

Hoy para el movimiento estudiantil la unidad y la reorganización es necesaria, porque las demandas que dieron origen a la huelga continúan sin resolverse.
LA RESISTENCIA POPULAR NACIONAL debe ser la lucha de todo el pueblo para defender la educación pública y gratuita. Deben resistir mediante la organización, la movilización y el impulso de todas las formas de lucha que impidan la imposición de medidas antipopulares.
Hoy la resistencia estudiantil le ha dado continuidad a la resistencia histórica del pueblo mexicano que se ha expresado en la lucha de los padres de familia por la libertad de sus hijos; en las voces críticas de los pocos intelectuales y académicos al servicio de la verdad que son reconocidos por el pueblo que a pesar de las “cargadas” de los voceros oficiales encuentran espacios para develar la esencia represiva del Estado; en la solidaridad de las organizaciones sociales tan vituperadas por “ajenas” de la universidad pero que cumplen un papel importante en la transformación de nuestro México; en la conciencia tomada por los colonos, campesinos, maestros, indígenas, estudiantes y obreros por la defensa de la universidad, de la educación pública y gratuita que beneficia a sus hijos y en el convencimiento de que es necesario construir una alianza obrero campesino estudiantil y la unidad de todo el pueblo.

Ante la actitud digna, de congruencia política, de valor moral y de la defensa de sus ideales, los huelguistas, para nuestra historia serán un ejemplo a seguir para la juventud que ve su futuro en la lucha que han emprendido durante 10 meses, para nuestros militantes y combatientes, es un compromiso continuar en nuestra lucha armada revolucionaria, por ello la solidaridad que expresó nuestro Partido y Ejército, sigue en pie, por la defensa de la educación pública, por la defensa de nuestros hijos, por la defensa de nuestra universidad y por nuestra libertad.

¡POR LA LIBERTAD INMEDIATA E INCONDICIONAL
DE TODOS LOS PRESOS POLITICOS!
¡POR LA REPUBLICA DEMOCRATICA POPULAR,
EL PUEBLO UNIDO TRIUNFARA!
¡POR LA VIA DEMOCRATICA REVOLUCIONARIA,
TODO EL PUEBLO AL PODER!
¡CON LA LUCHA POPULAR,
EL EPR TRIUNFARA!


PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO-PDPR-
EJERCITO POPULAR REVOLUCIONARIO-EPR-
COMANDANCIA GENERAL -CG-EPR-

República mexicana, a 10 de febrero de 2000.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS