República Mexicana, 28 de agosto de 2000
Fecha: 2000 08 28
Grupo: Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario
País: Mexico
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


POSICIÓN POLITICA ANTE EL NUEVO GOBIERNO DE V.FOX

COMUNICADO REVOLUCIONARIO

AL PUEBLO DE MEXICO.
A LOS PUEBLOS DEL MUNDO.
A LA PRENSA NACIONAL E INTERNACIONAL.
HERMANAS, HERMANOS, CAMARADAS:


Con el resultado de las elecciones del 2 de julio en México no es la democracia la que triunfa, sino el nuevo grupo de poder vinculado a la reacción, a la derecha, a la oligarquía financiera y al capital transnacional, fundamentalmente el norteamericano. Porque no existirá ninguna mejoría para la economía de los hogares mexicanos, ni mucho menos se respetarán los derechos constitucionales que de por sí ya están muy restringidos, no habrá cambio alguno, será patente la demagogia publicitaria en la que fincó su campaña electoral.

En nuestro país no existe la democracia, ni la “democracia en plenitud” como lo pregona el señor Fox. La única realidad para millones de mexicanos es la pobreza y la miseria tanto en el campo como en la ciudad, la militarización y la represión contra todo aquel que se manifieste contra el neoliberalismo. No puede haber democracia cuando se planifica la continuación de las políticas neoliberales, las cuales generarán un mayor empobrecimiento de la población.

El gobierno Foxista implementará una política de la simulación, donde por un lado venderá una imagen de estar solucionando los problemas nacionales, y por el otro, ejercerá la política del priismo, donde la represión, el hambre y la militarización será su política presidencial, garantizando las condiciones económicas, políticas, militares y jurídicas para que el capital transnacional se incremente en la economía nacional. Para Fox, la mentira será su herramienta principal en su gobierno, el de publicitar sus grandes reformas según en beneficio de los mexicanos pero en realidad será para garantizar la riqueza de los dueños del capital.

El lenguaje folclórico, la demagogia, y las botas se han quedado en el armario, hoy tenemos el Fox de traje y corbata, pero que en esencia es el mismo, es el de las políticas privatizadoras, el que gobernará al país como si fuera su empresa, a los mexicanos los tratará como si fueran una simple mercancía, implementará medidas retrógradas como la penalización del aborto, aumentará los precios de los artículos de primera necesidad y dañará aun mas los bolsillos de la clase trabajadora.

Las propuestas de prohibición del aborto, la imposición del IVA a los alimentos y a las medicinas, la privatización del sector eléctrico y la petroquímica no es simplemente un desliz ni mucho menos una novatada, sino el verdadero carácter del gobierno foxista que es lo intolerante, lo privatizador, lo antipopular y lo retrógrada.

Guanajuato está siendo el laboratorio de las ideas reaccionarias de Fox, donde ha dado inicio a su verdadera política que impondrá en el próximo sexenio, donde está fomentando su verdadero rostro neoliberal y en donde su política caciquil seguirá vigente no solo en ese estado sino hoy en todo el país.

El objetivo del gobierno panista es el de americanizar la vida de nuestro país, bajo las órdenes directas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM), sujetando a como de lugar nuestra economía, a los designios del imperialismo, esto conllevará a una mayor perdida de la soberanía nacional y de la pérdida de nuestros valores culturales de nuestro pueblo. Con esta política está promoviendo la sobreexplotación de la mano de obra, mediante el impulso de la industria maquiladora; la privatización total de las ramas estratégicas de producción nacional y la elitización de la educación que pretende imponer el modelo educativo gringo.

El gabinete foxista está siendo conformado por personajes neoliberales, que en los tiempos del salinismo fueron cobijados para enriquecerse, y hoy son la “nueva” clase política que gobernará a nuestro país, son ellos los que apoyaron a los Lankenau, De Prevoisin, los Cabal Peniche y los Salinas, son ellos los que han apoyado al PRI durante la últimas décadas para matar de hambre al pueblo, son estos los que han hecho de la corrupción, la represión y la impunidad la forma principal de ejercer el poder.

Las supuestas teorías novedosas del foxismo en cuanto al cambio de nombre de las diferentes secretarias, no es mas que “tapar el ojo al macho”, sencillamente es parte de la estrategia foxista de hacer cambiar algunas cosas para que todo siga igual, es hacer creer que ese es el verdadero cambio cuando en la realidad solo es darle continuidad al régimen de explotación y opresión.

Con la llegada del PAN el clero conservador, ese que siempre ha estado al lado de los poderosos, hoy se fortalece por que conjuntamente con Fox están impulsando iniciativas de ley que van en contra de los derechos de la mujer, de la educación laica y del desarrollo cultural progresista de la niñez mexicana. También arreciará con el golpeteo hacia el clero progresista, el que está al lado de los pobres, cerrándole espacios para denunciar las arbitrariedades del gobierno foxista. Con la penalización del aborto aflora de manera abierta la alianza del clero conservador con el futuro gobierno de Fox y se deja sentir la intolerancia y las ideas de la santa inquisición, rasgo que va a caracterizar la política sociopolítica del foxismo.

En fin, el foxismo esta preparando una nueva agresión neoliberal, conjuntamente con los intelectuales del sistema los cuales impulsaron el “voto útil” para garantizar el triunfo del PAN. Y hoy promueven las reformas a la Ley Federal del Trabajo y el neocorporativismo para afianzar el nuevo grupo de poder y facilitar el golpe a la economía de los trabajadores y así mismo mediatizar la movilización sindical. Veremos una reorganización de las fuerzas represivas, policiacas y militares que llevará a profundizar la Guerra de Baja Intensidad contra el movimiento popular y revolucionario y habrá una mayor participación directa de los asesores contrainsurgentes extranjeros.

Con el PAN y Fox no habrá paz, para ellos la guerra será su política para no resolver el conflicto armado interno; los guardias blancas y paramilitares se fortalecen; el caciquismo regional y local seguirán fomentando la política del genocidio; los militares arreciarán su campaña contrainsurgente; los cuerpos policiacos militares solo cambiarán de nombre, pero seguirán con el asesinato de los luchadores sociales y el aparato de inteligencia nacional incrementará su actividad como parte de la defensa del “nuevo” gobierno.

Con relación al triunfo electoral de Pablo Salazar en Chiapas, no significa la solución de los múltiples problemas que aquejan a nuestros hermanos chiapanecos, los intereses caciquiles locales están enquistados en pueblos y comunidades los cuales se opondrán a cualquier cambio que los afecte. Desde el congreso del estado y en los municipios priistas impulsarán la defensa de los pistoleros y paramilitares y de manera permanente seguirán hostigando y asesinando a las bases del movimiento insurgente.

La pobreza ancestral no puede ser resuelta en “quince minutos” ni por decreto, sino con un verdadero cambio que sea forjado por las fuerzas populares y revolucionarias en la lucha contra los ricos. El triunfo de la Alianza no puede borrar de manera automática la inconformidad acumulada por siglos y que en gran parte ha sido canalizada por el conjunto del movimiento armado insurgente. El problema de Chiapas no es un conflicto social estatal sino nacional, por lo que es imposible su solución desde el gobierno del estado. La solución definitiva en México y en Chiapas solo será posible con la lucha de todo el pueblo, que impulse todas las formas de lucha que fortalezcan la nueva revolución que sigue siendo imprescindible para la transformación revolucionaria que requiere nuestra patria.

Ante la nueva ofensiva del régimen, la lucha armada revolucionaria sigue siendo una necesidad ineludible para defender los intereses populares y dar respuesta a las agresiones que vendrán por parte del gobierno foxista, el movimiento popular debe dar paso a la reorganización, la coordinación y unidad para levantar las banderas de la resistencia nacional que juntos nos permita construir la sociedad justa e igualitaria. Para la izquierda revolucionaria la lucha de clases no ha terminado, nuestra historia no ha cambiado, la democracia no existe, el régimen neoliberal no ha muerto, los 68 millones de pobres son una realidad, la miseria continúa en los hogares, el caciquismo sigue vivo, la marginación indígena prevalece, la represión no cesa, la militarización crece, la corrupción y el narcotráfico son parte del poder y la violación de los derechos humanos es constante y en aumento, por ello las fuerzas de izquierda revolucionaria tenemos el deber de continuar en la lucha diaria contra los dueños del capital y el neoliberalismo, para que en un futuro el poder sea del pueblo y de esta forma todos construyamos el socialismo en México

¡ POR LA REPUBLICA DEMOCRATICA POPULAR,
EL PUEBLO UNIDO TRIUNFARA!


¡POR LA VIA DEMOCRATICA REVOLUCIONARIA,
TODO EL PUEBLO AL PODER!

¡CON LA LUCHA POPULAR,
EL EPR TRIUNFARA!

PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO-PDPR
EJERCITO POPULAR REVOLUCIONARIO-EPR
COMANDANCIA GENERAL CG-EPR


República Mexicana. a 28 de agosto de 2000.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS