Oaxaca de Juárez, 8 de junio del 2004
Fecha: 2004 06 08
Grupo: Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario
País: Mexico
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


OAXACA


AL PUEBLO DE OAXACA
AL PUEBLO DE MEXICO
A LOS PUEBLOS DEL MUNDO
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN NACIONALES E INTERNACIONALES
A LOS ORGANISMOS DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS

HERMANAS, HERMANOS, CAMARADAS:


Hoy Oaxaca sigue secuestrada por la clase política que por años ha sojuzgado a nuestro pueblo, la ciudadanía continua siendo rehén de los partidos políticos y sus nefastos personajes.

El PRI, PAN, PRD, Convergencia y demás partidos son muestra palpable de la descomposición de la clase dominante y sus pugnas internas, que los llevan a luchar a muerte sin escatimar medios con tal de obtener el poder, dejando de lado toda ética, mostrándose así, tal cual: vividores del poder y la corrupción.

La propuestas y soluciones políticas del estado son las mismas, la demagogia es su plataforma política, la falacia su estrategia, es decir, la mentira es oficio político de los partidos.

La confrontación interna los lleva a hacer del proceso electoral un burlesque político, sin beneficiar en lo absoluto a los trabajadores de Oaxaca.

Murat, continúa en medio de este enredo político, dejando a un lado su responsabilidad de resolver las demandas que en estos momentos sectores sociales exigen. Sus intereses se han volcado en primer plano en la lucha por la sucesión gubernamental.

La debilidad de la administración foxista ha llevado a que las diversas fuerzas políticas se reacomoden y dentro de este reajuste, Oaxaca no ha quedado al margen, reflejo de ello son las nuevas alianzas que los partidos llevan a cabo: la alianza indigna del Partido de la Revolución Democrática con el PAN y Convergencia, es simplemente la alianza de intereses cupulares. El PRD hoy ni es una opción progresista y mucho menos de izquierda en nuestro estado, su alianza con Gabino Cué, no es mas que el sometimiento a las ordenes de Diódoro Carrasco Altamirano y del panismo autoritario de ultraderecha.

En este escenario, los caciques en el estado continúan controlando el poder político y económico, por ello no escatiman el derroche de recursos económicos y el servilismo, de ello deriva que en estos momentos exista un maridaje entre Diódoro Carrasco y Vicente Fox.

Así el Ejecutivo Federal, Martha Sahagún y el General Macedo de la Concha, en la crisis y confrontación política que ellos han creado, se aferran al poder a toda costa, impartiendo su justicia y su ley, violentando cotidianamente el Estado de Derecho y las leyes republicanas. La herencia matrimonial busca no dejar la silla presidencial.

En esta contienda electoral las manos sanguinarias de Diódoro Carrasco Altamirano están detrás de Todos Somos Oaxaca, presentándose hoy con careta de demócrata, de conciliador, promotor de la paz y defensor de las libertades políticas; el diodorismo no hace mas que confirmar su desvergüenza. Cuando en Todo Oaxaca es bien sabido que su administración fue un engendro fascistoide, donde la represión fue su principal política, el encarcelamiento de indígenas su instrumento para arribar a mayores cargos públicos, el asesinato de indígenas Loxichas su mejor carta de presentación, la desaparición forzada, la producción de niños huérfanos y madres viudas, fue el mayor logro de su sexenio.

En este descaro diodorista, Gabino Cué le sigue los pasos de seguir sometiendo, mediante la presión y la intimidación; la visita a la comunidad de Quelové en San Agustín Loxicha, no es mas que la intención de demostrar su presencia polítca en la región, con esta visita se refuerza la tesis de que éstos siguen impulsando la red caciquil y el paramilitarismo que tiene por fin controlar la justa lucha de los indígenas zapotecos. Es seguir imponiendo la Guerra de Baja Intensidad en la región Loxicha.

En medio de la indiferencia y el hastío de la ciudadanía ante el proceso electoral, los problemas sociales siguen sin solucionarse: de la Sierra Norte a la Costa, del Istmo a la Cañada, de Tuxtepec a la Mixteca, de la Sierra Sur a los Valles Centrales, la hambruna, la represión, la imposición del Plan Puebla Panamá, las confrontaciones agrarias, la falta de educación, salud, vivienda han hecho de nuestro estado una tierra históricamente rezagada.

Ante la falta de credibilidad de los partidos políticos, ante la mojigatería panista, ante la prepotencia priista, ante la ultraderecha fascista, ante la criminalización de la lucha social, ante la ilegalidad en la impartición de la justicia, ante el encarcelamiento injusto de luchadores sociales y ante la carestía de la vida, no nos queda otra opción que continuar organizándonos, impulsando la educación de los sectores sociales, desarrollando todas las formas de lucha, creando grupos de autodefensa popular e implementar la lucha armada revolucionaria como en 1977 cuando el pueblo oaxaqueño se organizó para destituir al impopular gobierno de Zárate Aquino, en donde la movilización popular implementó todas las formas de lucha apoyando a sus organizaciones revolucionarias como a la Unión del Pueblo y creando organizaciones políticas como la Coalición Obrero Campesino Estudiantil de Oaxaca (COCEO) que mas tarde se convirtió en COCEI. Desde esos años de construcción política y hasta hoy, nuestro proyecto sigue en pie, tan es así, que en estas fechas conmemoramos 40 años (1964-2004) de existencia de nuestra lucha revolucionaria.

Los intentos represivos en los 70’s no sólo desarrolló nuestras estructuras clandestinas en nuestro estado, sino que las fortaleció con la incorporación y participación de mujeres, jóvenes y hombres oaxaqueños. La embestida histórica del estado mexicano sobre nuestro proyecto no ha hecho que dejemos de navegar, ni caer en el naufragio.
Del Pueblo Oaxaqueño hemos aprendido que lo único que nos ha dejado la clase dominante es no dejar de luchar jamás por nuestra dignidad y ésta se realiza con las armas en la mano y la razón. La lucha histórica de Oaxaca nos ha enseñado a encontrar en el heroísmo de sus más valientes hijos, el color de nuestros ideales, el color de nuestra estrategia, el color púrpura de la lucha por el socialismo.


¡POR LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
¡VENCER O MORIR!
¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!
¡VENCER O MORIR!
¡CON LA GUERRA POPULAR!
¡EL EPR TRIUNFARA!

COMITÉ ESTATAL DEL PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO
COMITÉ MILITAR DE ZONA DEL EJERCITO POPULAR REVOLUCIONARIO
PDPR-EPR

Oaxaca de Juárez, Oaxaca a 8 de junio del 2004.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS