República Mexicana, 27 de junio de 2005
Fecha: 2005 06 27
Grupo: Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario
País: Mexico
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


Al pueblo de Guerrero.
Al pueblo de México.
A los pueblos del mundo.
A los medios de comunicación nacional e internacional.
A los organismos defensores de los derechos humanos.

Hermanas, Hermanos, camaradas.


En los primeros 90 días del “nuevo” gobierno de Zeferino Torreblanca los problemas en nuestro estado siguen vigentes. Han sido 90 días de reclamos de nuestro pueblo, 90 días de respuestas ambiguas, 90 días de soluciones a medias, 90 días de declaraciones torpes de Zeferino Torreblanca. En fin, tres meses de un gobierno sordo y soberbio.

La huelga de hambre de 5 presos políticos es una prueba mas de la intransigencia del gobierno estatal. Esta huelga de hambre tiene su origen, en la inocencia de los presos de conciencia, en el reclamo justo contra la fabricación de delitos y el abuso de poder, sin embargo sólo escuchan que: “el gobernador no es el todopoderoso que de la noche a la mañana dice quién está en la cárcel y quién está fuera”. Estas declaraciones torpes e irresponsables, sólo nos llevan a pensar que entonces ¿sabrá el gobernador cuales son sus responsabilidades? No se trata de sentirse el todo poderoso, porque no lo es. Señor Gobernador, no se trata de hacer de la estupidez gubernamental la esencia de su política.

La huelga de hambre tiene razón de ser, tiene conciencia y corazón, tiene lo que al gobernador le hace falta: congruencia y responsabilidad.

Es importante tomar en cuenta que cuando un gobierno cambia de color y de siglas por que sus intereses así lo han marcado, es casi imposible que cambie su pensamiento y su conducta, prueba de ello es el Gobernador. Zeferino hasta hoy no ha cambiado, es el mismo empresario que tiene la visión de proteger a su clase y tiene como fin: golpear a los jodidos. Las respuestas demagógicas del gobierno siempre serán las mismas, independientemente del partido que hoy gobierne, pero la solidaridad de la gente, de nuestro pueblo siempre será distinta. Los presos políticos en huelga de hambre no deben de detenerse por buscar su libertad, deben de continuar luchando en ese camino del compromiso y la coherencia. Ustedes ya iniciaron lo que es necesario, no desistan en este comienzo, no permitan que el engaño socave su actitud. Por la libertad y por la solidaridad estamos con ustedes, por su lucha estaremos pendientes.

También, queremos mencionar el injusto encarcelamiento del campesino ecologista preso Felipe Arriaga Sánchez, quién no sólo se ha enfrentado a un proceso jurídico aberrante, sino también a esas declaraciones de funcionarios, que lo único que han sabido hacer es seguir cerrando el paso a la libertad y a la inocencia de los luchadores sociales.

El conflicto de la Parota es una muestra más de lo que el actual gobierno no quiere resolver, sus soluciones están en función de ser cómplice de la privatización, en dar a como de lugar luz verde al capital transnacional. No sorprende hasta hoy el quehacer de Zeferino Torreblanca, sus pasos van marcando lo que últimamente ha sido: “Buen empresario”, mal gobierno. En fin los grandes problemas de nuestro estado continúan, porque no existe hasta este momento proyecto alguno que realmente esté con los intereses de los desprotegidos. Lo que prevalece es esa vieja política, que fomenta la militarización en el campo y la ciudad, en lugar de resolver los conflictos sociales que se han anquilosado en Guerrero. Con Torreblanca prevalece la política de la intolerancia y no de la razón, prevalece ese lenguaje cantiflesco que dice mucho pero que no dice nada. En estos 90 días sólo hemos escuchado argumentos falsos, comparaciones absurdas, culto a su personalidad, negaciones a la realidad y fantasías tropicales que solo al gobernador se le ocurre decir. Mientras esto sucede, el PRI y Rubén Figueroa Alcocer reconstruyen su partido, tanto en los Municipios como en el actual gabinete de Zeferino, con toda impunidad el caciquismo teje nuevamente sus redes de complicidades desde los altos funcionarios hasta los caciques regionales. En fin, hasta hoy nada de soluciones, ni mucho menos justicia. Por eso tenemos razón en nuestra existencia Sr. Gobernador.

Por lo anterior, que se puede esperar de dar justicia a los familiares, quienes después de 10 años mantienen presente en la memoria a sus seres queridos. Que se puede esperar del castigo a los verdaderos responsables de la masacre de Aguas Blancas. Reiteramos que para este “nuevo gobierno” de lo que se trata dice: “no se le dará gusto a nadie” “borrón y cuenta nueva”. Sr. Gobernador de lo que se trata es que aplique la justicia a quienes el asesinato fue y es parte de su política, se trata de que asuma su responsabilidad constitucionalmente, se trata de llamar a cuentas a Rubén Figueroa, se trata de reabrir el caso de Aguas Blancas, se trata de que la impunidad desaparezca en nuestro estado. Efectivamente no se trata de venganzas, pero tampoco se trata de dejar impune un acto sanguinario.

10 años han pasado y no hay visos de soluciones, la estrategia del estado sigue siendo la misma, declarar y no hacer nada. Ayer fue el PRI y hoy es el PRD de Guerrero.

10 años y las heridas siguen abiertas, antes nos decían que el caso estaba resuelto, hoy nos dicen que olvidemos y empecemos de nuevo. Ayer el figueroísmo no escuchaba, asesinaba, esperemos que hoy nos escuchen para que no nos asesinen.

10 años y no olvidamos, nuestra memoria le dice a nuestros 17 compañeros masacrados un 28 de junio que aquí estamos, que no nos hemos ido, que esperamos con sigilo, que aguantamos con esa idea que les dijimos, que sus vidas han creado otras que son las de nuestros hijos, que no vamos a desfallecer, que nuestros 41 años de permanencia en la revolución es vigencia y vida, que los llevamos en nuestro andar, que en cada tarea que nos encomiendan están ustedes, si ustedes, que nos han hecho llorar, para que con estas lágrimas construyamos el Guerrero y el México que siempre soñamos. Así es compañeros, hermanos, camaradas, 10 años que nos han enseñado a permanecer.

Mientras esto sucede en nuestro estado, en el país, Vicente Fox “recurrente” en su hablar y en conducirse siempre muy acompañado con su enfermedad, no deja de empeñarse en permanecer en el poder deshaciendo a la nación. Con Fox y la ultraderecha, la militarización no se detiene. Con la estrategia policiaco-militar de México Seguro nada va resolver, porque en los Pinos no es de interés. México Seguro, está enmarcado dentro de la publicidad presidencial y es ese el único objetivo.

La militarización no sólo es en la frontera norte, lo es también en los estados de Guerrero, Oaxaca y Chiapas, en este último existe un reposicionamiento del Ejército en los altos y zona norte. El plan de contrainsurgencia sigue su curso junto con el apoyo y la complicidad de Pablo Salazar Mendiguchía.

La política foxista no cesa en su afán de seguir golpeando a los sectores del pueblo, prueba de ello ha sido la agresión de la prensa en San Luis Potosí, el asesinato de periodistas en los estados del norte, el encarcelamiento injusto de los presos políticos de conciencia del país y la utilización de la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (FEMOSSP) como chantaje al PRI en relación a las elecciones estatales y federales. Pero al foxismo no le basta eso, continuará violando la ley cuando su enfermedad así lo decida, la sucesión presidencial es lo fundamental para no dejar el poder, derrocha recursos junto con el PRI en las elecciones del estado de México, minimiza a las organizaciones revolucionarias, sigue aferrado a apoyar al PAN en esta carrera presidencial que nos imponen los partidos políticos, viola las leyes cuantas veces quiere, junto con Creel da permisos para casas de juego a cambio de espacios en la televisión. Aunando a esto la gran estrategia de medios del foxismo es decir algo hoy para desmentir mañana.

Esto es a 5 años del triunfo del PAN, 5 años que al país lo han desecho, lo han saqueado y han entregado a las grandes transnacionales. Sin embargo los partidos políticos “avizoran” que nos tenemos que esperar otro año para ver si otro partido político es la salvación. En tanto no hagamos nada. En nuestro caso, seguiremos construyendo con los pueblos y comunidades, continuaremos en esta lucha clandestina que nos fortalece y nos consolida, no pararemos hasta ver la plena libertad de nuestro México, no nos detendremos hasta no ver la igualdad en nuestra patria. Haremos con la organización de los pueblos y ciudades el porvenir de los desprotegidos. Con nuestra presencia impulsaremos lo que sabemos hacer: la Nueva Revolución.


¡POR LA REVOLUCIÒN SOCIALISTA!
¡VENCER O MORIR!
¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!
¡VENCER O MORIR!
¡CON LA GUERRA POPULAR!
¡EL EPR TRIUNFARÀ!
COMITÉ CENTRAL DEL
PARTIDO DEMOCRÀTICO POPULAR REVOLUCIONARIO.
COMANDANCIA GENERAL DEL
EJÈRCITO POPULAR REVOLUCIONARIO.
PDPR-EPR.


REPUBLICA MEXICANA A 27 DE JUNIO DE 2005.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS