Estrategia de masas. Historia de la lucha popular
Fecha: 2001 01 01
Grupo: Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario
País: Mexico
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


ESTRATEGIA DE MASAS
HISTORIA DE LA LUCHA POPULAR


En los diversos períodos del desarrollo de la humanidad, los movimientos de masas existen a partir del surgimiento de las contradicciones de clase en la lucha entre explotados y explotadores.

En el comunismo primitivo el hombre fue capaz de solucionar de manera colectiva sus necesidades lo cual le permitió tener un mayor desarrollo y transformar la naturaleza en su beneficio.

En los subsecuentes modos de producción se presentaron crisis políticas, económicas y sociales producto del mismo desarrollo de las contradicciones de clases, lo que provocó que surgieran cambios en la sociedad y se lograra pasar de un modo de producción a otro, donde las masas han jugado un papel determinante para la transformación de la sociedad, las cuales se manifiestan de diferente manera, pues van de un movimiento de masas espontáneo a movimientos de masas organizados hasta insurrecciones masivas.

El capitalismo se desarrollaba en Europa y el mercantilismo era la expresión máxima de éste en el ámbito internacional, por la necesidad de expansión del domino y la conquista de nuevos lugares que les permitiera su mayor enriquecimiento a través de las materias primas y los mercados, se realizan los viajes de exploración que les permitiera resolver las necesidades, proceso que termina con la conquista y dominio de nuevos territorios, sometiendo a otros pueblos.

La conquista en México se inicia en 1519, los pueblos del continente americano fueron conquistadas a sangre y fuego, interrumpiendo el desarrollo natural e imponiéndose de esta manera otra forma de vida, cultura y acentuando la relación de explotación y dominación entre los hombres.

Fue el desarrollo económico desigual que existía, lo que permitió la conquista y dominación de los pueblos de América y es desde esos momentos que la mayor parte de la población de México puso resistencia a los conquistadores. Los españoles aprovecharon las diferencias y pugnas que existían profundizando la división de los pueblos indígenas y aliándose con otros para lograr sus objetivos, facilitándole la conquista.

En este periodo la respuesta de las masas ante la conquista fue heroica, se manifestó de diferente manera y algunos pueblos resistieron y jamás fueron dominados enfrentándose directamente contra el invasor al cual le infringieron derrotas.

Otras formas de lucha fueron la resistencia callada, el suicidio masivo o el enfrentamiento directo con la respuesta organizada militar hasta sucumbir antes de ser conquistados por el invasor.

En la época de la colonia ante la explotación desmedida, el asesinato y el trato inhumano que se le da a los indígenas, la imposición de una cultura y la destrucción de las propias de los pueblos indios, las masas se organizan y dan su respuesta en diferente momento y con la aplicación de las diferentes formas oponiendo una gran resistencia con levantamientos armados de indígenas, de esclavos negros y el pueblo empobrecido, en todo el territorio siendo estas insurrecciones armadas locales y regionales.

La Guerra de independencia fue producto del descontento acumulado que estalló en forma de insurrección popular en 1810 ante el llamado de Hidalgo y Morelos a luchar por la independencia de nuestro país con respecto a España y por el reconocimiento de los derechos, como la igualdad y la abolición de la esclavitud. La participación de las masas fue fundamental durante la guerra de independencia aportando hombres para las diferentes tareas, pertrechos de guerra, logística, de sostenimiento de los ejércitos insurgentes, y su participación en los combates que se libraron. A pesar de la combatividad y la incorporación masiva y de manera espontánea de las masas a este proceso de transformación, al consumarse la independencia no se mejoraron sus condiciones de vida pues las clases dominantes formadas por los criollos y apoyadas por las fuerzas conservadoras canalizaron la independencia a su favor para ser ellos los nuevos dominantes e incrementar su dominio y acumulación de riquezas.

Posterior a esta etapa, hubo períodos de inestabilidad política y social porque diferentes grupos de poder continuaban en la lucha por tener el control político para satisfacer sus intereses, olvidándose de las necesidades y las promesas con las que el pueblo se incorporó a la lucha.

Se dan las luchas entre dos fracciones de la burguesía, que buscan construir y reorganizar al país de acuerdo a su proyecto, de una parte, los liberales encabezados por Benito Juárez, buscan un desarrollo independiente del capitalismo aplicando las leyes de reforma y por otro lado, los conservadores.

La guerra de reforma dura tres años con el triunfo de los liberales donde la participación de las masas en este periodo fue el de incorporarse para la defensa de la patria, por medio de las armas utilizando la guerra de guerrillas en diferentes partes del territorio nacional, contra la invasión norteamericana en 1847 y la invasión francesa de 1863.

Con la toma del poder por parte de Porfirio Díaz éste impone una dictadura donde todos los derechos de los mexicanos son desconocidos haciendo una entrega del país al extranjero a los industriales y latifundistas.

Para el control político utiliza la represión despiadada en contra de sus opositores políticos y la población en general, además las condiciones injustas son las que generan la respuesta violenta de las masas influenciadas por las ideas anarquistas y revolucionarias de los hermanos Flores Magón y se van integrando al movimiento revolucionario.

Las masas se incorporan a la lucha revolucionaria de forma masiva para lograr su libertad y la solución a las demandas con lo que dan paso a un movimiento revolucionario armado popular. Que fue capaz de aglutinar amplios sectores del pueblo encabezados por los caudillos revolucionarios como Villa y Zapata.

Terminada la revolución de 1910-17 y bajo el amparo de lo establecido en la constitución de 1917 se obtiene una conquista heroica como el derecho a la educación, al trabajo y a la repartición de tierras. Con ello el derecho de la organización donde las masas trabajadoras del campo y la ciudad utilizan, sin embargo, estos intentos de organización son reprimidos y perseguidos sus dirigentes. En esta etapa al no ser resueltas las demandas del pueblo y traicionados sus intereses tratan de organizarse y luchar por las mismas causas que dieron origen al movimiento armado, apuntando nuevamente a la lucha armada, por lo que el Estado burgués mexicano da ciertas garantías para la organización de las masas en la ciudad y el campo, dentro de los marcos burgueses para controlarlo.

Conformándose en el período de Cárdenas las centrales obreras de la CTM y la CROC y en el sector campesino la CNC, organizaciones que después de Lázaro Cárdenas aprovecha los sucesivos gobiernos para oficializarlas y a través de éstas controlar a sus sectores. Lo anterior les permite resolver los problemas de las sucesiones presidenciales, bajo el planteamiento de la unidad nacional y al final tuvieron un papel determinante para la consolidación del capitalismo en nuestro país al ser controladas las principales centrales y ante la actitud de defensa del Estado a la nacionalización de la industria y la repartición de la tierra.

Posteriormente el descontento popular fue en aumento en la medida que no se vieron satisfechas sus demandas de carácter económico, político y social, generándose movimientos como el ferrocarrilero, magisterial, médico y estudiantil, los cuales tuvieron como respuesta la represión policiaco y militar, el asesinato y encarcelamiento. Es aquí cuando el movimiento de masas adquiere otras características porque algunos de sus sectores entienden la necesidad de formar y conformar el movimiento armado revolucionario dándose las primeras expresiones como la del grupo de Arturo Gámiz García en la lucha por el socialismo en 1965.

La lucha de masas continúa y se da el movimiento estudiantil de 1968 donde se incorpora a gran parte del pueblo, teniendo un carácter estudiantil popular y nacional por demandas fundamentalmente políticas, apoyando la revolución cubana y los movimientos revolucionarios en el mundo, y de liberación nacional contra el imperialismo. Ante esto el Estado responde con la represión masacrando, encarcelando y desapareciendo a centenares de dirigentes estudiantiles, luchadores sociales e implantando la desaparición de varias instituciones educativas que se incorporaron al movimiento, imponiendo medidas que impedían la organización y la lucha.

El movimiento continúa como respuesta a la actitud represiva del estado al no haber otra salida, se da un auge en el que se conforman grupos armados y otros se adhieren a los que ya existían, luchando por el socialismo.

La mayoría son destruidos no sólo por la campaña contrainsurgente del Estado, sino también por su falta de capacidad política de un estrategia y tácticas correctas, que los llevó a las desviaciones e incongruencias políticas e ideológicas fuera de la comprensión del marxismo leninismo.

Por las condiciones políticas y la crisis en que se encuentra el país, el movimiento de masas adquiere un repunte, dándose escaladas de represión como en 1971. En esta década el movimiento de masas tiene un auge, principalmente el estudiantil, el campesino-indígena conformándose grandes coordinadoras nacionales, de la misma manera al movimiento popular y magisterial. La clase obrera también opta por luchar en el terreno del sindicalismo independiente con numerosas huelgas y otros movimientos que dieron origen al surgimiento de nuevas organizaciones, nuevos frentes nacionales y coordinaciones que permitían la participación más abiertas de los diferente sectores, como:

- La lucha democrática de organizaciones sindicalizadas ante la actitud patronal de no dar respuesta a las demandas de los trabajadores, ferrocarrileros, doctores y magisterial.

- Se conforman en esta década las grandes coordinadoras nacionales, como la CNPA, CNPI, CNTE, FNDP, CONAMODI, MDI entre otras.

- En la década de los 80s el movimiento siguió impulsando la unidad, pero los diversos intentos fracasaron por no comprender la necesidad de la unidad, por la actitud del oportunismo de controlar y mediatizar la lucha, al igual de la aplicación de la política del Estado que fomentó divisiones, bajo la estrategia de la Guerra de Baja Intensidad (GBI).

- A finales de esta década algunos sectores confluyen en el PRD y con ello se polariza más la lucha ideológica con el movimiento independiente, que en ese momento lucha en contra de la farsa electoral.

- Con la participación de la mayoría del movimiento en el proceso electoral en la incorporación del PRD deposita la confianza ante la incapacidad política en la elecciones como vía del cambio, sin embargo el pueblo es traicionado y el PRD asume una actitud entreguista controlando el ánimo del pueblo que estaba dispuesto a defender el voto por medio de la movilización e incluso el uso de las armas. Se da un auge en el movimiento electoral donde la población participa como una forma de ver resueltas sus demandas, pero éstas nunca llegan y en algunos estados se toma conciencia que ésta forma de lucha es válida pero no es suficiente para lograr el cambio esperado.

- En 1994 se da el surgimiento del EZLN, dándose nuevamente un auge del movimiento en todo el país, pero ésta es enfocada por las demandas indígenas principalmente, caracterizándose su lucha en localista y sectorial. En el movimiento de masas se dan dos posiciones, la de las transformaciones parciales enfocados principalmente a los derechos y cultura indígena y la otra de un movimiento que lucha por las reivindicaciones indígenas y de todos los sectores, impulsando las transformaciones radicales de la sociedad.

- Este auge va en decadencia al no existir una alternativa política real con capacidad de aglutinar el movimiento de masas en general y se va gestando un movimiento que va uniendo varias organizaciones, frentes y coordinaciones, bajo un programa y principios el cual logra aglutinar la mayoría del movimiento organizado. En este frente se aglutinan fuerzas de diferentes posiciones políticas, con estrategia y táctica diferentes y ante su incapacidad de comprender la necesidad de la unidad del movimiento de masas va decayendo hasta ser disuelto. En sus momentos de accionar logra grandes avances producto de su lucha y es la de obligar al Estado a reconocer su política represora y la destitución de funcionarios responsables de su aplicación en contra del movimiento social.

- La respuesta armada ante la masacre de Aguas Blancas no se hizo esperar, en 1996 aparece públicamente nuestro EPR accionando en varios puntos de la república mexicana con el cual el movimiento de masas toma un auge y simpatiza con el movimiento armado, el cual es contenido con la represión.

SITUACIÓN ACTUAL, CARACTERIZACIÓN Y PERSPECTIVAS DEL MOVIMIENTO DE MASAS

En el movimiento de masas en la actualidad existen una serie de problemas que no han sido resueltos por la incapacidad de presentar un frente común en contra del sistema capitalista, producto de la existencia de diferentes concepciones políticas que se reflejan en las diferentes aplicaciones de la estrategia y táctica, a la misma vez de la falta de madurez política de los diferentes sectores en lucha.

En su mayoría predomina la lucha económica que no han rebasado sus marcos legales y sus formas de lucha ni la visión gremialista y sectorial que frena el paso a la conformación de un frente de masas que logre marchar unificadamente. La movilización se da de acuerdo a las demandas de cada organización o sector y la coordinación se va dando de acuerdo a las necesidades que exige la realidad lo que hace que movilicen unitariamente como en las fechas históricas o la represión a determinado movimiento, organización o sector.

La participación que sobresale en el movimiento de masas es de carácter campesino, indígena, magisterial, estudiantil, el movimiento popular, de los ahorradores y en mínima parte el del movimiento obrero.

En el sector obrero persiste el Charrismo sindical como forma de control sobre el movimiento de estos trabajadores, el predominio de sindicatos blancos y como una forma de control más, el neocharrismo dentro del sindicalismo oficial.

La forma de control es mediante la creación de múltiples artificios legales por los cuales las compañías transnacionales se han protegido de toda exigencia de los trabajadores, violando sus derechos políticos y laborales de manera sistemática bajo la contratación de personal en términos desventajosos para el trabajador.

Con el desarrollo del capitalismo en México, se incrementa la pobreza en el pueblo donde la burguesía utiliza un sin fin de instrumentos para continuar con la explotación y el enriquecimiento, así las contradicciones de clase se van haciendo más agudas, donde el pueblo enfrenta la necesidad de organizarse para defender sus derechos políticos, sociales y económicos que la burguesía le ha negado. La inconformidad en este último año decrece por la capacidad del Estado para contenerla, desviarla y canalizarla hacia el proceso electoral. Así la lucha económica es la principal forma de lucha, que se da en la mayoría del territorio del país, existiendo en una parte de la población la claridad de la necesidad de cambiar este sistema para resolver sus problemas de fondo.

En el movimiento organizado existe la incapacidad de coordinar y llegar a conformar un sólo frente que luche por las demandas económicas, políticas y sociales de todas las organizaciones y sectores de la sociedad. Las organizaciones sociales han venido haciendo esfuerzos desde ya un buen tiempo pero persiste la concepción sectorial, de organización, una actitud localista que impide ver la necesidad de la coordinación y unidad, lo que a impedido en cierta manera la conformación de un frente nacional de masas que permita coordinar a nivel nacional todo ese descontento popular que existe y conducirlo a la transformación revolucionaria.

En el movimiento social los dirigentes cumplen un papel, al igual que el oportunismo y reformismo, siendo el de controlar y desviar el descontento social, a las demandas económicas, de la negociación, de la traición obstaculizando el avance del movimiento y sólo persiguiendo sus intereses personales o de grupo.

Se convierte en una necesidad, impostergable desenmascarar y combatir la ideología reformista que frena y obstaculiza el trabajo de construcción del movimiento revolucionario en las masas.

Existen condiciones objetivas y se debe usar la legalidad para organizar otros sectores, colonias pueblos y comunidades e integrarlos a la lucha revolucionaria por sus demandas inmediatas como primer paso, sin descuidar el trabajo político e ideológico, que logre su consolidación revolucionaria como personas y como organización.

En el plano nacional es necesario trabajar para revertir esta situación de reflujo del movimiento de masas y poder generar una situación revolucionaria en el país ya que las condiciones de vida del pueblo se deterioran, es necesario darle una alternativa revolucionaria que conduzca al pueblo a simpatizar con el movimiento armado revolucionario.

ESTRATEGIA GENERAL DE MASAS

La estrategia de masas partidaria impulsa la educación política e ideológica de las clases trabajadoras, a través de su incorporación en la lucha por el logro de sus demandas inmediatas, contenidas en el programa mínimo de la revolución, sin olvidar jamás la lucha por los objetivos históricos del proletariado que son la toma del poder político, la instauración de la dictadura del proletariado y la construcción de una nueva sociedad, la sociedad socialista. Es decir, la estrategia impulsada y desarrollada por el partido en el movimiento de masas es organizarlas y dirigirlas por la revolución socialista.

La tarea estratégica de organizar, movilizar, unificar y dirigir la voluntad popular de combatir, es una de las tareas más importantes, ya que el partido se nutre de las experiencias de lucha del pueblo, así como de los elementos más destacados y honestos de las masas, los más conscientes y dispuestos a entregar su vida por la revolución.

Un partido revolucionario marxista leninista desligado de las masas y del lineamiento de GPP es un Partido condenado al fracaso.

La estrategia desarrollada en el trabajo político dentro de las masas nos ha llevado a tener una larga tradición de lucha en las zonas donde se ha impulsado y ha permitido que por décadas seamos una alternativa real para el pueblo, que se incorpora activamente a las filas de nuestro partido.

Esta estrategia debe seguir impulsándose porque ha demostrado ser la correcta, pero hay que poner mayor atención en la selección de los militantes y ser más riguroso en la selección y formación político-ideológica, partiendo del principio de calidad antes que el de la cantidad, siendo estratégico en este momento la formación comunista de nuestros militantes.

Para que la lucha de masas adquiera un carácter de clase debe indispensablemente estar vinculado estrechamente a las tareas del movimiento revolucionario y por lo tanto ir adquiriendo y haciendo suyos los objetivos finales de dicha lucha.

Para que todo el pueblo participe, debemos darle tareas concretas, impulsando la organización sectorial de los jóvenes, mujeres, niños, ancianos y demás sectores sociales, en base a los siguientes objetivos:

Difundir la lucha revolucionaria hacia el socialismo en el seno de las masas.

Crear la conciencia política proletaria (conciencia de clase).

Relacionarnos como partido a la lucha obrero-campesina-popular en todas sus manifestaciones.

Construir la alianza obrero-campesina.

Reclutar a los elementos de avanzada de las masas para la causa revolucionaria.

Para lograr estos objetivos nos planteamos las siguientes tareas:

1. Que todas las instancias partidarias tengan pleno conocimiento de los movimientos populares de sus zonas de trabajo, de sus colonias, de sus barrios, de sus pueblos etc.

2. A cada una de estas manifestaciones darles alternativas y tareas concretas.

3. Hacer una amplia propagandización de nuestras alternativas hacia las masas con carácter agitativo y de educación política.

4. Organizar la lucha de masas contra la sociedad capitalista y por el triunfo del socialismo.

5. Lograr que las masas sepan distinguir a sus verdaderos representantes de vanguardia, que tengan la capacidad de conducir el movimiento.

6. Impulsar las escuelas de educación, política y militar para formar y capacitar los cuadros legales que contribuirán a desarrollar la lucha de masas por el socialismo.

7. Consolidar a nuestros órganos de partido y construir nuevos para fortalecer y consolidar nuestro frente nacional de masas.

8. Hacer extensiva la participación de los sectores explotados del campo y las ciudades.

9. Crear organizaciones de masas amplias, fuertes y con gran capacidad de movilización.

10. Desenmascarar al Estado burgués como representante de los intereses financieros (nacionales y extranjeros).

11. Denunciar la represión sistemática en contra de los luchadores sociales y pueblo inconforme.

12. Denunciar la represión y militarización por parte del ejercito en las zonas donde existe.

13. Ir creando brigadas de autodefensa en el seno de las movilizaciones de las masas.

14. Difundir las movilizaciones de los diferentes sectores populares y apoyarlos en función de la unidad.

15. Difundir a nivel nacional los movimientos de huelgas, tomas de tierras, así como movimientos de inconformidad y el espíritu revolucionario de los diferentes sectores y de la juventud.

16. Desenmascarar a los oportunistas mediatizadores y aliados del Estado como enemigos de la lucha de clases.

17. Apoyar la lucha revolucionaria, denunciando la guerra de baja intensidad en su contra y difundiendo el objetivo final de nuestra lucha: el socialismo.

Formas para cumplir estas tareas:

Manifestaciones combativas callejeras.

Mítines de denuncia y propagandización.

Huelgas por mejor salario y condiciones de vida (en un principio).

Hacer partícipe a la clase obrera en la lucha, interesándose por los problemas sociales y políticos.

Amplia agitación por las demandas más sentidas del pueblo (alza de precios de los productos básicos, denuncia de la transcultirización que promueve una ideología proimperialista.

Transmitir nuestra cultura, nuestras raíces, nuestras tradiciones, nuestra identidad nacional así como nuestra historia para contrarrestar la política de globalización.

Desenmascarar la política de continuidad entreguista del “nuevo” gobierno así como su carácter derechista.

Lo anterior se debe llevar a cabo mediante los órganos de partido, que son el instrumento para dirigir la lucha de las masas.

Un Organo de Partido es una organización legal estructurada y dirigida por el Partido a través de un núcleo de militantes que impulsa la línea política del Partido al seno de las masas.

El Organo de Partido se forma a partir de un análisis económico, político, social y geográfico de una zona, estableciendo correctas relaciones humanas para detectar las demandas inmediatas y construir la Base Política formando comités, círculos de estudio u organizaciones, que generalmente elaboran sus documentos políticos internos a partir del análisis del sector y su ubicación dentro del movimiento.

En cuanto a la solidaridad, ésta se otorga de manera incondicional a partir de los intereses de clase y se da con el intercambio de experiencias para brindar alternativas, mediante el apoyo a otras organizaciones para la denuncia y movilizaciones políticas. A nivel internacional, se busca captar la solidaridad para con la lucha del pueblo mexicano, difundiendo las luchas que aquí se generan y brindar apoyo a todos los pueblos agredidos y sometidos por el imperialismo.

Con la solidaridad también se busca la coordinación y la unidad para contribuir a la formación primero del Frente Nacional de Masas y posteriormente el Frente Unico de Masas.

Las particularidades del órgano de Partido en el campo y la ciudad se dan principalmente en torno a las características de los sectores y sus demandas.

En el campo hay un predominio de organización tipo unisectorial, siendo posible desarrollar formas incipientes del nuevo poder existiendo mayor homogeneización por su composición social y se pueden implementar mayores medidas de seguridad ante la represión.

En la ciudad los Organos de Partido se desarrollan bajo las formas de asociación civil, organizaciones políticas u oficialistas, organizaciones independientes, sindicatos, cooperativas y todas aquellas que respondan a las necesidades existentes.

Para cumplir con las tareas de la revolución socialista, el partido necesita formar a los cuadros legales que las necesidades nos exigen, por ello, un cuadro legal de partido es un militante comisionado y ratificado por el Partido que desarrolla el trabajo político a nivel amplio de masas utilizando la legalidad burguesa.

Es un profesional de la revolución que se esfuerza por tener una correcta actitud ante la vida, una ideología proletaria consolidada y una capacidad política que le permita construir de manera creativa, responsable y combativa en las masas e impulsar la autodefensa de éstas.

Como cuadro legal debe poseer las siguientes cualidades:

1. Poder establecer una relación adecuada con cualquier sujeto progresista sin importar a que agrupación pertenezca.

a) Ubicar en el individuo las características de responsabilidad en el desempeño de sus actividades.

b) Detectar el interés que manifieste en el estudio y que vayan relacionadas en función de nuestros intereses.

2. Planificar sus actividades para el reclutamiento.

a) Formar hábitos en el deporte, la lectura, el trabajo, que permitan ir definiendo a los individuos como base social, base política o colaborador.

b) Contribuir a abstraer la vida social de los desposeídos, tomando en cuenta que todo sujeto es útil a la revolución, separando esto del utilitarismo y fomentando la colectividad.

c) Ubicar la fuente de las concepciones de los individuos y persuadirlos a que adopte las nuestras.

d) Desarrollar la abstracción de la experiencia social de todos aquellos con los que se relaciona, aprender de ellos lo positivo ayudándose mutuamente a destruir lo negativo.

e) Desarrollar un aprendizaje con juicio crítico, en base a una concepción materialista.

f) Tener una actitud adecuada para que sea respetado junto con su familia, desarrollando una relación justa y honesta con quienes lo rodean, logrando un respeto por sus hábitos, su responsabilidad y su relación humana, desechando el chismorreo, abocándose a la construcción aunque sea de una mentalidad progresista.

3. Desarrollar características adecuadas y ante un desequilibrio en su personalidad esforzarse por ser funcional y apoyarse con la atención científica.

a) Funcionalidad: Ante cualquier problema, se puede entrar en una desesperación relativa, en un enojo, en una irritabilidad que es natural por un tiempo corto, 24 horas u 8 días.

b) Infuncionalidad si todos estos datos persisten a pesar de que supuestamente o realmente se había resuelto el problema si hay una repetición constante del mismo, hay irritabilidad, desazón, inquietud, miedo y pereza después de 30 días es necesario una atención médica.

c) Nuestro partido ha tenido la experiencia de que teniendo relación con todo tipo de personas sean obreros, estudiantes, campesinos, indígenas y lumpen proletarios, nuestros militantes han sido capaces de proletarizarlos y hacerlos útiles para la revolución.

Organiza y estructura políticamente a las masas, construye y dirige órganos de partido, detecta lo más avanzado de las masas para el partido, coordina las movilizaciones de las organizaciones políticas de masas en el plano nacional.

Establece las relaciones con todo aquel que simpatice con nuestra línea política y que nos puede conducir a establecer relaciones con organizaciones revolucionarios a nivel nacional e internacional.

Actúa bajo la legalidad burguesa como un cuadro de base o representando a las masas ante el Estado.

Desarrolla así mismo las siguientes tareas:

- Contribuir a crear cobertura para el desarrollo de las acciones políticas y militares.

- Ampliar y fortalecer la base política para el movimiento revolucionario.

- Captar solidaridad hacia nuestro movimiento y dar el apoyo a otros sectores u organizaciones.

- Fortalecer la conciencia política e ideológica de nuestro pueblo.

- Dar a conocer el desarrollo de nuestra lucha a nivel nacional e internacional.

- Evitar el aislamiento.

- Conocer el estado de combatividad de las masas.

- Desenmascarar al Estado y abortar sus planes de contrainsurgencia.

- Obligar a negociar al Estado y neutralizarlo, mientras se le hostiga y golpea.

- Desenmascarar al oportunismo, reformismo y sectarismo.

Para cumplir con todo lo antes expuesto y conforme a nuestra metodología de trabajo partidista, es imprescindible la elaboración de planes y programas de trabajo.

El programa de trabajo es la calendarización de las actividades, en correspondencia con el plan de trabajo partidario.

Este programa puede ser a corto, mediano o largo plazo y debe ser de carácter personal o de instancia partidista. En lo general debe contener:

a) Objetivos y tareas en el plano táctico y estratégico. Las tareas y objetivos se definen de acuerdo a nuestra fuerza real que el análisis de la correlación de fuerzas nos presenta, considerándose también las condiciones más favorables para su cumplimiento.

b) Los medios y los recursos para cumplirlos.

El programa personal debe contemplar un aspecto práctico y otro teórico.

ASPECTO PRÁCTICO

a) Un plan de actividades cotidiano para atender las necesidades de su trabajo político.

b) Una rutina de preparación físico-militar.

c) Aspectos correspondientes al aseo personal, del lugar que habita, así como también su salud y alimentación personal que le permita estar apto para el desempeño de sus responsabilidades.

ASPECTO TEORICO

a) Un plan de estudios que abarque: marxismo-leninismo, cultura general y teoría de la guerra.

b) Análisis nacional e internacional, en base a los principales periódicos y noticias.

c) Redactar los balances correspondientes a las actividades realizadas y los informes del partido.

POLÍTICA DE ALIANZAS

Nuestro Partido surge como producto del desarrollo de la lucha de masas, por la necesidad de un cambio y por la transformación real de la sociedad, inculcando la ideología proletaria, formando cuadros y educando políticamente a las masas, siendo una de nuestras premisas estar ligados a ellas quienes nos protege para desarrollar la lucha clandestina.

Al desarrollar nuestro programa mínimo y máximo los principios, la estrategia y táctica del partido en cada etapa, época histórica y coyunturas, hemos impulsado una política de alianzas para desarrollar el proceso revolucionario.

- Una característica de la política de alianzas es la transmisión de experiencias, elevando la conciencia de clase y la asimilación de experiencias del conjunto de organizaciones para sistematizarlas y elaborar nuevas alternativas, lo cual servirá para ir avanzando en la unidad por la base que será el germen de la futura unidad revolucionaria.

- Otra es impulsar la lucha ideológica para desenmascarar al oportunismo, al reformismo y al trotskismo como corriente contrarrevolucionaria. Las alianzas nos servirán para multiplicar la denuncia política ante la represión.

- Las alianzas serán circunstanciales o coyunturales, teniendo un carácter táctico y la única alianza estratégica es la de la clase obrera con el campesinado.

Las alianzas en los procesos electorales generan confusión, si en las masas no hay claridad de que el objetivo que perseguimos es la lucha por el socialismo.

Todas las alianzas tácticas dentro del proceso revolucionario están encaminadas a la construcción de la alianza estratégica.

- En la primera etapa de la guerra revolucionaria y ante la inminente intervención imperialista, habrá una alianza temporal con algunas personalidades nacionalistas de la burguesía, basado fundamentalmente en el programa mínimo.

TRABAJO PARTIDARIO EN LA CLASE OBRERA

Con la clase obrera existe una experiencia limitada, a pesar de que existen relaciones de solidaridad con nuestros órganos de partido no hemos podido alcanzar el nivel de un trabajo de construcción política.

Es la clase que está directamente vinculada al manejo de la maquinaria y por lo tanto a la producción, lo que les da un carácter estratégico, porque en sus manos está el desarrollo de los medios de producción.

Por ésta razón, en la actualidad el Estado tiene un control corporativo, bajo una apolítica coercitiva y la corrupción de sus dirigentes que llegan a ocupar cargos públicos, sometiendo a los sindicatos por medio de la represión, amenazas y cooptación, que se aplican de manera sistemática.

Ante la pérdida de sus derechos laborales, han recurrido al derecho de la huelga luchando contra el charrismo y el corporativismo sindical.

Los obreros son para la revolución una parte estratégica, por lo que es imprescindible el trabajo de construcción revolucionaria en su seno para contribuir a que asuman su papel de vanguardia en la lucha por el socialismo.

Nuestro accionar como partido-ejército debe ir encaminado a la educación de las masas, a clarificar el carácter de clase de nuestras acciones y atacar al enemigo que directamente reprime a nuestro pueblo; nunca debemos hacer acciones que confundan a nuestro pueblo sino que den continuidad a la lucha de masas, acciones que rebasen los límites de la lucha legal y que al mismo tiempo nos fortalezcan como partido-ejército y nos consoliden como combatientes revolucionarios de tal manera que de cada acción salgamos consolidados, siendo ésta la política de la combinación de la lucha legal y clandestina.

Debemos hacer que las masas desarrollen la lucha política y contribuyan así en la construcción del partido marxista-leninista abanderando y exigiendo el cumplimiento del programa máximo. Esto quiere decir que todo el pueblo debe de impulsar la lucha clasista y hacer suyos los objetivos históricos del proletariado, que al apropiarse de éste, crean, desarrollan y consolidan los instrumentos necesarios de las formas estratégicas y tácticas de organización clandestina que garantizan el desarrollo y el triunfo de la revolución socialista.


DESDE ALGUN LUGAR DE LA REPUBLICA MEXICANA,
JULIO DE 2000 – ENERO DE 2001.

“AÑO DE LA UNIDAD Y CONSOLIDACION DEL PARTIDO”

PDPR-EPR


© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS