Oaxaca de Juárez, 13 de julio de 2006
Fecha: 2006 07 13
Grupo: Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario
País: Mexico
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

AL PUEBLO DE MÉXICO.
AL PUEBLO DE OAXACA.
A LOS PUEBLOS DEL MUNDO.
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN NACIONALES E INTERNACIONALES.
A LOS ORGANISMOS DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS.

HERMANAS, HERMANOS, CAMARADAS.


Un duro golpe representa el reciente fraude electoral perpetrado por la abyecta ultraderecha y la oligarquía de nuestro país en contra de un gran sector de nuestro pueblo que aun cree en la posibilidad de los cambios a través de la lucha exclusivamente electoral y pacífica, los acontecimientos recientes demuestran el nulo interés de la oligarquía por respetar la voluntad popular expresada en las urnas, pero también expresan la necesidad de que profundicemos el análisis de nuestra realidad.

Aprendamos las lecciones y obtengamos experiencias para que día a día vayamos construyendo la posibilidad de la transformación revolucionaria de nuestro país.

Ya habíamos advertido con anterioridad no la posibilidad del fraude electoral sino la certeza de ella, porque la esencia de un estado fascista es la ilegalidad y el autoritarismo , pensar que la ultraderecha tiene vocación democrática y darle el beneficio de la duda es una pueril ingenuidad; en estos momentos la posibilidad de la manipulación del Tribunal Federal electoral para que su dictamen favorezca al candidato de la ultraderecha es elevada; tampoco dudamos de la naturaleza represora del Estado Burgués Mexicano y no nos cabe la duda que con el amparo de una legalidad que ellos mismos han fabricado, de ser necesario utilizará sus cuerpos policíacos-militares para imponer por la fuerza sus intereses y ahí estarán de nueva cuenta sus medios masivos de comunicación para justificar la agresión en contra de los sectores populares en lucha ; no nos cabe la duda que quienes ha violentado la voluntad popular han sido la ultraderecha panista en complicidad con el IFE, Televisa y TV. azteca .

Si se ratifica el fraude electoral, que no nos quepa duda de que Felipe Calderón Hinojosa continuará la política de este régimen fascista; se mantendrá el desprecio a los derechos humanos; continuarán los discursos y la parafernalia patriotera y los llamados a respetar su estado de derecho; continuarán la retórica religiosa de los funcionarios de gobierno y esa mezcla entre gobierno y religión, esa intolerancia a la diversidad sexual, la homofobia y el machismo; seguirá la hostilidad en contra de la educación pública, los intelectuales progresistas, el arte y la ciencia ; seguirá intacta la corrupción, el amiguismo y la utilización de los aparatos gubernamentales para proteger a sus allegados; se mantendrá esa “beneficiosa” relación entre la oligarquía y el gobierno para continuar saqueando los recursos naturales de nuestro país; la criminalización de la lucha social sin duda se acrecentará y la agresión en contra de los sectores populares y de trabajadores organizados será aun mayor.

Para Felipe Calderón las organizaciones populares, laborales, sindicatos independientes y revolucionarias representan una amenaza para el Estado fascista Mexicano, la Guerra de Baja Intensidad se incrementará con la intención de exterminarnos.

Pedir el recuento de votos es una demanda legítima de los ciudadanos, pero qué garantía existe de que las urnas no sean alteradas si estas se encuentran en manos de quienes impusieron el fraude.

Es importante comprender que el movimiento popular en su conjunto tiene que llevar a esfuerzos para que conformemos un Frente Amplio Nacional de Masas que nos permita resistir y enfrentar los embates del estado fascista mexicano; la lucha actual no se restringe únicamente a la lucha electoral, sino que ésta es para dar inició a la lucha por resolver los grande problemas de la nación, quienes no comprendan esta necesidad, será por su ignorancia supina o porque desde un discurso “rebelde” o “revolucionario” se alinean a la ultraderecha fascista .

Ante el nuevo mapa electoral muchos se dicen sorprendidos que nuestro país se encuentre dividido entre amarillos y azules, nosotros decimos que históricamente han existido millones de pobres y que por otro lado se encuentra la oligarquía y sus políticos: explotados y explotadores. Lo que reflejan el 41% de abstencionismo y los colores, no es nada del otro mundo eso es simplemente es el reflejo de la lucha de clases que se desarrolla en nuestro país, a veces velada y en otras ocasiones abierta y franca, es una contradicción constante, cotidiana y que hoy se encuentra en una etapa de profundización en varios estados de la república.

Dentro de este contexto general se da la lucha de clases en Oaxaca, por ello en estos momentos quienes participamos en la lucha magisterial-popular, debemos incorporar y enarbolar como una necesidad primordial la demanda de la defensa de la voluntad popular, dado que en esta coyuntura postelectoral lo fundamental es luchar contra el PAN y su candidato Felipe Calderón. Otra demanda que es necesaria incorporar es el juicio político y penal en contra de Elba Esther Gordillo Morales por enriquecimiento ilícito, ser autora intelectual del asesinato de maestros democráticos y por su complicidad en el fraude electoral del 2 de julio.

La defensa de la voluntad popular expresada en las urnas no implica que el movimiento se ciña a los intereses del PRD o a los de López Obrador, sino que es una responsabilidad histórica de los maestros democráticos y el pueblo oaxaqueño.

Dado que la debacle electoral del PRI y del PAN en nuestro estado fue por el llamado del movimiento magisterial-popular a ejercer el “voto de castigo”, dándole el triunfo a los candidatos perredistas, es a este mismo movimiento magisterial-popular a quien le corresponde encabezar la legitima lucha por la defensa de la voluntad popular y no enfrascarse solo con las demandas locales, porque la caída de Ulises en estos momentos está sujeta al desenlace de la lucha electoral y a nuestra capacidad de modificar la correlación de fuerzas en beneficio de nuestro pueblo, de ello deriva la necesidad de frenar la consolidación de la ultraderecha fascista que en estos momentos se encuentra tejiendo intereses con la facción priista a la que pertenece Ulises Ruiz.

El cambio de funcionarios en el gabinete de Ulises se debe a la manifestación de repudio de nuestro pueblo a su actuar, al tiempo que pretenden acallar la inconformidad con estos cambios cosméticos en el afán de que cese la demanda de la salida de Ulises Ruiz.

La inconformidad popular debe encaminarse de manera organizada, con acciones políticas contundentes y bien administradas en la coyuntura y no es con acciones espontáneas pretendidamente “radicales”, no es pasándose los altos, llenando de basura el patrimonio cultural, ni mucho menos con hacerse del baño en la vía pública como vamos a derrocar a un gobierno y mucho menos destruir al estado burgués mexicano. En otras palabras la desobediencia civil son acciones políticas encaminadas a golpear los intereses caciquiles y oligárquicos del estado; decimos esto porque no queremos que todo ese apoyo de nuestro pueblo, el cual constituye el principal capital político de este movimiento, se convierta en rechazo y aislamiento como ha sucedido en otras experiencias recientes, no deben quedar secuestrados los esfuerzos de organizar al pueblo para su liberación por membretes y personajes neoportunistas que abanderan la revolución como argumento para imponer sus propuestas y decisiones. Por eso llamamos al magisterio y a la Asamblea Popular Oaxaqueña a que sus propuestas sean congruentes con la realidad y con los intereses de la población.

La posibilidad del triunfo de la Asamblea Popular Oaxaqueña, va radicar en gran medida del fortalecimiento de la unidad por la base, del desarrollo de la lucha ideológica profunda y respetuosa entre los actores, del apego a los principios e intereses del pueblo, de la capacidad de comprensión para aplicar la estrategia y táctica en la actualidad, de la posibilidad de modificar la correlación de fuerzas a nuestro favor (aunque alguien se cague en ella), de la habilidad para insertar nuestras luchas locales al plano nacional, de nuestra congruencia para evitar que los esfuerzos de esta alianza amplia se diluya en con el divisionismo entre la APO y la sección 22, de nuestra constancia para evitar que prospere el neoportunismo que se encuentra agazapado a la caza de prebendas y reconocimientos.

Por ello es fundamental que entendamos que en esta coyuntura postelectoral no está únicamente en juego el respeto a la voluntad popular de quienes votaron creyendo que esa es una vía para la transformación de nuestro país, sino lo que está en juego es si el movimiento popular en su conjunto permitiremos la consolidación del estado fascista o seremos capaces de resistir, luchar, destruirlo y construir el estado socialista

Sólo impulsando todas las formas de lucha, sólo preparándonos en la autodefensa armada, sólo fortaleciendo la lucha popular, es como podemos lograr los objetivos históricos de nuestro pueblo.


¡POR LA DEFENSA DE LA VOLUNTAD POPULAR!
¡POR LA LIBERTAD DE LOS PRESOS POLÍTICOS DEL PAÍS!

¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!
¡RESUELTOS A VENCER!
¡POR LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
¡VENCER O MORIR!
¡CON LA GUERRA POPULAR!
¡EL EPR TRIUNFARÁ!

COMITÉ ESTATAL DEL PARTIDO DEMOCRÁTICO POPULAR REVOLUCIONARIO.
COMANDANCIA MILITAR DE ZONA DEL EJÉRCITO POPULAR REVOLUCIONARIO.


Oaxaca de Juárez, a 13 de julio de 2006.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS