Chiapas, 20 de julio de 2006
Fecha: 2006 07 20
Grupo: Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario
País: Mexico
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

AL PUEBLO DE MEXICO.
AL PUEBLO DE CHIAPAS.
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN NACIONALES E INTERNACIONALES.
A LOS ORGANISMOS DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS.
A TODOS AQUELLOS QUE VOTARON.

¡HERMANAS, HERMANOS, CAMARADAS!


El último año del gobierno foxista se ha destacado por destapar la Caja de Pandora que la ultraderecha trae bajo el brazo, desatando una ofensiva política y policíaco-militar contra toda protesta popular para sostenerse en el poder, para ello su política de “endurecimiento y aplicación de la ley” ha significado para nuestro pueblo muertos, heridos y encarcelados: presos políticos, Pasta de Conchos, Atenco, Sicartsa y el magisterio oaxaqueño son apenas la punta del iceberg de la escalada represiva que prepara la ultraderecha para castigar y criminalizar el descontento social.

La ultraderecha encabezada por el Yunque y el PAN están mandando mensajes claros al pueblo de que con su pasado candidato Felipe Calderón y hoy casi presidente impuesto será continuador de esta cadena represiva afianzando más el fascismo con la militarización de los cuerpos policíacos, la burocracia y la vida social en general.

El gobierno foxista, las estructuras del PAN y el Yunque prepararon de diversas formas el fraude electoral anunciado y preparado meticulosamente desde el Estado para imponer a su candidato que les garantice impunidad y más negocios con el erario público; primero con la intensificación de la campaña mediática haciendo hasta lo imposible por convencer a la población votante a través de una campaña de miedo orquestada en los medios de comunicación con el respaldo de los grandes empresarios agrupados en el Consejo Cordinador Empresarial; y segundo con todo el apoyo del Estado burgués mexicano a través de sus instituciones, velando juntos por los intereses de la oligarquía mexicana y del capital transnacional.

Dotados de paranoia que tienen contra el pueblo organizado no tienen la seguridad de que les vaya a funcionar su megafraude, por lo que es imposible creer en las manos limpias de Felipe que resultó ser todo un truhán, montaron un plan nacional de militarización del pasado proceso electoral, pues el IFE de Carlos Ugalde y como instrumento legal del poder desde meses atrás estuvo sondeando en cada uno de los distritos electorales para que autorizaran la intervención de la PFP y el ejército mexicano para reprimir cualquier inconformidad postelectoral. Dicha política representa parte de la ofensiva terrorista de la ultraderecha que pretende afianzarse en la silla presidencial.

Con esto queda demostrado que tanto Vicente Fox como la ultraderecha siguen con la necedad de imponer al candidato del cuñado incómodo que se ha enriquecido del erario público, el de las manos puercas, el que brincará el muro que construye Bush en la frontera, el que como Fox mandará otros 4 millones de compatriotas expulsados por el hambre hacia el norte; porque la única cifra que puede hacer crecer Felipe Calderón es el de la pobreza, el desempleo y la miseria.

Del 2 de julio a la fecha el gobierno foxista, sus funcionarios, la oligarquía mexicana y sus organismos empresariales, los monopolios de la comunicación, el Yunque, el clero reaccionario han formado frente y desenvainado la espada contra nuestro pueblo, pretenden ahora a través del TRIFE ratificar la consumación del fraude largamente preparado de tal manera que no existan recursos jurídicos y políticos que cuestionen su remedo de democracia.

Para millones de mexicanos los resultados de la pasada elección han sido muy contundentes, existe una abrumadora mayoría compuesta entre abstencionistas y quienes votaron por AMLO que rechazan a Felipe Calderón, rechazo en el cual va implícito la condena a las políticas neoliberales y al propio régimen que el PRI y el PAN sostienen a favor de una minoría explotadora y opresora. Calderón desde el 2 de julio ha sido rechazado por nuestro pueblo como presidente de la República, de consumarse su imposición en efecto sería ilegítimo.

Mientras esto sucede en el plano nacional, en Chiapas Pablo Salazar prepara maletas dejando en la desesperanza a miles de damnificados de donde él hizo jugosos negocios; deja miles de problemas sociales y comunitarios sin resolver, donde metió las garras de la GBI para continuar desintegrando el tejido social de las comunidades; deja decenas de presos políticos torturados y encarcelados en su apartheid del Amate; además dejará la cifra más alta de emigración (nunca antes visto en Chiapas) en la historia de Chiapas: más de 200 mil compatriotas distribuidos en diferentes partes del país y del extranjero principalmente EEUU, todo ello es sinónimo del alto desempleo y la corrupción que generó este gobierno que prometió el oro y el moro.

Como Fox también teje y desteje acuerdos en lo oscurito para tratar de imponer a su candidato incómodo, de mal gusto Juan Sabines que le impone como perro de compañía al maestro de la represión y artífice del genocidio de Acteal: Roberto Albores Guillén, con el burdo argumento de “sumar fuerzas, no importando el color del partido político”, porque para ellos lo más importante es continuar con la política del fascismo, es seguir sosteniendo este régimen que a diario empobrece a más mexicanos. A nuestro pueblo le genera nauseas este pragmatismo gansteril que sólo busca perpetuar en el poder a unas cuantas familias adineradas para seguir viviendo cómodamente de las quincenas que proporciona vivir del erario público.

Con este proceso electoral amañado, manipulado por todos lados donde los políticos más recalcitrantes se pelean el poder como aves de rapiña, ¿Qué nos espera como pueblo? Solamente nos queda defendernos, prepararnos para repeler las nuevas campañas represivas que se preparan, resistir haciendo uso legítimo de la autodefensa armada ante la política represiva de gobierno federal y estatal que en eso no hay mucha diferencia, la esencia es la misma se trabaja y se sirve a la oligarquía no al pueblo, éste sólo existe en tiempos electorales, pasados éstos es un vocablo en desuso.

Desde esta trinchera de lucha que hemos asumido de manera consciente planteamos a todos aquellos que se abstuvieron de manera consciente como una manera de protesta, a todos aquellos que votaron confiando en la lucha electoral, a todos aquellos mexicanos convencidos del fraude electoral orquestado por la ultraderecha y la oligarquía, a todos aquellos sectores organizados fuera de los instrumentos de organización gubernamental a sumar fuerzas y juntos luchar contra el fraude electoral, a desenmascararlo y a impedir la imposición del candidato de la ultraderecha y la oligarquía proimperialista.

¡A IMPULSAR LA RESISTENCIA POPULAR! debe ser la tarea del momento en la cual necesariamente queda incluida la resistencia civil, no se puede en estos momentos dudar de la justeza de la lucha, o a dudar de la exigencia social del momento. El pasado proceso electoral vino a recorrer el velo de que en el fondo de todo persiste la desigualdad social cuya base material es la división de la sociedad en clases sociales con intereses antagónicos.

Salir a las calles a organizar la protesta social contra el régimen neoliberal no debe ruborizar a nadie, tampoco nos deben asustar las reacciones populares ante la burla grotesca de la ultraderecha, sólo quien no esté verdaderamente comprometido con el pueblo le puede asustar que éste se organice fuera de los marcos y controles gubernamentales.

Empiezan a vislumbrarse las diferentes formas de rechazo a la ultraderecha y a Calderón, ese energúmeno fascista que con su familia ha saqueado a la nación, reacciones de rechazo que reflejan el verdadero sentir de nuestro pueblo acumulado por años y años de explotación y opresión. A un pueblo burlado y al cual se le quiere escamotear la voluntad expresada en las urnas, a un pueblo que además por años ha sido explotado y oprimido por ese puñado de familias que concentran la mayor parte de la riqueza nacional, a este nuestro pueblo no se le puede pedir cordura en estos momentos de algidez política.

No sólo dejemos que soplen los vientos de la rebelión, organicemos juntos la revolución social que demanda nuestro país para resolver los grandes problemas que tanto el PRI, el PAN, la ultraderecha y la oligarquía jamás resolverán por contravenir a sus intereses. El pasado proceso electoral y los acontecimientos poselectorales vienen a confirmar contundentemente la validez y la necesidad histórica de una nueva revolución social en nuestro país. Vienen a confirmar la táctica de lucha en la presente etapa: la combinación de todas las formas de lucha, entre las cuales la lucha armada debe irse configurando como la principal forma de lucha. La consigna de lucha sin duda es ¡CONTRA EL FRAUDE ELECTORAL, LA RESISTENCIA POPULAR!, ¡TODOS CONTRA LA IMPOSICION E INTOLERANCIA DE LA ULTRADERECHA!


¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!
¡RESUELTOS A VENCER!
¡POR LA REVOLUCION SOCIALISTA!
¡VENCER O MORIR!
¡CON LA GUERRA POPULAR!
¡EL EPR TRIUNFARA!
COMITÉ ESTATAL
DEL
PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO
COMANDANCIA MILITAR DE ZONA
DEL
EJERCITO POPULAR REVOLUCIONARIO
PDPR-EPR


Chiapas, a 20 de julio de 2006.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS