Veracruz de Ignacio de la Llave, 25 de agosto de 2006
Fecha: 2006 08 25
Grupo: Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario
País: Mexico
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

AL PUEBLO DE MEXICO
AL PUEBLO DE VERACRUZ
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN NACIONALES E INTERNACIONALES
A LOS ORGANISMOS DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS
¡HERMANAS, HERMANOS, CAMARADAS!

La pretendida imposición de Calderón es la inocultable confirmación del carácter elitista de los procesos electorales en México, pone al desnudo de manera obscena su fin último y único de dar legitimad al sistema de explotación y opresión capitalista.

Cada vez que hay una elección todo queda en la representación de una farsa que es adecuada de manera mañosa y maquillada de acuerdo a la coyuntura política-social prevaleciente, por supuesto, sin faltar como colofón la aplicación del fraude para favorecer a los grupos que monopolizan el poder económico y político, pasando por encima de la voluntad de la mayoría del pueblo votante y presentando el abstencionismo como una burda apatía.

Siendo la prueba irrefutable de tan deplorable situación, el natural desenlace de los acontecimientos postelectorales, a razón del 2 de julio, que continúan exhibiendo a nivel nacional e internacional el alto grado de antidemocracia y corrupción que dominan al sistema electoral en su conjunto, evidencias que generan cada vez más mayor desconfianza y rechazo hacia dichos procesos, expresiones que han ido evolucionando en las diversas manifestaciones de descontento como parte de la implementación de las distintas formas de la lucha popular.

Ante lo cual el Estado y el grupo en el poder se ven obligados a recurrir a órganos alternos como el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Tribunal que lleva la consigna de cumplir dos tareas: 1. Lograr mediante argucias legaloides fabricar para el proceso electoral una legitimidad y certidumbre extinta desde hace mucho tiempo; y 2. Emitir una sentencia irrevocable por “ley” a favor de Calderón apoyada en la violencia institucional. Es claro que esta intervención del poder judicial nada tiene que ver con la limpieza del proceso y el respeto a la voluntad popular, mucho menos con la legitimidad con la cual tratan afanosamente de arropar a Calderón, el paladín de la corrupción.

Determinación que lejos de representar una posible solución a la crisis postelectoral atizan con mayor fuerza la política de represión masiva con el ejército federal vestidos de gris y de negro, acción política del poder fascista encaminada a imponer los intereses de la oligarquía mediante un gobernante espurio, valiéndose para esto, de uno de los tres poderes de la unión, el más corrupto y parcial en la procuración de la justicia: EL PODER JUDICIAL. La pregunta es obvia ¿Por qué dejar que el venal poder judicial ocupe el papel protagónico y de manera omnipotente resuelva la elección en un supuesto evento democrático?

Tanto la judicialización de las elecciones como la criminalización de la lucha popular son las dos caras de una misma moneda acuñada por la hegemonía que mantiene la ultraderecha en las altas esferas del Estado y la administración foxista, que se encuentra aferrada hasta la irracionalidad en dar inicio a su dictadura mediante la implementación de medidas fascistas contra el pueblo organizado: los encarcelamientos y asesinatos políticos en contra de miembros de la APPO en Oaxaca; consumación del fraude e imposición de Calderón; el desalojo violento del recinto legislativo y el permanente hostigamiento a las movilizaciones de la Coalición Por el Bien de Todos en las diferentes regiones del país; la campaña de desinformación que la oligarquía ha montado; el acorazamiento pinochetista del palacio legislativo y el estado de excepción que se vive a sus alrededores por la implantación policíaco-militar.

Esta es la “democracia” de la ultraderecha y sus cómplices priístas, sostenida en base a la fuerza de los cuerpos de represión oficiales y clandestinos, inspirada en las dictaduras militares de corte fascista que ha padecido la humanidad en distintos puntos del mundo y justificada con perversidades jurídicas, es por eso que para lograr culminar el relevo del Ejecutivo Federal entre panistas se aceleró la militarización y paramilitarización de todo el aparato de represión, reproduciendo las políticas contrainsurgentes de Álvaro Uribe en Colombia.

Es en este sendero del absolutismo y la represión por donde transita Fox a su último informe de gobierno, dando por terminado con este acto la mediocre administración que encabezó, mismo por el cual pretende acceder al poder Felipe Calderón en representación de la oligarquía nacional y extranjera más reaccionaria, el yunque y el clero retrógrada.

En nuestras tierras, estas tierras veracruzanas, escenario de la lucha del poder por el poder en que se ha visto inmiscuido con inusual hiperactividad el gobernador de Fidel Herrera, en el papel de cómplice del panismo, en el reimpulso de la F2 y presto para hacer el enroque de la F (de fox) por la F (de Felipe) y sumar la E (de la siniestra asesina Elba Esther) para cuajar la imposición y asegurar su supervivencia en el aparato burocrático.

Esta vitalidad de militante tácito dentro del PRIAN, del Tío Fide, tiene que ver con sus cálculos económicos y políticos, que van más allá de fiscalizar al término de su gestión sus crecientes inversiones y capitales en su natal Nopaltepec, en la Cuenca, en las distintas regiones del estado y país. Su aspiración es “grande” como ocupar el primer puesto dentro de su partido o la silla que actualmente ocupa su asociado Fox. Ya tuvo su primer resbalón por andar de protagónico al querer tratar a los priístas del país como a los de su rancho con absolutismo y violando los estatutos de este organismo político para imponer su soberana voluntad.

Como en comunicados anteriores lo expresamos FHB tiene una plena identificación con la forma de gobernar de la ultraderecha, que en la práctica se concreta en convicción y vocación pura para muestra caben estos ejemplos:

1. Prohibición de las manifestaciones en el centro de la ciudad capital Xalapa bajo el pueril y fascista argumento de no afectar a terceros.

2. El sometimiento del gabinete y la militancia de su partido al capricho de su persona.

3. El millonario gasto en el aparato de represión con una cantidad incalculable de recursos materiales desviados de otros rubros del gasto social.

4. La imposición “subliminal” promoviendo el culto a su persona para que vean en él al mecías benefactor: “piso Fiel”; “puentes de la Fidelidad”; programa de radio “alta Fidelidad”; “leche fiel”; “Fidelidad con los Bomberos”; “el PRI siempre Fiel a Veracruz”, estos y otros eslogans más al mero estilo de los publicitas de la ultraderecha de Miami son la propaganda del “demócrata Fidel”.

Acontecimientos históricos y momentos actuales como los que hoy enfrentamos nos dan la razón histórica de que la plena democracia y la justicia social se construyen destruyendo el sistema capitalista que sólo es capaz de generar riqueza y progreso mediante la explotación y opresión política, riqueza que es usufructuada por unas cuantas familias. La democracia plena y no tan sólo la realización de comicios, será mediante la toma del poder por el pueblo como la unidad organizada y esfuerzos colectivos de los distintos sectores populares valiéndonos de las diferentes formas de lucha pero con el empuje y soporte transformador del pueblo en armas.

Con satisfacción recordamos la campaña de hostigamiento militar que desarrolló nuestro PDPR-EPR el 28 de agosto de 1996 en las distintas regiones del país. Nosotros como parte de la coordinación de la Regional Sierra Madre Oriental, con una unidad militar realizamos el hostigamiento el jueves 29 de agosto del 96 a la 01: hrs. a un destacamento militar asentando de manera provisional en una construcción rústica a un costado de la presa de “Nuevo Necaxa” perteneciente al municipio de Huachinango, Puebla. La acción se realizó con fusilería y granadas de mano, las bajas reconocidas por el ejército federal fueron cuatro pero de acuerdo a la magnitud del ataque, el lugar y horario las bajas fueron mayores, hecho que se confirma con las versiones de los vecinos del lugar, el número de heridos fue alto.

A 10 años de la irrupción pública y de nuestro accionar político militar, ¡Estamos presentes!, con la determinación de continuar en la lucha por las demandas históricas de nuestro pueblo. La lucha por el respeto a la voluntad popular, la defensa de la soberanía popular. Hoy por hoy con convicción y dignidad nos mantenemos levantado los estandartes de la revolución socialista en nuestra patria.

Por todo lo anterior, la lucha del Pueblo de Oaxaca debe continuar porque la renuncia de Ulises Ruiz es un clamor popular; la lucha por la defensa de la voluntad popular y en contra de la imposición debe mantenerse con firmeza impulsando acciones políticas de masas de mayor envergadura. En ambas trincheras de lucha tiene que prevalecer la claridad política de que para lograr las demandas se requiere que las movilizaciones sean cualitativamente mejores y de mayor contundencia para alcanzar mejores niveles de lucha y organización entorno a la unidad de todos los sectores excluidos y oprimidos del pueblo.

A la estrategia del Estado mexicano de represión por todos los medios y su política de desgaste contra el movimiento popular, hay que oponerle la organización política de las masas y generalización de la autodefensa armada de las masas para dar respuesta a la política de paramilitarismo y represión gubernamental.

Ante la ofensiva mediática del siniestro duopolio Televisivo y sus personeros a desarrollar instrumentos independientes de propaganda masiva, que contribuyan a construir la conciencia de la necesidad de una nueva revolución en nuestro país que venga a resolver las viejas y nuevas demandas sociales incumplidas por los gobiernos antipopulares del PRI y del PAN.

Ante el intervensionismo yanqui en asuntos internos de nuestro país para inclinar la balanza a favor de Felipe Calderón a desarrollar la conciencia antiimperialista de nuestro pueblo.

Resistamos cada quien en su trinchera y de acuerdo a sus circunstancias y capacidades; organicemos la lucha popular revolucionaria uniendo las demandas de todos los sectores, como el vínculo y vehículo que nos encaminará certeramente hacia la transformación radical de la sociedad; avancemos hasta donde nuestras fuerzas y capacidad organizativa nos los permitan; evaluemos objetivamente la realidad; acumulemos fortaleza y experiencia para luego continuar. ¡Nadie está solo!, ¡Jamás nada será en vano!, ¡Ante la amenaza de la represión de la ultraderecha a organizar a todo el pueblo en la lucha anticapitalista!, ¡Ante la impunidad de los grupos policíacos y paramilitares en Oaxaca a impulsar la justicia popular!


¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!
¡RESUELTOS A VENCER!
¡POR LA REVOLUCION SOCIALISTA!
¡VENCER O MORIR!
¡CON LA GUERRA POPULAR!
¡EL EPR TRIUNFARA!
COMITÉ ESTATAL
DEL
PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO
PDPR
COMANDANCIA MILITAR DE ZONA
DEL
EJERCITO POPULAR REVOLUCIONARIO
EPR

Veracruz de Ignacio de la Llave, a 25 de agosto de 2006.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS