“Uribe II”: 100 días más de corrupción y mal gobierno
Fecha: 2006 11 20
Grupo: Partido Comunista de Colombia (marxista-leninista) / Ejército Popular de Liberación (EPL)
País: Colombia
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:



“URIBE II”: 100 DÍAS MÁS DE CORRUPCIÓN Y MAL GOBIERNO

Noviembre 20 de 2006

Parlamentarios, militares y altos funcionarios (como el ex jefe del DAS) vinculados a procesos penales y disciplinarios por narcoparamilitarismo y terrorismo dan cuenta de la ilegalidad, ilegitimidad y criminalidad del gobierno de Uribe y elementos claves del fascista proyecto de Estado Comunitario.

El mentiroso e insípido discurso del 17 de noviembre ante la Corte Suprema de Justicia, revela que los aprietos de Uribe lo ponen a la defensiva acudiendo a falsos legalismos para reemplazar las evasivas causadas por factores como: la oposición popular en aumento; los reveses del Plan Patriota y la seguridad democrática; así como por el acoso de contradicciones entre sectores de la oligarquía representados por líderes gremiales y políticos que manipulan instituciones de su podrido Estado.

Aunque el partido demócrata sea otra cara de la moneda imperialista, también afecta a Uribe la derrota de Bush y sus republicanos, al punto de efectuar su viaje de urgencia.
Otros apuros de Uribe se deben a los excesos y mentiras en el manejo mediático de las estadísticas que hacen increíbles las cifras oficiales de crecimiento económico y sobre un inexistente progreso social para las mayorías populares.

Buena parte de las ejecutorias presidenciales en los primeros 100 días de reelección han sido erráticas, han incrementado la polarización clasista y demostrado el agotamiento del discurso del primer período presidencial y destapado las improvisaciones de su campaña presidencial.

En el campo económico no existe seguridad de crecimiento sostenido y mucho menos a favor del desarrollo del país. La crisis agraria se profundiza y el crecimiento industrial es endeble. Los beneficiarios han sido los especuladores financieros y minúsculos núcleos oligárquicos entroncados con el capital yanqui. El pago de la deuda pública, las privatizaciones y el crecimiento del gasto estatal que no fortalece la producción han incrementado el faltante fiscal que a su vez afecta la inversión social y regional. En general, las medidas económicas del gobierno han incrementado problemas estructurales como el atraso y la dependencia del imperialismo yanqui.

En lo social, la demagogia asistencialista no logra disimular la pobreza y el desempleo crecientes con pequeñeces como las del “banco de las oportunidades” (o de los pobres) que contrastan con el agresivo y regresivo paquete legislativo centralista-presidencialista que ataca las regiones, el gasto en educación, salud y saneamiento básico, que incrementa los impuestos y el costo de la canasta familiar básica la hace inalcanzable. Al tiempo, reduce los salarios de los trabajadores y los ingresos de los pequeños y medianos productores y legaliza el despojo de la tierra de los campesinos con el terrorismo de Estado y su brazo paramilitar que protege megaproyectos.

A final de octubre, el falaz discurso de Uribe en la Escuela Superior de Guerra condenando un supuesto ataque guerrillero a esa universidad de la muerte enclavada en el Cantón Norte, le complicó las relaciones internacionales con los gobiernos fronterizos. Fue una cortina de humo sobre las medidas antipopulares y vendepatria que tramita el Congreso, también le sirvió para recoger su demagogia con el canje humanitario y la solución política al agudo conflicto social y armado y para relanzar el militarismo, que el llamado “Uribe II” jamás abandonó pero sufría fracasos a manos de las guerrillas, ese guerrerismo hoy demanda muchos gastos y más apoyo militar yanqui.

Como si faltara algo para redondear su arrodillamiento al imperialismo, el 22 de noviembre, en Washington se firmará protocolariamente el TLC, con la convicción de Bush y Uribe de que los congresos de sus países le darán aprobación. Pero la situación política y de masas no es la mejor ni en el país del norte ni en Colombia.

En este marco de más desprestigio de Uribe, el 9 y el 19 de noviembre la oposición popular dio sorpresas. El 9 se coparon las plazas del país exigiendo la paz con justicia social y el 19 se desbordaron todos los cálculos de la elección democrática de los delegados al congreso fundacional del Polo Democrático Alternativo. Estas luchas de tantos centenares de miles son la parte esencial y determinante en la confrontación general al régimen, indican una tendencia a su crecimiento y reiteran que lo central no es la acción parlamentaria de sectores progresistas y democráticos.

El movimiento de oposición al régimen seguirá creciendo sus filas, combinando todas las formas de lucha para avanzar y enriqueciendo sus propuestas al calor de las nuevas batallas contra el TLC, el paquete legislativo, el militarismo y la pobreza brindando solidaridad a las luchas de los pueblos de Irak, Afganistán, Palestina, Venezuela, Bolivia y toda América Latina. La Gran Coalición Democrática y organizaciones populares ya están preparando acciones populares para el nuevo año.

¡Combatiendo Unidos Venceremos!
Comité Ejecutivo Central
Partido Comunista de Colombia (marxista-leninista)


© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS