Chiapas, 7 diciembre de 2006
Fecha: 2006 12 07
Grupo: Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario
País: Mexico
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

AL PUEBLO DE MEXICO
AL PUEBLO DE CHIAPAS
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN NACIONALES E INTERNACIONALES
A LOS ORGANISMOS DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS

¡HERMANAS, HERMANOS, CAMARADAS!


El PAN con el PRI en un acto antidemocrático a todas luces han estado avasallando por la vía de los hechos el poder legislativo para poder imponer a Calderón como presidente espurio y sus políticas neoliberales, quien en un acto circense llegó, “protestó” y se fue, pantomima que sólo fue posible con el apuntalamiento de militares y marinos.

Cuatro minutos de autoritarismo de derecha y de “centro”, cuatro minutos de teatro legislativo, cuatro minutos de burla contra el pueblo para tratar a legitimar al nuevo cancerbero de la oligarquía y lacayo del imperialismo, cuatro minutos en donde se denostó al pueblo en nombre de una supuesta democracia que viola los derechos del pueblo.

Pantomima de derecha que empezó desde los últimos minutos del 30 de noviembre en donde con la parafernalia de ultraderecha se pretendió hacer el cambio del jefe del Ejecutivo; en efecto desfiguro y ceremonias grotescas en donde se refleja el verdadero carácter del régimen ahora encabezado por Felipe Calderón, régimen sostenido a punta de los fusiles, las tanquetas y balas de las cuerpos policíacos militares a quienes se les rinde culto y pleitesía por los nuevos integrantes del gobierno felipista.

Y el señor Fox en sus actos mamarrachos ya le urgía tirar la toalla y tanta era la presión de su mediocre actuación que ante el horror de la movilización y el repudio a Felipe Calderón, a los ataques de pánico que sufre le llamaron técnicamente “insolación”. Administración que termina dejando un sombrío panorama en el país con cientos de presos políticos; decenas de detenidos-desaparecidos; decenas de asesinatos; cientos de luchadores sociales torturados; militarización de la mayor parte de la geografía nacional; un país donde la violación de los derechos humanos y constitucionales es cotidiano; un país donde impera la pobreza y la miseria con más de 78 y 40 millones respectivamente; un país en donde producto de la mediocridad de la administración foxista creció como los hongos después de la lluvia el crimen organizado desde el Estado y por el Estado. ¿Esto es lo que presume la ultraderecha? Efectivamente, esto es lo que defiende el PAN y el PRI, esto es el remedo de democracia por la que se rasga las vestiduras Felipe Calderón y sus seguidores en frases estúpidas de ¡Sí se pudo!

Con la imposición de Calderón los políticos gobiernistas ponen al país por la ruta del autoritarismo, del fascismo como política de Estado el cual está a la vista en los actos brutales de Sicartsa, Atenco y Oaxaca en donde la “mano dura”, “el imperio de la ley”, “la defensa del estado de derecho” no es otra cosa más que utilizar los cuerpos policíacos y paramilitares en contra del pueblo inconforme y movilizado, es el sinónimo de que las cárceles las seguirán llenando con luchadores sociales, en los hechos es la implantación de un Estado de sitio como el que se vive en Oaxaca donde la vida de los luchadores sociales no vale nada desde la perspectiva del panismo y el priismo.

La composición del gabinete se ha hecho con hombres del Fondo Monetario Internacional, ciegos seguidores del dogma neoliberal, hombres represores de ayer y hoy, gente conservadora hasta la médula, un gobierno donde las fuerzas castrenses tienen carta abierta para operar en contra del pueblo organizado. Por la composición conservadora del gobierno federal, las políticas que están publicitando y las detenciones más que arbitrarias contra militantes de la APPO en los hechos se está declarando la guerra contra el pueblo para imponer el proyecto de la ultraderecha y la oligarquía denominado “20-30” o “2030”.

Hipócritas resultan las declaraciones calderonistas y su catálogo de buenas intenciones, en donde para legitimarse “enarbola” tímida y mañosamente algunas demandas populares; lo real es que a los oligarcas se les hace agua la boca por oprimir y explotar al pueblo, por incrementar sus riquezas personales con este gobierno de continuidad neoliberal.

Falso es que el panismo, el priismo o el gobierno calderonista representen los intereses populares, se deben a la oligarquía, a la burguesía, es decir a ese puñado de grandes empresarios que invirtieron en su campaña, los mismos que se autodenominan sociedad civil y que estuvieron en la ceremonia donde se dio “el primer mensaje” de este gobierno que se ha ganado ya el rechazo de millones de mexicanos. Evento de los acarreados, de “los de arriba” que festejan adelantadamente el festín que se traducirá en enormes cuotas de plusvalía. Ese es el México de los oligarcas, de los grandes empresarios, de “los que lo tienen todo”, de los “dueños del capital” si se quieren usar eufemismos posmodernistas que aterciopelan la realidad; mientras que el pueblo de los oprimidos, de los explotados, de “los que nada tienen”, “de los pobres de siempre” estaba presente en las diversas movilizaciones de rechazo a la imposición que se dieron en diferentes partes del país, este nuestro país que quieran o no los políticos y los empresarios está dividido desde hace ya muchos años.

Y mientras la pantomima de protesta era nota para los medios de comunicación en Oaxaca se vive de facto un estado de sitio, anulando en los hechos garantías y derechos constitucionales; la represión fue desatada contra cualquier ciudadano que por su apariencia de pobreza en el acto se es sospechoso a los ojos de los cuerpos represivos federales y estatales. Mientras los autodenominados “clase política” festejaban el arribo de Calderón a los Pinos la PFP y demás cuerpos represivos se cebaban con los 200 detenidos en Oaxaca, sometidos a cruentas torturas y desterrados de su tierra como en los tiempos del porfiriato.

Ayer fueron Sicartsa y Atenco, hoy son nuestros hermanos de Oaxaca, ¿mañana quien será? Cualquiera que proteste porque bajo este régimen las leyes y las instituciones sólo defienden al que tiene capital, al que está coludido en la explotación y opresión de nuestro pueblo. Calderón ha puesto a la vista de la nación toda su afición por las medidas fascistas las cuales aplauden empresarios, la cúpula eclesiástica y corifeos en los medios de comunicación.

Al igual que a la familia Fox-Bribiesca a Pablo Salazar Mendiguchía y su grupo de poder se les acaba el tiempo para seguir enriqueciéndose a cuenta del erario público, quedando en la historia de nuestro estado que su administración fue sumamente represiva, las demandas populares nunca fueron resueltas, una administración encabezada por un hombre que ser creyó Mesías y resulta totalmente falso, alejado de la realidad su último informe.

Falso es que no tenga las manos manchadas de sangre, que Chiapas “exhiba orden institucional, paz pública,…”; que haya encabezado un gobierno plural, incluyente; hipócrita resulta sostener que la administración pablista “mantuvo una relación de respeto con las organizaciones sociales”, “que se trabajó por la reconciliación”.

Demagógica es la aseveración de que “la educación fue prioridad de prioridades”; que “grandes obras se realizaron en materia de comunicaciones”,… totalmente falso resulta lo expuesto en su último mensaje que sólo sirvió como su último acto mediático con miras de buscar chamba en la administración estatal o federal para seguir viviendo del erario público, para seguir recibiendo cómodas mensualidades y un río de “oportunidades” para seguir haciendo lucrativos negocios.

La realidad es diametralmente opuesta a la que se refiere el señor Salazar: cientos de presos políticos encarcelados injustamente en el Amate; detenciones arbitrarias y violación constante a los derechos humanos y constitucionales; olvido y desprecio a las demandas populares; creciente empobrecimiento de los chiapanecos, de hecho la pobreza nunca se combatió, los programas de combate a la pobreza sólo fueron contrainsurgentes; la pobreza y marginación es la realidad cotidiana que por las políticas neoliberales impulsadas y profundizadas por la administración pablista expatrían permanentemente a grandes masas de campesinos-indígenas hacia el extranjero.

La Ley mordaza es el engendro legaloide para justificar la represión, las medidas fascistas contra los opositores, contra los periodistas honestos, contra todos aquellos que no sucumbieron a los cañonazos del soborno. La detención y encarcelamiento del periodista Ksheratot es una víctima más del autoritarismo y la venganza de PSM.

Al igual que Fox, Salazar presumen de “demócratas” cuando los resultados de sus administraciones los exhiben como represores y autoritarios, nada que ver con la supuesta democracia que dicen defender. Esa caricatura de democracia que sólo beneficia a los grandes empresarios, a las empresas transnacionales, a los grupos de poder político y económico que expolian al pueblo y al país.

Aleccionador resulta para quienes creyeron en las palabras del Mesías, para quienes piensan que con un pragmatismo político se pueden lograr los cambios democráticos que reclama el país, para quienes consideraron al igual que con Fox que sólo se trataba de sacar al PRI del poder, sin entender que el régimen es el mismo, que las políticas que impulsaron sólo profundizaron la pobreza y la miseria, que el “estado de derecho” que dicen defender se trocó en violencia institucional, en represión sistemática.

La represión se ve venir, Calderón ya da los primeros pasos en esa dirección y hay quienes gozan con ello, la amenaza de profundizar en la violación a los derechos humanos, en negar los derechos constitucionales es real y ante ello no queda de otra para quienes luchamos por los cambios políticos, económicos y sociales que exige el país a prepararnos concientemente, meticulosamente en preparar, organizar y estructurar la autodefensa popular, de preparar y desarrollar nuevas formas acordes a las nuevas exigencias y el desarrollo de la lucha de clases. ¡A preparar la lucha contra la ultraderecha!, ¡A seguir luchando por la libertad de todos los presos políticos!, ¡A seguir sosteniendo las banderas de la resistencia popular!


¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!
¡RESUELTOS A VENCER!
¡POR LA REVOLUCION SOCIALISTA!
¡VENCER O MORIR!
¡CON LA GUERRA POPULAR!
¡EL EPR TRIUNFARA!
COMITÉ ESTATAL
DEL
PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO
COMANDANCIA MILITAR DE ZONA
DEL
EJERCITO POPULAR REVOLUCIONARIO
PDPR-EPR
Año 42

Chiapas, a 7 diciembre de 2006.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS