Puebla de Zaragoza, 1 de febrero de 2007
Fecha: 2007 02 01
Grupo: Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario
País: Mexico
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

A LAS ORGANIZACIONES DEFENSORAS DE LOS DERECHOS HUMANOS NACIONALES Y EXTRANJERAS.
AL PUEBLO DE MÉXICO.
AL PUEBLO DE PUEBLA.
A LAS PERSONALIDADES HONESTAS.
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN NACIONALES E INTERNACIONALES.


Con la militarización de varios estados de la República mexicana se intenta ocultar la pobreza y miseria en que vivimos los mexicanos, por un lado, y por otro, se trata de contener el proceso de desarrollo de las organizaciones sociales que surgen día con día manifestando su inconformidad por las injusticias de los actuales gobernantes del PAN que cierran los ojos a la realidad nacional y sólo benefician a la iniciativa privada nacional e internacional.

Otra irresponsabilidad de carácter estratégico del sr. Felipe Calderón son las declaraciones irrespetuosas sobre la vida y decisiones de países hermanos de América Latina quienes están defendiendo con heroísmo la soberanía de sus países, con esto el actual gobierno mexicano demuestra su servilismo comportándose como marioneta del imperialismo yanqui.

Es prudente recordar la frase celebre de don Benito Juárez quien con tanta claridad nos enseñó como se debe de practicar la coexistencia pacifica, al decir que: ENTRE LOS INDIVIDUOS COMO ENTRE LAS NACIONES, EL RESPETO AL DERECHO AJENO ES LA PAZ. Palabras sabias que intentan ignorar los enemigos de nuestra nación. Los que conocemos la historia de nuestra querida patria reprobamos y repudiamos la intromisión del gobierno derechista de Felipe Calderón, por servir a intereses ajenos a nuestro país.

El continuar entregando en charola de plata nuestras riquezas como esta haciendo el actual gobierno de México con su política de libre mercado, aumentará la riqueza en unos cuantos magnates nacionales y extranjeros, mientras las mayorías en nuestro país sólo tendrán más pobreza, hambre y miseria.

Con el pretexto de la lucha contra la delincuencia organizada y el narcomenudeo en la ciudad de Puebla y sus municipios, siguiendo el ejemplo del gobierno federal, el Estado responde con una nueva violación a las garantías individuales de los habitantes, al anunciar los nuevos operativos de seguridad en diferentes colonias de la ciudad de Puebla, violando el derecho que tenemos a un libre tránsito sin ser molestados en nuestras personas ni propiedades, establecidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. El objetivo que, sin lugar a dudas, persigue tanto el gobierno federal como estatal y municipal, es destruir a las organizaciones democráticas, independientes y progresistas sin descuidar por ninguna razón la encomienda imperialista de localizar y capturar a los revolucionarios que nos encontramos en el estado. Es por esto que alertamos a todos los luchadores sociales, organizaciones y pueblo sensible a mantenernos alertas y denunciar todo atropello, captura o desaparición que se presente.

Buscando proteger con el silencio sus anticonstitucionales medidas represivas, el Estado permite el atropello del pueblo y de los periodistas, como son de todos conocidos el caso de Lydia Cacho y ahora el reprobable y brutal proceder en contra de los periodistas Mario Martell Contreras, del diario Intolerancia, quien resultó con fractura de nariz y de Héctor Hugo Cruz del periódico Cambio, quienes fueron golpeados en forma despiadada por guaruras del hermano del gobernador poblano, Roberto Marín Torres, y no conformes con esto, al periodista Mario Martell, ha denunciado que se le hostiga por parte de elementos desconocidos y cobardes (por negarse a dar sus nombres e identificarse) quienes le dan seguimiento y vigilan los lugares a que se dirige, vigilancia en su casa y amenazas por teléfono, generando el temor no sólo en él, sino en su familia. Estas son las formas de actuar de los guaruras y de las corporaciones policíacas en el Estado de Puebla en contra de periodistas que solo cumplen con su trabajo, es claro el mensaje, se busca que nadie de información al pueblo de la forma en que viven y malgastan nuestros impuestos los actuales gobernantes.

Resulta muy lamentable conocer que nuestro país ocupa el segundo lugar de inseguridad para la labor periodística, sin contar con el más mínimo apoyo de las organizaciones de derechos humanos gubernamentales y menos de los gobernantes que usurpan el poder.

Mario Marín se jacta por la impunidad de que goza ante las constantes violaciones que hace a las garantías individuales de periodistas, ciudadanos y ante la protección de pederastas. El que pueda estar fuera del alcance de la justicia se debe al haber apoyado el fraude de las pasadas elecciones federales, reconociendo a Calderón como presidente, por lo tanto, Calderón se vuelve cómplice por solapar los delitos del actual gobernador.

Mientras estos atropellos se realizan por quienes se dicen nuestros representantes, en las calles y negocios de nuestro estado encontramos cantando en los camiones, trabajando de limpiaparabrisas, tragafuegos, cerillos, vendedores, trabajadores de la maquila, cargadores y ayudantes en mercados, recibiendo dadivas en lugar de salarios, sin ninguna garantía sindical y menos seguridad social, a miles de niños en nuestro Estado, que en lugar de asistir a una escuela, tienen que laborar para de esta forma llevar un poco de dinero a su familia con lo que se pueda apoyar la deteriorada economía familiar.

Esto no es desconocido por las autoridades en turno y menos por el pueblo, lo que si desconocemos es cuándo las autoridades que ocultan a delincuentes (pederastas, estafadores y delincuencia organizada), se acordaran de los que ahora ya no compran las tortillas por kilogramos, sino por piezas, ya que su salario no les alcanza para más.

Es necesario y justo denunciar nuestra inconformidad en contra de estas políticas represivas y violatorias de nuestras garantías, a nivel estatal y nacional, más no es suficiente, se requiere de una mayor respuesta en solidaridad con los periodistas, organizaciones populares y ciudadanos que son maltratados a diario por estos prepotentes criminales con credenciales de militares, PFP, AFI y policías estatales y municipales que se encuentran en todas las corporaciones que se autodenominan de seguridad. Por ello, exhortamos a no permitir que se continúe atropellando más a luchadores sociales, organizaciones y personas progresistas, así como a los periodistas que cumple con su deber de informar de la vida política nacional y de nuestra entidad.

Hermanas, hermanos, camaradas, por lo anteriormente expuesto, es necesario que continuemos organizándonos y brindemos nuestra solidaridad, de acuerdo a nuestras capacidades, con los hermanos que lo requieran. Es necesario luchar por salarios justos y contra el encarecimiento de los productos de primera necesidad, no permitamos que el gobierno del usurpador Felipe Calderón nos siga engañando con sus falsas promesas y doble discurso y mucho menos que presuma con un triunfo que todos sabemos que no existió. Los mexicanos no podemos permitir que pisoteen la voluntad popular durante 6 años.


¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!
¡RESUELTOS A VENCER!
¡POR LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
¡VENCER O MORIR!
¡CON LA GUERRA POPULAR!
¡EL EPR TRIUNFARA!
COMITÉ ESTATAL DEL PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO
PDPR
COMANDANCIA MILITAR DE ZONA DEL EJÉRCITO POPULAR REVOLUCIONARIO
EPR


Puebla de Zaragoza a 1 de febrero del 2007.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS