Habla el compañero Luis Losada, combatiente de La Calera
Fecha: 1973 09 01
Grupo: Montoneros "José Sabino Navarro"
País: Argentina
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

HABLA EL COMPAÑERO LUIS LOSADA
COMBATIENTE DE LA CALERA

Montoneros, Columna José Sabino Navarro, por Perón Presidente ha hecho llegar a nuestra redacción, a efectos de que sea difundido entre la militancia peronista el texto del discurso pronunciado por el compañero Luis Losada, en el acto del Peronismo de Base, Regional Córdoba.

Estos 18 años de lucha peronista y montonera donde la bronca agigantada y el odio a la explotación y la entrega, se tino de sangre compañera y cercana, no han sido en vano. Y no han sido en vano, no sólo porque tenemos al General Perón entre nosotros, sino también porque hemos aprendido mucho en esta larga marcha hacia la Revolución, hacia la Construcción de la Argentina Justa, Libre y Soberana, la Argentina Socialista (los asistentes gritan: Perón, Evita, la Patria Socialista). Hemos aprendido a fuerza, de derrotas y de entregas, de traiciones y represión como nos encaminamos hacia la Victoria. Hemos aprendido el legado de nuestra inmortal EVITA (las bases gritan: Evita, Evita, hay una sola, las demás son hincha bolas). Hemos aprendido que sin organización desde las bases, independientes de burócratas y traidores, no hay proceso que valga, no hay revolución cierta, no hay retorno de Perón y el pueblo al poder. Porque estos 18 años de lucha contra el gorilismo pro-imperialista, ha sido siempre y constantemente un desbordar direcciones claudicantes y negociadoras, ha sido siempre pisotear burócratas que luego usufructuarían nuestras luchas y lucrarían con nuestra sangre, (gritan: "Se va acabar, se va acabar, la burocracia sindical").

Porque ya en 1955 los negociantes del peronismo pretendían conciliar con el imperialismo yanqui, mientras el peronismo de las bases, el peronismo combativo y revolucionario exigía que se profundizara el proceso expropiando a la oligarquía y a los patrones imperialistas.

Porque ya en 1955 —cuando era derrocado el gobierno popular— los negociantes del peronismo se quedaban silenciosos y llamaban desde la C.G.T. a la inmovilidad de las bases, el peronismo de las bases, el peronismo combatiente y revolucionario exigía armas para defender lo conquistado y seguir avanzando en el camino de la Revolución (se escucha gritar: "Traidores a la horca").

Porque ya en 1956, mientras los negociantes del peronismo escondían los retratos de nuestro Líder y de la Compañera Evita, el peronismo de las bases, el peronismo combativo y revolucionario se angustiaba ante el grito del General Valle y los masacrados en León Suárez (aplausos prolongados).

Porque en 1958, los negociantes del peronismo traficaban con el personero de los intereses petroleros don Arturo Frondizi (rechifla), el peronismo de las bases, el peronismo combativo y revolucionario realizaba las huelgas metalúrgicas, de municipales y telefónicas reprimidas con la movilización militar y los compañeros más lúcidos decidían votar en blanco.

Porque en 1959, mientras el peronismo de las bases, el peronismo combatiente y revolucionario tomaba el Frigorífico Lisandro de la Torre y realizaba la huelga general por 72 horas y los cumpas más decididos iniciaban la lucha armada con los UTURUNCOS en Tucumán, los negociantes del peronismo con Vandor a la cabeza traficaban esas históricas jornadas (se grita: "Justicia Popular").

Porque en 1960, mientras los negociantes del peronismo mantenían en silencio y se escondían debajo de la cama, el peronismo de las bases, iniciaba la etapa revolucionaria y soportaba el famoso Conintes que ese tránsfuga de Frondizi parece haber olvidado ("Ni olvido ni perdón," asienten las bases).

Porque en 1961 y 62, mientras los negociantes del peronismo boicoteaban la orden de Perón, el peronismo de las bases, el peronismo combativo y revolucionario ganaba las elecciones del 18 de Marzo en unidad ejemplar y lloraba al compañero Felipe Valiese alevosamente asesinado por la dictadura de turno con la complicidad de burócratas; porque mientras los mercaderes del peronismo se repartían los puestos con el acuerdo asqueroso para votar la fórmula Solano-Begnis, el peronismo de las bases, el peronismo combativo y revolucionario levantaba las banderas del Programa de Huerta. Grande, incorporando su experiencia de lucha, programa de Huerta Grande con aquel histórico documento que aún tiene plena vigencia y que comenzaba con aquellas palabras de que "NO HAY SALIDA NACIONAL DENTRO DEL SISTEMA CAPITALISTA" y que marcaba a fuego a los prudentes de la buena letra. Porque en 1963, el peronismo de las bases, realizaba y protagonizaba el Plan de Lucha por el retorno del Gral. Perón mientras los negociantes del peronismo preparaban un retorno sin movilización, un retorno sin peronistas, un retorno para que Perón pidiera perdón y ellos conservaran sus puestitos de burócratas, (aplausos y "Perón-Perón"). Porque en 1965 y 66, mientras los negociantes del peronismo decidían ir a elecciones con la sigla Unión Popular, los peronistas de las bases, el peronismo revolucionario y combatiente llenaba las urnas de votos en blanco como repudio al gorilismo y a los traidores; porque mientras los negociantes del peronismo se reunían en el Congreso de Avellaneda bajo el lema "Hay que estar contra Perón para salvar a Perón", el peronismo de las bases se movilizaba, estaba en la calle, entregado con alma y vida a las tareas de resistencia, dejando la sangre de los compañeros Mussi, Retamar y Méndez.

Porque en 1966, compañeros, los negociantes del peronismo se plegaban al golpe palaciego de la llamada revolución argentina, se ponían corbatas para ir al teatro Colón, los peronistas de las bases, el peronismo combativo y revolucionario protagonizaba las históricas huelgas de los portuarios, ferroviarios, de los petroleros, denunciaba a la burocracia sindical y traidora, empujando y respaldando la creación de la C.G.T. de los Argentinos, ganaba el monte en Taco Ralo, protagonizaba los cordobazos, rosariazos y demás, ajusticiaba al fusilador Aramburu y tomaba La Calera, comenzando el más alto nivel de la lucha peronista y montonera, entregando sangre y mártires, golpeando a la dictadura a cada minuto hasta hacer realidad el retorno histórico del General Perón ("Montoneros, Montoneros...") El peronismo de abajo puso la lucha y los muertos, la resistencia y las espaldas para los golpes, el peronismo de los negociantes puso el oportunismo para negociar la integración del peronismo al régimen. Si no los conoceremos! Vividores y malandras que una vez aseguraron que iban a quemar sus diplomas de diputados y romper sus bancas si Perón no estaba en la Patria y lo único que rompieron fueron los boletos de los hipódromos y lo único que quemaron fueron las esperanzas del pueblo (Aplausos prolongados y "Se va acabar...)

Esto hemos aprendido en 18 años de lucha: Que hay un peronismo de las bases, un peronismo combativo y revolucionario y hay un disfraz de peronismo claudicante, negociador e integracionista. Hay un peronismo de los Vandor, los Sanmartino, de los Lastiri y López Rega y hay un peronismo de los Mazas, de las Hildas Guerrero, de los Sabinos Navarros ("Se siente, se siente, Sabino está presente") y de los cientos y cientos de mártires que nos marcaron el camino de la lucha sin claudicación.

Pero este aprendizaje, compañeros, esta dolorosa sabiduría, no se ha transformado todavía en organización, en organización de masas de los obreros y el pueblo, en organización independiente de burgueses y traidores a su servicio. Todavía no hemos convertido nuestro número en fuerza, todavía no hemos convertido nuestra fortaleza en organización, todavía no hemos convertido nuestras agrupaciones en poder. Pero hemos comenzado a caminar, ya estamos en marcha y este acto lo demuestra ("Aquí están, estos son los fusiles de Perón")

Pero, ¿cuál es la diferencia de fondo entre ese peronismo de los negociantes y e} peronismo de las bases? ¿Cuál es la diferencia entre el Peronismo de los Paladino, de los . Rucci, de los Miguel y el Peronismo de Evita, de Valiese, de Mussi y Retamar, de Fernando Abal, del negro Sabino?

La diferencia, compañeros, no es de matices. La diferencia, compañeros, es de clase social. La diferencia, está en que los negociantes quieran utilizar al peronismo y a Perón para apuntalar este sistema de explotación y dependencia negociando con los monopolios, paralizando a las bases para seguir usufructuando sus posiciones sociales, sus lujos y sus autos, mientras que el peronismo de las bases, el peronismo combatiente quiere hacer realidad la patria Justa, Libre y Soberana... (continúan los asistentes: "La Patria Socialista").

La diferencia está en que los negociantes quieren un Pacto Social donde los sacrificio son para el pueblo y las ganancias para los patrones. Quieren que algo cambie para que todo quede como está y el peronismo de las bases quiere que cambie todo, quiere liberación Nacional, quiere Liberación Social.

Los negociantes, brujos y mercaderes del peronismo tienen intereses que no son los nuestros. Ellos están al servicio de los patrones y el imperialismo. Ellos son los que quieren perpetuar este sistema, para seguir gozando de las prebendas de los monopolios que nosotros queremos expropiar. Ellos son los que quieren perpetuar -la burocracia sindical para seguir lucrando con los aparatos y los dineros del pueblo trabajador y nosotros queremos la democracia sindical. Ellos son los que pretenden hacernos pasar gato por liebre, nos quieren hacer creer que este magnate de Gelbard es un compañero antiimperialista, que es un nacionalista, que su proyecto económico es el proyecto de liberación que representa Perón y quieren las bases, que ahora tenemos que sacrificarnos pero que después que pasen los inviernos volverán las vacas gordas y si no queremos que las vacas se atrasen en la parición, nos tenemos que quedar piolas, tranquilitos, callados, que cualquier problema lo arreglan con Rucci y Miguel. Pero a nosotros, por estos 18 años de lucha, no nos joden más. Los peronistas de las bases, los peronistas de abajo no somos responsables de estos años de desquicio sino los que pagamos con nuestro trabajo todo este robo y despilfarro, los que protestamos y fuimos a las cárceles, los que nos opusimos y nos reventaron a palos, los que fuimos vejados, torturados y asesinados mientras ellos decían que debíamos hacer buena letra, mientras los Ruccis y los Migueles condenaban la violencia popular y traicionaban nuestras huelgas y los Gelbard trenzaban con Lanusse para que le dieran el monopolio del aluminio. Donde estaban y con quien estaban, compañeros, estos mariscales de la derrota cuando Máximo Mena caía en nuestro Cordobazo, cuando Hilda Guerrero era asesinada en Tucumán, cuando Emilio Maza se batía con el régimen cumpliendo hasta el fin la consigna de PERÓN o MUERTE. Donde estaban cuando los peronistas estábamos en las calles. Ese es el patrón de medida que hemos adoptado después de estos 18 años de lucha (Aplausos y vivas a los montoneros).

Es que en estos 18 años de lucha hemos aprendido que no habrá Liberación Nacional sin liberación social, hemos aprendido que la liberación se llama, aquí y ahora, SOCIALISMO ("Perón, Evita, la Patria Socialista....") y que el socialismo es una larga marcha que iremos imponiendo mediante la organización independiente de burócratas, burgueses y traidores y ejerciendo desde las bases el poder popular.

Hoy estamos a pocos días de hacer realidad un viejo objetivo de nuestra militancia, la de imponer con el voto masivo de la clase obrera y el pueblo peronista al GRAL. PERÓN a la Presidenpia de la Nación ("Perón presidente, reviente quien reviente".) Y que no quepa la menor duda que votaremos por Perón, porque Perón es de los Trabajadores, no de los traidores, porque Perón hará lo que el pueblo quiera y el pueblo quiere reiniciar un proceso real de nacionalismo revolucionario, quiere iniciar el camino de la Patria Socialista, el camino de la democracia popular. Por esto, además del voto debemos proseguir organizándonos, porque solo la organización política y militar de la clase obrera y el pueblo peronista podrá decirle al General lo que el pueblo quiere sin brujos intermediarios, sin frenos burocráticos. Podrá decirle que enarbolamos las banderas de Evita, las banderas de Huerta Grande, la Falda y 1° de Mayo, que levantamos las banderas del Cordobazo, el Sanfranciscazo, porque estamos decididos a ser protagonistas de nuestra revolución, la revolución peronista y montonera que hará realidad la Patria Socialista, la patria sin explotadores ni explotados, siendo consecuentes con estos 18 años de lucha que nos enseñaron que la revolución no se delega, sino que se hace.

Votaremos por Perón, compañeros, porque Perón es de los trabajadores y no de los traidores, Votaremos por Perón marcándonos a sangre y fuego la advertencia de la Compañera Evita: "que la oligarquía, que los mediocres, todavía no están derrotados; desde sus guaridas asquerosas atentan contra el pueblo y contra la nacionalidad". Votaremos por Perón y los programas obreros, sabiendo con Evita que "LA PAZ PERONISTA, ES HACER LO QUE EL PUEBLO QUIERE".

Perón o Muerte. Viva la Patria

(Aplausos y vivas. Se escucha: "Montoneros, Montoneros" y "Se siente, se siente, Sabino está presente")

____________________________________________________________________________________________________

FUENTE: Militancia peronista para la liberación, Nº 16

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS