Entrevista a Nicolás Rodríguez Bautista
Fecha: 2007 05 02
Grupo: Ejército de Liberación Nacional (ELN)
País: Colombia
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


ENTREVISTA AL PRIMER COMANDANTE DEL EJÉRCITO DE LIBERACIÓN NACIONAL
NICOLAS RODRÍGUEZ BAUTISTA

SISTEMA INFORMATIVO PATRIA LIBRE (SINPAL)

Mayo de 2007

Después de una serie de peticiones para una entrevista, sobre varios temas de interés nacional, el Comando Central del Ejército de liberación Nacional, nos la concedió.

Desde ese momento hasta la llegada al campamento del COCE, vivimos momentos de muchas expectativas, debido a que era para nosotros una experiencia nueva el hecho de encontrarnos con nuestros máximos comandantes.

Pero también por las muchas las dificultades que nos tocó vivir antes de llegar al destino. Entrar a la zona guerrillera, pasar o evadir los controles militares y luego las largas caminatas para internarnos en la selva.

Allí también franqueamos dispositivos del ejército colombiano con la ayuda y la habilidad de los guerrilleros.

El recorrido se hizo durante varias semanas, a través de ríos, caños, altas montañas y selvas majestuosas.

Al fin llegamos y qué felicidad encontrarnos en el campamento del COCE, un lugar infranqueable y protegido por varios anillos de seguridad, trincheras y algunos nidos de ametralladoras, dentro de medidas de seguridad estrictas.

Luego de pasar los anillos de seguridad y el último sitio de guardia, nos encontramos con barracas de guerrilleros, el rancho donde se cocinan los alimentos, la enfermería, el salón de estudio y conferencias, en el centro el patio de armas y la bandera del ELN en asta, los dormitorios de los comandantes y las cacetas de trabajo del Comando Central.

Llegamos y nos recibieron con un sabroso refresco de frutas, nos dieron la bienvenida los guerrilleros que hicieron fila para saludarnos.

Minutos después, a la hora del almuerzo, en el comedor donde se concentran los guerrilleros para departir en unión los alimentos, fueron llegando uno a uno los comandantes, entre ellos el comandante Nicolás; nos saludó con un fuerte abrazo lleno de fervor y cariño revolucionario.

Luego pasamos al aula múltiple o salón de estudio adornado con láminas de Bolívar, el Che y los comandantes Camilo Torres Restrepo, Manuel Vásquez Castaño, Manuel Pérez Martínez y Oscar Santos, donde nos hicieron la presentación y bienvenida ante toda la tropa guerrillera.

Al otro día desde muy temprano, después de la formación oficial se izó la bandera roja y negra del ELN, se entonó el himno y a continuación pasamos a la caseta de la comandancia donde nos recibió el comandante Nicolás para realizar la entrevista, la cual fue interrumpida en varios momentos por el paso de los helicópteros, de la fuerza aérea colombiana.

SINPAL (S).- Una de las inquietudes generalizadas en el país es ¿por qué el ELN está dialogando con el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, caracterizado como representante de la ultraderecha, implicado con el escándalo de la narcoparapolítica y cuestionado internacionalmente?

Cdte. Nicolás. (C-N) Con todos los gobiernos colombianos hemos sido verdaderos enemigos, pues ellos representan los intereses de la oligarquía y defienden las estructuras que hay que cambiar.

Cuando hemos dialogado con algunos de ellos, no es porque los consideremos demócratas, cercanos, ni coincidentes, sino todo lo contrario, los hemos visto como lo que son, enemigos de los intereses y bienestar del pueblo.

Si no en todas las guerras, en la mayoría de ellas, las partes contendientes se han sentado a dialogar cuando el conflicto es de tal magnitud, que se hace necesario establecer acuerdos entre los enemigos.

Ese es hoy el caso de la mesa de diálogo gobierno- ELN.

S- ¿Qué esta buscando el ELN con los diálogos para sí y para el pueblo?

C-N- El ELN ha dialogado con tres gobiernos diferentes para buscar una salida política al conflicto.

Esos esfuerzos han estado encaminados a buscar soluciones a los grandes problemas que afectan a los colombianos, en beneficio del pueblo y la nación, a resolver el conflicto social y armado que se ha degradado a niveles insospechados.

El ELN no busca nada para sí en términos materiales, planteamos seguir desarrollando acción política dentro de nuestro carácter insurgente, que se nos reconozca como actores políticos, lo que implica que se nos quite el calificativo de terroristas. Esta actividad y reconocimiento lo hemos alcanzado en el curso de la lucha, por tanto no es un favor que solicitamos.

En esta guerra sin precedentes contra el pueblo y los luchadores populares en los últimos 50 años, diversos sectores del país expresan estar de acuerdo, incluidas corrientes de centro derecha, con el planteamiento hecho desde la izquierda, de construir una salida política al conflicto, ante la imposibilidad de la clase gobernante para derrotar a los luchadores del pueblo de todos los matices y de éstos para mostrar resultados de triunfos contundentes.

Cada vez es más grande y heterogénea la gama de sectores que se expresan a favor de la salida política al conflicto. Es esta fuerza la que presiona al gobierno de extrema derecha de Uribe Vélez para llegar a un acuerdo con el ELN.

S.- En voz del comisionado de paz del gobierno, Luís Carlos Restrepo, se viene difundiendo que los diálogos entre el ELN y el gobierno, pasan por momentos críticos. ¿Cuáles son las causas?

C- N Con el gobierno estamos de acuerdo en buscar una salida política al conflicto, pero en la manera concreta de buscar ese propósito y el objetivo de la paz, las dos partes lo entendemos de manera diferente. Es aquí donde radican las dificultades; veamos:

El ELN busca que cese la persecución política contra los luchadores populares, que se abran espacios reales de democracia, que se consolide el Estado de derecho en contraposición al Estado terrorista que hoy impera y que se enraizó en Colombia desde 1948, con el asesinato del dirigente Jorge Eliécer Gaitán.

Buscamos que retornen a sus tierras los más de 4 millones y medio de desplazados con garantías y planes de desarrollo; que se decrete una amnistía para todos los presos políticos y de conciencia, que se creen las condiciones para una gran Convención Nacional cuyas conclusiones sean asumidas como mandato en una Asamblea Nacional Constituyente y que de esa manera el pueblo diseñe su futuro.

Los puntos anteriores y otros que ya hemos expresado públicamente deben ser abordados en una agenda de discusión entre el ELN y el gobierno, con la activa participación de la sociedad y si el gobierno acepta la agenda y se firma el acuerdo base para generar el ambiente de paz, el ELN está dispuesto a hacer un cese al fuego y las hostilidades de carácter bilateral y temporal que puede ser prorrogable, si las condiciones y las partes así lo consideran.

Pero lo que el gobierno pretende y lo ha expresado públicamente, es que el ELN se concentre en determinados lugares, se desmovilice y entregue las armas. Esto no lo aceptamos y por ello, si no se encuentran salidas, este nuevo esfuerzo de búsqueda de la paz fracasará por tercera vez. Independientemente de los resultados en la mesa de diálogo, el ELN seguirá en su condición de fuerza insurgente, sin renunciar a futuros esfuerzos en la salida política al conflicto.

Estas son las diferencias de fondo que se convierten en serias dificultades para lograr un acuerdo.

Por fortuna este proceso, no solo lo quiere el ELN sino mucha gente en el país, y esto pesa, es decir, no estamos solos en este esfuerzo.

S.- Al inicio de los diálogos como cabeza de la delegación asistió el Comandante Antonio García y a partir de la quinta ronda lo reemplazó el Cte. Pablo Beltrán. ¿Qué motivó este cambio?

C-N- La delegación nuestra en la mesa de diálogo la encabezan tres miembros del Comando Central del ELN; los Comandantes Antonio García, Pablo Beltrán y Ramiro Vargas. Cualquiera de ellos es la cabeza de la delegación, cuando la conducción del ELN lo considere oportuno de acuerdo con sus planes.

El Comandante Antonio fue asignado para un primer momento, luego se le asignó al Comandante Pablo, pero ellos tres son nuestros voceros y encabezan la delegación cuando así lo valoremos. En esto el ELN es autónomo y soberano, lo demás son especulaciones sin fundamento.

S- Se ha hecho público el acuerdo de Santa Fe de Ralito, suscrito en el 2002 entre los jefes paramilitares y políticos de la coalición uribista, en el que plantean la “refundación de la nación”.¿Ccomandante, què implicaciones traería este proyecto para el país?

C-N- Del acuerdo de Ralito, que se inspira en el proyecto de ultraderecha que representa y está implantando el Presidente Uribe Vélez, no se puede preguntar que implicaciones traería si no qué implicaciones trajo.

Para nadie es un secreto que Uribe fue reelegido con un número alto de votos de las regiones controladas por los jefes paramilitares, muchas personas no votaron por otras opciones porque éstos lo impidieron y si lo hacían se morían, y muchos se murieron.

Esto que sucedió es sumamente grave, otra cosa es que los dueños de las maquinarias electorales y el mismo establecimiento no lo reconozcan. Desgraciadamente el terrorismo de Estado ha impuesto en Colombia y a todos los niveles institucionales, la impunidad y ley del silencio.

Los paramilitares dijeron abiertamente, en su momento, que tenían controlado el Congreso y siempre han sido claros que no son enemigos ni del gobierno ni del Estado y también enfatizaron que tenían importantes identidades con Uribe.

Los anteriores elementos permiten entender, por qué tuvieron que pasar varios años para que las denuncias persistentes de la oposición, de las víctimas de los paramilitares y de muchas organizaciones sociales, políticas y humanitarias, así como funcionarios honestos, todos en actitud valiente y patriótica, lograran romper ese “secreto a voces” que incluso se salió de las fronteras de Colombia. Ahora el presidente Uribe, mediante maniobras mediáticas pretende adjudicarse como obra suya. Su cinismo no tiene límites.

Los componentes del terrorismo de Estado no necesitaban del acuerdo de Ralito, esto lo estaba haciendo el presidente Uribe por la vía legal, con el impulso a las CONVIVIR, las zonas de orden público y los procesos de empadronamiento; con la ubicación de personajes ligados con el narcoparamilitarismo en puestos claves del Estado y del Gobierno. Dentro de ese propósito mutiló lo que tenía de positivo la constitución del 91 y afianzó la maquinaria de guerra, con el ropaje político de la mal llamada “seguridad democrática”.

Su esfuerzo ahora se encamina a fortalecer las posturas de la extrema derecha para seguir su gobernabilidad autoritaria y pacificadora. Es ante esta realidad que se requiere la unidad y organización de las grandes mayorías para producir los cambios y dar pasos a la construcción del nuevo país.

S- El escándalo de la narcoparapolítica ha generado una crisis en el gobierno. ¿Qué posibilidades hay de que se profundice y genere condiciones favorables a los cambios que el país necesita?

C-N - La oposición política en Colombia se puede comparar con el ave fénix, hoy nace de las cenizas en las que la dejó la represión oficial, porque la realidad política y social colombiana es el abono y caldo de cultivo para que se mantenga a pesar de la guerra sucia de exterminio.

Todos los que no cabemos en la exclusión de derecha que representa Uribe y sus seguidores, tenemos el reto de no permitir la recomposición y afianzamiento de la extrema derecha, si actuamos con un criterio unitario y donde los esfuerzos no se desgasten en particularidades de grupo o sector, donde haya respeto por la diferencia y consecuencia con los objetivos de democracia, soberanía, equidad y autodeterminación.

Si actuamos así, estará garantizada la esperanza porque esa unidad será popular y por la base como lo planteó primero Gaitán y luego el sacerdote guerrillero Camilo Torres. Si logramos cumplirlo estaremos en la perspectiva de la utopía querida, soñada y tan costosa que nos merecemos los colombianos.

S- El pasado 18 de abril se presentó un debate en el Senado de la república sobre la “parapolítica”, lo que trajo como consecuencia que el vicepresidente de los Estados Unidos no atendiera al presidente Álvaro Uribe Vélez en su último viaje a Miami. ¿Qué análisis hace usted de estos dos hechos?

C-N- Cuando la oligarquía se rasga las vestiduras por las verdades que dice la oposición, actúa con una conducta cínica y mediática; ¿cuánto hace que esas cosas se dijeron?

Pero los gobiernos las acallaron con un desconocimiento impune; ahora podemos citar el adagio de que “no se puede tapar el sol con las manos”

Esta misma realidad de hoy que la conoce el mundo, alcanza tales dimensiones que incluso al interior de los EE. UU. los demócratas no la pasan por alto, dándose hechos como las del ex vicepresidente Al Gore.

El hecho es en el fondo un mensaje a Bush que se reflejó en el desplante a su “peón de brega” en el continente. Los demócratas le dicen con ello a Bush, que hay una correlación de fuerzas en la política del imperio y que el Presidente no la puede manejar a su antojo.

Pero no es solo un asunto de los demócratas y que los áulicos uribistas en Colombia salieron a minimizar. Acaba de publicarse una carta abierta de importantes organizaciones y personalidades norteamericanas que solicita al Congreso norteamericano no aprobar el TLC ni hacer nuevos desembolsos económicos para la nueva fase del Plan Colombia, la carta dice en uno de sus apartes:


“El TLC está siendo negociado con un gobierno implicado en severas violaciones a los derechos humanos por cuenta de su cooperación con escuadrones de la muerte paramilitares. Alrededor de un centenar de dirigentes políticos cercanos al Presidente Uribe fueron encarcelados, son fugitivos de la ley o están implicados en acciones de los grupos paramilitares”.

Y no es solo en los Estados Unidos, también en Europa. Se acaba de conocer una carta firmada el 25 de abril por más de 10 importantes miembros del Parlamento Europeo que le dirigieron al presidente Uribe, donde le manifiestan su asombro y descontento por lo que consideran espionaje y persecución al Polo Democrático y donde denuncian además varios de los recientes asesinatos extrajudiciales y el compromiso del Presidente con el impulso a las mal llamadas CONVIVIR.

Quiere decir que ni en Norteamérica, ni en Europa le va bien a Uribe por sus nexos y connivencia con el narcoparamilitarismo.

Estos hechos tienen otros antecedentes, siendo uno de los más destacados cuando hace varios años Alemania no permitió la entrada a ese país de varios generales implicados en actividades terroristas y de narcotráfico.

S- En varios países latinoamericanos vienen presentándose grandes cambios socio-políticos y económicos. ¿Cuáles son las razones por las que se están presentando estos cambios?

C- N- El capitalismo como sistema y sus políticas neoliberales lejos de ofrecer salidas a los grandes problemas de los pueblos en el continente, los han profundizado a niveles de pobreza y exclusión insospechados. Los pueblos ante esas realidades fueron encontrando sus propias salidas, ese es el nuevo fenómeno que recorre el continente.

Recordemos los años aciagos de las sangrientas dictaduras militares del cono sur, Centroamérica y el Caribe, patrocinadas por el imperialismo, que obligó a los luchadores a levantarse en armas. Las luchas populares se fueron desarrollando, hubo derroche de heroísmo por parte de los pueblos, inclinándose favorablemente la correlación de fuerzas y con el paso del tiempo se fue creando un mapa político en el continente, que coloca en la práctica la discusión sobre el pensamiento y los sueños de Bolívar, Martí y tantos otros luchadores de otros tiempos.

Y así como en la década de los 60, se levantaron en armas miles de luchadores populares a lo largo del continente, una parte importante de las nuevas generaciones de luchadores, sobre esas experiencias han sabido fundirse y luchar con sus pueblos en este nuevo momento, conformando gobiernos que no le permiten el tutelaje a los imperialistas ycolocándose varios de ellos en una perspectiva socialista.

Es este el camino de los pueblos que señalara el libertador Simón Bolívar.


S- El gobierno de Colombia lidera un proyecto político pro-imperialista y de ultra derecha que está en contra vía de la democratización y procesos populares que se están dando en el continente. ¿Como se explica que dado los grandes problemas sociales y políticos que hay en el país, Colombia esté por fuera de esa corriente?

C- N - Colombia no está por fuera de esa corriente, son desarrollos desiguales, explicables dentro de las particularidades de cada país, pero las realidades que hoy convulsionan nuestra patria van fortaleciendo la organización popular y abren perspectivas.

Por eso el ELN reitera que son los tiempos de la unidad por la base, de caminar con el lema de “ser con otros” es decir hay que romper con lo que queda de sectarismos y saber confluir colocando al centro los objetivos y aspiraciones de las grandes mayorías, es decir hay que ser Camilistas, Gaitanistas y Bolivarianos para que, hacia el futuro, las mayorías establezcan un gobierno de Nación Paz y Equidad.

La oligarquía Colombiana se propone seguir imponiendo el camino de la antipatria, por eso la venta indiscriminada de las empresas del Estado, la penetración indiscriminada de capital foráneo, la firma del TLC y la renovación del mal llamado Plan Colombia enmarcado dentro de la coraza del terrorismo de Estado.

La llamada Política de Seguridad Democrática, es la criminalización de la lucha y la protesta social y por esa vía la pacificación.

Esos son los dos caminos. Estos son tiempos de importantes batallas políticas y sociales donde los distintos actores aportamos lo que tenemos.

S- El pueblo colombiano se encuentra muy confundido a causa del conflicto entre la FARC-EP y el ELN. ¿De dónde provienen y cuáles han sido las causas generadoras de esta situación?

C-N - De manera reiterada hemos dicho a las FARC, al pueblo y al mundo que sentimos dolor y vergüenza por esos enfrentamientos fratricidas que cada día causan más daño a nuestras dos organizaciones insurgentes y a la lucha del pueblo. Esta es la más absurda sinrazón de la insurgencia y nada más urgente, para las FARC y el ELN que superarla.

El Comandante del ELN Milton Hernández, un par de días antes de morir el pasado 9 de abril de una penosa enfermedad que lo aquejó por más de 12 años, envió a varios medios de comunicación, un valioso documento que recoge bastante bien una explicación histórica del problema y sus causas.

Pero hoy más que ponernos a discutir en el origen de las causas donde seguramente no tenemos plena identidad con los compañeros de las FARC, lo que más urge es parar el enfrentamiento que es particularmente crítico en Arauca, Cauca y Nariño

En ese propósito la Comandancia del ELN reitera, nuevamente, al Secretariado de las FARC, nuestra total disposición para que ordenemos de manera inmediata a las estructuras guerrilleras que están enfrentadas, parar la confrontación y convocarnos urgente a un diálogo fraterno, que evite definitivamente que esta situación continúe o se repita nuevamente.

S- ¿Cómo considera que se debe resolver el conflicto con la FARC-EP y qué gestiones viene haciendo el Comando Central del ELN en este sentido?

C-N- A comienzo de este año de 2007, un Comandante del Comando Central del ELN, se entrevistó con un Comandante del Secretariado de las FARC en el esfuerzo de superar la confrontación interna. La respuesta del Comandante del Secretariado fue que no dialogaban de este tema con el ELN porque éste era el agresor y que primero debía parar la agresión para hablar.

Luego aparece el comunicado público del Bloque Caribe, comandado por el Secretariado, donde bajo la consideración que el ELN renunció a la lucha armada y se va a desmovilizar, no nos consideran sus aliados estratégicos además de otras acusaciones bastante graves e infundadas que son de manejo público.

Posterior al Comunicado mencionado, dirigí una carta al comandante Marulanda, reiterándole mi disposición al diálogo. De esta carta no he tenido respuesta.

Sean cuales sean las consideraciones de los compañeros de las FARC, el ELN expresa públicamente, toda su disposición de buscar cuanto antes el diálogo fraterno y la superación del enfrentamiento interno. Luego tendremos el tiempo de analizar las mutuas responsabilidades de estos luctuosos hechos en los que no dudamos que unidades nuestras, en medio de de esa confrontación han cometido errores por los que desde el Comando Central estamos dispuestos a responder, reconocer y a superar.

S- Comandante, la última pregunta: el comisionado del gobierno, Luís Carlos Restrepo, afirmó en días pasados sobre el involucramiento del ELN en el narcotráfico, ¿cuál es su respuesta?

C-N- Entiendo los ataques del Comisionado Restrepo, como parte de una estrategia encaminada a afectar la imagen del ELN y presionarlo o colocarlo a la defensiva, en los inicios de la mesa de diálogo.

Ahora que al gobierno “le saltó la liebre” por todas partes, tira palos de ciego hacia todos lados para sacudirse de sus aprietos.

La calumnia no es un arma certera. El ELN está en condiciones de retar al gobierno para que presente las pruebas que tenga sobre las prácticas del ELN como narcotraficante, no tenemos rutas ni hemos mandado al exterior ningún cargamento de cocaína.

Nunca hemos negado que cobramos impuestos a los comerciantes de cocaína que frecuentan las áreas donde hay cultivos y están bajo nuestra influencia o control. Les cobramos impuestos como lo hacemos a diversas actividades económicas, incluso esta práctica lleva implícitas medidas de beneficio social para las comunidades, no es un secreto, esto es muy distinto a narcotraficar.

El ELN tiene una propuesta seria sobre la necesidad de legalizar los cultivos de uso ilícito y darles una proyección hacia los medicamentos y de producción alimentaría, de tal manera que se les pueda dar un uso benéfico para la humanidad. Esto requiere una postura distinta y de futuro que deslinda con el lucrativo negocio del narcotráfico y la represión, binomio del que se benefician los agenciadores del terrorismo de Estado.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS