Estado de Guanajuato, 18 de julio de 2007.
Fecha: 2007 07 18
Grupo: Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario
País: Mexico
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


A QUIEN CORRESPONDA

PRESENTE

Una vez pasados los torrenciales en las diferentes regiones del país nos dirigimos una vez más a ustedes para hacerles llegar este nuevo comunicado del Comité Estatal de Guanajuato, en el cual damos nuestra opinión con respecto a los comentarios que se dieron en torno a nuestro accionar.

Seguimos manteniendo la exigencia de la presentación con vida de nuestros compañeros detenidos-desaparecidos.

Gracias por la atención prestada, aunque a algunos les moleste no sólo nuestra presencia, sino incluso las formas de cortesía.



AL PUEBLO DE MEXICO

AL PUEBLO DE GUANAJUATO

A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN NACIONALES E INTERNACIONALES

A LOS ORGANISMOS NO GUBERNAMENTALES DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS

A LAS ORGANIZACIONES SOCIALES, POLÍTICAS, POPULARES Y REVOLUCIONARIAS

¡HERMANAS, HERMANOS, CAMARADAS!

En cada acción de nuestro ejército siempre hemos tenido y tendremos la ayuda incondicional de las milicias populares.

Ante las distintas reacciones, opiniones y escepticismo que se han generado a partir de las acciones de autodefensa emprendidas por nuestro partido y ejército en demanda de LA PRESENTACION CON VIDA de nuestros compañeros Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez (nombre legal de este último) detenidos-desaparecidos desde el 25 de mayo en Oaxaca, acciones de autodefensa que son parte de la Campaña nacional de hostigamiento por la presentación con vida de todos los detenidos-desaparecidos y la libertad de los presos políticos y de conciencia del país, ratificamos la responsabilidad de las acciones político-militares del 5 y el 10 de julio en Guanajuato y Querétaro.

La abominable práctica de la detención-desaparición de los luchadores sociales no es un acto aislado, ni reciente, ni mucho menos específico en nuestra contra, se ha constituido desde los 60’s con el PRI y el PAN con Fox le dio continuidad así como la presente administración, como una política de Estado y como método contrainsurgente para acallar, someter y eliminar físicamente a los opositores del régimen, es decir, a todos aquellos que estamos en contra de las políticas neoliberales y anticapitalistas que luchamos desde diferentes trincheras por transformaciones progresistas y revolucionarias. Abominable es también el trato inhumano que están recibiendo los presos políticos y de conciencia en las cárceles de exterminio como es la del Altiplano antes La Palma, semejante al maltrato que reciben los prisioneros de Guantánamo.

Los argumentos que por nuestras acciones este gobierno endurecerá su política, criminalizará el descontento y militarizará el país, son argumentos baladíes o llevan el sello personal de legitimar la política fascista de Felipe Calderón. La militarización y las medidas fascistas que anulan de facto los derechos constitucionales y los derechos humanos universales ya existían desde los gobiernos priistas y panistas con Fox, pero el gobierno ilegítimo de Calderón profundizó esta tendencia derechista al emular grotescamente a la administración de su mentor el fascista Aznar y del paramilitar Uribe en Colombia, que han hundido a estos pueblos hermanos en crímenes de lesa humanidad, implantado el terrorismo de Estado y criminalizando toda lucha y protesta popular.

En este contexto de militarización del país con el falso argumento del combate a la delincuencia organizada, de la criminalización de la lucha social y la violación permanente de los derechos humanos son detenidos y desaparecidos nuestros compañeros, al igual que recientemente lo son Gilberto Romero Vázquez, Baltasar López Pita y Rafael Ramírez Bautista en Guerrero y en el Estado de México Roberto Paredes Nieto, todos luchadores sociales que hoy sin distinción de filiación política son blanco de los grupos policíaco-militares legales y clandestinos que el gobierno Calderonista ha estructurado como parte de una nueva faceta de la guerra sucia. Esta guerra contra el pueblo y sus organizaciones es real y concreta y no producto de ideas o lenguaje trasnochado como sugieren algunos comentaristas y analistas con probada inclinación oficialista.

Resulta insultante para la inteligencia del pueblo que las autoridades estatales de Oaxaca y federales pretendan eludir su responsabilidad en la detención-desaparición de nuestros compañeros con el cínico trámite de “buscarlos” en penales y distintas cárceles, cuando por todos es sabido que las detenciones-desapariciones siempre se ejecutan en cárceles clandestinas o en instalaciones militares o navales. Aquí es donde cobra dimensión el terror del Estado al reactivar nuevamente al campo militar número uno como la principal mazmorra de este gobierno para desaparecer, torturar y asesinar impunemente a los luchadores sociales. Por eso resultan hipócritas y cínicas las declaraciones del gobierno de Ulises y de Calderón que pretenden no presentarlos a pesar de las evidencias de su detención.

A estas alturas por datos recabados recientemente tenemos la certeza que nuestros compañeros están en manos de militares y cuerpos policíacos federales, aquí es donde se deben de buscar a todos los detenidos-desaparecidos del país de este gobierno.

Siempre hemos privilegiado la vía política y nuestras acciones se determinan por el factor y el análisis político. Denunciamos desde finales de mayo, durante todo junio la detención-desaparición de nuestros compañeros, esperamos pacientemente, sumándose a esta exigencia diferentes personalidades y organizaciones, recibiendo del Estado la indiferencia, la simulación y hasta la amenaza abierta a quienes valientemente se solidarizaron pidiendo la presentación de nuestros compañeros, eso por un lado, mientras que por otro se nos mantiene amagados con nuevas desapariciones y asesinatos no sólo contra nuestros militantes activos, sino contra sus familiares y amigos cercanos.

Como transformadores sociales, porque eso es el revolucionario, no somos partidarios ciegos de la violencia, insistimos y seguiremos insistiendo hasta el cansancio que amamos la paz, que no somos delincuentes, mucho menos terroristas, pero ante la amenaza de muerte latente contra nuestros compañeros y la ofensiva fascista de este gobierno contra el conjunto del movimiento popular nos obligan a recurrir al legítimo derecho de la autodefensa como una forma más de lucha. Respuesta lógica ante la violencia institucional. Por eso no podemos coincidir y menos aceptar la sugerencia de aceptar pasivamente la consumación de un crimen de Estado más como parte de la violencia institucional de este gobierno que basa su estancia en los Pinos en el respaldo de las fuerzas represivas.

En la situación actual que vive el país lo que toda voz crítica y progresista debería de condenar consecuentemente es la desaparición forzada, como muchos ya lo están haciendo, por ser un crimen de lesa humanidad, la tortura como “método” de investigación, el asesinato político, la represión sistemática para asegurar privilegios de la oligarquía, el continuo empobrecimiento de la población, la profundización de la miseria que genera expatriación,… y no salir con análisis patrioteros de oropel rasgándose las vestiduras por la paraestatal de PEMEX al concebir a ésta como patrimonio de “todos los mexicanos”, cuando en los hechos todos sabemos que sólo ha servido para enriquecer a las camarillas gobernantes, a sus familiares y a los grupos oligárquicos como amos del poder económico y político en el país.

Siempre hemos manifestado nuestra negativa a la privatización de PEMEX por ser un mandato del Fondo Monetario Internacional y su concreción formal vulnera la soberanía nacional. El pueblo hasta estos momentos no ve ningún beneficio de los recursos que se generan, porque ésos son acaparados entre el Estado, la iniciativa privada nacional y transnacional, así como los diferentes grupos de poder en el país. Por lo tanto, las acciones quirúrgicas de hostigamiento no tienen la pretensión de dañar el “patrimonio de todos los mexicanos”, mucho menos “abonar” a su privatización, ésta se viene dando y avanza ininterrumpidamente en los hechos, con las políticas neoliberales de este gobierno y hasta con la complicidad de algunos que se dicen ser de izquierda.

Luego entonces, ni “cortinas de humo” para tapar los cuentos chinos de corrupción panista-prista, ni “choros mareadores”, ni “discursos lastimeros de la pobreza y la lucha social”, y menos aún la duda de nuestra existencia y capacidades político-militares, somos una realidad política como también lo son las condiciones materiales injustas de nuestro pueblo. Seguros estábamos que no faltarían las viejas y nuevas voces inquisidoras, que nos condenarían, tratando de estigmatizarnos y descalificar nuestra lucha, pero se debe recordar que en los comunicados emitidos por nuestro partido pedimos a nuestro pueblo la posibilidad de cambiar de táctica ante los crímenes de lesa humanidad que se están cometiendo desde el Estado mexicano.

Mientras la oligarquía responsable de la explotación económica, del despojo al pueblo y de escandalosos fraudes económicos y políticos, los políticos corruptos y progobiernistas, los analistas adeptos al sistema se rasgan las vestiduras para defender un estado de derecho oligárquico que privilegia los intereses de los grandes empresarios nacionales e internacionales, así como a un gobierno ilegítimo, peligro del cual habíamos advertido desde enero del 2006, en todo caso en esta categoría política es como coincidimos con muchos mexicanos independientemente de afinidades políticas y formas de lucha. Motivo que el gobierno de Calderón a través de sus cuerpos represivos toma como pretexto insostenible para intensificar la persecución política, desatando una casería de brujas, como sucede en Querétaro, deteniendo e interrogando ilegalmente a los dos profesores del FPR, que hay que decir no tienen nada que ver con nosotros.

Para nuestro pueblo, por las opiniones recogidas en la calle, en el mercado, en los centros de trabajo, en la parcela, en las bases sindicales, en el transporte público, en la iglesia, en el rosario, en la tienda, en los tianguis, en las canchas deportivas, con los vecinos, con el compañero de trabajo, con los amigos, es decir, en el seno de nuestro pueblo trabajador el sentir y la visión es otra a la que difunden en los medios de comunicación; las expresiones “te lo dije primo, todavía hay valientes que defienden al pueblo”, “eso era lo que se ocupaba, pos va”, “una de cal por las que van de arena”, “ya ves te lo dije, en México todavía hay revolucionarios que enfrentan la oligarquía” entre otras opiniones populares que son recurrentes y generalizadas, lo abrazan como un acto de justicia popular y reflejan la simpatía hacia nuestro partido.

Por último, pensar que nuestra existencia es irreal en Guanajuato por ser hegemonizado por la ultraderecha es lo mismo que negar las desigualdades sociales, la opresión política, como también resulta ofensivo a la inteligencia y a la dignidad de todos los guanajuatences que nos quieren negar el derecho de abstraer la realidad nacional y concretarlo con la organización y la lucha fuera de los marcos de esta falsa democracia y al contentillo de sesudos analistas. Ahora resulta que son éstos los que designan dónde el pueblo debe organizarse, omitiendo una verdad histórica que donde más se ejerza la hegemonía de la reacción más enérgica será la respuesta de los oprimidos.

Pensar que Guanajuato como territorio es propiedad exclusiva del yunque y que la población por extensión somos súbditos de ellos, eso sí constituyen juicios y razonamientos anacrónicos, medievales, coloniales. Así como hay reaccionarios, también hay guanajuatenses con dignidad y memoria histórica de lucha.

Mantenemos la exigencia política de la presentación con vida de nuestros compañeros, así lo nieguen una y otra vez de manera oficial, ustedes los tienen de manera anticonstitucional, rechazamos categóricamente la idea de que su desaparición física se deba a una confrontación entre revolucionarios. Sr. Calderón, Acuña Ramírez, Medina Mora, García Luna, Galván Galván únicamente de ustedes depende la presentación de nuestros compañeros y la evolución de los acontecimientos en nuestro país.

¡POR LA PRESENTACIÓN Y LIBERTAD INMEDIATA DE NUESTROS COMPAÑEROS!

¡POR LA PRESENTACION DE TODOS LOS DETENIDOS-DESAPARECIDOS!

¡POR LA LIBERTAD DE TODOS LOS PRESOS POLITICOS Y DE CONCIENCIA DEL PAIS!

¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!

¡RESUELTOS A VENCER!

¡POR LA REVOLUCION SOCIALISTA!

¡VENCER O MORIR!

¡CON LA GUERRA POPULAR!

¡EL EPR TRIUNFARA!

COMITÉ ESTATAL

DEL

PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO

PDPR

COMANDANCIA MILITAR DE ZONA

DEL

EJERCITO POPULAR REVOLUCIONARIO

EPR

Año 43

Estado de Guanajuato, a 18 de julio de 2007.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS