Uribe Vélez no levanta cabeza
Fecha: 2007 09 01
Grupo: Partido Comunista de Colombia (marxista-leninista) / Ejército Popular de Liberación (EPL)
País: Colombia
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


URIBE VÉLEZ NO LEVANTA CABEZA

II PLENO DEL COMITE CENTRAL
DECLARACION POLITICA

Septiembre de 2007

La situación internacional está signada por dos aspectos sustanciales: los crecientes anuncios sobre los peligros de recesión en el mundo capitalista, con epicentro en los Estados Unidos, y el avance de la tendencia progresista, democrática y de izquierda en América Latina.

En Estados Unidos el estallido de la especulación financiera con préstamos para vivienda que valen más que los inmuebles. Las bolsas del mundo siguen con inestabilidad y tendencia a la baja. La deuda de los países dependientes se agrava. Los precios del petróleo dificultan más el funcionamiento de la industria y el FMI ya reajusta suavemente los índices de crecimiento por miedo al pánico.

La inflación eleva mucho los precios de los alimentos de primera necesidad. En Italia, el precio del trigo aumentó más de un 60% y la mayoría se abstiene de comprarlo.

Los gobiernos imperialistas maniobran de diferentes formas para sortear la crisis con las bajas en las tasas de interés y juegos cambiarios y monetarios que sólo benefician al puñado de oligarcas. De otro lado, los negocios ilegales pululan porque dejan un mayor valor que no se logra con las empresas legalmente constituidas.

Estos hechos amplían las contradicciones ínter burguesas como lo demuestran los debates sobre la conveniencia de los TLC tanto en EE.UU. como en los países dependientes.

Crecen las luchas populares contra el imperialismo en Bolivia y los recientes resultados electorales en Ecuador consolidan una derrota a las posiciones derechistas y a los magnates financieros, ratificando la tendencia ascendente de las luchas.

La irrupción de Chávez en gestiones de facilitación para el canje humanitario entre gobierno y guerrilla de Colombia, en situación política creada por la gestión de la Senadora Piedad Córdoba, golpea al guerrerismo de Uribe y la maniobra de aceptar la facilitación no lo saca de sus dificultades.

En Colombia, la situación militar está virando en contra del gobierno y sus FFMM, han sufrido duros golpes y afrentas de la guerrilla que el ministro de defensa, Santos, y el general Padilla intentan contrarrestar con batallas ganadas en sus computadores y la repetición sin pruebas del señalamiento de “asesinos” de los diputados del Valle.

También promueven acciones de masas para lavarle cara al militarismo de Uribe con señuelos como el… ¡Acuerdo humanitario ya!

El gobierno de Uribe está cada vez más arrodillado, los llamados megaproyectos tienen luz verde y de esta manera los imperialistas se apropian más de los recursos naturales de Colombia y van deteriorando el medio ambiente. El gobierno con los biocombustibles agotará más la producción de alimentos en detrimento de la seguridad en este campo y favoreciendo los excedentes agropecuarios de los gringos. El negocio del narcotráfico no cesa y las extradiciones se repiten como hazaña de la sumisión al amo yanqui que deja a los imperialistas miles de millones de dólares de los narcotraficantes.

El desespero y la arbitrariedad del gobierno ante los riesgos de un mayor estancamiento económico se han manifestado en el abuso del decreto para reformar el funcionamiento de las Administradoras de Fondos de Pensiones que descargan la crisis de la bolsa en los ahorradores de los fondos que se ha beneficiado de la destrucción del ISS y la seguridad social pública. También es notoria la adulteración de la contabilidad y las estadísticas del Estado para mostrar un faltante menor del real, denunciado por el contralor y el director del DANE que renunció. La venta de acciones de ECOPETROL es una forma de privatizar la principal empresa del país. Crece el desempleo que golpea duramente a la juventud trabajadora independientemente de su nivel de calificación laboral.

El movimiento sindical y popular da respuestas a esta ofensiva del capital y recibe un tratamiento de guerra al gobierno ejecutar golpes de mano de la policía y del ejército a los trabajadores del Seguro Social para impedir que reclamen sus derechos y los de los usuarios, así como con la amenaza de muerte al gobierno difundir la tesis de que los sindicatos “combinan todas las formas de lucha”.

El gobierno acelera la toma de las cortes de justicia, Banco de la República, organismos de control e instituciones estatales apoyado en el presidencialismo de la Constitución del 91 afianzado con la reelección que rompió cualquier contrapeso entre ramas del poder público. Es más evidente la equivocada táctica de sujetar la oposición a “ser gobierno” en el 2010 y no en la lucha por lograr que se vaya Uribe; pues además, la agenda legislativa del gobierno afianzará la propuesta fascista de Estado Comunitario y arrebatará más derechos al pueblo con el Plan Nacional de desarrollo y el presupuesto nacional para el 2008. También se avecina una nueva reforma pensional.

Los rumores de una segunda reelección de Uribe atizan las diferencias que alimenta la narcoparapolítica al seno de la coalición de gobierno. Es de anotar que el imperialismo puede jugar una maniobra de relevo presidencial con una carta de origen socialdemócrata que divida al Polo y trunque el proceso de ascenso de la unidad y lucha popular. Aun faltan tres años de gobierno con permanente confrontación y lucha popular que dificultará el ejercicio de gobierno a Uribe.

La campaña electoral de la oposición marcha en difíciles condiciones. Las dificultades van desde la restricción al uso de los medios de comunicación hasta el recrudecimiento de la violencia paramilitar que difunde todo tipo de amenazas y las ha ido ejecutando en muchos casos mientras Uribe declara cínicamente que ya no existe. Los saqueos de las residencias de los opositores con la complicidad de fiscalías y los procesos judiciales por “colaboración con la insurgencia” se dan con frecuencia.

La labor política del PDA está debilitada por el peso de las ideas que lo definen como un partido y no como un frente político de masas. Así, el Polo limita o bloquea el impulso de un amplísimo movimiento de oposición al régimen al situarse como epicentro y representación única de la organización política de las masas. Además, la mayoría de candidaturas a cargos ejecutivos las tienen corrientes oportunistas y sus débiles programas muchas veces son absorbibles por los candidatos burgueses y sus partidos.

El movimiento de masas en Colombia sigue expresando una tendencia al ascenso expresada con distintas intensidades y formas, como reflejo de lo que ocurre en toda América. El trabajo de la Gran Coalición Democrática ha contribuido al impulso de las luchas pero hoy está entrabado por la visión unilateral de los asuntos electorales que separa la lucha social del pueblo de la lucha por votos. De allí que saludemos las movilizaciones de los trabajadores de la salud y la seguridad social, así como las proyectadas por otros sectores populares e indígenas.

Comité Central
Partido Comunista de Colombia (Marxista-Leninista)

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS