"La guerra continúa". Entrevista a la Comandante Ana María
Fecha: 1982 04 01
Grupo: Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN)
País: El Salvador
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


Entrevista a la Comandante Ana María,
miembro de la Comandancia General del FMLN

LA GUERRA CONTINÚA

Los resultados oficiales de las elecciones de 28 de marzo en El Salvador no eran aún conocidos cuando ya enfrentaba Washington la primera crisis post-electoral en ese país.

Montadas por la administración Reagan para legitimar a la Democracia Cristiana en el gobierno y contar con una carta de presentación internacional que le permitiera justificar su política intervencionista, las elecciones no hicieron más que legitimar la ultraderecha y el terror.

A tres días de la culminación del proceso electoral, lo único cierto era que, sin importar el gobierno que saliera de una de las posibles coaliciones, las "elecciones" vinieron a descomponer el cuadro que había rayado de antemano los Estados Unidos y dividir aún más a la derecha.

En ese momento, cuando aún no se definía el nuevo gobierno salvadoreño, que BARRICADA INTERNACIONAL a su paso por México entrevistó a la Comandante Ana María, miembro de la Comandancia General del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Ana María, en realidad la doctora Mélida Anaya Montes, ex-dirigente de la Asociación Nacional de Educadores Salvadoreños y ex-Secretaria General del Bloque Popular Revolucionario -según dio a conocer hace poco la revista mexicana Por Esto en una entrevista que le hiciera-se refirió a las elecciones del 28 de marzo, a una posible salida política a la crisis salvadoreña y otros temas.

1 .-La Junta asegura que fueron centenares de miles los votantes, mientras la administración Reagan parece no importarse mucho con eso y considera un éxito el hecho mismo de haberse realizado elecciones. Cuál es la realidad de ese proceso electoral que culminó el 28 de marzo?

El proceso electoral que culminó el 28 de marzo en El Salvador, se enmarcó dentro de una realidad inobjetable; ni el imperialismo, ni sus títeres en la Junta Militar Democristiana pueden ocultar con números de votos o manejos publicitarios cuál es la realidad inobjetable.

Otro aspecto que caracteriza este evento es que se dio dentro de un marco de represión y genocidio, que es la esencia misma del régimen y que no podía faltar en esta oportunidad empleados públicos y otros que se vieron forzados a votar, estaban bajo la amenaza no solo de perder el empleo, sino de perder la cabeza, si sus documentos como cédula de identidad y otros comprobantes que aplica el régimen, no eran cumplidos.

El régimen jamás revelará el número de papeletas anuladas de los que se vieron obligados a votar. Aún así fue notoria la ausencia del campesino, los obreros, los maestros, los pobladores de suburbios y fue típica en cambio la presencia de la clase dominante y la capa media alta.

Lo afirmado antes por el FMLN, que ha sido un evento de disputa por el poder entre la derecha del país (oligarquía y burguesía) es un hecho inobjetable. Los resultados son reveladores. Falta todavía el cómputo de Chalatenango y Cabanas, pero que no influirá decisivamente en lo que hasta hoy reflejan los resultados: De 60 diputados a la Constituyente, 23 corresponden a la Democracia Cristiana, (actualmente en el poder); 16 a Arena (cuyo jefe máximo es el máximo jefe de los escuadrones de la muerte); 12 al P.C.N., y bajo cuyo liderato se organizó y estructuró ORDEN por el año 1965 organización para-militar responsable de muchos crímenes en el país; y A.D. obtuvo 3 votos que no tiene incidencia ni en la derecha ni en el pueblo.

Naturalmente estos resultados, a pesar de que el gran ausente fue precisamente el pueblo en su expresión popular, fue necesario el asesinato y el horror. Sólo el día 28 aparecieron 30 cadáveres de gente humilde; la masacre de Apopa es otro hecho; la presencia de cuerpos policíacos y de los fascistas del ejército fue impresionante por su número en la calle el día del evento electoral. Acordaron prácticamente a la ciudad, pero lo que no pudieron evitar fue la presencia de las fuerzas revolucionarias en su mismo cubil.

El evento ha necesitado de otro factor, típico de los fascistas: El engaño y la mentira descarada. Mientras el Consejo Central de Elecciones días antes del evento "electoral" manifestó que había emitido 800,000 papeletas, ahora resulta que los votos emitidos dan un total de 1.053.791. El evento "electoral" del 28 de marzo ha sido una mascarada como lo está haciendo desde hace 50 años este régimen. La represión, la mentira, el fraude, la lucha por el poder entre las mismas clases dominantes que lo detentan, eso es el 28 de marzo de 1982 en El Salvador.

2.-El FMLN inició hace algunos días una fuerte ofensiva que ha tenido como momentos más destacados las tomas de Usulután y Yoloayquín. ¿ Cuál es el carácter de esa ofensiva y cómo se enmarca en la estrategia del FMLN?

El carácter de las ofensivas político-militar en esta coyuntura se enmarcan dentro de la estrategia de la guerra popular que el pueblo viene sosteniendo con su vanguardia el FMLN. Son saltos de calidad que en el proceso van teniendo las fuerzas revolucionarías, cuya meta es la conquista del poder por el pueblo.

Se ha pasado a tener presencia revolucionaria en las ciudades, en lo urbano, y este es un salto que seguirán desarrollando nuestras fuerzas. El control del enemigo en lo urbano, especialmente en las grandes ciudades se va minando y en esta coyuntura se ha hecho eso precisamente: Usulután, Yoloayquín, las incursiones a Santa Ana, segunda ciudad del país, y las realizadas en el centro y no sólo en la periferia de San Salvador, marcan ese salto.

3.- La ultraderecha en El Salvador logró "mayoría" en las elecciones del domingo. ¿Qué repercusiones puede tener ese hecho para un futuro gobierno y en especial para la Democracia Cristiana, por quien la administración Reagan había manifestado su preferencia y que compartía sola, la Junta con los militares?.

Los cómputos en cuanto a número de diputados reflejan una coalición especialmente entre los partidos de Arena y P.C.N. que por otra parte ya lo venían preconizando. Esto coloca a la Democracia Cristiana en una situación desventajosa. Desde luego el análisis para el pueblo, en esencia, no es este, puesto que el pueblo sabe donde está su verdadera alternativa: El FMLN-FDR. Estamos claros que en la recomposición del poder en las alturas está como siempre, la demagogia y el terror. Para sus fines y objetivos el Imperialismo, tiene listo y ajustado el tinglado para una intervención directa o indirecta mediante las fuerzas armadas de gobiernos títeres, aunque en los resultados esperaban una solidificación de la Democracia Cristiana, lo cual no ha ocurrido. El evento electoral lleva contradicciones en la cúpula del poder de la derecha; hay que estar atentos a como se van a resolver estas contradicciones que no las tienen desde luego con vistas a resolver el conflicto salvadoreño, que se profundiza. En lo internacional para los pueblos está claro también lo mismo que para los gobiernos democráticos que ven la realidad de los hechos que se ha entronizado un gobierno fascista y de terror.

Para la administración Reagan, no se resolvió lo que ellos esperaban del evento, consolidar la Democracia Cristiana, para consumo exterior.

4.-El FMLN y el FDR han insistido en la necesidad de una salida política que pasaría necesariamente por las negociaciones entre las partes involucradas en el conflicto salvadoreño. Napoleón Duarte sin embargo, en una entrevista a una televisión norteamericana, dijo que no veía "ninguna posibilidad de negociación con la guerrilla. Después de las elecciones, qué posibilidad cree el FMLN que existe de una salida negociada?

El FMLN sostiene la salida negociada porque busca siempre la salida política del conflicto. Si el Sr. Duarte o el gobierno que se forme dice que no ve ninguna posibilidad de negociar con la guerrilla, no sé con quién quieren o estiman que debe negociar. El FMLN es un instrumento del pueblo, no hay solución al conflicto si no toman en cuenta a la fuerza beligerante del pueblo. El hecho de decir que no están por la negociación, revela una vez más el carácter y la esencia misma del gobierno, que ha venido sosteniendo que no negociará haciendo eco con el Imperialismo yanqui y lo que propone es en el fondo en realidad la solución militar vía intervención. La guerra naturalmente continúa tal como el FMLN lo dijo, antes, durante y después de las elecciones. La bandera de la negociación la enarbolamos, siempre que se cumplan las justas aspiraciones del pueblo.

5.- El Frente Sandinista denunció ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que se preparaba una agresión contra Nicaragua. Una intervención en ese país o en cualquier nación centroamericana significaría casi inmediatamente una regionalización del conflicto, cuáles son para el FMLN las posibilidades reales de una intervención en gran escala en el Istmo?

En la medida en que Nicaragua defienda como lo hace, a su pueblo, defienda el derecho a su autodeterminación, en la medida en que el pueblo salvadoreño y guatemalteco profundicen su proceso revolucionario, en esa misma medida el Imperialismo con el círculo fascista de Reagan estarán dispuestos a intervenir porque para ellos el tiempo no pasa, la correlación de fuerzas en lo internacional tampoco la miden. Consideran a América Latina como su traspatio.

La intervención es una posibilidad real en cada momento, frente a la cual hay que estar atentos para impedirla. Lo mejor que los pueblos de Centroamérica podemos hacer es impedir ese monstruoso hecho; pero si a pesar de los esfuerzos que se hagan, el hecho se da, la guerra revolucionaria existe en El Salvador, Guatemala, y los movimientos progresistas de Honduras y demás países del área, se pondrán en pié de lucha y se coordinarían estrechamente.

Es decir que el conflicto se regionalizará. No lo deseamos pero si el Imperialismo es esa la alternativa que pone, los pueblos estamos dispuestos a enfrentarlos.

6.- México gestiona junto a Estados Unidos el establecimiento de canales de negociación bilateral Nicaragua y Cuba. Las fuerzas democráticas y revolucionarias de El Salvador son también parte interesada de cualquier negociación que se realice sobre la crisis centroamericana. Cuál es la posición del FMLN ante las gestiones de México y piensan ustedes ponerse en contacto con el gobierno mexicano para establecer algún canal de comunicación con la administración Reagan?

El FMLN ve con simpatía y respalda las gestiones que México a través de su presidente Sr. López Portillo hace para establecer canales de negociación entre Estados Unidos, Nicaragua y Cuba, y en general para dar una solución política a la crisis centroamericana. Las partes de Centroamérica y el conjunto nos afecta. En la medida en que las posiciones revolucionarías y democráticas encuentren una salida negociada, en esa misma medida tienen nuestro respaldo porque responden a los intereses de los pueblos centroamericanos.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS