Los yanquis desestabilizan la región. El pueblo ecuatoriano defiende su soberanía
Fecha: 2008 03 04
Grupo: Partido Comunista de Colombia (marxista-leninista) / Ejército Popular de Liberación (EPL)
País: Colombia
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


LOS YANQUIS DESESTABILIZAN LA REGION
EL PUEBLO ECUATORIANO DEFIENDE SU SOBERANIA

Marzo 4 de 2008

Álvaro Uribe Vélez, actuando pérfidamente, lanzó de nuevo aviones, helicópteros y tropas de tierra a pisotear el territorio del hermano pueblo del Ecuador, en un acto de abierta violación de la soberanía nacional de un Estado vecino. Nos recuerda décadas de acciones punitivas de los criminales de guerra del Estado sionista contra los palestinos que hoy, como en décadas, una ves más, dejan varias decenas de muertos en la franja de Gaza, dirección en la que va Colombia de la mano siniestra de Uribe y Bush.

Este hecho, propio del terrorismo de Estado, plasma una felonía contra el Gobierno de Ecuador y su pueblo invocando “la seguridad nacional” y la “lucha contra el terrorismo”, al tiempo que es punta de lanza de las provocaciones de Bush quien, para dejar las manos libres a las multinacionales, especialmente a las petroleras en las que tiene intereses directos, necesita desestabilizar a todos los gobiernos que no le marchen a la política imperialista, como ocurre con los países fronterizos de Colombia: Venezuela, Nicaragua y Ecuador, a lo cual ayudarán los “falsos positivos” y falsas pruebas que fabricarán apoyados en el “sobrero mágico” de “los computadores de Reyes”. La persecución también abarca al gobierno de Bolivia y sigue contra Cuba revolucionaria.

El gobierno de Colombia toma como referencia las acciones imperialistas de Bush contra Irak y Afganistán, que en claro intervensionismo guerrerista apoyó Uribe siguiendo el dictado imperial. De fondo, el gobierno de Colombia actúa bajo la dirección del Departamento de Estado yanqui como el “Israel de América”, que se lograría creando y alimentando una situación de pugnacidad e inestabilidad, mientras se acusa al gobierno de Venezuela de ser una amenaza terrorista en la región para facilitar el golpe político y militar de los yanquis contra el Presidente Hugo Chávez Frías.

La política internacional de Uribe es un desastre político y económico para Colombia y un verdadero ultraje para las posiciones democráticas y progresistas que están en nuestra historia y tradiciones populares, desconocidas y pisoteadas por el gobierno guerrerista y militarista de Álvaro Uribe, dando toda la razón al Presidente Correa para adelantar las acciones internacionales en defensa de la soberanía del Ecuador que ya ha logrado rechazos oficiales a la funesta acción del gobierno de Uribe-Bush.

Es evidente la rabia y el odio a los revolucionarios del gobierno Bush-Uribe y los militares gringos que comandan las bases de Tres esquinas y Manta, que aplican el Plan Colombia y la Iniciativa Regional Andina ideadas por el Pentágono desde los tiempos del ex presidente Bill Clinton. Su “ira santa” nace de la negativa de los gobiernos de Ecuador y de Venezuela a vincularse a sus planes militares y políticos para regionalizar el conflicto interno que vive Colombia desde hace más de 40 años, hoy tratado por Uribe y Bush como “amenaza terrorista” para desconocer su base política, económica y social generada por la opresión y la explotación, planes que pretenden que los pueblos no se rebelen contra su dominio. Su ira nace de la negativa de estos gobiernos a dejarse imponer los TLC, los acuerdos con el FMI, a mantener las gabelas de las multinacionales y la injerencia de la DEA, la CIA y demás peligrosas agencias imperialistas.

La muerte del comandante y compañero Raúl Reyes, expuesto grotescamente como trofeo de guerra y para escarnio-atemorizamiento público, como hizo con Galán el comunero el imperio español, hacen más larga la lista de héroes populares que han ofrendado su vida inspirados en ideas de lucha por la revolución social en Colombia, a favor de los oprimidos y explotados por el capital, por la independencia de las naciones del dominio imperialista, por la solidaridad y la amistad entre los pueblos de América Latina.

La destacada acción revolucionaria del compañero Reyes continuará viva en el combate sin tregua de las FARC y de todos los revolucionarios que participando en todas las formas de lucha batallaremos hasta lograr la victoria sobre el crimen, la ignominia, la exclusión y demás lacras que representa el régimen pro imperialista de la oligarquía lacaya de Colombia, varias veces condenado crímenes de lesa humanidad por la Corte Interamericana de Derechos Humanos que incluyen el genocidio de la Unión Patriótica.

Llamamos a todas las organizaciones sociales, políticas, democráticas, progresistas y de izquierda, a los verdaderos patriotas, a denunciar que este conflicto regional de grandes proporciones se da para crear “la hecatombe” cuando a Uribe le llega al cuello el agua sucia de los procesos por la parapolítica, su nueva reelección marchaba mal y la crisis económica amenaza dejar al desnudo la falsedad de los pregonados efectos mágicos de la “seguridad democrática” y el favorecimiento a los monopolios con las políticas neoliberales que aumentan el desempleo y el hambre.

Invitamos a los amantes de la lucha por la democracia y los derechos económicos y sociales del pueblo a oponerse con decisión a la política internacional terrorista de Estado que aplica Uribe con graves consecuencias para las buenas relaciones económicas, políticas y sociales entre pueblos, que acentúa las penurias de los trabajadores colombianos y las regiones fronterizas en beneficio de los intereses del capital monopolista nacional e internacional en nombre de cuyos intereses trabaja Uribe como fiel servidor de los intereses de La Casa Blanca que hoy ocupa Bush.

El pueblo no tiene por qué sufrir los efectos de desempleo y pobreza de las aventuras guerreristas del Gobierno de Uribe, que anda envalentonado creyendo que llegó el fin del movimiento insurgente y que la máquina de guerra del Pentágono completará su tarea agresora contra los países vecinos.

Rechazamos el peligroso patrioterismo que se impulsa desde los grandes medios de comunicación dirigidos por el gobierno y la oligarquía para justificar el guerrerismo y la agresión contra los países vecinos. Uribe no encarna ni la unidad nacional ni representa a todos los colombianos, representa el proyecto fascista de “Estado Comunitario” con su “seguridad democrática”, diseñado por los monopolistas y el imperialismo.

Nos eleva la moral en el combate conocer los mensajes y demás acciones de solidaridad internacional con las FARC y demás organizaciones que el pueblo colombiano ha construido para la lucha contra sus enemigos de clase, a esas organizaciones hermanas y solidarias, a esos gobiernos democráticos, les aseguramos que no nos dejaremos amedrentar y persistiremos en los objetivos de la liberación social y nacional, por el poder popular y el socialismo, por la amistad entre los pueblos de todos los países de nuestra América.

¡Viva la unidad de los pueblos de Latinoamérica!
¡Viva la paz entre los pueblos y las naciones!
¡Abajo el imperialismo yanqui y sus lacayos!

¡Abajo el Plan Colombia!
¡Fuera Uribe del Gobierno!

Partido Comunista de Colombia (marxista-leninista)
Ejército Popular de Liberación

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS