República Mexicana, 14 de marzo de 2008
Fecha: 2008 03 14
Grupo: Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario
País: Mexico
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


AL PUEBLO DE MEXICO
A LOS PUEBLOS DEL MUNDO
A LOS ORGANISMOS NO GUBERNAMENTALES DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS
A LAS ORGANIZACIONES SOCIALES, POLÍTICAS Y REVOLUCIONARIAS
¡HERMANAS, HERMANOS, CAMARADAS!

La solidaridad del pueblo mexicano es una virtud y un hecho que ha trascendido a sus gobiernos.

Sólo el General Lázaro Cárdenas, desde el gobierno, brindó en nombre del pueblo mexicano solidaridad al pueblo español que luchaba contra el fascismo de Francisco Franco y dicha solidaridad enriqueció la cultura y la ciencia en nuestro país al arropar a niños y niñas, a grandes hombres y mujeres que agradecidos, algunos, adquirieron la nacionalidad mexicana no para medrar con sus riquezas sino para enriquecerlo con sus saberes hasta nuestros días.

Solidaridad que tuvo continuidad con la solidaridad brindada por Martínez Corbalá embajador en el año de 1973 al pueblo chileno, al concretarse el golpe de estado de Augusto Pinochet al Presidente Salvador Allende y posteriormente a los pueblos de Nicaragua, El Salvador y Guatemala. Y qué bonita historia si sólo mencionáramos estos hechos, pero, no. Porque no podemos callar que al mismo tiempo que el Estado mexicano se vanagloriaba de ser el paladín de la solidaridad, la democracia y la libertad en América Latina, perseguía, detenía, encarcelaba, torturaba, desaparecía y asesinaba a los revolucionarios mexicanos. Jóvenes comprometidos con la lucha por la justicia y contra la explotación y sojuzgamiento del pueblo mexicano.

Entonces como ahora, los gobiernos mexicanos mantenían una imagen hacia el extranjero que no concordaba con la realidad que se vivía dentro del país: de franca violación a los derechos humanos y sociales.

Hoy, Felipe Calderón Hinojosa Candil… de la calle, oscuridad de su casa, intentó hacer creer en México a través de los noticieros televisivos que fue él quien medió para superar la crisis en Sudamérica, cuando el presidente Rafael Correa de Ecuador no necesitó de él para reclamar un acto ilegal a través del cual el gobierno colombiano con Álvaro Uribe al frente auspiciado por Estados Unidos, realizó la masacre en la que perdieron la vida el Comandante Raúl Reyes de las Fuerzas Armadas de Colombia-Ejército del Pueblo, 15 combatientes, tres estudiantes universitarios y uno del politécnico mexicanos, solidarios y estudiosos de los movimientos sociales en América Latina.

El presidente Rafael Correa de Ecuador tuvo la calidad y la autoridad moral para reclamar este acto, a diferencia de la calidad y autoridad moral que Felipe Calderón Hinojosa no ha tenido para elevar un reclamo jurídico al presidente de Colombia y ante la OEA por la muerte de los cuatro estudiantes mexicanos que se encontraban en el campamento fariano y las lesiones que sufrió Lucía Andrea Morett Álvarez.

Por complicidad con Álvaro Uribe a quien ya le hizo el trabajo sucio porque previamente a la masacre ya se habían puesto de acuerdo para asesinar a estudiantes mexicanos para imponer un escarmiento para los solidarios con las luchas libertarias en el mundo.

El gobierno de Calderón ha sido indignantemente tibio en el momento de criticar tan alevoso ataque ya que precisamente el Plan México (Iniciativa Mérida) abre las puertas a este tipo de actividades militares con el pretexto de la “guerra” contra el narcotráfico en nuestro país y la campaña sucia de intentar relacionar a las fuerzas revolucionarias en México con la delincuencia organizada para justificar lo injustificable, como lo ha venido haciendo Uribe identificándose en la creación de grupos paramilitares para seguir desapareciendo y asesinando luchadores sociales.

El Plan Colombia con Uribe a la cabeza, es la punta de lanza de la guerra preventiva de Estados Unidos contra el “terrorismo” y el “narcotráfico” y uno de los resultados de su instrumentación es precisamente este ataque que violó flagrantemente la soberanía de Ecuador ante la tibieza del Grupo de Río y la Organización de Estados Americanos (OEA). Hay que verse en el espejo.

La OEA se quedó corta, no basta con la descripción de hechos, estuvo ausente una condena e hizo falta la pena debida a la infracción de las leyes internacionales de respeto e inviolabilidad de la soberanía de las naciones para que el crimen cometido por el gobierno de Colombia no quede impune.

Y Felipe Calderón Hinojosa Candil es la persona menos indicada para “mediar” ya que en México no ha ejercido su poder de atracción para resolver los problemas más acuciantes del país, y convocar a la paz es tan sólo una cínica actitud exhibicionista, pues su política es la de crear confrontaciones entre los mexicanos (Chiapas, Guerrero, Oaxaca,…) y en lugar de solicitar al gobierno de Ecuador las dispensas de ley para repatriar los cadáveres de los estudiantes asesinados por el ejército colombiano, resulta que su gobierno está “investigando” qué hacían estos universitarios en el campamento fariano, esto debido a la estrategia de Guerra de Baja Intensidad que desarrolla su gobierno en la que todo luchador social, según ésta, tiene nexos o pertenece al “entorno” de la guerrilla. Tal es el caso de Lucía Andrea Morett Álvarez de quien se ha difundido su “historial” como luchadora social como si fueran antecedentes penales, del cual concluyen con el siguiente silogismo:

Los jóvenes universitarios que se solidarizan con las causas justas son luchadores sociales.

Los luchadores sociales son miembros del Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario.

Luego, si Lucía Andrea Morett Álvarez es luchadora social, es miembro del PDPR-EPR.

Conclusión absolutamente falsa por lógica que sea. Todo porque no conciben lo que es la solidaridad, porque no la conocen ni la han dado jamás. Porque desconocen el amor a la justicia y los valores que mueven a los jóvenes para arriesgar su vida con el sólo hecho de solidarizarse con las causas justas.
SOLIDARIDAD n. f. Entera comunidad de intereses y responsabilidades: solidaridad entre los pueblos. 2. Actitud de adhesión circunstancial a la causa o empresa de otros: muestra de solidaridad. (EL PEQUEÑO LAROUSSE ILUSTRADO)

SOLIDARIDAD. (De solidario). f. Adhesión circunstancial a la causa o a la empresa de otros. || 2. Der. Modo de derecho u obligación in sólidum. (DRAE)

Sí señores, la solidaridad entre los pueblos existe y entre los jóvenes aún más, sin necesidad de pertenecer a determinado grupo, o país.

La paz en América del Sur es un triunfo de los presidentes Rafael Correa de Ecuador y Hugo Chávez de Venezuela, del cual se colgó Álvaro Uribe. Sin embargo, hasta este momento la masacre perpetrada por el ejército colombiano permanece impune. Se perdieron valiosas vidas y el canje de prisioneros que el Comandante Raúl Reyes negociaba, hubo que suspenderse momentáneamente. Un canje que se ha enfocado en la liberación que ha realizado las FARC-EP de manera unilateral, dejando en un segundo término la exigencia que debiera existir también para con el gobierno colombiano de la liberación de los combatientes de las FARC-EP prisioneros políticos, quienes han sido torturados sin tomar en cuenta sus derechos humanos.

Nuestro Partido condena esta masacre perpetrada por Álvaro Uribe, por lo que enviamos un saludo revolucionario y nuestra solidaridad al Secretariado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo, repudiando el asesinato del Comandante Raúl Reyes, su compañera y los combatientes farianos caídos, así como nuestra solidaridad a los padres de los estudiantes mexicanos asesinados, que comienzan con tan dolorosa pérdida su lucha por la justicia y reivindicación de los nombres de sus hijos que han muerto haciendo honor a la juventud bolivariana.

No aceptamos las disculpas y las condolencias hipócritas que hizo el ministro de relaciones exteriores de Colombia Fernando Araujo Perdomo a los familiares de los jóvenes masacrados en Ecuador, por lo tanto, para nosotros y para todo el que se considere revolucionario y progresista no es bienvenido ni grato ningún representante del gobierno colombiano.

Nos sumamos a la exigencia internacional para que se le otorgue reconocimiento de fuerza beligerante a las FARC-EP y los que dicen o hacen eco de que son narcotraficantes para sostener su lucha no es más que la continuación de lo que los Estados Unidos ha utilizado para descalificar cualquier fuerza política que no está de acuerdo con sus intereses, Irak no tenía armas de destrucción masiva, sin embargo, lo agredió y lo sigue haciendo, en una guerra intervencionista que cada día va perdiendo.

Cambiando de tema, no podríamos dejar de mencionar que es indignante y sigue siendo un insulto para el pueblo mexicano la actitud de Juan Camilo Mouriño Terrazo. ¿Cómo, que sí firmó como apoderado de sus empresas siendo funcionario público? ¿Cómo, que es legal lo que hizo? No, Sr. Mouriño, si usted fuera cualquier hijo de vecina como nosotros lo somos, ¿Qué cree que le dirían esas mismas “autoridades” que hoy lo defienden? El Estado no puede ser juez y parte como desea al presentar sus documentos ante la PGR

Mientras Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa Patrón, de oscuros antecedentes represivos y de tráfico de influencias, asumen una actitud mafiosa y cómplice ante este nuevo delito con el fin de proteger su trayectoria política-delincuencial que podría ser exhibida y aceptan el chantaje que les hiciera el Sr. Mouriño en privada plática. Pláticas privadas en las que, quién no nos dice, Mouriño aprovecha para intimidar a sus interlocutores sin que por el momento estos quieran darlo a conocer. Y no se diga la indigna e hipócrita defensa que se hacen los panistas ya que son de la misma ralea y doble moral.

Todas las fuerzas políticas del país deberían de estar exigiendo la renuncia de Moriño por corrupto. Porque ni él, ni Acuña, ni Ulises Ruiz nos han dado una respuesta real sobre nuestros compañeros Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez y los más de treinta detenidos-desaparecidos víctimas de este sexenio. Y Bajo la concepción de la “guerra preventiva” de los norteamericanos Calderón hoy también por medio de voceros oficiosos trata de amenazar, detener, torturar o desaparecer a jóvenes bajo el argumento de que son fachadas de nuestro partido, como respuesta a la demanda que le exigen miles de ciudadanos porque se de la inmediata e incondicional libertad de los presos políticos, acallar esas voces tendrían que encarcelar decenas de miles de ciudadanos inconformes con este régimen policíaco-militar.

Deben comprender que las masas inconformes demandan la presentación con vida de todos los desparecidos, ¿Por qué la necedad de no presentarlos?, ¿Por qué insisten en negar que ustedes los tienen confinados en mazmorras militares?, A nueve meses de su detención-desaparición exigimos por enésima ocasión sean presentados con vida.


¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!
¡A EXIGIR LA LIBERTAD DE TODOS LOS PRESOS POLITICOS Y DE CONCIENCIA DEL PAIS!
¡POR LA PRESENTACION DE TODOS LOS DETENIDOS DESAPARECIDOS!
¡POR LA REVOLUCION SOCIALISTA!
¡VENCER O MORIR!
¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!
¡RESUELTOS A VENCER!
¡CON LA GUERRA POPULAR!
¡EL EPR TRIUNFARA!
COMITÉ CENTRAL
DEL
PARTIDO DEMOCRÁTICO POPULAR REVOLUCIONARIO.
PDPR
COMANDANCIA GENERAL
DEL
EJÉRCITO POPULAR REVOLUCIONARIO
CG-EPR


Año 44
República Mexicana, a 14 de marzo de 2008.


© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS