¡Villa Constitución firme en la lucha!
Fecha: 1975 04 14
Grupo: Partido Revolucionario de los Trabajadores - Ejército Revolucionario del Pueblo
País: Argentina
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


¡VILLA CONSTITUCIÓN FIRME EN LA LUCHA!

"La libertad cuesta muy caro y es necesario, o resignarse a vivir sin ella, o decidirse a comprarla por un precio", dijo José Martí, El heroico proletariado de Villa Constitución ha decidido una vez más luchar resueltamente por su libertad y la de todo el pueblo, y no se resignará a perderla. Es más, se prepara para combates de mayores proporciones, consciente de que en el tritinfo se juegan los intereses vitales de toda su clase.
El gobierno represivo de Isabel Perón y su pandilla lopezrreguista se han equivocado muy fiero cuando creyeron que, con el encarcelamiento de la mayoría de los miembros de la Comisión Directiva de un sindicato clasista N, de numerosos activistas y con la intimación policial, doblegarían la voluntad de lucha de este heroico pueblo.
¿Desconocen acaso la gran tradición de lucha del proletariado y del pueblo de Villa Constitución y sus alrededores? ¿No recuerdan las huelgas de portuarios, de obreros de la construcción? ¿Acaso han olvidado la lucha de los meta del año'60, que pararon durante 45 días? Ni hablar del "Villazo", aún muy fresco en el recuerdo de todos nosotros y también en el de los enemigo de la clase obrera.
Hoy, retornando esa larga tradición, aprendiendo de ella y elevándola a Lit, plano superior, nos prepararnos para una lucha de largo aliento a través de la cual infligiremos a la represión y al fascismo una dura derrota; el gobierno no tendrá otra salida que liberar a los dirigentes y activistas encarcelados por ser luchadores al servicio de su clase y tendrá que entregar el local sindical, hoy ocupado por matones a sueldo, declarados asesinos quienes apresan compañeros por las ca¡les y los apalean en el propio sindicato. ¡En eso han convertido el local de los trabajadores! La aguerrida clase obrera de Villa Constitución no lo olvidará jamás y dará su merecido a la banda de Otero, Simón de Iriondo y compañía.

EL ESTADO DE ÁNIMO DE LOS COMPAÑEROS

Desde el primer día de iniciado el conflicto, una extraordinaria moral y una formidable voluntad de lucha animan el espíritu de todos los obreros de Villa Constitución. Decisiva fue la firmeza con que los compañeros tomaron las tres plantas industriales de Acindar, Metcom y Marathon. Pero, más extraordinario fue aún que una vez desalojadas las fábricas, sin local sindical, sin ningún ¡ligar "legal" donde reunir a los compañeros; y con la mayoría de los miembros de la Comisión Directiva presos, en muy poco tiempo y bajo las orientaciones del Comité de Lucha presidido por Luis Segovia, único miembro de la CD que escapó a las garras policiales, se reorganizó a todos los trabajadores en casi todos los barrios de Villa Constitución.
Periódicamente se realizan asambleas en las cuales se informa de la marcha del conflicto, se reparten volantes y boletines de huelga, se organizan para enfrentar al carneraje, se preparan para tina olla popular si la misma es necesaria, se recolectan fondos, etc.
A medida que pasan los días llegan nuevas adhesiones de todo el país -011vetti, Martín Amato, Rigolleati, Primicia, Diario Clarín, PASA y muchas más- que llenan de alegría y dan aliento a los compañeros, fortalecen su moral al tiempo que crece el convencimiento de que con unidad y organización, combatividad y lucha, esta batalla por la democracia y la libertad culminará con la victoria.
Sin lugar a dudas en ella participan la inmensa mayoría de los obreros de las fábricas de Villa. Las decisiones tomadas por la dirección del conflicto reflejan el sentimiento y el estado de ánimo de todos los compañeros; es más aún; es tan grande el empuje combativo de las bases que muchas veces el propio Comité no da abasto para resolver todos los problemas.
Esta verdad inobjetable hecha por tierra el argumento infantil y tendenciosa esgrimido por miembros de un Partido reformista quienes afirman que la heroica y masiva lucha de los trabajadores de Villa está dirigida por una "elite", es decir por un grupo selecto separado del con, unto de los obreros, ¿Acaso no es una muestra más que suficiente de lo contrario el hecho contundente de llevar ya más de 21 días de conflicto, donde la firmeza y decisión de los compañeros se ahonda día a día? ¡Es tan justa y amplia esta lucha por la democracia obrera que hasta los propios Partidos burgueses se han visto obligados a apoyarla aunque sea de palabra! Y es precisamente esta amplitud y la participación masiva de todos en la lucha la que imprime más valor y más fe en el triunfo.
Otra pequeña dificultad que surgió en pleno conflicto fue la errónea propuesta de la JTP, publicada por dicha corriente en un volante repartido a los compañeros de Villa Constitución.
Allí hacen un llamado a los "obreros peronistas" de la Lista Marrón a formar una agrupación peronista "Felipe Vallese". Es esta una actitud divisionista e incorrecta de la JTP, cuando saben muy bien que la gran mayoría de los compañeros que integran la Agrupación 7 de Septiembre son socialistas y cuyos grados de conciencia superan los marcos del peronismo. Llamamos a los compañeros de la JTP a deponer su actitud a través de la cual sólo lograrán crear divisiones en el seno del proletariado de Villa.

BATALLA DE LARGO ALIENTO Y METODOS DE LUCHA

Los ojos de toda la clase obrera argentina están puestos, llenos de fe NI de esperanzas, en Villa Constitución. Cualquiera sea el resultado de esta lucha, este tendrá influencia determinante sobre el conjunto del proletariado. Dará nuevos bríos al movimiento de masas. Y sobre todo impulsará a la lucha a todos los trabajadores industriales de Buenos Aires, Córdoba, Tucumán, Rosario y en especial, la lucha de Villa Constitución despertará a la lucha a miles de obreros de la planta industrial de Somisa, en San Nicolás, en cuyo seno ya está germinando el ejemplo de Villa a pesar del represivo control de la patronal Y la burocracia, que tiemblan ante la posibilidad de perder el control de la más numerosa seccional de la UOM
El desarrollo del conflicto es sumamente importante no sólo a nivel local, sino nacionalmente, pues es una muestra del carácter y tipo de enfrentamiento que deberán llevar adelante las masas en la presente etapa de la guerra revolucionaria. En cierta medida será un patrón del comportamiento de los dos campos -la burguesía y el proletariado- en el próximo desarrollo de la lucha de clases.
Por ello, es nuestra obligación prestar la máxima atención a este movimiento que, hoy, es el centro de la política nacional y en el cual debemos participar desde todos los ángulos de la actividad revolucionaria de masas.
Estamos convencidos de las amplias probabilidades de triunfo, pero es factible que esta huelga se alargue -Y por lo tanto es imperiosa la necesidad de dotarnos ya, inmediatamente, de un plan concreto para garantizar la continuación de una resistencia de largo aliento.
Este plan debe abarcar tareas comoel fondo de huelga para ayudara los compañeros más necesitados, esta recolección de dinero debemos realizarla casa por casa en Villa Constitución. Esto nos permitirá no sólo lograr la solidaridad de todo el pueblo, sino además organizar a los 5.000 obreros en huelga. Organizar piquetes de huelga, que además de dar respuesta a los rompehuelgas y carneros, encaren la defensa de cada barrio ante los posibles ataques de los "fachos" y de la policía. Realizar asambleas diarias de carácter informativo y esclarecedor sobre la marcha de los acontecimientos y resolutivas en base a las directivas del Comité de Lucha.
En lo que debemos hacer converger todos los movimientos parciales de cada barrio, en un gran acto masivo con la participación de todo elpueblo de Villa Constitución y sus alrededores, donde estén presentes las mujeres y los hijos de los trabajadores portando carteles, demostrando así que el vigor y la contundencia de este movimiento será la respuesta cada vez más dura y enérgica ante las agresiones de la burguesía, el gobierno y sus fuerzas represivas. Los obreros más conscientes debemos organizar la defensa de este acto para responder en caso de producirse un ataque o atropello de la policía o de la banda de matones de Otero e Iriondo.
Simultáneamente con el decidido desarrollo de todas las formas de lucha legales y semilegales, no armadas, debemos dirigir nuestra atención y nuestro esfuerzo a otro aspecto muy importante: el hostigamiento permanente a las fuerzas represivas para desmoralizarlas y distraerlas, así como el ataque a los Matones al servicio de la burocracia.
Desde el mismo día que el enemigo lanzó su operativo contra las masas trabajadoras de Villa, no sólo se vio sorprendido por la inmediata resistencia Masiva que le opusieron los trabajadores, sino que sus efectivos más numerosos Y con gran cantidad de armamentos comenzaron a ser atacados y hostigados por unidades de nuestro ERP, mientras que en sus propias narices nuestros combatientes coparon las guardias de algunas fábricas y repartieron nuestro Periódico. Es que las masas del cordón industrial aledaño al Paraná, protegen, apoyan y ayudan a la guerrilla que en su propio seno y a pesar del aparatoso Operativo enemigo no ha perdido la iniciativa sino por el contrario, al calor de estas heroicas luchas, suma nuevos y numerosos combatientes a sus filas, desarrolla sus unidades e imprime mayor fuerza y vigor al conflicto, lo profundizar y contribuye a garantizar el triunfo.
Así como en Tucumán las Fuerzas Armadas contrarrevolucionarlas fueron seguras de encontrar y aniquilar rápidamente nuestra Compañía de Monte "Ramón Rosa Jiménez" y se encontraron con que todo el pueblo tucumano quiere y protege a su Ejército Guerrillero e impedirá que el enemigo lo destruya; en Villa Constitución, las salvajes huestes policiales aparte de contrI'bL,ir al virtual copamiento del sindicato combativo y clasista por los delincuentes de Otero, encarcelar a los activistas e intimidar a la población, se proponía como principal objetivo la destrucción física de las unidades de nuestro E ERP en esa zona. Pues bien, así como fracasó en Tucumán, el enemigo fracasó en Villa. Se encontró con un proletariado aguerrido que lucha valientemente por su libertad y que cobija a sus combatientes.
Días pasados, en una asamblea en la planta Marathon, un militante del PST repudió el ajusticiamiento del salvaje funcionario policial Telémaco Ojeda y pidió el repudio a los compañeros presentes; sus mentirosas palabras, que pintaron al torturador Ojeda como un inocente policía, lograron confundir a muchos compañeros quienes lo aplaudieron. Inmediatamente le salió al paso un compañero de Acindar explicando a la asamblea la trayectoria de Ojeda, su historia de torturas y asesinatos de militantes del pueblo: al finalizar solicitó un aplauso de los compañeros en apoyo a la justa ejecución del policía y la asamblea lo hizo con gran entusiasmo y alegría. Sin embargo el PST ha publicado recientemente un volante donde tiene el descaro de afirmar que dicha acción guerrillera y otras más habían sido repudiadas en asamblea por los obreros.
PERSPECTIVAS
Analizar seriamente el carácter político de este formidable movimiento Y sus perspectivas exige enmarcarlo correctamente dentro de la situación nacional y regional, una situación generalizada de crisis del sistema capitalista y de rotundo fracaso de su actual gobierno, donde el grado de desarrollo de la lucha de clases es cualitativamente superior al que se vivía en otros conflictos de igual magnitud, en épocas anteriores.
El factor dominante de esta situación es la existencia a nivel nacional V regional de fuerzas revolucionarias, políticas y militares, hondamente enraizadas en las masas y nutridas diariamente por ellas.
Ese es el aspecto princi pal de un todo compuesto por un proletariado vigoroso que abraza métodos revolucionarios y que ha despertado masivarnente a las luminosas ideas del socialismo, que ha emprendido la lucha más decidida contra el imperialismo y sus sirvientes locales, barriendo con burócratas v traidores, construyendo sólidas corrientes clasistas e integrándose su vanguardia a las filas del Partido del proletariado, el PRT, sumando contingentes de destacamentos a las filas de su Ejército Guerrillero, el ERP.
Es que en nuestra Patria, y como correctamente lo analizara nuestro Partido, las masas argentinas están prestas a participar de la S ituación revolucionaria que se avecina. Los enfrentamientos con la burguesía ya no son meras luchas por reivindicaciones inmediatas, son combates mucho más profundos, son combates revolucionarios, son los primeros combates masivos por el poder. El enemigo, perfectamente consciente de cuán seria y decisiva es esta lucha, viendo que el proletariado y el pueblo argentino, junto a su Partido de combate y a su Ejército Guerrillero, no cederán hasta lograr su derrota, liquidar para siempre este sistema de explotación, ha dirigido su artillería contra el cordón industrial que va desde San Lorenzo hasta Zárate y Campana.
Y este carácter de la lucha, este carácter revolucionario de esta masiva y heroica resistencia de los obreros de Villa, es lo que no pueden entender los Partidos y grupos reformistas, espontaneístas y "sindicalistas" que se resisten a salir de los estrechos marcos de la lucha sindical.
La dirección del Partido, la incorporación a sus filas de centenares de nuevos cuadros, el robustecimiento de la guerrilla en el seno de la clase obrera y del pueblo son la garantía de continuidad de esta lucha de carácter proletario en las formas más diversas de actividad revolucionaria cualquiera sea el resultado de este conflicto.
El proletariado de Villa debe prepararse para el triunfo. La burguesía Y su represivo gobierno están en un callejón donde difícilmente encuentren tina salida si no ceden a las exigencias de los trabajadores. Hasta la propia burguesía de la industria automotriz exige al gobierno una solución al conflicto, pues la producción amenaza paralizarse al no tener donde abastecerse de los blocks indispensables para la fabricación de automóviles si no es en Villa.
Los trabajadores de Villa Constittición debemos entonces continuar la lucha seguros de la victoria. El camino es extender nacionalmente esta expe lograr el apoyo masivo de otras fábricas del país.
Sin embargo, no es descartable un nuevo y desesperado ataque del gobierno, Por lo cual debemos prever y organizar todas las formas y medidas de resistencia clandestinas, como por ejemplo el sabotaje a la producción, e incrementar el hostigamiento guerrillero.

¡Libertad a todos los compañeros presos!
¡Libertad a Piccinini, Toro, Porcu y demás compañeros!
¡Prepararse para enfrentar a la represión!
¡Viva la huelga de Villa Constitución!

DE "EL COMBATIENTE" Nº 163. Lunes 14 de abril de 1975



© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS