El Frente Amplio, el pueblo a la cabeza
Fecha: 1978 05 01
Grupo: Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)
País: Nicaragua
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


EL FRENTE AMPLIO, EL PUEBLO A LA CABEZA

El Frente Sandinista de Liberación Nacional ha planteado y plantea la urgencia de la formación de un FRENTE AMPLIO ANTISOMOCISTA, que sobre la base de coincidencias programáticas y unidad en la acción, aglutine a las diferentes fuerzas políticas y organizaciones populares para cumplir a corto plazo el derrocamiento revolucionario de la dictadura somocista.

Dentro de nuestra realidad social y política, hemos distinguido ya las fuerzas políticas burguesas y las fuerzas políticas populares. Señalábamos por un lado, a la burguesía opositora organizada en UDEL, PARTIDO CONSERVADOR DE NICARAGUA (AUTENTICO), PARTIDO SOCIAL CRISTIANO NICARAGÜENSE, MOVIMIENTO DEMOCRATICO NACIONAL, MOVIMIENTO LIBERAL CONSTITUCIONALISTA; sectores de la pequeña burguesía organizado en el PARTIDO LIBERAL INDEPENDIENTE y sectores radicalizados organizados en y alrededor del grupo de "Los Doce". Por otro lado, a la cabeza de la lucha popular está el FRENTE SANDINISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL (FSLN) mientras otras fuerzas como el PARTIDO SOCIALISTA NICARAGÜENSE (PSN), la CENTRAL DE TRABAJADORES NICARAGÜENSES (CTN), la CONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO CGT (i), agrupan también a sectores populares. Las juntas vecinales, de comunidades y barrios, son otra forma de organización popular que cuenta como una real fuerza política desde hace varios años y que son, en muchos casos, la expresión ''legal" de las fuerzas populares. EL FRENTE SANDINISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL ha hegemonizado y hegemoniza las luchas de este conjunto de fuerzas populares. Es un lugar de vanguardia revolucionario-popular obtenido al fragor de una batalla permanente y heroica.

Dentro de este complejo marco de organización -tanto burguesa como popular-revolucionaria- y con el objetivo común (táctico) del derrocamiento de la dictadura somocista, nuestra organización planteó la formación del Frente Amplio Antisomocista. Sin embargo, la naturaleza y formación de un Frente Amplio plantea problemas que deben ser dilucidados desde la perspectiva revolucionaria; determinar las fuerzas que lo compondrán; sus objetivos y el problema de la hegemonía política dentro del Frente. Esto se deduce porque al Frente Amplio Antisomocista confluyen distintas fuerzas, que son de diferente naturaleza de clase y que por lo mismo representan, táctica y estratégicamente, intereses diferentes.

El FRENTE SANDINISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL (FSLN) tiene planteado con el pueblo nicaragüense el derrocamiento revolucionario del somocismo para dar paso a un proceso amplio democrático-popular. Del análisis de las fuerzas económicas y político-sociales que conforman la sociedad nicaragüense, se desprende que, necesariamente, para el derrocamiento de la dictadura así como para la instauración de un gobierno democrático y popular, la REVOLUCIÓN POPULAR SANDINISTA debe apoyarse no sólo en las masas humildes y explotadas, sino también en los sectores burgueses de la nación que estén por el derrocamiento del somocismo y la apertura del proceso democrático-popular. De aquí se desprende la POLÍTICA DE ALIANZAS TÁCTICAS del F.S.L.N. con las distintas fuerzas políticas burguesas anti-somocístas. Alrededor del propósito revolucionario antisomocista planteado por el Frente Sandinista, se aglutinan, primeramente, las organizaciones populares, constituyendo de esta manera el derrocamiento de la dictadura un propósito de carácter popular. Aglutina después, a las otras fuerzas que persiguen el mismo fin. Es decir, a las fuerzas políticas burguesas, pequeño burguesas y radicalizadas. El carácter burgués y pequeño-burgués del objetivo político está determinado por el carácter de clase de dichas fuerzas. Las fuerzas radicalizadas, aunque de composición burguesa y pequeño-burguesa, se aproximan más al carácter popular de la lucha, que al carácter burgués. Yendo el Frente Sandinista con el pueblo hacia la formación de un Frente Amplio Antisomocista, el carácter popular del derrocamiento de la dictadura debe imponerse como imperativo político categórico por encima del carácter burgués o pequeño-burgués de las otras fuerzas no populares. De no cumplirse el carácter popular del Frente Amplio Antisomocista, éste pasaría a ser un instrumento de poder burgués, apoyado oportunistamente en las fuerzas populares. Por el contrario, cumpliéndose el carácter popular el Frente Amplio sería un instrumento más de las fuerzas políticas populares para el cumplimiento de sus objetivos políticos y en donde las fuerzas burguesas estarían supeditadas al poder popular como fuerzas que aportan desde su perspectiva de clase, al objetivo común del derrocamiento del somocismo.

De lo anterior deducimos que para asegurar los verdaderos intereses del pueblo nicaragüense, la hegemonía del Frente Amplio Antisomocista debe estar en manos de las organizaciones políticas populares con su vanguardia, el FRENTE SANDINISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL, como la fuerza política que dirija prácticamente los objetivos del Frente Amplio.

Es la única manera de asegurar tanto el carácter popular del Frente Amplio como la consecución de los objetivos programáticos de todo el pueblo en un estado de democracia-popular.

Al Frente Amplio Antisomocista confluirán las organizaciones populares y burguesas que persiguen el derrocamiento de la dictadura somocista. Habrán otras organizaciones que se formarán en el transcurso de la lucha común y que se integrarán al Frente Amplio con su específico carácter de clase, su programática y objetivos tácticos y estratégicos. Estas fuerzas deberán responder al carácter popular del Frente Amplio.

¿De qué manera el Frente Sandinista hará realidad el carácter popular y su hegemonía dentro del Frente Amplio Antisomocista? Primero, deberán confluir al Frente Amplio la mayor cantidad de organizaciones populares de carácter partidario sandinista y después aquellas otras de izquierda, y las sin definición partidaria; todas de carácter popular y revolucionario. Segundo, apoyándose justamente en todo el pueblo para cumplir las tareas del momento y principalmente, llevando la iniciativa político-organizativa tanto en el seno del Frente Amplio como en su propia actividad político-militar. La vigilancia deberá ser permanente, para avanzar con todo el pueblo hacia la conquista de la sociedad democrática-popular. Este segundo aspecto es el fundamental. De otra manera, la iniciativa política burguesa y la política imperialista frustrarían las luchas y la sangre de todo el pueblo.

En estas circunstancias, el FRENTE SANDINISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL, plantea PUBLICAMENTE el carácter popular del Frente Amplio Antisomocista y llama a todas las organizaciones populares a darle vida orgánica, funcionamiento político práctico y efectivo así como a imprimirle su verdadero carácter popular. Esta es la única garantía formal frente a cualquier maniobra. Y decimos formal porque en definitiva es en las calles y barricadas donde se dilucidará la cuestión del poder, en donde el poder popular sandinista enfrentará aquí tanto al somocismo como a todas las fuerzas que se opongan a la voluntad y objetivos sociales del pueblo nicaragüense.

¡HACIA LA FORMACIÓN DE UN FRENTE AMPLIO
ANTISOMOCISTA DE CARÁCTER POPULAR!

¡POR LA HEGEMONÍA SANDINISTA EN EL FRENTE AMPLIO!

¡LA INSURRECCIÓN POPULAR TRIUNFARÁ!

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS