Primera Conferencia Clandestina: Suspensión de acciones militares
Fecha: 1985 08 01
Grupo: Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA)
País: Peru
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


Frente a la nueva situación política, abierta con la llegada del Sr. Alan García y el APRA al Gobierno, la Dirección Nacional del MRTA consideró necesario dar a conocer sus puntos de vista a la opinión pública nacional e internacional. Con tal objetivo, el MRTA convocó a una conferencia de prensa clandestina, que, a pesar del estado de emergencia, pudo contar con la presencia de los corresponsales de las agencias de noticias UPI, REUTER e IPS, así como de periodistas de “La República” y “El Diario Marka”, además de los reporteros del programa “Uno más uno” del Canal 9. Durante la conferencia de prensa, los periodistas tuvieron la más amplia libertad para cumplir con su labor informativa.

DECLARACION

El Movimiento Revolucionario Túpac Amaru se dirige a la opinión nacional e internacional para expresar su posición respecto a la situación política:

La injusticia, el hambre, la miseria, la represión y las angustias por la sobrevivencia son las características de nuestro pueblo sometido desde hace 400 años por el colonialismo español primero, y luego por una minoría subordinada al imperialismo inglés y ahora al norteamericano. Esta dependencia, así como el rasgo antinacional y servil de las clases dominantes han despeñado este país a la peor crisis de su historia republicana. Sucesivos gobiernos tanto militares como civiles no han sido alternativas de solución, sino más bien han reforzado la dependencia y ahondado la crisis.

Atravesamos una crisis integral que sacude y resquebraja todo el sistema. En esa medida, cualquier gestión tiene que apuntar a resolver globalmente los problemas y no a administrar la crisis. De lo que se trata es de cambiar radicalmente las actuales estructuras que consagran la explotación y la injusticia No se trata tampoco de modificar o de mínimas alteraciones para que en el fondo todo quede igual.

El surgimiento de nuestra organización en el transcurso del belaundismo no fue solamente una respuesta coyuntural a su execrable política antipopular y antinacional que agravó la crisis hasta extremos exasperantes y que incluso gobernó pisoteando cuantas veces le vino en gana la Constitución para sobreexplotarnos y complacer la voracidad de las transnacionales. Aparecemos fundamentalmente como una propuesta revolucionaria de carácter popular contra la opresión y la violencia ejercida secularmente por las clases dominantes, en ese sentido rescatamos y nos entroncamos con las tradiciones de combatividad de nuestro pueblo y asumimos sus aspiraciones históricas encarnadas en su centenaria lucha por una sociedad justa y soberana.

Los resultados de las elecciones del 14 de abril que reflejar una altísima votación por la oposición, abren una nueva coyuntura política en el país. Luego de 60 años de controvertido trajinar político el APRA llega por el voto popular, a tomar plenamente la conducción del gobierno. Gobierno al que durante la campaña electoral no sólo definieron como democrático, nacional y popular, sino como la vía hacia un “futuro diferente”. Es decir, una prédica colmada de promesas renovadoras que en una intolerable situación de crisis y caos impresionó a grandes sectores populares dispuestos al cambio.

Las masas populares en nuestro país así como son generosas son también implacables en su repudio. Y es que en años de enfrentamientos por sus reivindicaciones económicas y democráticas contra dictaduras militares y gobiernos parlamentarios, han demostrado sus grados de conciencia, organización y combatividad. Y así como le dieron el triunfo al belaundismo en 1980, esa muchedumbre no vaciló, en estas elecciones, al sentirse estafada por el acciopopulismo, en expresar su repudio votando contra el Sr. Belaúnde, pero su rechazo lo expresó fundamentalmente en las calles, despidiéndolo con paros, huelgas, movilizaciones y con el desarrollo de la lucha guerrillera.

Ahora, este mismo pueblo ha depositado mayoritariamente su esperanza en el partido aprista y se muestran expectantes por lo que puedan hacer. En tal sentido nuestro Movimiento acuerda:

1. El Dr. Alan García llegó al gobierno en estas elecciones producto de una mayoritaria votación. Respetuosos de esa mayoría el MRTA no realizará acciones militares contra el APRA v el nuevo gobierno mientras éste no ataque al pueblo.

2. El MRTA mantiene su independencia político-militar y tal como lo ha venido haciendo, no dejará de participar activamente en la defensa del nivel de vida y las reivindicaciones políticas de las masas.

3. El pueblo votó por el cambio y no por el continuismo. Es decir por el no pago de la deuda externa, por la congelación de la gasolina y artículos de primera necesidad, por el aumento significativo de sueldos y salarios; por la resolución, en definitiva, de sus necesidades de alimentación, trabajo, salud, educación, cultura y vivienda. No votó por más prerrogativas a los empresarios y menos aún por el mantenimiento de la insultante presencia de las empresas imperialistas, saqueando nuestras riquezas y reservas. El MRTA combatirá toda política entreguista que no tienda a atacar este problema fundamental, raíz de nuestros males.

4. El MRTA continuará combatiendo a las empresas imperialistas, a los que se enriquecen con el hambre del pueblo, a las fuerzas represivas cuando ataquen las manifestaciones de protesta popular. Haremos frente a toda acción que vaya contra los intereses y aspiraciones de la masa trabajadora. Seremos intransigentes contra los explotadores y asesinos del pueblo, pues mientras no haya justicia no podrá haber paz.

5. El nuevo jefe de Estado se refirió a la creación de una Comisión de Paz que trabajaría por la pacificación del país. Cualquier iniciativa gubernamental de esta naturaleza debe implicar el reconocimiento de una situación de beligerancia y de la participación estatal con el desarrollo de la guerra sucia, en la aplicación del terrorismo de Estado, que ha provocado mas de 5,000 muertos, 2,000 desaparecidos y 1,000 presos políticos. En estas condiciones, toda voluntad de paz debe decretar, como primer paso, la inmediata libertad de todos los hombres y mujeres presos por haberse alzado en armas contra el despreciable gobierno belaundista.

6. Exigimos, asimismo, juicio y sanción contra los asesinos uniformados. Cese al estado de emergencia, derogatoria del DL 046 y esclarecimiento de los casos de desaparecidos, torturas y exterminio de campesinos.

7. Juicio y sanción también para todos aquellos que aprovechándose de sus puestos en la administración se enriquecieron teniendo al Estado como botín. En ese sentido el MRTA será implacable, no permitirá que ningún delito contra la patria quede impune.

8. Expresamos, asimismo nuestra preocupación y rechazo a la forma como este gobierno encara algunas luchas importantes. Lejos de solucionar o plantear salidas favorables a los trabajadores, como en el caso de la CITE, SIMA, MORAVECO, recurre, al igual que el gobierno belaundista, a la prepotencia represiva.

9. Igualmente, con relación a las iniciales medidas económicas señalamos que por su timidez y limitaciones no establecen las indispensables bases para el cambio radical, ni garantizan el camino de ese propagandizado “futuro diferente”.

¡SIN JUSTICIA NO HABRA PAZ!
¡CON LAS MASAS Y LAS ARMAS, VENCEREMOS!

Agosto 1985

P: ¿Esto significa una virtual tregua al gobierno de Alan García?

MRTA: Se puede denominar tregua cuando existe un acuerdo de las dos partes. Lo que nosotros estamos haciendo es suspender toda acción militar contra el gobierno y contra el Partido Aprista, no vamos a realizar acciones militares contra ellos. Pero nos reservamos el derecho de hacer acciones político-militares contra el imperialismo, contra las fuerzas represivas cuando atacan al pueblo y contra las empresas que medran con el hambre del pueblo. Nosotros no podemos declarar ninguna tregua hasta que no se establezca con claridad cual es el futuro del país, cuando todavía ni siquiera se ha convocado la Comisión de Paz, cuando todavía el gobierno de Alan García no ha establecido cuál es el programa económico global que va a enfrentar su gobierno. Es decir, frente a esto no puede haber tregua, lo que existe es una suspensión por nuestra parte de acciones militares contra el gobierno y contra el APRA.

P: ¿Es el MRTA autor de los coche-bombas en la Prefectura y el Comando Conjunto y los últimos apagones?

MRTA: El MRTA siempre se ha destacado por reivindicar con nitidez, con claridad, todas las acciones que lleva adelante. Nosotros hemos puesto el coche-bomba en el Ministerio del Interior fue reivindicado oportunamente por nuestro movimiento. Y fue obra de un comando especial de nuestra organización. Lo del coche-bomba en la Prefectura no ha sido nuestro.

P: ¿Y en la Plaza de Armas, los apagones?

MRTA: Tampoco.

P: ¿Qué piensan cuándo están combatiendo a las empresas imperialistas, cuando hablan del punto número cuatro de su manifiesto?

MRTA: Pensamos en la miseria de nuestro pueblo y en su solución, porque el problema de hambre y miseria que sufrimos es producto de la dependencia imperialista, el constante saqueo, la constante presión del imperialismo. Mientras esto no se resuelva no podrá haber paz, la paz solamente se puede conseguir con la justicia.

P: La pregunta es ¿cómo se va a combatir esto?

MRTA: Combatiremos política y militarmente contra las empresas imperialistas.

P: ¿Por qué?

MRTA: Porque nosotros entendemos que no puede haber tregua si es que no hay acuerdo, si es que el gobierno que ha proclamado la necesidad de pacificación del país que ha convocado una comisión de paz, que no existe en estos momentos, no ofrece ningún criterio, ninguna información, sobre cómo se llevará a cabo esta Comisión de Paz. No hay ninguna muestra por parte del gobierno aprista de una pacificación del país. Nosotros entendemos que la primera medida que debe tomar el gobierno aprista es la liberación de todos los prisioneros políticos. A partir de esta primera medida, de este primer gesto, es que podemos hablar de sentarnos en una mesa para discutir las cosas. Así como nosotros estamos suspendiendo en forma unilateral toda acción militar contra el gobierno y contra el APRA, esperamos también medidas recíprocas de la contraparte.

P: ¿Qué plazo otorgan al gobierno para la liberación de los presos políticos?

MRTA: Mire, nosotros consideramos que estos son plazos políticos, no son plazos cronológicos; un día, una semana, quince días, son plazos políticos que hay que enfrentarlos.

P: ¿Ustedes hicieron la interferencia al discurso de Belaúnde?

MRTA: Así es.

P: En la interferencia se notaba, con dificultad, de que ustedes mencionaban una lista de personas, entre ellas estaban, Percovich, Elías Laroza, quienes más estaban?

MRTA: En esa lista de personajes, que ahora podemos calificar como una banda, estaba el señor Pércovich, Kuczinsky, Rodríguez Pastor, Elías Laroza y también el señor Belaúnde. Estos sujetos engañaron miserablemente a nuestro pueblo, a sus sectores humildes. Los empobrecieron. Pensamos que el señor Belaúnde y todos sus allegados, sus parientes, son los culpables de la crisis que vive el país. Nosotros entendemos que ha llegado la hora de que rindan cuentas, tienen que ser juzgados por traición a la patria. Nosotros creemos, y en esto exigimos, que el gobierno aprista termine lo antes posible el Penal de Cantogrande, que tenemos entendido es un penal de alta seguridad, en donde deben estar recluidos Belaúnde y compañía. No es posible que el máximo responsable del gobierno que ha llevado a la mayor tragedia a nuestro pueblo esté presente en el Parlamento. No es posible de que el máximo responsable de que el narcotráfico se haya extendido y llegado a las altas esferas esté en el Parlamento. El señor Pércovich, el señor Elías Laroza deben ser encerrados en el Penal de Cantogrande.

P: ¿Y ustedes qué van a hacer, van a atentar contra ellos?

MRTA: Nosotros hemos dicho en el punto siete de la declaración; decimos: juicio y sanción para aquellos que aprovechándose de sus puestos en la Administración se enriquecieron, teniendo al Estado como botín. En este sentido el MRTA será implacable, nosotros no permitiremos que ningún delito quede impune. Si el gobierno aprista no es capaz de castigar a estos señores el MRTA y la justicia popular lo harán. Lo hemos dicho en muchas oportunidades, el atentado contra el Ministerio del Interior fue justamente, con ese objetivo. Este atentado se hace en momentos previos a la transmisión del mando: Nosotros decimos con claridad, este es un aviso. Hemos puesto un coche-bomba para demostrar que somos capaces de golpear al corazón del enemigo y exigimos al gobierno aprista que castigue a los culpables de violaciones; que castigue a los culpables de desapariciones, de las torturas; y, por supuesto, de la inmoralidad.

P: Si el gobierno no cumple con eso, ustedes ¿ejecutarían a esas personas?

MRTA: Mire, si el gobierno no cumple nosotros aplicaremos la justicia popular y en su debido momento se efectivizará.

P: ¿Se tomará como referencia la relación de personas que Ud. acaba de dar?

MRTA: Así es, la referencia es al gobierno de Belaúnde y toda su corte de ministros y parientes. Nosotros pensamos que respecto al señor Belaúnde hay que ser claros y precisos.

P: Ustedes han manifestado que el triunfo electoral ha sido de la oposición; sin embargo, ustedes como aprecian las diferencias existentes entre la IU y el APRA?

MRTA: Nosotros hemos dicho que la votación es por la oposición por el cambio, por la transformación, por la transformación del país. Esta transformación del país tiene diversas vertientes, diversas opciones que, en la práctica misma tienen, que ir dilucidándose. Creemos que el único destino, la única posibilidad de solución a los problemas de nuestra patria es la lucha por una revolución radical, una revolución que transforme las estructuras sociales. Y esto es posible sólo en el marco de una revolución, en el marco de la lucha por la construcción del socialismo en el país. En ese sentido, nosotros entendemos que dentro del APRA existen sectores antimperialistas, consecuentes, radicales, que están dispuestos al cambio. La historia del APRA está plagada por una historia de consecuencia, de lucha, de martirologio, pero también está plagada por una historia de traiciones. El APRA en las décadas del 30 y 40 era antimperialista, pero el APRA de esos años se transformó en la década del 60, el APRA se hace anticomunista, es el APRA del sindicalismo amarillo. Entonces, frente a este APRA no puede existir ninguna confianza, hasta que en la práctica nos demuestre si realmente está dispuesto a la transformación de nuestro país o no. El APRA tiene una oportunidad histórica; ahora, o es consecuente, como Búfalo Barreto y Manuel Arévalo, o es un APRA que termina por claudicar, como con la década del 60.

P: Cuando habla de suspensión de ataques al APRA eso significa suspensión de ataques a cualquier miembro del gobierno; ahora, cuando hablan de empresas extranjeras, es decir, desde el más chico hasta el más grande que opera aquí con sucursales, o están configurando su esquema hacia ciertas empresas y de ciertos países?

MRTA: Así es, el enemigo principal de nuestro pueblo es el imperialismo norteamericano, no el pueblo norteamericano, son los grandes capitales transnacionales que no tienen en muchos casos nacionalidad; nuestro enemigo principal expresado acá, en nuestra patria, son las empresas, por ejemplo, que se han beneficiado con las exoneraciones tributarias, las empresas petroleras.

P: ¿La OXY, Belco, quiénes más?

MRTA: La Southern, las empresas que todos sabemos que son las principales causantes de la depredación, del saqueo de las riquezas de nuestra patria.

P: Existen una serie de actos que se han reivindicado a nombre del movimiento; sin embargo simplemente van a cometerse actos subversivos como acciones fiscalizadoras de lo que ocurre en el gobierno o también hay un proyecto político en la organización?

MRTA: Nosotros decimos de que el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, es parte del pueblo. Ha nacido no solamente para luchar contra el belaundismo. Ha nacido para luchar por la revolución y por el socialismo. Nuestra posición frente al APRA es una posición no solamente de fiscalización, es una posición que nosotros planteamos como alternativa histórica al socialismo; creemos que en el APRA hay sectores minoritarios consecuentes pero no es con el APRA, ni alrededor del APRA, como se hará la revolución en nuestro país. La revolución en el país se tendrá que hacer en la medida en que los obreros y los campesinos, los trabajadores de la ciudad y el campo, los que decimos los hijos del hambre y la miseria, juntos con todo el pueblo, realmente conducidos bajo una ideología revolucionaria, bajo la bandera del socialismo abran el camino a la transformación definitiva en nuestro país, la segunda v definitiva independencia. No va a ser, por lo tanto, con el APRA ni con la dirección actual del APRA no tenemos confianza.

P: ¿Pero qué factores políticos ya sean internos o externos determinan que ustedes convoquen a esta conferencia de prensa?

MRTA: Pensamos que con el cambio de gobierno se abre una nueva situación política del país. Por primera vez la oposición, una oposición que está conformada desde el punto de vista político de la conciencia, desde el punto de vista de su composición social, son los sectores mayoritarios y los sectores progresistas los que giran a un mundo nuevo, a un cambio. Más allá de la dirección actual del APRA o más allá de lo que puedan pensar algunos partidos de IU. El movimiento de la oposición frente a Belaúnde fue un movimiento históricamente progresista. Se atraviesa una nueva situación política, se abre una nueva oportunidad histórica en el país. Nosotros pensamos que en este país, si es que no se resuelven los problemas ahora, si es que no se mejoran las condiciones ahora, si es que no se generan las condiciones ahora de superar la crisis, este país avanza indefectiblemente a una guerra civil. Nadie está interesado en una guerra civil en este país porque quien va a cargar el peso de una guerra civil es el pueblo. Nosotros no vamos a ver en las trincheras de lucha a los Ulloa, a los Kuczinsky, a los Belaúnde, los, Terry, los Correa, etc. Es el pueblo quien va a sufrir las consecuencias de una guerra civil. Nosotros no queremos que haya esa guerra civil, queremos evitarla; pero esa guerra civil solamente se puede evitar si es que se consigue la justicia previamente. Y ahora existe una oportunidad histórica de poder avanzar a crear las condiciones para esa justicia porque existe una mayoría que quiere la transformación. Ese cambio puede ser hecho sólo por una revolución; no hay espacio para las medias tintas.

P: ¿Hay alguna coordinación con otro grupo insurgente en el país?

MRTA: Existen vinculaciones informales con todas las fuerzas del pueblo en el país.

P: ¿Sendero incluido?

MRTA: Con todas las fuerzas del pueblo; entendemos que Sendero Luminoso es una fuerza del pueblo; nosotros conversamos con todas las fuerzas del pueblo formal o informalmente, directa o indirectamente.

P: ¿Hay alguna tregua o intento de diálogo por parte de ellos?

MRTA: Los compañeros de Sendero Luminoso, del Partido Comunista del Perú, son los únicos autorizados para hablar a nombre de Sendero Luminoso.

P: ¿Cuáles son las diferencias tácticas e ideológicas entre ellos y ustedes?

MRTA: Primero, nosotros consideramos a los compañeros del Partido Comunista del Perú como una fuerza del pueblo, de protesta, de lucha, de cambio, de transformación; ese es un primer reconocimiento. Sin embargo, con los compañeros de Sendero Luminoso tenemos diferencias políticas que van desde métodos, de caracterización de nuestra sociedad, de táctica, de objetivos y, al final, militar, que son evidentes para todos.

P: ¿Esas diferencias se pueden complicar aún más?

MRTA: Nosotros tenemos una visión sobre la actual estructura de clases del país; consideramos que la clase obrera, los sectores más avanzados del país. Una guerra, una lucha revolucionaria no puede ser solamente una lucha campesina, como dicen los compañeros de Sendero; tiene que ser una guerra que incorpore a todos los sectores del país, y con mayor fuerza a la clase obrera, a los pobres de la ciudad. Consideramos también que en esta lucha hay que utilizar todas las formas de combate, la lucha legal, la lucha ilegal, la lucha clandestina la lucha cerrada, la lucha secreta, tenemos que ocupar todos los espacios políticos. Por eso, aquí convocando a una conferencia de prensa, porque la lucha por la revolución de nuestra patria es una lucha política; lo militar es lo instrumental de lo político, no podemos hacer solamente lucha militar.

P: Entonces ustedes coinciden ahora en que lo conveniente es el trabajo legal amplio y de masas?

MRTA: El trabajo legal amplio y de masas es un trabajo que toda organización revolucionaria lo tiene que hacer siempre.

P: Eso lo acaba de decir Varesse.

MRTA: El señor Varesse no tiene nada que ver con el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru; hace más de un año que él está totalmente desvinculado del MRTA; es más, él no ha participado en el nacimiento del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru. En un inicio él estuvo en un nivel de vinculación del cual fue separado y luego expulsado de nuestra organización por deserción, por cobardía y por deslealtad. Eso ha sido hace más de un año y eso lo saben muy bien los servicios de inteligencia y las fuerzas represivas.

P: ¿Cuántos presos hay?

MRTA: Alrededor de un millar del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, de Sendero Luminoso y de otras fuerzas revolucionarias y de IU.

P: Probablemente para cualquier pacificación el gobierno exija entrega de armas?

MRTA: Mire el paso previo a cualquier conversación, a cualquier discusión de paz tiene que ser con entera libertad; no puede haber condiciones previas en lo absoluto, nosotros estamos hablando de suspender todo tipo de acción contra el gobierno y contra el APRA. Nosotros queremos que este gesto sea respondido por una medida concreta: amnistía, la liberación de todos los presos políticos, porque el APRA tiene una gran responsabilidad frente a su pasado.

P: En caso de que la Comisión de Paz se instalara, previa liberación de los presos políticos, eso implicaría la transformación del Movimiento en un aparato político legal o simplemente el paso a la clandestinidad y la inacción?

MRTA: No podemos hablar de utopías, tenemos que hablar de hechos concretos. Nosotros no podemos abandonar las armas, nosotros no vamos a abdicar nuestro compromiso político-militar por un hecho fortuito o un hecho episódico. Nosotros, para integrarnos a un proceso que se haga en el país, tenemos que tener la garantía de que aquí se haga un proceso para hacer la revolución, no para administrar mejor la crisis, no para aplicar algunas modificaciones al sistema. Lo que queremos nosotros es hacer una revolución en este país. Aquí solamente hay un solo camino y es que los obreros y los campesinos tomen la conducción de este país. Solamente en esas condiciones el MRTA abandonará o se incorporará a ese proceso, en las formas que sean necesarias.

P: ¿Qué vínculos internacionales tienen ustedes; concretamente con el Movimiento M-19 de Colombia?

MRTA: Nosotros no dependemos de ninguna fuerza que se llame o no revolucionaria, somos nacionalistas, democráticos y antimperialistas, y mantenemos las relaciones con todas las organizaciones que estén en ese camino, que respeten el nacionalismo, que respeten la independencia. En este sentido nosotros no somos ni pro-soviéticos, ni pro-chinos, ni pro-albaneses, ni pro-cubanos, ni pro-nicaragüenses, somos combatientes de la Revolución Peruana y Latinoamericana

P: ¿Existe alguna coordinación política con grupos legales de IU o algunos partidos integrantes de la misma?

MRTA: Nosotros trabajamos en todos los planos a todos los niveles con todas las fuerzas políticas que estén dispuestas por el cambio en nuestro país. Y, en ese sentido, todos nuestros militantes, colaboradores, simpatizantes, combatientes, hacen trabajo político en diversos campos. Nuestro punto de vista en esta coyuntura es que tenemos que fortalecer a todas las organizaciones gremiales, sindicales; tenemos que fortalecer la CGTP, la CCP, los pueblos jóvenes, tenemos que fortalecer la CITE y todas las organizaciones gremiales porque es la única garantía de la independencia de clase. Nosotros apoyamos todas las luchas justas que sean de reivindicación de las masas populares: CITE, SIMA, a todas las luchas. Nosotros consideramos que las fuerzas sindicales deben avanzar hacia una centralización.

P: O sea que dentro del trabajo de unidad que se gesta en la IU, en el futuro se podría participar en el movimiento de todo ese trabajo?

MRTA: Así es, desde ahora estamos participando, de diversas formas.

P: ¿Es decir, en lo legal y lo ilegal?

MRTA: En lo político y militar.

P: Usted ha dejado a salvo la posibilidad de que tomarían acciones punitivas en caso de que las fuerzas represivas ataquen al pueblo?

MRTA: Es ya tradicional que las fuerzas represivas asesinen, masacren y torturen a las fuerzas del pueblo; cada paro nacional, cada movilización ha sido contestada con plomo. Ya es momento que el pueblo empiece a responder.

P: ¿Qué tiempo viene operando el movimiento?

MRTA: Oficialmente desde junio del año pasado.

P: Hace un rato usted mencionó que tienen contacto con todos los movimientos populares e incluso con Sendero Luminoso. Han discutido con ellos esta discrepancia táctica que significa el silencio deliberado en que se mantienen ellos y la voluntad expositiva que demuestran ustedes?

MRTA: Mira, nosotros hemos dicho que tenemos relaciones directas e indirectas con todos los movimientos populares en nuestro país. Los compañeros de Sendero Luminoso, son los únicos autorizados para responder qué es lo que piensan ellos.

P: ¿Cómo diferenciarían el aparato represivo de los organismos de gobierno, cuál es la diferencia?

MRTA: Los aparatos de gobierno son todas las instituciones del gobierno de carácter civil. .

P: En el caso de las fuerzas policiales, por ejemplo, dependen directamente de un organismo que es parte del gobierno y es el Ministerio del Interior.

MRTA: Claro, decimos de carácter civil, no decimos de carácter militar. Sólo atacaremos a las fuerzas militares en la medida que ataquen al pueblo, nosotros no dejaremos impune que la policía o el ejército sigan masacrando al pueblo. Nos reservaremos el derecho de actuar cuando creamos conveniente.

P: ¿Podrían aclarar también cómo es que participarán en la defensa del nivel de vida?

MRTA: A través de todas las organizaciones populares, a través de todos los organismos de la clase obrera y del pueblo. Nos sumaremos a los sindicatos, a las federaciones, a las asociaciones vecinales y apoyaremos toda medida que tienda a cambiar las estructuras del país.

P: Las fuerzas policiales y militares, no son independientes del poder político; o sea, en el momento en que haya un atentado contra éstas indudablemente la repercusión no es simplemente una acción militar sino una acción política, entonces ¿cómo se diferencia esto? y por otro lado ¿van a continuar, por ejemplo, los repartos de alimentos?

MRTA: Claro, mire, el proceso de una pacificación en el país, no es un proceso que se va a dar de la noche a la mañana, tiene que darse a partir de pasos. Si no hay justicia en este país, no puede haber paz, y la justicia no puede conquistarse si es que el nuevo gobierno sigue en forma continuista desarrollando las mismas políticas que desarrolló el gobierno belaundista, pero nosotros sabemos y creemos que en el gobierno aprista existe una voluntad, por lo menos se han comprometido con el pueblo a cambiar. Nosotros queremos dar esta oportunidad, nosotros no creemos en la historia del APRA, no creemos en la propuesta del APRA, no creemos en los programas del APRA, nosotros vamos a creer en lo que haga el APRA, y la primera medida es por ahora no hacer acciones militares contra el Partido Aprista; y si el APRA hace otras cosas diferentes a las que ha propuesto, evidentemente nosotros tenemos que responder a esto.

P: Pero se ha prorrogado el estado de emergencia en seis departamentos ampliándose 60 días más, no sé ¿cuál es su reacción a esto?

MRTA: Son primeras medidas y tenemos que darle un poco de tiempo, tenemos que esperar algunas semanas. Por eso nosotros estamos dando nuestra posición en este momento. Vamos a esperar cuáles son las siguientes medidas del gobierno aprista durante este mes, para en función de lo que diga el señor Alan García, asumir una posición mucho más clara. Nosotros no podemos tomar una posición mucho más acabada, menos cuando aún el propio Parlamento todavía no ha recibido el informe del señor Luís Alva Castro, sobre lo que va a ser el programa económico del próximo gobierno. Las primeras medidas que está tomando el gobierno aprista son medidas muy tímidas, son primeros pasos. Lo que está haciendo es administrar mejor la crisis, racionalizar algunos gastos, pero todavía no existe un programa económico, tampoco hemos recibido una propuesta de pacificación en este país. El señor Alan García, presidente de este país habló en su discurso de constituir una Comisión de Paz, ha dicho que va a tomar muchas medidas pero todavía éstas no se expresan en la práctica. No podemos tener todavía una posición definitiva, vamos a esperar un tiempo político, vamos a mirarles las manos.

P: Ustedes, por lo que plantean, estarían dispuestos al diálogo. ¿Cuáles serían las condiciones de este diálogo y si a partir de allí se puede hacer una tregua política?

MRTA: La primera condición de este diálogo, es la liberación de todos los prisioneros políticos en este país la conformación de la Comisión de Paz y el establecimiento de base mínima de justicia, porque la paz mínima de justicia, porque la paz en este país no es para las fuerzas guerrilleras, la paz de este país, no es para un movimiento determinado, la paz de este país es para el pueblo, ¿qué interesa en estos momentos al movimiento Túpac Amaru, que se legalice o no legalice? Que sus dirigentes sean conocidos o no sean conocidos eso es completamente secundario nosotros luchamos porque haya paz en el país, una paz para el pueblo, pero la paz sólo puede conseguirse con justicia.

P: ¿Qué es la paz para ustedes?

MRTA: La paz es la justicia, es la libertad que demanda inclusive las Naciones Unidas y la Constitución, el derecho a la vida, el derecho al trabajo, el derecho a la Constitución, el derecho a la vivienda, el derecho a poder realizarse como hombre, esa es la paz, si no existen ninguna de estas condiciones, no puede haber paz ni puede haber democracia. Por ejemplo, el señor Belaúnde, nos vendió un producto: de que algunos empresarios pudieran editar un periódico, tener canales de televisión, esa era la democracia, el pueblo no se ha alimentado de eso ¿para qué ha servido eso? Sólo ha servido para manipular o adormecer la conciencia de las masas, ha servido para embrutecer a las masas con toda esa cantidad de telenovelas y enlatados que pasan en la televisión. Entonces, esa no es la democracia, democracia es justicia, es derecho a la vida, a trabajo, a la salud, a la educación, a la vivienda, eso es democracia, eso es paz.

P: Hay sectores dentro del APRA que han venido proponiendo el diálogo, ¿han tenido algún tipo de contacto con ellos?

MRTA: Hemos tenido contacto, fundamentalmente, de hacerles llegar nuestros puntos de vista.

P: ¿Recibieron algún tipo de respuesta?

MRTA: Hemos escuchado posiciones muy favorables de algunas personas y dirigentes políticos.

P: Usted ha dicho que en estos momentos el país se conmueve con una ola de descubrimientos explosivos de la corrupción. Donde salen en un escándalo increíble comprometidas las autoridades del pasado régimen, quisiera que usted me puntualice esto, si las autoridades apristas no son suficientemente enfáticas en sancionar a los implicados en este escándalo hablo de los generales PIPs, ¿qué haría el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru?

MRTA: Simplemente aplicar la justicia popular, eso es lo que haríamos.

P: ¿Los ejecutarán! Podría ser claro en este asunto.

MRTA: Es bastante claro. Aplicaremos la justicia popular

P: ¿Es que es muy general eso de la justicia popular…

MRTA: ¿Es que no es claro decir que vamos a aplicar la justicia popular? Vamos a ejecutar la justicia popular, los enjuiciaremos, vamos a llamar al pueblo a que participe de este tribunal, el Perú entero tiene que convertirse en un tribunal, se tendrá que hacer un juicio político a todos estos malos elementos.

P: ¿Se encargarían de hacer la propia justicia popular?

MRTA: Así es, nosotros tenemos que asumir lo que el pueblo en estos momentos condena.

P: Digamos que para el MRTA en lo referente a lo que haga el gobierno, ¿la última palabra la tendrán ustedes?

MRTA: La última palabra la tiene el pueblo. En este país, ya se acabó ya, llegó la hora de que los opresores de siempre, sigan oprimiendo a nuestro pueblo, sigan asesinando, masacrando, y que vayan a vivir el resto de sus vidas a los Estados Unidos. Esos señores como Ulloa, como Kuczinsky, como Pércovich que vienen al Perú, pero piensan en norteamericano, hablan en norteamericano, crían a sus hijos en los Estados Unidos, estudian en Estados Unidos, hacen su vida en Estados Unidos, esos señores no pueden venir a nuestro país y seguir masacrando, hambreando. No directamente ellos, en una masacre no toman directamente la pistola, el fusil para masacrar a nuestro pueblo, pero basta su presencia y las medidas que dan. El señor Kuczinsky por ejemplo, exonerando 600 millones de dólares a las empresas imperialistas. Eso es un crimen monstruoso en este país, porque ese crimen es más grande que cualquier crimen que cometa cualquier peruano en nuestro país, porque esos 600 millones de dólares significan muchos niños que se van a morir. Significan muchos puestos de trabajo, significan muchas viviendas y un futuro mejor en este país, entonces contra ese crimen nosotros no podemos permitir de que se siga masacrando a nuestro pueblo. El señor Belaúnde en 1980 prometió un millón de empleos, y lo que ha dejado es un millón de tragedias. Nosotros ¿vamos a permitir que el señor Belaúnde haya estafado a nuestro pueblo? ¿Es que nosotros entendemos que la democracia es echar un voto cada 5 años? No, la democracia no es un cheque en blanco para el gobernante que salió elegido; el señor Belaúnde en estos 5 años de gobierno ha llevado a la peor crisis de nuestro pueblo. Crisis que se contabiliza con sangre, con muertos, 3 millones de niños que no van a tener ya la capacidad de tener un desarrollo normal. Es una crisis que ha endeudado y limitado el desarrollo de nuestro pueblo. Entonces, contra eso ¿qué mayor crimen que el que ha cometido el señor Belaúnde? Esto no puede quedar impune; eso jamás va a quedar impune mientras exista el MRTA, mientras exista una conciencia patriótica revolucionaria en este país ya se acabó la impunidad. Y lo decimos con toda claridad, abiertamente tenemos un compromiso con nuestro pueblo y el pueblo va a saber que el MRTA no va a defraudarlo.

P: Podría decirnos ¿qué significa exactamente que ustedes tengan en su poder la espada Sanmartiniana y la Orden del sol?

MRTA: Nosotros entendemos que estamos luchando por una segunda y definitiva independencia. Ayer fue del colonialismo español y hoy es del imperialismo norteamericano. El MRTA no es más que la continuidad de esa lucha. Nosotros no decimos que la lucha del pueblo aparece con el MRTA, la lucha de nuestro pueblo es una lucha centenaria y cuando nosotros decimos eso, lo decimos porque asumimos entonces los símbolos, los héroes, las tradiciones y sus mensajes como parte de nuestra historia. Nosotros somos principalmente nacionalistas, revolucionarios y nos sentimos los continuadores de la historia y la tradición libertaria del pueblo peruano. Nosotros no desligamos la lucha de Túpac Amaru, la lucha de los montoneros y guerrilleros en la independencia, la lucha de San Martín, Bolívar o la lucha de Cáceres. La lucha de la clase obrera en la década del 20 y del 30, los levantamientos apristas, la lucha guerrillera del 65, ese es un hilo continuador, que hayan sido marxistas, leninistas o no, eso es secundario, el hilo continuador, es el pueblo que lucha por la justicia y por la libertad. Es entonces, cuando nosotros retomamos la espada y la primera bandera de la Independencia, estamos recuperando la Orden del Sol, estamos diciendo que esta espada, esta bandera y esa Orden del Sol han sido prostituidas. Que los gobernantes hasta ahora no han hecho más que prostituir estos símbolos y que ha llegado la hora de que el pueblo asuma esos símbolos.

P: ¿Cuál es la posición de ustedes con respecto a las medidas económicas y la decisión que ha tomado el gobierno aprista frente a la deuda externa?

MRTA: Frente a las primeras medidas pensamos que son muy tímidas no plantean la base para un futuro diferente. Este 10 por ciento, ya ha sido demostrado hasta la saciedad que ni éste ni un 80 por ciento destinado para pagar la deuda externa va a poder permitir al país superar su situación de crisis. Nosotros hablamos de moratoria, nosotros creemos que el Perú debe implementar una moratoria de 10 a 15 años. No pagar la deuda externa hasta que el Perú no esté en condiciones de hacerlo, de haber reconstruido su economía, y allí en esas condiciones pagar aquello que realmente haya servido para inversiones productivas en nuestro país, porque no sabemos que cantidad de esa deuda externa ha ido a enriquecer las arcas de los partidos de gobierno del señor Belaúnde, de todos sus ministros y de otros gobernantes. Hay una serie de casos de corrupción. Muchos de esos préstamos no van para el pueblo, entonces el pueblo no puede pagar esa deuda. Nosotros creemos que la medida más atinada, más realista, más consecuente ahora es postergar el pago de esa deuda externa, es no pagar esa deuda externa ahora. Pensamos que esta medida del 10 por ciento propuesta por García es una medida muy tímida que no va a solucionar el problema.

P: Por lo que están diciendo, parece que no creyeran mucho en la posibilidad de que suceda lo que ustedes piden, más bien esta tregua es una medida formal.

MRTA: No, no es lo que nosotros queramos. Es lo que el Perú desde hace 400 años viene escuchando, es decir hace 400 años que viene siendo engañado, estafado por diversos gobernantes, entonces lo que ha aprendido el pueblo no es solamente a escuchar, sino a ver y a dudar. Más aún cuando el APRA durante este proceso electoral no ha presentado un Plan de Gobierno, más aún cuando estamos a quince días de este nuevo gobierno y todavía el señor Alva Castro no se ha presentado al Parlamento ni ha dicho este es el programa económico. Los objetivos de los próximos cinco años de gobierno es lo importante. ¿Van a administrar y racionalizar mejor el sistema capitalista o van a crear las condiciones para una transformación del sistema? Eso es lo que queremos saber, para eso necesitamos tener una explicación, no solamente medidas puntuales, sino una explicación, global, es decir, se va hacia la revolución, a cambiar este país o se va simplemente a administrarlo mejor, como dice el politicólogo cambiar algo para que todo siga igual.

P: Pero, ustedes saben que el APRA no va a hacer la revolución en el Perú.

MRTA: Nosotros no sabemos, nosotros sabemos lo que vemos.

P: Ustedes saben perfectamente que el APRA no va a poder hacer la revolución en el Perú, entonces por qué han cambiado las condiciones de la lucha. Lo que quiero que me diga es porque coyunturalmente ustedes deciden dar la cara y declarar?

MRTA: Creemos que hay una oportunidad histórica en este país, hay un 80 por ciento del país que quiere el cambio, que quiere la transformación que lo ha expresado en las elecciones de abril, en las movilizaciones, en la huelga, en la lucha guerrillera. Este pueblo exige el cambio, este pueblo está maduro para el cambio, este país está preñado para hacer una revolución. Los dolores los sentimos todos, hay la oportunidad que se haga a través de una guerra civil o a través de un entendimiento nosotros consideramos que es mejor a través de un proceso que no sea un proceso cruento. No a través de una guerra civil, porque quienes pagan los platos rotos de una guerra civil es el pueblo porque quienes combaten en las trincheras son los Quispes, los Huamaní, los Chafloque, los Capuñay, de uno y otro lado. No son los Rodríguez Pastor, los Pedro Pablo Kuczinsky los apellidos aristocráticos esos no son. Entonces ¿qué estamos planteando? Hay que ver para creer.

P: En el supuesto caso de que el doctor García Pérez prosiguiera con las medidas que usted califica como tímidas, y no avanza hacia la transformación que permitiera la tregua, ¿qué harían ustedes?

MRTA: Bueno, tendríamos que analizar en esos momentos las nuevas circunstancias, la nueva crisis política y tomar una decisión.

P: ¿Cuántos efectivos tendrá Ud., más de quinientos?

MRTA: Eso es un secreto militar. Bueno lo que podemos decirle es que a partir de nuestras acciones nosotros copamos prácticamente todo el país y tenemos escuadras también en el campo y están en la fase de la propaganda armada secreta y en su debido momento en la medida que avance el proceso de crisis actuarán en el campo.

P: ¿O sea en casi todos los departamentos?

MRTA: Así es.

P: ¿Fundamentalmente en Lima?

MRTA: Fundamentalmente las fuerzas para las acciones político-militares están centradas en algunas ciudades de la costa de Lima, Arequipa, Chimbote, Chiclayo, y en la sierra de Huancayo, en diversos lugares han estado operando y esto es público y notorio. A través incluso de “Venceremos” ustedes pueden ver los lugares en que se han venido operando. Esto no quiere decir que sean los únicos lugares donde el movimiento está preparado para actuar.

P: ¿Además, de una tregua para ver qué hará el nuevo gobierno, podría también darse una tregua para reorganizar un movimiento que se dice ha sido duramente golpeado?

MRTA: Primero hemos aclarado que no es una tregua, estamos suspendiendo todas las acciones militares contra el régimen aprista, nosotros no necesitamos de su aprobación para reorganizarnos, nosotros no le pedimos permiso al APRA ni al gobierno ni a las fuerzas armadas. El proceso de reorganización si es necesario se realiza en la clandestinidad, no es un proceso de reorganización público ni abierto y no hay ninguna necesidad de hacerlo, ustedes van a ver que desde el inicio de nuestras acciones, ha venido el MRTA desarrollando una acción ascendente. Si el año pasado en enero atacamos la comisaría de Villa El Salvador, en el mes de julio hemos atacado siete comisarías en forma simultánea, entonces quiere decir que hay una línea ascendente, hay una capacidad político-militar mayor.

P: ¿No ha sufrido divisiones el movimiento?

MRTA: El movimiento no ha sufrido división, hay una sola conducción político-militar, hay una sola línea político-militar.

P: ¿Solamente una conducción? ¿Y el Sr. Varesse?

MRTA: Bueno en el caso del Sr. Varesse fue una expulsión, primero una separación y después una expulsión.

P: ¿Cómo piensa llegar al poder?, ¿por qué comparten ustedes la premisa de que la propaganda armada y el operativo guerrillero y la guerrilla urbana no son sino una fase previa? ¿Cuál es el camino para llegar al poder entonces.

MRTA: El camino para llegar es el camino que el pueblo va a trazar y que lo está trazando a través de toda su experiencia. Nosotros consideramos que la fase de la propaganda armada y la lucha guerrillera en la ciudad no es mas que eso; una fase. Las posibilidades de cambio de una transformación social total solamente va a ser en la medida de que el pueblo expropie al imperialismo y a las empresas nativas y se expropie a la burguesía, a los explotadores de siempre sus empresas y pasen a manos del pueblo. En la medida que se consiga un poder popular en este país, en la medida que existe un poder militar que exprese realmente los sentimientos del pueblo. Entonces en estas medidas se gestará una revolución. ¿Cómo llegaremos a eso? Evidentemente que existe una estrategia de la guerra revolucionaria, una guerra revolucionaria que en el transcurso de la misma guerra vaya construyendo el poder popular, el poder político y el poder militar. Es un proceso sin embargo, nosotros queremos quedar claros, nuestro papel frente a las Fuerzas armadas, el MRTA está conformado por todos los sectores del pueblo nacionalistas y revolucionarios que vienen de diversas tendencias, socialistas, comunistas, cristianos, sectores patrióticos de las fuerzas armadas, etc.

P: ¿Creen que todos participarán en el cambio?

MRTA: Todos los sectores sociales que están dispuestos al cambio, a la transformación de este país, y frente a las Fuerzas Armadas, nosotros consideramos que ellos tienen una tradición y un pasado muy rico. Las fuerzas armadas nacieron con la constitución de los montoneros, de las guerrillas que lucharon por la independencia. Las fuerzas armadas son herederas de la tradición de Cáceres, de la resistencia contra los chilenos, estas fuerzas armadas no pueden ser las fuerzas armadas actuales. Son herederos de Grau y Bolognesi. Las actuales están mancillando esos nombres. Están enlodando lo que dio Cáceres, Grau, Bolognesi y Quiñónez. Como puede ser que siendo Grau el Caballero de los Mares, el ejemplo de los niños, de los jóvenes, de todos nosotros que lo tenemos como un paradigma del patriota peruano, este ejemplo ha sido enlodado por la Marina en Huanta y Ayacucho. El periodista Jaime Ayala de La República, que entró acompañado de familiares y periodistas al cuartel de la Marina en Huanta no volvió a salir más, hasta ahora lo estamos esperando. ¿Esa es la Marina que es la heredera de la tradición de Grau? No puede ser El Ejercito Peruano es heredero de las tradiciones de lucha contra los españoles, contra los chilenos y ustedes saben cuántos torturados y masacrados hay en Cabitos, en Ayacucho. Pero, si sabemos que dentro de las Fuerzas Armadas, el Ejército y la Marina existen sectores consecuentes, a los cuales apoyamos y tenemos espectativas, porque ellos si en algún momento asumen el compromiso histórico a favor de su patria serán un factor importante en el cambio y la transformación del país, sino evidentemente que la lucha será frontal contra las fuerzas armadas.

Y más aún las fuerzas policiales, nosotros tenemos compañeros en el Cusco que cayeron hace ocho meses con una gran cantidad de armamento ¿Cómo actúan estas fuerzas policiales? ¿Dónde están los Derechos Humanos? Para ver si existe democracia en este país. Estos compañeros han sido torturados, masacrados, las compañeras los han desaparecido, etc. Esto fue denunciado en su oportunidad. Estos hechos que fueron denunciados en su momento por los familiares e hijos de los presos políticos ¿qué ha ocurrido? que la PIP ha asesinado a uno de los presos en el Cusco, la compañera Miriam, la esposa de Marcos Bonino. Ella presentó un recurso en contra de la PIP, es la única oportunidad quizás en la cual se ha podido comprobar con nombre y apellido la responsabilidad de los miembros de Dircote que participaron en las torturas, el capitán Silva y el mayor Tapia, fueron inclusive apresados. Indudablemente, que esta no puede ser una institución que en vez de velar por la seguridad de los ciudadanos, es el instrumento de la violación y la tortura. Contra esas fuerzas policiales nosotros estamos en contra, de esos miembros de la Guardia Civil, PIP que han entrado a esas filas con vocación de carniceros.

P: ¿Tienen trabajo político dentro de las fuerzas armadas?

MRTA: Hacemos llegar nuestro punto de vista a las fuerzas armadas y entendemos que dentro de las fuerzas armadas también hay sectores que asumen nuestro mensaje y tenemos acogida en el seno de las fuerzas armadas.

P: ¿Cuáles son las fuentes de aprovisionamiento logístico

MRTA: Bueno las fuentes son diversas, son principalmente a través de las acciones de recuperación que hemos realizado a las mismas fuerzas policiales, a través de la compra en el mercado negro, a través del paso de miembros de las fuerzas armadas patriotas nacionalistas que nos aprovisionan hasta el momento, de solidaridad de algunos sectores del país que han tenido armamento civil en algún momento nos pasan también armamento. Son diversas fuentes.

La fuente inagotable del pueblo, el pueblo es una fuente inagotable cuando realmente una organización se gana el corazón y sus mentes nosotros encontramos apoyo de todo tipo.

P: Algunas armas que están aquí no son utilizadas por el aparato militar o policial peruano…

MRTA: Esta es G-3, esta M-1por ejemplo fue capturada de una armería de Chacarilla del Estanque, una armería que se supone que venden armas de tipo civil. Sin embargo aquí capturamos esta M-1.

P: ¿En donde compraron estas armas?

MRTA: Bueno las fuentes de aprovisionamiento no se pueden decir. Pero si es curioso el M-1 en la armería de Chacarilla del Estanque, habría que decir que papel están jugando las armerías está aprovisionando a una serie de grupos, de sectores paramilitares, fascistas de derecha eso no es un secreto, que inclusive vienen por la valija diplomática. Están comprometidos allí algunas fuerzas oscurantistas negras de la reacción internacional que traen armamento, que traen granadas de guerra también, este es un M-1 una carabina automática M-1.

P: ¿Hay algunos actos de violencia en el país que ustedes lo atribuyen a estos grupos de derecha?

MRTA: Cuando hablamos de cinco mil muertos, de dos mil desaparecidos, es porque estamos hablando que no sólo las Fuerzas Armadas, las Fuerzas Policiales, como terrorismo de estado, sino también una serie de bandas que han venido participando en estas acciones.

P: ¿Los paramilitares están presentes, no?

MRTA: Sabemos que están presentes eso es una cosa que viene de mucho tiempo atrás, desde el primer gobierno de Belaunde.

P: Hay una cosa que no ha quedado clara, ¿en ninguna operación de su movimiento, ha habido ninguna víctima humana?

MRTA: Han habido heridos de bala.

P: ¿De ustedes no?

MRTA: Hemos tenido bajas.

P: ¿Cuántos?

MRTA: Bueno, son cuestiones militares internas, son secretos militares, nosotros sí hemos reconocido a tres miembros de nuestro Comité Central, el compañero Jorge Talledo Feria, el compañero Teófilo Pacheco Quispe, y el compañero Carlos Sánchez Neyra.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS