Ponencia del ELN al II Encuentro Cono Sur
Fecha: 2009 10 11
Grupo: Ejército de Liberación Nacional (ELN)
País: Colombia
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


PONENCIA DEL ELN AL II ENCUENTRO CONO SUR

“El Socialismo ha dejado de ser un “ideal” anhelado por la humanidad durante milenios y se ha convertido en una Necesidad Histórica”.

DE LA RESISTENCIA AL PODER POPULAR

Quienes agrupamos el Ejercito de Liberación Nacional de Colombia ELN, presentamos una aproximación de la visión que tenemos, desde la concepción marxista leninista y latinoamericana de las nuevas realidades y luchas del Pueblo Colombiano en el contexto internacional actual.

Nosotros(as), los elenos y bolivarianos herederos por naturaleza, fruto del descontento y la Resistencia Popular, en nuestro caminar en estos 45 años junto a las Luchas del Pueblo Colombiano y Latinoamericano, nos han permitido forjar una organización revolucionaria sólida enraizada en el pueblo y en defensa de los intereses de las grandes mayorías nacionales.

Estimulados por las heroicas jornadas de lucha y resistencia de nuestro pueblo, por los nuevos vientos emancipadores de Nuestra America, es preciso resaltar la acción revolucionaria de miles de hombres y mujeres alzados en armas contra la tiranía, la invasión gringa, el despojo y vendetta de la Patria al Capital trasnacional. Lejos de las mentiras que el mismo gobierno cree y vende por los medios de comunicación el proyecto eleno conserva la legitimidad del accionar revolucionario, que se convierte en nuestro mayor legado. El acumulado histórico que ha sido transmitido de generaciones en generaciones a toda la militancia elena, constituye esa legitimidad que nos hace indestructibles y en contra de toda guerra mediática montada por la oligarquía, el ELN está lejos de de ser derrotado y aniquilado.

El Ejército de Liberación Nacional, mantiene su presencia a lo largo y ancho del territorio colombiano, nuestra militancia y nuestras armas siempre estarán al servicio del pueblo y No renunciaremos a las banderas y principios revolucionarios que motivaron el alzamiento guerrillero.

Hoy la práctica revolucionaria nos ha demostrado con hechos reales, que las razones por las cuales nos alzamos en armas están más vigentes que nunca. Ninguna política de seguridad democrática en Colombia podrá desaparecer a la insurgencia, mientras esté sustentada en la eliminación del contradictor político, la antidemocracia, en la guerra sucia, en la desaparición forzada de colombianos por parte del Terrorismo de Estado, en el desplazamiento de campesinos e indígenas, en el asesinato y represión contra estudiantes y sindicalistas, en la muerte indiscriminada de jóvenes en los barrios y campos colombianos.

Hace 45 años los guerrilleros del ELN proclamaron ante el mundo que la lucha armada emprendida era por justicia, dignidad y libertad contra el despotismo y la opresión. Seguiremos adelante junto a la obra y ejemplo de quienes han caído en defensa de la causa popular, de nuestros entrañables comandantes Manuel Vásquez Castaño, Camilo Torres Restrepo y Manuel Pérez Martínez.

Conscientes de que nuestra Patria requiere cambios verdaderos, junto a las nuevas realidades del continente en medio de la oleada democratizadora, en el derecho que le asiste al pueblo de luchar desde las mas amplias y formas de lucha que garanticen el cumplimiento de sus objetivos; creemos necesario el concurso y aporte de las grandes mayorías de colombianos y colombianas ya cansados de escuchar los discursos guerreristas y triunfalistas del establecimiento.

El mundo hoy asiste al colapso del Capitalismo neoliberal, que de alguna manera obliga a los pueblos y naciones a construir nuevas formas de producción, de un modelo económico alternativo socialista, liderar plataformas favorables a las mayorías nacionales, procesos democráticos alternativos que se contrapongan de esta forma al Imperialismo norteamericano que impone su dominación basada en la desproporcionada industria militar y en el usurero sistema financiero de la deuda externa y demás actividades especulativas en la actualidad claramente en declive.

Los elenos Luchamos por el socialismo, y contra el saqueo de Nuestra América; nos identificamos y asumimos los intereses de la clase obrera. Históricamente nuestra línea de masas es el desarrollo del Poder Popular, teniendo presente en primer lugar, que se despliega en las condiciones de la guerra.

Sostenemos que el poder popular tiene su expresión más elevada en la destrucción del viejo estado y la configuración del nuevo, pero igualmente afirmamos que es indispensable desarrollar desde ya la vocación de poder de las masas, construyendo formas propias y autónomas de organización y creando formas de autogobierno, en directa relación con la construcción de las bases revolucionarias, avanzando en fortalecer la nueva legitimidad mientras se erosiona la legitimidad oligárquica.

Si bien es cierto que el neoliberalismo encuentra asiento en Colombia, México, Perú y Chile, profundizando así la relación de dependencia con los Estados Unidos por la vía de los TLC y otros acuerdos comerciales. La crisis es vista por la Unión Europea como una oportunidad económica para avanzar sobre Nuestra América y sus recursos.
Latinoamérica se ha convertido en la región de la Resistencia en el mundo y tiene la responsabilidad histórica en la construcción del modelo económico alternativo que necesariamente debe ser el Socialista.

Este nuevo modelo económico en el camino democratizador, progresista y con claras tendencias revolucionarias debe impulsar nuevas políticas de desarrollo, preservación de la industria nacional, la ciencia y la tecnología, debe reducir la dependencia externa, profundizar y consolidar los procesos de Integración regional como el Alba y la Unasur promover la defensa, y control de los recursos estratégicos y buscar la independencia de los órganos multilaterales al servicio de los intereses imperialistas.

La movilización, lucha y resistencia junto a la irrupción de la insurgencia popular deben ser la constante en nuestros pueblos como respuesta de los trabajadores, los amplios sectores patrióticos, demócratas, progresistas y revolucionarios a la actual crisis económica global.

Las políticas económicas alternativas y sus avances dependen de la actuación y el desarrollo de las fuerzas revolucionarias, los trabajadores, del movimiento social y político en la interacción y la fortaleza para actuar como bloque internacional alternativo a la debacle del capitalismo neoliberal.

Nuestra America estará avocada a la profundización de grandes conflictos sociales y políticos como consecuencia de la crisis económica mundial, fortalecer las batallas actuales por la Soberanía, la democracia y la dignidad serán uno de los objetivos claves de la nueva izquierda Latinoamericana en su distanciamiento del dominio imperialista.

Reafirmamos que la Lucha y Resistencia Armada de los Pueblos no solo es valida y vigente sino necesaria como parte de la lucha político-revolucionaria ante al accionar violento de gobiernos y oposición derechista que se la juega por impedir el establecimiento de nuevos gobiernos patrióticos y desestabilizar los procesos democráticos en marcha con amplio respaldo de las mayorías.

La gran tarea de los revolucionarios, demócratas y sectores organizados no es fácil, pero es sin duda irreversible, trabajar, resistir y combatir por la construcción de una Nueva Sociedad dotada de la mas rica esencia humana, con profundos valores sociales y por la construcción de una Patria digna, libre y soberana que se exprese en un Nuevo Gobierno de Nación Paz y Equidad, como camino hacia la construcción del Socialismo.

Colombia se ha convertido en el escenario ideal para buscar la tercera reelección de Álvaro Uribe Vélez. Durante los cerca de 8 años de gobierno, el Uribismo ha gestado las condiciones ideales para que el “Salvador” se encarne 4 años más en el poder.

La casi inexistente, debilitada y deslegitimada “democracia” Colombiana, lejos de “fortalecerse y transformarse” como pregonaba en su primera campaña presidencial el Ubérrimo, se ha convertido en una democracia de bolsillo a medida de quienes detentan y desean perpetuarse en el poder. Pero aun muchos colombianos siguen obnubilados con el embrujo Uribista y siguen apostándole a este proyecto de guerra y muerte. El futuro de nuestro país será amargo y las consecuencias se dejaran sentir por muchos años. En la pasada consulta presidencial del Polo Democrático, ganó el ala “Moderada” de Gustavo Petro, el mismo que con su voto ayudó a la elección del Procurador Ordóñez, el mismo que plantea alianzas inter-partidistas con arrepentidos Uribistas y con la tradicional clase política liberal que han hecho parte de la maquinaria de poder que ha ayudado a tirar por un abismo el futuro de nuestro país, el mismo que plantea “Un Gran Frente Democrático” con independientes, Liberales, conversos Uribistas, trillizos, para enfrentar al Uribismo. ¿Cuál democracia nos preguntamos?; ¿La que Uribe impuso para perpetuarse en el poder? ¿La democracia de la parapolítica, de las notarias, del Agro Ingreso Seguro, del Inco, de los falsos positivos, del desempleo, de la seguridad en los barrios populares, de las chuzadas, del chanchullo y la trampa? ¿La democracia clientelista, corrupta, de compra y venta de votos, del pago de los favores políticos?

Esta es la “Democracia” que debemos enfrentar los Colombianos, esa que propone el Uribismo que se ha entronado en el poder. El país se desangra y las salidas al conflicto interno que vive están lejos de concertarse. La consigna sigue siendo RESISTIR, desde cualquier espacio donde nos movamos debemos hacer de nuestra vida cotidiana una trinchera de RESISTENCIA Y DIGNIDAD.

Por tanto es necesario hoy, construir un proyecto de Nación para todos para derrotar el actual régimen y allanar el camino en la búsqueda de soluciones reales a la crisis nacional.

Validamos desde el Ejército de Liberación Nacional de Colombia, la necesidad de que este espacio del Encuentro Cono-sur, adquiera las características, y trascendencia política - ideológica fundamental en el camino hacia una verdadera articulación, confluencia y accionar de las fuerzas revolucionarias del continente.

La articulación y Unidad impostergable de la lucha de los Pueblos, necesariamente debe transitar por la reivindicación de los sujetos políticos con visión crítica y autocrítica en el desarrollo de la organización de la Clase Popular y sus proyecciones emancipatorias.

El Pensamiento emancipador latinoamericano, nutre y en realidad constituye un enorme basamento ideopolitico que nos permitirá asumir las grandes batallas contra el Imperialismo en la Construcción de la Nueva Sociedad.

Es inocultable que en Colombia y los pueblos de Latinoamérica se expresa un creciente ascenso en la Lucha Popular, el antiimperialismo; profundizar la crisis del Capital y concebir un programa mínimo de juntar esfuerzos y voluntades, tejer acuerdos y avanzar en la dinámica activa de las relaciones bilaterales de nuestras fuerzas abonaran el terreno en el propósito liberador, hará de este escenario del (ECS) vaya configurándose como un referente político-revolucionario en la Estrategia de Lucha Continental.

La Lucha por el Socialismo

Los idearios de los pueblos, su pensamiento, como racionalidad para la construcción de futuros colectivos, se va construyendo en los caminos de la historia, unas veces ocultos y otras transparentes, pero siempre siguiendo el rastro de los pies descalzos, la ruptura de cadenas y grilletes, los patíbulos y guillotinas. Pensamiento y acción, siempre juntos, jamás se sabrá cual fue primero, lo importante es la ruta de libertad que nos espera en el siguiente paso, para volver a pensar y actuar.

La ruta libertaria viene desde el socialismo Indoamericano, originario como los mismos pueblos que habitaron y habitan esta tierra, construido desde unas relaciones de equilibrio entre los seres humanos y
la naturaleza, de solidaridad en la relación económica entre las personas, de armonía en el tiempo con el cosmos, sentido colectivo de la historia y pertenencia a la madre tierra.

El capitalismo en su nacimiento revolucionó al mundo y sepultó la vieja estructura feudal; esto sin duda fue un salto significativo para la humanidad, pero en sí mismo y en la medida de los desarrollos fue incapaz de resolver las contradicciones sociales convirtiéndose en un sistema retardatario contrario a las necesidades del desarrollo humano, arrasando además y sin contemplación alguna, la armonía natural del hombre, la mujer y el planeta.

Hoy es indiscutible que el capitalismo ha generado una de las mayores y más profundas crisis por las que haya pasado la humanidad; por esto todos los pueblos estamos obligados a luchar en la búsqueda y construcción de un nuevo modelo de sociedad; donde se garantice la dignidad y la armonía de la humanidad con la naturaleza. Jamás se detendrá la búsqueda y materialización de los ideales de libertad, la marcha seguirá hacia un sistema social que permita preservar y proyectar la vida, en nuevas calidades de sociedad y armonía.

El socialismo que concebimos es una propuesta de un nuevo sistema social y proyecto de humanidad, nace como respuesta al sistema capitalista y su modelo neoliberal, busca construirse desde las mismas organizaciones sociales y comunitarias. Esta experiencia, recreada en la diversidad de hoy, se abre paso en varios pueblos de Latinoamérica y el mundo.

El socialismo sigue siendo nuestro ideario; cursará por unas etapas y fases intermedias; transitando por luchas y escenarios que posibiliten acercarnos a ese objetivo que hemos denominado: Paz con justicia social, donde se ejerza la democracia directa y participativa.

Los países socialistas de hoy, a diferencia del neoliberalismo, combaten la pobreza ancestral heredada del capitalismo; construyen mejores niveles de calidad de vida; impulsan un desarrollo humano sostenible; interactúan con el mundo capitalista para bien de sus economías y sus pueblos, sin perder su dignidad y soberanía; reafirmando una vez más que existen otros caminos, distintos al capitalismo, para construir futuro de humanidad.

La lucha por un sistema humanista sigue siendo la opción lógica para los pueblos excluidos de la tierra, hoy es imprescindible un nuevo orden social propio de los pueblos, donde prime la dignidad, el respeto entre las personas y los pueblos, que ese sistema, de manera integral y creadora, recoja el sentir por una convivencia en armonía con nuestro entorno natural, espiritual y cultural.

La humanidad ha transitado por diversos caminos, en aras de buscar salidas a las crisis de civilizaciones que se han presentado en sus respectivos momentos.

El socialismo es un camino o búsqueda a los problemas de la humanidad, despunta como una propuesta realizable a largo plazo, pero apenas nace, si lo comparamos con el medio milenio que ya cursa el capitalismo.

Hoy las luchas se extienden por el mundo, todas ellas se articulan en la propuesta de “otro mundo es posible”. Nuevos esfuerzos nacen de los encuentros de los pueblos.

Diversidad de organizaciones confluyen para gestar nuevos consensos y renovados idearios. Es el trabajo de todos por construir el mundo que nos esperará en el futuro.

Los cientos de combates populares, armados o no, se han sucedido en estos años a lo largo y ancho de la patria, desencadenando una profunda vocación libertaria, de aliento y confianza en que en un día no muy lejano una sola bandera señale la extensión de un continente liberado, democrático y socialista.

Por un Nuevo Gobierno de Nación, Paz y Equidad
Colombia para los Trabajadores
Ni un paso atrás… Liberación o Muerte

Frente Internacional Milton Hernández
EJERCITO DE LIBERACION NACIONAL-COLOMBIA.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS