Colombia: Epicentro de la agresión militar norteamericana para América Latina
Fecha: 2009 11 12
Grupo: Ejército de Liberación Nacional (ELN)
País: Colombia
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


COLOMBIA: EPICENTRO DE LA AGRESIÓN MILITAR NORTEAMERICANA PARA AMÉRICA LATINA

"Los Estados Unidos [...] parecen destinados por la Providencia
para plagar la América de miserias en nombre de la libertad."
Simón Bolívar 1829

Octubre de 2009 quedará en la historia de Colombia como el mes negro donde el actual gobierno entregó la maltratada soberanía nacional al gendarme mundial (EE.UU.), al firmar el acuerdo para la instalación bases militares gringas en Colombia.

Pocos detalles se saben sobre este acuerdo, el gobierno colombiano ha mantenido en secreto los alcances del mismo, pero no es necesario ser adivino para saber las verdaderas intenciones de EE.UU frente a una América Latina que de años hacia acá ha venido dando un giro hacia gobiernos de carácter más democrático y de corte popular, e incluso donde algunos han llegado más allá con la búsqueda de gobiernos basados en los principios éticos del Socialismo y la igualdad de los pueblos. Esa América Latina que sobre todo tiene claro la necesidad de enterrar definitivamente en el pasado aquella estela maldita de largos períodos dictatoriales sufridos por nuestros pueblos. Esa América Latina que se piensa una economía alternativa que combata el libre mercado que impone el Neoliberalismo, con propuestas como el ALBA, una moneda unificada que combata el carácter especulativo del dólar, la hermandad de nuestros pueblos, la unidad de América y, sobre todo, el bienestar social de nuestros hermanos.

Guiada por un gobierno de Ultra-derecha y de corte netamente conservador, Colombia va en contravía de ese sueño por hacer de América latina una fuerza de justas realidades. Un gobierno de ricos que gobierna para los ricos del país, lejos está de ubicarse en el contexto de cambio que vive y necesita América latina. Es por ello que se ha convertido en la punta de lanza de la agresión norteamericana hacia los países hermanos de nuestro continente. Colombia siente como se va quedando aislada del espectro político latinoamericano al no encontrar eco a sus políticas guerreristas de Seguridad Democrática. Para contrarrestar eso, entrega la soberanía del país a su amo gringo, esperando que el verdugo de América invada nuestros territorios, para proteger los dominios de aquellos que se oponen a este resurgir de una América Latina libre, justa e igualitaria.

El gobierno estadounidense ha manifestado que el propósito central las bases militares en Colombia representa “una oportunidad única para poder desarrollar operaciones militares en una región critica y de constante amenaza para la seguridad y la estabilidad, generada por países que no simpatizan con EE.UU.” Ya Ecuador y Venezuela han sido víctimas de este accionar militar de cooperación desigual entre EE.UU. y Colombia. Sin buscar muy atrás, recordamos la operación sobre territorio Ecuatoriano donde fue muerto el Comandante de las Farc-ep Raúl Reyes. También, las acciones encubiertas realizadas por fuerzas de inteligencia colombiana sobre territorio Venezolano como quedo evidenciado en el caso del guerrillero de las Farc-ep Rodrigo Granda, quien fue capturado y traído ilegalmente a Colombia desde Caracas.

Desde ya se sienten pasos de animal grande en América Latina, cuyo objetivo principal es derrocar el gobierno popular y democrático del presidente Hugo Chávez en Venezuela. Ya se han gestado algunas maniobras operacionales que permiten ir configurando una inminente agresión militar en la República Bolivariana del hermano país. La pretendida intensión del sector republicano en el congreso de los EE.UU., para incluir a Venezuela en la lista de los países del eje del mal; la muerte de 11 colombianos en ciudades fronterizas para difundir en la región la falsa versión de que esas muertes fueron causadas por la guerrilla colombiana; y, aún más claro, la muerte de dos miembros de la guardia Venezolana, son evidencias que van configurando la estrategia establecida por los gringos para justificar una invasión al vecino país.

Está estrategia de conspiración contra Venezuela no es nueva, es un plan orquestado y liderado desde Colombia por el presidente Uribe para derrocar al gobierno Chavista. En el año 2005 fueron capturados 153 Paramilitares Colombianos en la hacienda Daktari en el estado Táchira, que tenían como objetivo desestabilizar el país atentando contra el presidente Chávez, asegurando de paso la conformación de grupos paramilitares de alcance nacional apoyados por empresarios y políticos opositores al proyecto socialista del gobierno bolivariano.

Los mismos informes dados por el ex – funcionario del DAS Rafael García manifiestan que esa entidad de inteligencia Colombiana está involucrada en todo este plan de desestabilización. Información corroborada no sólo por los informes de inteligencia que Venezuela tiene en su poder sobre actividades de espionaje del DAS contra Venezuela, Ecuador y Cuba, sino por la captura en Maracay de Julio Enrique Tocora, funcionario del DAS con identidad falsa que realizaba tareas de inteligencia y espionaje en Venezuela.

No cabe duda que la región está entrando en un delicado escenario de preguerra, orquestado por Colombia pero orientado desde Washington. América Latina, sus gobiernos y las organizaciones sociales y de defensa de los derechos humanos no deben ser ajenos y, menos aún, indiferentes a este oscuro panorama regional. Todos unidos debemos levantar nuestra voz de protesta para defender la soberanía en nuestros territorios, la defensa de la vida de nuestros hermanos latinoamericanos y la libertad de elegir nuestros propios sistemas de gobierno.

Resistir y combatir la ocupación Yanqui en nuestros territorios es tarea de todos aquellos que estemos en contra de la esclavitud de los pueblos, de las dictaduras, de los gobiernos de facto que tanto daño siguen causando en nuestros territorios y, sobre todo, de las políticas intervencionistas de los EE.UU. en el rumbo político que como naciones libres y soberanas queremos darle a nuestros país.

El sueño Bolivariano de una América unida toma mayor fuerza y vigencia, mucho más ahora que nos acercamos al bicentenario de la independencia de Colombia. Que sea pues esta conmemoración otro elemento emancipador que nos llene de razones y certezas para sacar definitivamente de nuestras tierras a ese monstruo llamado Imperialismo Norteamericano.

Como concluyera el comandante Fidel Castro Ruz en Venezuela el 11 de Agosto de 2001 "¡...así está Bolívar en el cielo de América, vigilante y ceñudo, sentado aún en la roca de crear, con el inca al lado y el haz de banderas a los pies; así está él, calzadas aún las botas de campaña, porque lo que él no dejó hecho, sin hacer está hasta hoy: porque Bolívar tiene que hacer en América todavía!

NI UN PASO ATRÁS LIBERACIÓN O MUERTE
NI RENDICIÓN, NI ENTREGA, SIEMPRE JUNTO AL PUEBLO
POR UN NUEVO GOBIERNO DE NACIÓN PAZ Y EQUIDAD

DIRECCIÓN FRENTE DE GUERRA CENTRAL
MONTAÑAS DEL ORIENTE ANTIOQUEÑO, EJE CAFETERO Y TOLIMA

NOVIEMBRE DE 2009

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS