¡Por la causa de los pobres! ¡Con las masas y las armas! ¡Venceremos!
Fecha: 1985 02 01
Grupo: Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA)
País: Peru
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO TUPAC AMARU

¡POR LA CAUSA DE LOS POBRES!
¡CON LAS MASAS Y LAS ARMAS!
¡VENCEREMOS!

-Fue uno de los primeros folletos que distribuimos como MRTA. En su contenido más que un análisis sustentado en conceptos y explicaciones teóricas que si realizábamos en los documentos de circulación interna, clandestina, preferimos consignar más bien de manera descarnada la política del acciopepecismo golpeando dramáticamente a los sectores populares. Pero fue también la primera exposición donde se intenta una presentación de quiénes somos y qué queremos-.

MANIFIESTO

AL PUEBLO PERUANO, A LA CLASE OBRERA, AL CAMPESINADO.
A LOS ESTUDIANTES Y MAESTROS, A LAS AMAS DE CASA, A LOS DESOCUPADOS, A LOS SOLDADOS, AVIONEROS, MARINEROS Y POLICIAS, A LOS OFICIALES HONESTOS,
A LOS CRISTIANOS CONSECUENTES, A TODOS LOS PATR1OTAS.

4 AÑOS DE BELAUNDISMO: EL SERVILISMO COMO DOCTRINA.

3 millones de niños desnutridos o mal nutridos que jamás llegarán a tener un desarrollo intelectual ni físico normal. Por varios años en nuestro país, han malogrado el futuro de sus hombres.

6 millones de desocupados y sub-empleados que sin esperanza deambulan por el territorio malvendiendo su fuerza de trabajo o por un mendrugo.

Miles de despedidos que tienen por delito querer un trabajo estable.

Centenares de empresas pequeñas y medianas clausuradas, quebrando una incipiente industria nacional.

42 mil tuberculosos sin esperanza de poder ser atendidos.

El petróleo regalado a las empresas extranjeras. El cobre hipotecado para cubrir una deuda que crece día a día.

Nuestro mar entregado al mejor postor.

Decenas de miles de muertos y desaparecidos en Ayacucho, Apurímac, Huancavelica. Más de 1,000 presos políticos torturados.

El Congreso una institución estéril, caja de resonancia de la incapacidad de nuestras clases dominantes que desnuda las limitaciones de la democracia formal.

Las libertades democráticas pisoteadas.

La Constitución atropellada sin miramientos.

Estos son los resultados de cuatro años de Belaundismo. 4 años donde la corrupción ha llegado a extremos de dimensión incalculable. Donde las riquezas amasadas por parientes y allegados del Presidente se almacenan en cuentas en el extranjero.

4 años en los que se ha aplicado el servilismo como doctrina. De rodillas aceptando los mandatos del imperialismo norteamericano, se ha humillado al país imponiendo lacayos como Ulloa, Rodríguez Pastor. Años en los que la palabra de un representante del FMI vale más que la protesta de millones de peruanos, expresada en las calles, en las fábricas, en el campo, en el voto.

4 años en los que la palabra Patria o Perú se ha vuelto una blasfemia en la boca del virrey y sus visitadores, llámese Belaúnde, Alva, Elías Laroza, Bedoya, Ulloa o Rodríguez Pastor.

4 años durante los que el Perú entero ha tenido que sufrir una política gubernamental destinada estrictamente a pagar la deuda externa, 1300 años de vergüenza nacional.

LAS RAICES DE NUESTRO TIEMPO

EL MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO TUPAC AMARU (MRTA), nace como una respuesta histórica a este sistema corrompido y lucha por forjar una sociedad nueva y justa. Una sociedad que garantice a los hombres la alimentación, la educación, la vivienda, el vestido y el trabajo: una sociedad socialista.

El MRTA recoge el legado histórico de nuestros padres que desde Manco Inca, Juan Santos Atahualpa, Túpac Amaru, Micaela Bastidas y José Olaya, supieron luchar contra el colonialismo español por un mundo más justo.

Recoge el legado de nuestros héroes que como Cáceres, y Leoncio Prado, Grau y Bolognesi, supieron llevar adelante la dignidad nacional hasta sus últimas gotas de sangre, enseñando con su ejemplo cual es el verdadero camino de un militar patriota, al lado de su pueblo y no contra él.

Asume las enseñanzas del Amauta Mariátegui que supo imprimir un punto de vista clasista al análisis de nuestra realidad, demostrando el carácter universal de la ideología marxista-leninista.

Recoge el martirologio del aprismo auroral que en su tiempo supo convocar a las masas desposeídas, derramando su sangre en las rebeliones del ‘32 y ‘48.

Recoge el camino trazado por los comandantes Luís de la Puente Uceda y Guillermo Lobatón que iniciaron la insurgencia contra este régimen y que supieron ser consecuentes juntamente con los héroes y mártires de la gesta guerrillera de 1965.

Hemos protagonizado, y asumimos plenamente, el significado histórico de los Paros Nacionales iniciados el 19 de Julio de 1977, donde se demostró que nuestra clase obrera juega su papel de fuerza principal y de vanguardia del conjunto de los sectores populares.

Recoge finalmente el ejemplo heroico de los mártires anónimos de nuestro pueblo y de nuestro Movimiento que con su sangre siembran la semilla de futuro.

Asumimos el nombre de TUPAC AMARU como un símbolo nacional y continental de la lucha contra el colonialismo y ahora el imperialismo. Lo asumimos como héroe que supo luchar contra la injusticia y el oprobio del vasallaje. Que supo morir por la libertad de sus hermanos y que hoy renace y recompone sus miembros en cada uno de los militantes por la Revolución.

TUPAC AMARU fue el gran precursor que con las armas luchó por nuestra primera independencia y que años después culminaran exitosamente Bolívar, San Martín y Martí. Luego ese combate continuado por Sandino, Farabundo Martí y muchísimos más contra el imperialismo yanqui y que tiene su más entrañable expresión en el Comandante Ernesto Che Guevara.

Es pues el MRTA el pasado y futuro que se unen, que bajan desde el escarpado ande campesino hasta las ciudades proletarias y se levanta con la Bandera Roja y Blanca para decir i BASTA YA!

EL MRTA FRENTE A LA ACTUAL SITUACION

Más del 70% del presupuesto nacional está destinado a pagar la deuda externa y gastos militares.

Solamente el 30% queda para todo el resto. Es decir sólo el 30% queda para las verdaderas necesidades de los peruanos: educación, transporte, vivienda, obras de riego, salud, alimentación, incentivo a la industria, apoyo a la agricultura, etc.

Los gastos militares van destinados a reforzar el aparato represivo para poder servir mejor al patrón extranjero. Es mentira que sean usados para proteger al país de “una agresión externa”. Van fundamentalmente para comprar y equipar unidades contra nuestro pueblo y por supuesto para aumentar los sueldos y prebendas de los altos oficiales. Esa es la realidad del presupuesto aprobado de manera dictatorial por el régimen, ante la obsecuencia de una mayoría borrega.

La corrupción que nace desde los más altos niveles, involucra al Sr. Belaúnde y su innumerable corte de parientes. Involucra a todos los ministros; a muchos de los diputados acciopepecistas y altos funcionarios.

El narcotráfico gobierna a las instituciones policiales y dirige los más altos sectores de la economía nacional.

Los compromisos contraídos con el FMI llevarán a que el año 1985 sea aún peor que los anteriores. La política económica será cada vez más dura y por lo tanto habrá también cada vez más represión, hambre, miseria y desocupación.

El norte no sólo sigue postergado por el gobierno a pesar de los estragos producidos por los desastres naturales, sino que también las autoridades oficialistas, viles mercaderes del hambre, vendieron para su beneficio las donaciones y traficaron con el apoyo internacional. Puno durante la sequía llegó a la desesperación: madres que prefirieron vender a sus hijos antes de verlos morir de inanición ante la increíble irresponsabilidad del régimen.

La tortura se ha institucionalizado. En ello se han especializado y compiten entre sí los servicios de inteligencia y las fuerzas auxiliares.

La indiferencia por las masacres de Uchuraccay y Soccos se explican más clara y dramáticamente ahora. El oficialismo, recubierto con su careta seudodemocrática no sólo avala sino que aplaude los atroces asesinatos de campesinos. Aldeas y comunidades arrasadas en un cruento e irracional genocidio que luego las fuerzas represivas pasan como guerrilleros muertos en combate.

Pero el cinismo y desprecio a la voluntad popular así como la obsecuencia del Belaundismo al amo imperial llevó a que ignoraran los categóricos resultados de las urnas en noviembre de 1983; entre el voto en Blanco, viciado, las abstenciones y el de la oposición sumaron más del 74% de un electorado que repudió al gobierno y su política económica. Sin embargo, esas elecciones no cambiaron en nada las penurias del pueblo peruano.

LLEGO LA HORA DE DECIR ¡BASTA YA!

La mitad de estas causas justifican el derecho constitucional a la insurgencia. El MRTA llama al pueblo a desarrollar la lucha frontal contra este régimen, por todas las vías.

Llama al pueblo a prepararse contra la militarización del país y a desarrollar y crear la fuerza popular revolucionaria que defienda las conquistas logradas y abra la senda del futuro.

La guerrilla Tupacamarista, que se levanta hoy en día, es la continuidad de la lucha de nuestro pueblo. El inicio de nuestras acciones revolucionarias son un llamado a la lucha por la soberanía, por la defensa de la vida y por la democracia auténtica para nuestro pueblo. No es posible aguantar tanta vergüenza sin rebelarse.

Llamamos a los jóvenes y ancianos a las mujeres y a los hombres a levantar la cabeza y enfrentarse al enemigo de nuestro pueblo: el imperialismo yanqui y sus representantes seudoperuanos.

Llegó la hora de declarar culpables de traición a la patria a Belaúnde, Rodríguez, Ulloa y sus serviles ministros.

Llegó la hora de detener la tortura y la masacre de nuestros hermanos en la sierra, centro y sur del país.

Llegó, la hora de detener la mano criminal de los oficiales que manchan el honor de Cáceres, Grau, y Bolognesi torturando y matando a indefensos campesinos.

Llegó la hora de recuperar nuestras riquezas y establecer relaciones de mutuo respeto con los países del mundo.

Llegó la hora de detener el asesinato lento y cruel al que se somete a nuestro pueblo, elevando día a día el precio de los alimentos.

Llegó la hora de romper con este sistema raíz de todos nuestros males. Llegó la hora de luchar por un futuro digno y justo para nuestros hijos.

Llegó la hora de detener la garra sangrienta del imperialismo que se abate sobre los pueblos del mundo como una plaga, destinada a llevarnos a la destrucción.

Llegó la hora del resurgimiento de TUPAC AMARU, encarnado en los hombres y mujeres honestos de nuestro pueblo que se levantan e inician una marcha indetenible hacia la libertad y la justicia verdaderas.

POR TODO ELLO LLAMAMOS:

A la Izquierda Unida, a los sectores consecuentes del APRA, de la Iglesia y al PCP (Sendero Luminoso), así como el pueblo a desarrollar la lucha en todos los ámbitos para terminar con este gobierno antinacional y combatir a todos aquellos que expresan los intereses de las clases dominantes y al imperialismo.

Por ello es importante fortalecer en la lucha directa las formas organizativas naturales de la masas en la perspectiva del poder popular: gremios, federaciones, asambleas, frentes de defensa. Impulsar en aquellos municipios controlados por representantes populares los cabildos abiertos, la coordinación y actuación conjunta en la lucha de las masas.

A impulsar de manera acelerada y honesta la centralización sindical.

Sólo la movilización y la lucha con las armas y las masas lograremos el cumplimiento de la siguiente Plataforma.

1. Desconocimiento de las condiciones impuestas a nuestro país por el Fondo Monetario Internacional (FMI); renegociación y moratoria selectiva de la deuda externa, de acuerdo a las necesidades nacionales populares.

2. Subsidio de los productos básicos para la alimentación popular. Congelamiento de los precios de los artículos de primera necesidad.

3. Revisión de los contratos petroleros y mineros y su adecuación a los intereses nacionales.

4. Aumento de sueldos y salarios acorde con el proceso inflacionario y reajustable trimestralmente, fijando el salario mínimo vital en S/. 1′000,000 (un millón de soles).

5. Reposición de los obreros despedidos y solución inmediata a los conflictos, entregando todas las fábricas declaradas en quiebra a sus trabajadores, bajo el compromiso estatal de reflotarlas financieramente.

6. Procesamiento de los funcionarios del régimen acusados de corrupción. Procesamiento de los criminales de guerra y torturadores. Sanción ejemplar a Ulloa, Rodríguez Pastor, Elías Laroza, Noel Moral y los oficiales responsables de tortura, asesinato y genocidio; tanto de la Marina, Ejército, CG, PIP y GR.

7. Emergencia del Agro Nacional, moratoria de la deuda del avío agrícola y reducción de los intereses del crédito agrario al 12 % precios justos para los productos agropecuarios; apoyo técnico; congelamiento de los precios de los insumos y herramientas.

8. Protección a la industria para el consumo interno.

9. Control de divisas y suspensión total de las importaciones suntuarias.

10. Amnistía a los presos políticos. Disolución de los Sinchis, Llapan Atic, etc.

11. No a la militarización del país; levantamiento del Estado de Emergencia y restitución de las garantías individuales. Respeto a las libertades democráticas, libre derecho a la sindicalización y huelga. Estabilidad laboral.

12. Derogatoria de la Ley Alayza-Sánchez respeto irrestricto de la autonomía universitaria.

Esta Plataforma mínima al ser implementada aliviará inmediatamente la paupérrima situación de las grandes masas explotadas. Los partidos y sectores arriba mencionados están en condiciones de luchar por estos puntos, comprendiendo que es lo mínimo indispensable para comenzar a recuperar la dignidad nacional.

La agitación y el enfrentamiento, la movilización callejera y la lucha legal. La lucha revolucionaria política y militar, son las únicas armas que podrán doblegar la vocación criminal del imperialismo y de este régimen, contra los que hay que insurgir como lo hicieron nuestros padres TUPAC AMARU Y MICAELA BASTIDAS. Levantándonos hoy contra los chulillos de los gringos sabremos trazar el camino de un Perú nuevo y aportar a la humanidad entera en el camino de la paz, la libertad y el bienestar.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS