Análisis de Situación Político – Militar
Fecha: 2005 03 01
Grupo: Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR)
País: Chile
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


Análisis de Situación Político – Militar

"Más vale morir de pie, que vivir arrodillado"(Che Guevara).

El Terreno

El capitalismo en su fase imperialista, lleva mas de tres décadas en constantes y crecientes crisis, guerras, conflictos armados, intromisiones y depresiones económicas, cuyo resultado ha sido profundizar sus contradicciones internas. Lejos quedaron las décadas del sesenta y setenta del siglo pasado, donde según propias cifras -claro está-, llegaban a tasas de 4,9% o 3,8% de sostenido crecimiento anual.

Si apreciamos la composición del imperialismo hoy, según los propios datos del Financial Times, veremos que un 48% de las mayores compañías y bancos en el mundo pertenecen a capitales Norteamericanos y un 30% de éstas son de capitales Europeos, dejando un 10% a los japoneses. Esto significa que alrededor del 90% de los monopolios y corporaciones, que dominan la industria, la banca, y los negocios están en manos de estos Estados imperiales. Lo que implica que el poder económico y, por tanto también, el poder militar, se encuentra en manos de estos tres sectores, que buscan dominar los intereses del planeta. A pesar del poderío, la cantidad de mercados que pueden controlar –y el consiguiente saqueo y apropiación de las materias primas- y la concentración que estos datos demuestran, las economías internas de los Estados imperiales están en crisis, y especialmente la economía del Estado imperial del norte.

Si nos adentramos en la apreciación del desarrollo de las crisis, en el seno del capitalismo, veremos como surgen los choques, presiones, competencias y conflictos entre los propios Estados imperiales. Expresión de estas pugnas internas, por lograr el control del planeta, es la situación del bloque Europeo, que pretende lograr la hegemonía económica, por medio de su moneda única, el Euro, que cada día gana valorización frente al Dólar –la carta monetaria norteamericana-. Lo complejo en esta disputa, para los EE.UU., es que las reservas de los diferentes países, que controlan la producción capitalista, comienzan a hacerse en Euros. La industria petrolera, por ejemplo, se encuentra en medio de esta disputa, lo que las lleva a tener que comprar sus repuestos y maquinarias en Euros y vender su producción petrolera en Dólares, dejando de ganar en esta mecánica perversa.

Lo paradójico que resulta, en esta lucha interna del imperialismo, es que la devaluación del Dólar, es alentada incluso desde los EE.UU. La jugada yanqui, es que de esa forma pretenden reducir su billonario déficit interno -cuya deuda bruta, supera largamente el 70% de su PIB-. El endeudamiento y crisis económica interna que vive EE.UU., los ha llevado a la desesperación; incluso no les interesa “perjudicar” sus exportaciones, porque están embarcados en un proceso de saquear los recursos naturales y materias primas en otros países.

El descalabro que se viene, para las economías dolarizadas; Aquellas dependientes, parasitarias y totalmente abiertas es enorme, lo que se traducirá en mayor cesantía, más pobreza, más indigencia, más discriminación, más seres humanos relegados a niveles sub humanos. Una vez más el poder visionario de Fidel, hace una llamada de alerta y demuestra el verdadero valor del Dólar, al prohibir su circulación en Cuba, porque implica pérdida de poder adquisitivo.

Las deudas y déficit del imperio norteamericano, se cuentan en trillones de dólares y su apuesta para zanjar la pugna, es la industria militar; la militarización del planeta e incluso del espacio exterior. Lo que ahora pretenden los yanquis, es que chorree capital desde las armas y la guerra. Lo están llevando a cabo en todo el planeta; se inventan enemigos sólo para hacer crecer su industria de guerra, apoderarse de las reservas de petróleo, agua dulce, recursos naturales y controlar el tráfico de drogas.

Pero en esta disputa aparece China, como otro factor o tercera variable, a quien los EE.UU. consideran su enemigo fundamental.

China está lanzada en un proyecto de industrialización y consumo de materias primas colosal, y en estos momentos junto con los japoneses tienen comprado cerca del 90% de los bonos de la deuda norteamericana. Además se disputan el control del petróleo, que según todos los estudios, el declive de explotación de nuevos yacimientos, con relación a los que se agotan, comenzará en el año 2007, lo que los especialistas denominan Cénit de la producción mundial del petróleo. Éste se dará en ese año y de ahí la curva va en una pendiente de clara declinación, lo que significa que cada año la producción será menor, según estos estudios, las siguientes cuatro décadas implicarían el agotamiento de este producto, si los niveles de consumo, la pobreza y la marginación se mantienen en los mismos niveles e incluso deberían ser peores, la otra solución sería eliminar a los tres cuartos de la humanidad.

Por rara coincidencia los países que logran llevar el Cénit hasta el 2007 son los países árabes, Colombia, Venezuela, México, los africanos de Nigeria, Angola, Argelia y Libia, ahí podemos entender el invento terrorista y del narcotráfico de la política yanqui, que dicho sea de paso, su cénit de producción de hidrocarburos fue en 1972 y están abandonando la mayoría de los pozos porque la energía que se requiere para extraerlos es igual o superior a la que se obtiene y no por un problema económico de costo-beneficio, sino simplemente por las leyes de la física.

Esto está llevando a las empresas petroleras a aumentar la producción, comprando o absorbiendo a otras, en vez de explorar nuevos yacimientos.

Estos intereses tienen enfrascado a los chinos con Norteamérica en una batalla a muerte; los norteamericanos necesitan el petróleo para sostener su producción interna y seguir fomentando el consumismo en su población, lo que los lleva a niveles inimaginables en consumo del crudo, que en la actualidad tiene un promedio de consumo por habitantes, de 25 barriles al año, mientras que en China el promedio es de 1,3 barriles al año por cada persona. Si China y la India alcanzaran una cuarta parte del consumo norteamericano, la producción mundial tendría que crecer en un 44%, lo que no daría abasto con las reservas conocidas hasta ahora, pero seguro que aumentarán sus niveles de consumo y por eso necesitan asegurarse el dominio de la producción.

El capitalismo necesita los combustibles fósiles para su producción anárquica; es el prerrequisito para que existan los demás bienes de consumo. En EE.UU. se ha llegado a los niveles de consumo que de cada diez calorías, nueve provienen de la utilización de combustibles fósiles y sólo una del sol (fotosíntesis). En Europa, la cifra es una de cada siete. Sin los combustibles fósiles, el futuro del capitalismo – imperialista se torna muy complicado. Esto no significa que hay que esperar sentado, que se acabe el petróleo.

Por otro lado, los inventos del uso de la energía eólica y solar son inviables; no existe y no se puede producir la cantidad de acero, cobre, fibra de vidrio y cemento para implementar este tipo de centrales. Además, se desconoce lo que ocurriría con los vientos, y el efecto de éstos, en el planeta y en el desarrollo de la vida humana. Éste tipo de energía tiene usos limitados en una estructura capitalista; sería difícil ver barcos, aviones, tanques, las grandes maquinas de la minería, etc., movidas por este tipo de energía, al igual que el invento de la energía producida por el nitrógeno; en términos técnicos y precisos el nitrógeno es un sumidero de energía porque se gasta la misma o más energía en obtenerlo que la que produce el hidrógeno al quemarlo - ésto por leyes de la termodinámica-. También inventan el espejismo de la energía nuclear, que actualmente produce el 6% de la energía del planeta. Las reservas mundiales de Uranio, utilizadas a este ritmo, en la generación de la energía nuclear, duraría unos 60 años. Pero si esta se aumentara un 50%, habría Uranio para 10 años.

En definitiva, el capitalismo no tiene otra opción que los hidrocarburos, por ello está en la campaña de saqueo del recurso y sólo inventa posibles soluciones utópicas por medio de sus ONGs y grupos ambientalistas gatillados desde Washington.

China tiene inversiones petroleras en todos los continentes, intentando comprar incluso a la transnacional Norteamericana Unocal. Está en conversaciones con el presidente venezolano Hugo Chávez, para comprar gran parte de la producción de este país y una gran cantidad de gasolineras que poseen en suelo yanqui. Si eso sucediera, China entraría a participar en la distribución del combustible en el corazón del imperio, además de controlar, en un gran porcentaje, la producción y compra en África, América Latina y Asia.

Junto a esto, no podemos dejar de mencionar que las empresas petroleras, también son concesionarias de las reservas de agua dulce en diferentes continentes. Por lo tanto, la lucha es por lograr el control del petróleo y las reservas de agua dulce del planeta. De ello se desprende, que la agresividad imperialista seguirá su curso; las invasiones y los bombardeos. Seguiremos observando la devastación de países completos, solo por el apetito de controlar la producción del crudo, agua y demás materias primas.

El capitalismo seguirá profundizando su crisis, que como siempre solucionará por medio del fascismo y la guerra. Recordemos, que la única salida a las crisis capitalistas, históricamente ha sido a costa de imponer la barbarie, el hambre, sacrificio y muerte a los pueblos del mundo; no olvidemos las guerras mundiales, de hecho entre el periodo que abarca, finalizada la segunda guerra y el periodo de final de los llamados “socialismos reales”, a fines de la década del ochenta, se cuentan cerca de 30 millones de muertos, y no estamos considerando los conflictos más recientes, como la Guerra del Golfo del ’91, el conflicto en Yugoslavia, los genocidios en Ruanda, Afganistán, Haití, la última ocupación de Irak, etc., etc.

La realidad nos demuestra, y acá el marxismo-leninismo, nuevamente, no se equivoca en su análisis, que las crisis capitalistas no son meras posibilidades, sino necesidades que no pueden ser eludidas por la simple acción de planes económicos o de la función de los Estados capitalistas.

Otro aspecto definido por el marxismo-leninismo, radica en lo erróneo que es pensar que el desarrollo del capitalismo es indefinido, y que las crisis sólo son momentos de equilibrio y rectificación de desajustes. La teoría libertaria nos plantea que las condiciones para la revolución socialista las crea el propio capitalismo; las posibilidades de superación del modo de producción capitalista, no son imaginarias, se dan en la materialidad, que representa el sistema; esto lo podemos ver en el avance extraordinario de las fuerzas productivas a nivel planetario y en las necesidades materiales que estas mismas van generando en la gran mayoría de la población del planeta. Estas contradicciones que producen antagonismos sociales, a la vez generalizan y profundizan la contradicción fundamental (capital-trabajo) determinante en el proceso de la lucha de clases.

Lo que los revolucionarios debemos leer claramente de todo ésto, es que las crisis y períodos de derrumbes del capitalismo, se van sumando a las condiciones objetivas, con lo cual es posible acabar con este sistema de dominación, ya que el desarrollo de las fuerzas productivas bajo el capitalismo, es simplemente el desarrollo de las condiciones objetivas para la revolución; esencialmente de las contradicciones entre trabajo y capital, entre producción social y apropiación privada; debido a que el desarrollo del capital trae consigo la profundización de las relaciones asalariadas y la multiplicación de la clase proletaria.

Este es el terreno donde estamos parados en la actualidad, lo tenemos que llegar a conocer como la palma de la mano, para que nuestras acciones sean acertadas, ya que no podemos olvidar que el terreno es el dictador de la guerra y que impone sus condiciones.

El Enemigo

Para su despliegue e intervención militar planetario, EE.UU. reestructuró su sistema de inteligencia, colocando bajo un mando centralizado a todas las agencias de inteligencia y seguridad, que posee dentro de sus fronteras y fuera de ellas. Al mando de este cargo, ubicó a un personaje tenebroso como John Dimitri Negroponte, Cuyo accionar es ampliamente conocido, en el terreno de la lucha del imperio contra los movimientos revolucionarios, de hecho fue embajador en Centro América en los tiempos de la lucha guerrillera, dejando tristes recuerdos en Guatemala con la creación de los escuadrones de la muerte, al igual que en El Salvador; dejó sembrado Centro América de fosas comunes y de desaparecidos, torturados y mutilados. Lo mismo fue a realizar al Irak invadido y devastado.

De esta forma todos los departamentos se ponen al servicio del objetivo de conquista militar de los territorios para luego saquearlos.

Junto con esto, el pentágono pretende pedir libertad de acción para intervenir en cualquier lugar del mundo, sin autorización del Departamento de Estado y el Congreso. Se argumenta que se busca “eliminar demoras y fiscalizaciones, permitiendo al comando militar realizar operaciones eficaces y no enredarse en trámites burocráticos”. Incluso este principio, ya está funcionando, en al menos dos lugares; una fuerza especial que actúa en Pakistán y otro -la “Fuerza Delta”- que ataca a “terroristas” en Latinoamérica.

Se realizó la visita de Rumsfeld a la Argentina, cuyos cuatro objetivos tratados, fueron los siguientes:

1.- Lograr una ley de inmunidad para las fuerzas especiales de EE.UU. que operan en la provincia de Misiones y el norte Argentino.

2.- Junto con esto, la firma de un acuerdo de entrenamiento contraterrorista para las fuerzas armadas y policía Argentina.

3.- Presionó al Gobierno y Parlamento Argentino para modificar la Constitución, en el sentido que las FF.AA se involucren en el tema de la seguridad interna que hasta hoy les estaba “prohibido”.

4.- Promovió un acuerdo amplio que abarca los temas de guerra contra el terrorismo y el narcotráfico.

Además, nuevamente se discutió el tema de la radarización,

El imperialismo norteamericano se despliega militarmente por todo el mundo. Como lo dijimos, ellos emplean primero sus fuerzas militares y luego extorsionan y roban. De esta forma lo hacen en Afganistán, Irak y pretenden hacerlo con Siria e Irán; en este caso pretenden llevar a cabo la estrategia del sionismo, que es implementar el “proceso de paz” a sangre y fuego, con una preponderancia del Estado judío sobre la región, geoestratégicamente necesaria para el control del tráfico marítimo y el control de los hidrocarburos.

Los sionistas con los norteamericanos, por intermedio del Mossad y la CIA, están llevando a cabo un plan de desestabilización en la zona, exacerbando los conflictos internos entre fracciones pro árabes y las pro imperialistas; tienen infiltrados a los grupos islámicos, que en el pasado adiestraron. En el Líbano, asesinaron al líder anti Sirio Rafic Hariri, y por los medios de comunicación -en una operación de inteligencia- hacen concluir que el responsable es el gobierno Sirio; lo acusan con el discurso de siempre, “dar instrucción y albergar terroristas”.

El coche bomba que asesino a Hariri y sus ocho guarda espaldas, más un numero no determinado de transeúntes, dejó un cráter de diez metros de diámetro. La tecnología utilizada en la bomba burló todos los sistemas que usaba la comitiva, para bloquear celulares e interferir radios y televisores. Junto con esto, el explosivo usado no se encuentra en los arsenales de los grupos armados de Medio Oriente, sólo son manejados por la CIA, el Mossad , el M-16 británico y proviene de la central nuclear judía de Dimona.

La estrategia sigue su rumbo con el atentado suicida en Israel, donde queda demostrado el mismo patrón; la CIA – Mossad, inducen el atentado para mantener la situación sin cambios, el territorio palestino ocupado, bombardeado día y noche. El objetivo de esta estrategia, aparte de apoderarse de la región, es exterminar las bases logísticas de los comandos operativos de los grupos armados que combaten; principalmente la resistencia Iraquí y Palestina. Esto nos confirma que el capital chorrea sangre y barro por todos sus poros, desde la cabeza a los pies.

El imperio norteamericano en estos momentos también tiene sus ojos puestos en África y Sud América; al contrario de lo que se nos pretende hacer creer, que son continentes sin ninguna importancia para los intereses imperiales.

En África pretende completar el robo, saqueo y destrucción iniciado por los europeos. EE.UU., esta vez va en busca de las reservas de petróleo, minerales y diamantes, existentes en la región. Para lograr introducirse en el continente Africano, los yanquis han exacerbado las luchas tribales, armando a todos los bandos en conflicto, para luego entrar como fuerzas de paz y colocar sus bases militares y en algunos casos, administraciones políticas. Si observamos geográficamente, el avance norteamericano en el área, podríamos detectar que la presencia militar activa, sumándole a ello la presencia y trabajo de la CIA; ya se encuentran en Marruecos, Angola, Túnez, Mauritania, Senegal, Malí, Liberia, Burquina Faso, Níger, Chad, Sudan, Nigeria, Djibouti, Gabón, Uganda, Kenya, Argelia y Sudáfrica. Sin embargo, los proyectos de investigación o busqueda de petróleo solo están ubicados en Nigeria y Camerún; por lo tanto los otros yacimientos y minerales pretenden ser conquistados por la fuerza militar, la extorsión y la imposición de gobiernos títeres y corruptos.

En América Latina, siguen su intervención en Colombia, a través del Plan Patriota, donde pretenden establecer su cabeza de playa para atacar todo el continente, especialmente el petróleo de Venezuela, Colombia y Ecuador. También, pretenden el control del Amazona donde buscan reservas de petróleo, agua dulce, objetivos biogenéticos y el control incluso de plantas que aún no son clasificadas y que los habitantes de estos lugares usan como medicina, lo que les permitiría revolucionar y controlar la industria farmacéutica.

Nuevamente levantan el fantasma del terrorismo en la triple frontera, con el fin de militarizarla y controlar la reserva de agua dulce más grande del planeta -el Acuífero del Guaraní-. Por este motivo realizan operaciones, como el turbio secuestro y asesinato de la hija de un corrupto ex presidente Paraguayo, donde claramente intervinieron sectores militares y de inteligencia del Estado Paraguayo, que recordemos eran uno de los pilares fundamentales del Plan Cóndor, tan conocido por los Chilenos, y que se sigue reeditando en el área. Sin embargo no se dudó en culpar a una organización de izquierda –Patria Libre- y de los supuestos lazos con las FARC-EP. Llamamos la atención por el carácter de estos hechos y la similitud, con los ocurridos durante las dictaduras militares en la región. No olvidemos que a través del Plan Cóndor, se nos quiso hacer creer que el asesinato de nuestros compañeros en el extranjero, “se debía a enfrentamientos, por diferencias, entre los propios miristas”. Para que esto fuese más creíble, sacaron un periódico -que tuvo una circulación de dos días- donde denunciaban estos “actos de desesperación extremista”. Traemos a colación estos hechos, por que la inteligencia imperialista recurre a todos los medios, para transformar la información y hacer creíbles y justificables todos sus actos, en su supuesta lucha contra el terrorismo.

Si bajamos en la geografía Americana, nos encontraremos que los yanquis, tienen intereses estratégicos, al pretender controlar la pampa Argentina, donde existirían reservas de petróleo y agua. En estos momentos controlan las investigaciones, y seguro que la futura explotación de las reservas de gas encontrado en el fondo marino frente a Concepción, en Chile, terminan en manos Norteamericanas.

El enemigo también nos interviene con los TLC, los que no son más que una forma descarada de robo; primero hacen cambiar la legislación laboral, reducen prácticamente a cero los aranceles, se apoderan de la industria nacional, de los recursos minerales, materias primas y demás recursos naturales, para luego enviarlos a Norteamérica, sin tributar un solo peso por su extracción. Esto lo podemos observar en nuestro país, donde las grandes empresas exportadoras de fruta son norteamericanas. La que obtiene más ganancias con nuestro cobre es una empresa Australiana, pero con capital yanqui. Estos llegan al extremo de sacar el mineral (de todo tipo), como concentrado (como rocas o piedra), sin procesarlo, para así no tributar y pasar como pequeña minería.

Mientras las economías capitalistas latinoamericanas caen una a una, la militarización del continente aumenta todos los días, con la burda mentira de luchar contra el terrorismo y el narcotráfico. Los únicos terroristas son ellos, que día a día asesinan, torturan y sumen en la pobreza a los habitantes de nuestro continente. Los más beneficiados con el narcotráfico, son los banqueros de EE.UU., encargados de lavar los miles de millones de dólares que se generan, los cuales usan para inyectar a su economía. Lo que realmente buscan es el control de la producción de cocaína, tal como lo están haciendo con la heroína en Afganistán.

En América Latina el imperio norteamericano tiene tres piedras en el zapato; Venezuela, la Guerrilla del pueblo Colombiano y Cuba. Todos los intentos son para acabar con ellos; intentan dejarnos sin ejemplos; podrán asesinar a Chávez, asestar algunos golpes a la Guerrilla, seguir intentado asesinar a Fidel, pero el hambre, el analfabetismo, la pobreza, la miseria harán que este continente se alce y sea conducido, para recuperar lo que le pertenece.

Pueden llenar el continente de bases militares, con el armamento más sofisticado, pero los pueblos cuando se ven marginados al plano sub humano se alzan y liberan como los de Vietnam, Corea, China, Cuba y el continente Africano que expulsó al colonialismo Europeo.

La caída del imperio norteamericano se dará, siempre y cuando nuestro trabajo y análisis sean político-militares. Por que militarmente el pueblo puede combatirlo, no necesita armas sofisticadas, dirigidas por láser, por satélite, ni misiles intercontinentales. Podemos enfrentarlos con inteligencia, como los vietnamitas, a toda su parafernalia de guerra. El imperio se está expandiendo demasiado, teniendo como consecuencia que su primera línea de defensa está muy alejada del centro de mando, no existiendo nada entre éste y la primera línea, por lo tanto al romper la primera línea de defensa el encuentro se dará inmediatamente con el centro, esto mismo le sucedió al imperio Romano, o como ejemplo más cercano, y guardando las proporciones, también le ocurrió a Somoza, en Nicaragua. Romper esa primera línea sólo la podemos realizar con la formación de nuestro pueblo en la lucha y rebeldía y no ayudando a colaborar con el sistema, jugando su juego o caminando a su ritmo.

Nuestras Fuerzas

En Colombia los compañeros de las FARC-EP, junto al pueblo resisten la invasión norteamericana y combaten a las tropas fascistas que avanzan en líneas de despliegue de batallón, con un intervalo de cien metros entre unidades y seis a ocho metros entre soldados, abarcando líneas de dos kilómetros de frente, rastrillando cada zona, que previamente fue sometida a una preparación artillera, terrestre y aérea, bombardeada por aire y con fuego de Obuses de 105 milímetros, Morteros de 120 milímetros, realizando fuegos concentrados y barreras de fuego móvil, con el objetivo de cercar los diferentes frentes de la guerrilla. Pero las FARC-EP, los esperan con comandos tácticos y fuerzas especiales, utilizando los pasos técnicos Vietnamitas; minando, colocando trampas en su avance, atacando su extrema vanguardia y la extrema retaguardia de sus columnas, indistintamente, en ocasiones emboscadas al grueso de esas columnas en su movimiento -que es cuando son más débiles-, además el amplio uso de francotiradores, minas y trampas en la selva. Con un mejor uso y conocimiento del terreno, sigue al enemigo en su avance –se pegan a las columnas- lo que los hace invisibles, nunca los encuentran, sólo cuando los combatientes revolucionarios realizan su accionar contra el invasor, lo que aumenta su desconcierto; ante ésto al enemigo solo le queda huir e incluso se han producido deserciones y desobediencia al mando, en el ejercito enemigo, ejemplo de ello es la captura y secuestro de su propio helicóptero, por soldados desesperados.

Las fuerzas enemigas podrán llegar a la profundidad de la selva, hasta el punto que se propusieron, pero la FARC-EP aplican una forma de combate que es la guerra de guerrillas, con pequeñas unidades móviles, realizando asaltos, golpes de mano, emboscadas, atrayendo al enemigo, dando la impresión que están siendo cercados, para poder golpear al enemigo en su avance, porque no están librando una guerra de posiciones, todo es movimiento, aprovechando y creando nuevas posibilidades de ataque. El enemigo es fuerte, pero lento y débil en sus movimientos, mientras que la guerrilla utiliza correcta, eficientemente y a su favor, la asimetría. Los compañeros en Colombia se preguntan para que gastar tanta pólvora, por parte del enemigo, si las causas del alzamiento del pueblo son políticas, económicas, sociales y por ansias de independencia y liberación.

En Colombia el enemigo se está quedando en la selva o los están retirando en bolsas de plástico. Nuevamente se equivocan al confiar ciegamente en su superioridad militar y tecnológica; queda demostrado que se le puede combatir y derrotar, si la conducción del pueblo es política–militar y acertada. Si es así, lo podemos derrotar.

En Venezuela la revolución Bolivariana llevada por el pueblo se sigue profundizando cada día, muchas veces empujando, incentivando, a veces en una aparente disonancia con el presidente Chávez, pero con una intencionalidad estratégica clara: cambiar el sistema capitalista que los tiene sumido en la pobreza a pesar de ser un país rico en petróleo y minerales. El proceso bolivariano es llevado por los revolucionarios venezolanos por el camino del poder popular, el pueblo esta tomando en sus manos el proceso, dejando de ser un proceso cupular, que ya habría fracasado. No olvidemos que fue el pueblo organizado, el que devolvió a Chávez a la presidencia después del golpe de Estado. Es el pueblo el que lleva adelante la expropiación en la Reforma Agraria; es el pueblo el que está obligando a que el proceso se radicalice y avance hacia cambios estructurales y no se quede solo en discursos y bravatas de la dirigencia política.

Pero el imperialismo norteamericano, junto con la oligarquía, seguirán intentando hacer retroceder el proceso, intentarán provocar desde la frontera colombiana con grupos paramilitares. Inventando el cuento de protección a terroristas e intentarán reactivar los cuadros que aun mantienen infiltrados en las FF.AA y la policía Venezolana, como quedó demostrado con el secuestro del compañero Rodrigo Granda.

En Perú, Bolivia y Ecuador, el pueblo se sigue movilizando y luchando por sobrevivir en un sistema que lo sume en la miseria.

En Perú los compañeros de Sendero Luminoso están terminando su proceso de reacomodo y reestructuración, para poder dar conducción a todos esos anhelos del pueblo peruano, de acabar con el hambre y el saqueo de sus recursos naturales.

El pueblo Boliviano una vez más estuvo a punto de tumbar otro presidente, pero nuevamente fue traicionado y extorsionado por los representantes del capitalismo internacional. En Bolivia vimos en estos días, el vivo ejemplo de que si los movimientos sociales, no tienen una conducción político-militar acertada, terminan buscando las soluciones dentro de la institucionalidad burguesa. Por ello, que es deber de los revolucionarios instruir y preparar al pueblo.

En Ecuador, los movimientos indígenas, ya absolutamente alejados de la dictadura cívico militar de Lucio Gutiérrez, al igual que compañeros de algunos grupos revolucionarios, están comenzando a realizar una lectura material del proceso ecuatoriano. Aquí el enemigo fue muy astuto; utilizó a los movimientos de masa para posesionar a Gutiérrez, quien terminó entregando el país a las fuerzas militares norteamericanas. Entregó el territorio Ecuatoriano, para que desde ahí atacaran a los propios pueblos Latino Americanos.

En Chile una serie de grupos revolucionarios y otros que tienen un pasado revolucionario, han comenzado su reestructuración. Entre estos, una serie de grupos miristas intentan su rearticulación, en lo que se denomina la cultura mirista. Es de esperar que su proceso no responda sólo a un hecho o “anhelo electoral”, o que se trate de un grupo que se dedicará a tejer las añoranzas del pasado, sino que se conviertan en un referente para que puedan aportar al proceso revolucionario de nuestra patria.

También no podemos dejar de mencionar una pérdida en el campo de la izquierda, con la muerte de la compañera Gladys Marín, quien dedicó su vida a la lucha por lo que creía, con coraje y consecuencia, que por lo demás es la continuación de la lucha, desde los tiempos de Recabarren y no un hecho aislado y personal, sino de una continuidad social acumulada. Es de esperar que los compañeros del Partido Comunista, tomen esta experiencia de lucha y conduzcan todas sus fuerzas y experiencias para que iniciemos una real lucha de liberación de los pobres del campo y la ciudad.

El despliegue militar y económico en nuestro continente es un hecho objetivo que no podemos soslayar. Por lo tanto, insistimos y convocamos a las fuerzas revolucionarias a la formación de una vanguardia político-militar, al igual que nuestros análisis; Si no consideramos e integramos dialécticamente los dos elementos, nuestros análisis seguirán siendo errados y seguiremos retrasando el proceso de alzamientos de nuestros pueblos, para enfrentar a nuestro enemigo fundamental.

Es primordial y urgente la unión continental de todos los Revolucionarios, para enfrentar al enemigo en toda nuestra patria grande. No podemos dejarlo tranquilo en ningún lugar del Continente. No podemos quedarnos tranquilos sólo observando y aplaudiendo la resistencia político-militar que esta dando el pueblo colombiano, Cuba y Venezuela. Su lucha, es la nuestra y no nos pueden mandar la parte que nos toca, tenemos una responsabilidad ineludible y esa nos corresponde realizarla hoy.

No nos parece que sea correcto, asumir los problemas del enemigo, como problemas nuestros:

Primero: Ellos tienen dificultad en definir el enemigo, no saben si continuar la preparación y diseño de fuerzas militares convencionales o desarrollar fuerzas militares más pequeñas, autónomas, con mayor movilidad y velocidad.

Nosotros tenemos un enemigo muy bien definido:

Está dislocado en posiciones fijas conocidas.

Tiene organización, composición, modo de empleo conocidos.

Procedimientos, técnicas y tácticas conocidas.

Segundo: La finalidad del enemigo, es que nosotros analicemos la realidad, por partes; la situación política por un lado, la situación económica por otro, y por otro lo militar.

Nosotros creemos que la realidad es integral, por tanto así se debe analizar.

Consideramos correctas todas las formas de lucha, como también todas las formas orgánicas. Por eso creemos que resulta intrascendente la disputa si crear o conformar primero Partido, Redes, Movimiento Social, Colectivos, etc. De lo que se trata es de implementar todas las organizaciones posibles que el pueblo necesite y se dé. Pero insistimos en que es absolutamente prioritario la formación de los diferentes cuadros político-militares, destinados a cada tarea o sector. Desestimando cualquier intento de organizaciones desideologizadas.

Desde nuestra perspectiva y realidad, estamos reestructurando nuestra organización partidaria, respetando, apoyando, aportando y aprendiendo de las diferentes instancias antes mencionadas.

Sin el ánimo de Vanguardizar, ni hegemonizar, la lucha es una sola y la tenemos que dar en conjunto.

Nosotros sólo podemos la Vía Revolucionaria

Marzo de 2005, En algún lugar de Chile.

Dirección Nacional del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR.

¡ COMBATE O MUERTE !


© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS