El imperio es guerrerista
Fecha: 2010 04 21
Grupo: Ejército de Liberación Nacional (ELN)
País: Colombia
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


EL IMPERIO ES GUERRERISTA

El sistema económico mundial está en crisis y las medidas tomadas van a agravarla más. Sin embargo, esto no ocasionará el colapso del capitalismo ni el derrumbe del imperialismo. Los EEUU cuentan con la fuerza militar, los organismos de inteligencia y la maquinaria de destrucción, para invadir a cualquier país del mundo. Las salidas a las crisis recurrentes del capitalismo siempre serán: mayor explotación de los trabajadores, mayor depredación de la naturaleza, mayor saqueo de los países.

La guerra siempre es parte orgánica para la superación de las crisis sistémicas del capitalismo. Así se elimina la masa sobrante de mercancías y de la población sin capacidad de demanda; además, la reconstrucción genera un clima propicio para la reactivación económica. En el siglo XX los países imperialistas se enfrentaron en dos guerras mundiales, para imponer las hegemonías. Ahora, los países altamente industrializados se agrupan contra los países que posean las principales fuentes de recursos naturales.

El imperialismo está urgido de nuevas guerras de sometimiento y de pillaje. Esas son las políticas que debe aplicar el presidente de los EEUU. Por eso, Barak Obama tendrá que continuar con las guerras heredadas e iniciar otras que le exige el control geopolítico del mundo.

Mientras Obama recibe el premio Nobel de paz, está enviando nuevas tropas a Afganistán y Paquistán. Continúa con la ofensiva mediática para invadir a Irán. Sostiene y legaliza con una farsa electoral, a los chafarotes que dieron el golpe militar en Honduras. Fortalece la IV flota en el Caribe y patrocina las conspiraciones para derrocar los gobiernos legítimos de Cuba, Bolivia, Ecuador, Venezuela y demás países del ALBA, en donde se adelantan procesos de autonomía popular.

COLOMBIA: UNA BASE MILITAR GRINGA

El imperialismo ha convertido a Colombia en la principal potencia militar de Latinoamérica, con el pretexto de acabar con el narcotráfico, pero la producción de estupefacientes cada día aumenta, le está inyectando al sistema financiero mundial más de dos billones de dólares y Colombia sigue produciendo más de 700 toneladas de cocaína al año.

Reposan en los archivos del Pentágono, los expedientes de la familia Uribe Vélez, como integrantes de los carteles del narcotráfico y como criminal de guerra; sin embargo, se le sostiene como presidente de Colombia, porque con ese chantaje, lo obligan a ser más servil y arrodillado a los intereses de las compañías transnacionales y a los proyectos guerreristas del imperialismo.

Así, se llega al extremo del entreguismo, rematando lo poco que le quedaba de soberanía a la patria, al firmar el convenio militar entre EEUU y Colombia, el 30 de octubre del 2.009. De esa forma, el presidente oficializa la invasión militar gringa al territorio colombiano. Todo el país queda a disposición de las necesidades militares de EEUU. Colombia queda convertida en el puesto de mando avanzado de las tropas yanquis, para agredir a los otros países que en el continente se resisten a los sometimientos imperiales.

Es claro que para invadir estos países andinos, los EEUU no necesitan traer los centenares de miles de tropas, como lo hicieron en Irak; para eso dotaron a Colombia del mayor ejército latinoamericano, es decir, que a los colombianos nos utilizarán como la carne de cañón.

El escándalo publicitario se ha centrado sobre las siete bases, a las que les harán nuevas adecuaciones, para que puedan tener la cobertura continental y donde puedan maniobrar toda la maquinaría bélica de los yanquis y de la OTAN. Hace más de un lustro que hicieron todos los preparativos conjuntos de invasión contra Venezuela, en unos ejercicios que se conocieron como el “Plan Balboa”.

ARAUCA: PUESTO DE MANDO AVANZADO

Pero estas bases gringas no son nuevas, pues desde comienzos del 2000, se han estado regando por todo el país, abarcando 24 bases en donde tienen presencia los yanquis. Para la muestra el botón de Arauca, en donde se construyó una base subterránea, en el batallón Reveis Pizarro de Saravena, por un costo de 98 millones de dólares, un verdadero bunker a donde no tienen acceso los colombianos y se ha montado la principal base de espionaje y provocaciones contra el gobierno de Venezuela.

Además, en las instalaciones petroleras de Caño Limón y en las sede de la Brigada XVIII, también se
encuentran los militares y asesores gringos, completando más de 400 en el departamento, que conducen en directo las operaciones de conspiración, sabotajes y derrocamiento del presidente Chávez. Estas bases yanquis también son el centro de la Inteligencia técnica y el puesto de mando donde se diseñan todas las directrices militares para la región y el puesto de mando avanzado desde donde se prepara la invasión a Venezuela.

El Plan Colombia aplicado a la región abarca tres componentes principales: golpear los acumulados guerrilleros, garantizar la explotación económica de las empresas multinacionales y adelantar operaciones ofensivas contra el gobierno de Venezuela.

Las empresas imperialistas buscan controlar los yacimientos de agua de la macro-cuenca del Orinoco, ya
comienzan a posicionarse en los parques naturales del Cocuy y de Pisba y en el páramo del almorzadero. Vuelve a haber una ofensiva de exploración y explotación de 7 contratos petroleros. Además, se tramitan unos macroproyectos de carreteras, aeropuertos, gaseoductos y la explotación de la reserva U´wa.

Dada la importancia geopolítica de la frontera, para preparar la guerra contra el gobierno del presidente
Hugo Chávez, se construyó un Comando Conjunto, para que todas las fuerzas armadas y de policía de todos los departamentos limítrofes con Venezuela, quedaran bajo un único mando. Ahora se define crear la VIII División del ejército, que integra los departamentos de Arauca, Casanare, Vichada y Guaviare, fortaleciendo las tropas, los recursos bélicos y la fuerza aérea.

El ELN seguirá al frente de la confrontación contra la ofensiva integral del Imperialismo. Nuestras armas
siguen al servicio del pueblo, para evitar el destierro y la masacre contra la población. Seguimos confrontando el saqueo de las compañías multinacionales. Seguimos respaldando a las comunidades en su decisión de auto erradicar la coca. Esa es la forma más consecuente de solidarizarnos con el pueblo venezolano, ante la amenaza de invasión yanqui.

Mando Político Militar Estratégico M.P.M.E.
Frente de Guerra Oriental F.G.O.
Ejército de Liberación Nacional E.L.N.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS