Política ficción lleva a plantear tareas fantasiosas
Fecha: 2010 11 23
Grupo: Movimiento de Liberación Nacional 29 de Noviembre (MLN-29)
País: Panama
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


POLÍTICA FICCIÓN LLEVA A PLANTEAR TAREAS FANTASIOSAS

Nuevamente el señor Quibian Gaytan a nombre de su grupo ciberespacial que se hace llamar partido comunista (marxista leninista) de Panamá nos presenta uno de sus artículos: “La situación económica y política en Panamá y nuestras tareas” (30/10/2010), en el cual hace un refrito de las tesis maoístas y basado en ellas encaja a la sociedad panameña en sus esquemas políticos para luego definir, según sus concepciones etapistas, el carácter de la revolución. Es así como el escribiente y su grupo le atribuyen un carácter revolucionario, a la burguesía “progresista”, pese a señalar que “sus representantes sociales y políticos… se subordinan todavía hoy a aquellos (el gran capital) y se espantan de sólo oír la palabra revolución o cambio revolucionario” y a que “toda su fe la pone a los cambios que pudiesen venir ‘desde arriba’, desde el Estado oligárquico-imperialista” Pero agrega que esta “situación comienza a cambiar”. ¿De qué trata este discurso? Todo parece indicar que QG y su grupo de opinión, para que la realidad embone en sus tesis, quiere resolverle el problema a la burguesía nacional “desde abajo” limitando la revolución a un carácter democrático burgués o de “nueva democracia” para permitir el “rápido desarrollo del capitalismo” -como ya ha señalado en otros escritos- para ulteriormente crear las condiciones objetivas que permitan emprender entonces la etapa de la revolución socialista. Ya en ocasión anterior habíamos denunciado la raíz kautskiana del etapismo.

Pero, ¿por qué dedicar tiempo a un grupúsculo sin peso específico en los círculos revolucionarios panameños, sin vínculos con el movimiento popular y sin presencia en el escenario político del país? La razón es solo una, que sus escritos atacando al MLN-29 y a los referentes del movimiento popular panameño son publicados en el prestigioso sitio de internet que es Kaosenlared y que por consiguiente pueden tener acceso a los mismos nacionales o extranjeros desconocedores o ajenos a la realidad del movimiento revolucionario panameño.

El motivo de nuestra respuesta es, pues, aclarar algunas cosas que el señor Quibian parece ignorar, dilucidar sus tergiversaciones sobre algunos hechos y planteamientos, desmentir algunos de sus embustes e infundios y desenmascarar al grupo de simulación virtual que se autodenomina pc maoísta.

1.- Quién lanza ataques y calumnias y quién responde a tales infundios

Según plantea este grupo fantasioso, se siente víctima de una “campaña de cerco y aniquilamiento político” y de “sucias calumnias, ataques, injurias, agresiones físicas a nuestros militantes” (sic)!!! de parte de la gran burguesía y el imperialismo y nos acusa de habernos unido a la misma. Obviamente se trata de otra de las alucinaciones del señor Quibian. En este país, Panamá, nunca hemos visto en los medios de comunicación ni hemos escuchado o visto a los voceros de los partidos burgueses de gobierno, de oposición o empresariales hacer referencia alguna a un supuesto partido comunista (ml) o que alguno de sus “militantes” haya sido atacado, perseguido, reprimido o arrestado.

Por lo que concierne al MLN-29 podemos señalar algo muy sencillo que cualquier persona puede constatar fácilmente: es el hecho concreto comprobable de que las veces que El Zancudo ha incursionado en las páginas de Kaosenlared ha sido precisamente para responder a las calumnias y denuestos de QG y su grupo contra la vanguardia del movimiento obrero y revolucionario de Panamá. En cuanto a las supuestas “agresiones físicas a nuestros militantes” (virtuales o de papel), podemos asegurar categóricamente que ninguno de ellos ha sido tocado por nosotros ni por grupo u organización alguna que sepamos. En cambio, si nos atenemos a sus escritos, podemos confirmar que quien sí se ha unido a la campaña de difamación contrarrevolucionaria sistemática contra los referentes del movimiento popular y revolucionario panameño ha sido el fantasmagórico pc(ml) de Panamá.

2.- Detrás del repunte del movimiento popular hay un trabajo político sistemático

Describe QG, el escribidor del artículo que nos ocupa, la situación del movimiento sindical durante los días del régimen militar y dice que “nuestro país conoció un boom sindical, con el surgimiento de más y nuevos sindicatos(…) crecieron los sindicatos en número, pero sacrificando su capacidad de lucha… la alta y mediana burocracia sindical colaboracionista actuaban como una especie de ‘policía sindical’ de control, espionaje y soplonería frente a los militantes sindicales de izquierda sobre los cuales abatieron toda una serie de medidas violatorias de la democracia sindical interna, expulsiones, agresiones físicas y denuncias ante los Servicios de Inteligencia de la Guardia Nacional.”

“De pronto, según el escribiente, (…) La clase obrera, que daban por descontada y había casi desaparecido de la escena social y política en este país, se ha puesto de pie. Movilizaciones, abarcantes hasta 20 mil demostrantes e incluso extendidas a todas las provincias del país, marcan un salto cuantitativo… Lo que ha abierto un episodio nuevo en la historia social del país. Huelgas sindicales y luchas callejeras contra las fuerzas del orden, inclusive en centros donde están prohibidas por ley, son cada vez más frecuentes.”

“En las dos últimas décadas el país ha estado viviendo una nueva y dramática página de la historia social, como nunca antes vista de la era republicana.”

“Todo ello bajo el impulso del ejemplo de los proletarios en lucha, en la cual un papel de avanzada cumplen los obreros de la construcción, los cuales se van convirtiendo en un referente y punto de convergencia unitaria.”

Debemos aclarar que el repunte del movimiento obrero y popular no se ha dado “de pronto” como apunta en su escrito el señor Q. Este repunte ha ido emergiendo en medio de las dificultades y producto de un trabajo sacrificado, lento, gris y tedioso, pero sistemático, de militantes revolucionarios que a nivel de las bases, han ido forjando y puliendo cuadros en sindicatos y otras organizaciones de masa. Pero claro, como quiera que él desconoce este proceso al estar desvinculado del mismo, pues sus concepciones dogmáticas y burocráticas le impiden entender el desarrollo de un trabajo político de base serio, ahora cree que todo el accionar de las masas se genera espontáneamente.

Estas luchas, que constituyen “un episodio nuevo en la historia social del país” no han sido sólo “luchas reivindicativas y espontáneas” como veremos, pues contrario a la visión del escribidor QG, tienen direccionalidad y apuntan claramente a objetivos político-estratégicos que han abierto, efectivamente como él mismo admite, “una nueva y dramática página de la historia social, como nunca antes vista de la era republicana.”
Ilustro lo dicho con una apretada síntesis de hechos que desembocan en la situación del movimiento sindical y popular hoy día.

-El Movimiento Democratizador del Suntracs (Modes) tras años de lucha interna derrota a la dirigencia gansteril ligada a los cuarteles y conquista la dirección del sindicato en 1989;

-Conduce la lucha que permite la recuperación de la tercera partida del Décimo Tercer Mes durante el gobierno de Endara;

-Logra negociar una Convención Colectiva con la Capac recuperando las conquistas obreras vendidas por la anterior dirigencia. La actual Convención Colectiva Capac-Suntracs es hoy considerada ejemplar en el ámbito sindical latinoamericano;

-Suntracs encabeza la lucha contra las modificaciones al Código de Trabajo con una huelga de 13 días brutalmente reprimida con saldo de cuatro muertos, entre ellos el dirigente del Suntracs Rufino Frías y más de 500 detenidos en 1995. De las 47 organizaciones se sumaron a esta lucha, las sindicales dieron nacimiento a la -Confederación Unitaria Sindical Independiente (Conusi) caracterizada por su lucha contra la burocracia sindical;

Se constituye la Organización Contra Las Bases Militares (OCBAM), que lucha contra las pretensiones del gobierno panameño de prolongar la presencia de bases militares gringas en el país. Además denuncia y hace público el texto del Tratado leonino (CMA) que el gobierno del PRD encabezado por Pérez Balladares negociaba a espaldas del pueblo panameño con el gobierno de los EE.UU. (1997)
Frente a la necesidad de dotar al movimiento popular panameño de una expresión organizativa de carácter nacional, se conforma la Alternativa Patriótica y Popular (APP)

-Conformación con fuerzas diversas del Movimiento Nacional de Defensa de la Soberanía (Monadeso), que encabezó la lucha contra el CMA que pretendía reinstalar bases militares yanquis en Panamá;

-Lucha contra la privatización del agua (IDAAN);

-Férrea oposición a las pretensiones reeleccionistas del Toro Balladares;

-Lucha contra el alza del pasaje en el transporte urbano en el 2001;

-Conformación en 2003 del Frente Nacional en Defensa de la Seguridad Social (Frenadesso), lucha y manifestaciones monstruosas a nivel nacional, derrota de la Ley de la Muerte y su imposición mediante el “Diálogo de Yo con Yo” con la complicidad de dirigentes sindicales y gremiales venales.

-Transformación de Frenadesso (por la seguridad social) en el Frente Nacional en Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso) como frente político de masas permanente del movimiento social (2005). A la fecha ya ha realizado dos congresos nacionales.

-Lucha contra los embalses para ampliación del Canal en áreas campesinas de Panamá, Coclé y Colón (desde el 2000); expansión del trabajo campesino y con pueblos originarios que da origen a la Unión Campesina Panameña,UCP en 2008;

-Lucha en el referéndum por un No Patriótico a la ampliación del Canal (2006) que dio pie a importantes vínculos con sectores de pobladores y fortaleció la presencia de las organizaciones de FRENADESO a nivel nacional;

-Lucha contra el sindicalismo amarillo en agosto de 2007. Osvaldo Lorenzo, dirigente del Suntracs, es asesinado por sicarios del sindicato amarillo de Odebrecht y Luiyi Argüelles por miembros de la Policía Nacional.

-Integración de la Coordinadora de Lucha por el Respeto a la Vida y Dignidad junto a sectores gremiales y populares para enfrentar la embestida reaccionaria del gobierno de Martín Torrijos contra los sectores populares y sus organizaciones (2008).

-Al Aromi Smith, dirigente del Suntracs es asesinado a manos de un lince de la PN de un disparo por la espalda en febrero de 2008. Enfrentamientos que dejan cientos de arrestos y heridos

-Frenadeso y la Coordinadora de Lucha pelean contra el alza al 7% del impuesto de ITBM y contra la Ley Carcelazo en marzo de 2010.

Y en efecto, como admite el propio farsante de Quibian “Todo ello bajo el impulso del ejemplo de los proletarios en lucha… los obreros de la construcción, lo cuales se van convirtiendo en un referente y punto de convergencia unitaria.” Pero como quiera que él y su “glorioso partido” no participan de estas luchas “reivindicativas y espontáneas”, cree que el ascenso del movimiento popular y revolucionario sale de pronto del sombrero de un mago. No, no es así señor Quibian, detrás del repunte del movimiento popular hay un trabajo político sistemático y consciente que apunta a objetivos políticos revolucionarios.

Como consecuencia del avance del movimiento sindical, popular y revolucionario, los gobiernos de turno vienen endureciendo la legislación en contra de los sectores populares estigmatizando la protesta social, tienen vigente la Ley Carcelazo que admite la condena de hasta dos años por cerrar la vía pública, junto a otras leyes violatorias de los derechos humanos. De hecho el Ministerio de Trabajo impide la libertad sindical -antes y después de la derrota de la Ley 30- y fomenta el sindicalismo amarillo. La dirigencia es perseguida judicialmente utilizando al Ministerio Público para estos fines. Durante las acciones de masa se reprime violentamente y cientos de manifestantes son arrestados en las mismas, 300 miembros de Frenadeso fueron apresados al salir de una asamblea en el hotel Soloy, los detenidos son maltratados y torturados en los cuarteles y cárceles. El caso de la brutal represión contra el pueblo de Changuinola con su represión salvaje con saldo de una decena de muertos, varios ciegos y tuertos por heridas con perdigones y otros cientos de heridos y detenidos hablan del carácter brutal de la represión contra el pueblo trabajador que lucha en las calles en defensa de sus derechos conculcados o por conquistar.

Obviamente esta marea represiva que caracteriza a todos los gobiernos post invasión, hecho que también admite el escribidor farsante, nunca alcanza a los “militantes” de su grupo fantasma. Por otro lado, pese a sus fingidos elogios hacia los obreros de la construcción “referente y punto de convergencia unitaria” del movimiento popular, tenemos conocimiento de su búsqueda de relación, contactos y coqueteos con uno de los sindicatos amarillos vinculados a la contratación de sicarios en contubernio con la patronal.

3.- Sobre la Dictadura Fascista y el Frente Fantasma Antifascista

Según nos cuenta el escribidor estamos ante una abierta dictadura fascista y que, por consiguiente, toda posibilidad de lucha legal o democrática está cerrada. Dado esto, lo que corresponde es cerrar las puertas de los sindicatos, gremios y organizaciones populares e ir a la clandestinidad y declarar la guerra para lograr “el derrocamiento revolucionario del actual régimen oligárquico-fascista”. Sin embargo, Quibian sigue paseándose despreocupadamente por la ciudad de Panamá y duerme plácidamente en su casa como siempre, mientras en sus escritos se rasga las vestiduras y convoca a la lucha armada ¿No es esta una clara manifestación de la vulgar y descarada charlatanería, farsa y provocación que caracterizan la conducta de dicho señor?

“De cara a éste, nuestro llamado de alerta antifascista y por la constitución del Frente antifascista, escribe el farsante, cabe consignar que ha dominado el sectarismo… pero, sobre todo el más vulgar anticomunismo maoísta.” (¡¡¡¿anticomunismo maoísta?!!! ¿acaso es anticomunista el maoísmo? Exigimos una explicación de parte del señor Quibian).

“No está de más el señalar que la única entidad política que ha respondido positiva y consecuentemente, a éste nuestro llamado, ha sido el Movimiento Democrático Popular.”, dice el escribiente.

Tampoco está de más señalar que dicho Movimiento Democrático Popular está compuesto por un sector trotskista liderado por un conocido empresario y el otro sector lo integran un par de profesionales y algunos estudiantes a su vez vinculados a una ONG que recibe fuertes financiamientos de la USAID y de las Fundaciones Ford y Soros para desarrollar proyectos ecológicos, de género y con grupos originarios. ¿Qué puede significar esto? Que según confiesa el propio farsante escribidor, ha “hecho todas las concesiones políticas para el logro de tal fin” (la unidad con el MDP) y que su unidad se da con gente ligada a trosko-empresarios y a una entidad que viene siendo financiada, como otras en el país, a través de fuentes no muy claras, como es el caso de Transparencia Internacional a la cual está vinculada la Fundación para la Libertad Ciudadana. Ver aquí en la página de kaosenlared escrito al respecto: http://www.kaosenlared.net/noticia/confirmado-transparencia-internacional-financiada-usaid-cia

La experiencia histórica enseña que para enfrentar al fascismo se requiere unir a todas las fuerzas democráticas, incluidas las fuerzas burguesas con esas características. El PRD está amenazado por el gobierno de Martinelli con hacerlo desaparecer políticamente ¿Esta contradicción lleva al PRD al campo democrático y antifascista? ¿Qué papel juega en el escenario sugerido por el escribidor farsante la burguesía nacional (la de la Nueva Democracia) dado que “la situación comienza a cambiar”? ¿Caben en el frente antifascista del grupo fantasma el PRD y la burguesía “progresista” a la que hace referencia? Es obvio que el planteamiento antifascista del charlatán busca justificar inconfesables acercamientos a sectores de la burguesía para ponerse a su servicio.

Jamás hemos críticado a quien plantee la autodefensa de masas o la violencia revolucionaria como respuesta a la violencia reaccionaria, al contrario la hemos ejercido con determinación cuando las circunstancias así nos lo han exigido. Criticamos y rechazamos de plano a los impostores y bufones que hablan de “ruptura de la paz social y de la paz civil”, de “liquidación revolucionaria del actual sistema”, pero saben que son incapaces de preparar a las masas para estas tareas y que, como ya se lo hemos dicho antes, jamás se han atrevido siquiera a empuñar un revolver de papelillo.

4.- Unidad de acción

En el año 2004, a fin de buscar la comunicación, intercambio y unidad de acción ante la proyectada Ley de la Muerte que privatizaría los fondos de pensión de los asegurados de la CSS y haría otras reformas que atentaban contra la seguridad social, el MLN-29 convocó a las demás organizaciones del país que se reclamaban de izquierda, para integrar la fenecida Mesa de Encuentro de la Izquierda. En ese momento hicimos dicha convocatoria por encima de corrientes ideológicas, posiciones políticas o situaciones orgánicas, para enfrentar una situación que afectaba directamente al 80% de la población vinculada a la CSS y sus servicios. No todos acudieron, pero fue, en varios sentidos, una experiencia que dejó sus enseñanzas. Esta fue una convocatoria y una práctica de relación y trabajo “por arriba”, la cual tiene sentido y puede darse bilateralmente o con más componentes condicionado a que permita un debate franco, serio, sistemático y no meramente coyuntural.

Hoy, ante la ofensiva del autoritarismo reaccionario de Martinelli contra los sectores populares, pero que lo lleva al mismo tiempo a socavar los cimientos institucionales del régimen burgués imperante, necesitamos buscar la unidad de acción del movimiento popular “por abajo”, en el seno de las bases. En este sentido estamos dispuestos a concertar la unidad de acción con toda fuerza política, organización, grupo o persona, con presencia en los frentes de lucha, obrera, campesina, de pueblos originarios, de pobladores, estudiantes, docentes, gremios profesionales, defensores de los derechos humanos, ecológicos y culturales, u otros frentes de lucha de nuestro pueblo. Sabemos de antemano que no encontraremos al grupo ciberespacial en ninguno de esos frentes de lucha.

5.- Las tareas del grupo fantasma consisten en atacar al MLN-29

Al artículo del fantoche Quibian, La situación económica y política en Panamá y nuestras tareas, bien pudiéramos agregarle …contra el MLN-29, porque las otras “tareas” que plantea en sus últimos párrafos son claramente para las calendas griegas, si han de depender del grupo fantasma. Y es que el charlatán de Quibian plantea tareas que no tiene la voluntad ni la capacidad de realizar, es decir, tareas que no puede ni quiere realizar, dado que, salvo su presencia en internet, estos farsantes no tienen una existencia política real. Sin embargo, se desviven por atacar a los revolucionarios y gozan jugando a la política ficción al formular sus “tareas del momento”, que más bien parecen frases hechas que le vienen a la memoria al momento de ir tecleando frente a la computadora.

Sabemos que Frenadeso plantea construir un frente político electoral amplio y democrático junto a otras fuerzas políticas y sociales para crear el instrumento político electoral capaz de incursionar en la arena política electoral y disputarle espacio en este terreno a los partidos políticos tradicionales. Frenadeso no va a desaparecer como frente social y continuará desarrollando la lucha extraparlamentaria en defensa de los intereses populares y la construcción de poder popular. Estas tareas serán combinadas con la lucha parlamentaria y de incidencia en el poder local como táctica que genere conciencia de clase, permita acumular fuerza social revolucionaria y le permita al pueblo recobrar el poder constituyente como soberano para auto-convocar una Asamblea Constituyente Originaria con plenos poderes, desconociendo la podredumbre institucional existente.

Hay deshonestidad de parte del impostor QG cuando omite que nuestro planteamiento sobre la constituyente originaria esta antecedida por la construcción de poder popular desde las bases, acumular fuerza social para el cambio capaz de auto-convocar a una constituyente originaria, soberana, con plenos poderes que funde una nueva república… A Don Q le ha preocupado que algunos compañeros digan fundar o refundar la república. No debe preocuparse por esto, el resultado final será el mismo: un Estado con nuevos valores éticos, plena democracia política, equidad económica y justicia social.

Al hacer sus planteamientos sobre una Asamblea Constituyente, tal vez se olvida de sus planteamientos nada clasistas ni revolucionarios en los años 80 sobre este tema consistente en repetir la consigna de la pequeña burguesía democrática y algunos sectores de oposición burguesa e ir de furgón de cola de estos sectores demandando una Constituyente a ser convocada por el régimen militar bajo los parámetros de las leyes electorales restrictivas de aquel entonces.

La tarea planteada no es fácil, nadie se hace ilusiones. En la comisión de reformas electorales del Tribunal Electoral los partidos tradicionales de gobierno y oposición se han opuesto a toda reforma democratizadora del sistema electoral y Martinelli, por encima de dicha comisión hace planteamientos encaminados a fortalecer los partidos con dueño, el clientelismo, el mercadeo electoral millonario y el encubrimiento de donantes a las campañas, que bien pudieran ser –como viene ocurriendo- producto del narcotráfico y lavado de capital.

Aún bajo estas circunstancias difíciles, las organizaciones revolucionarias y populares no pueden renunciar a la lucha por democratizar la sociedad panameña en lo socio-económico y político. Una cosa son los planes de Martinelli y otra la lucha del pueblo para enfrentarlo en todos los terrenos y frenarlo o derrotarlo. Hay que tener presente las debilidades del movimiento popular, pero igualmente ver como se mueve la correlación de fuerzas después de las elecciones del 3 de mayo de 2009: la crisis del PRD y del PP(DC), la UP y Molirena que pueden desaparecer, el debilitamiento y peleas internas del panameñismo, el posible resquebrajamiento de la alianza de gobierno. La propaganda millonaria y los programas populistas de 100 a los 70 y la Beca Universal no serán suficientes para sostener al gobierno hasta el final. Sus proyectos políticos neoliberales, mafiosos y autoritarios terminarán chocando directamente con los intereses y valores de la población y con sectores sociales muy específicos, llevándolo al desgaste político. El caso de la Ley 30 y la torpeza del gobierno en el manejo político de la situación que llevó a la confrontación en Bocas del Toro, la protesta a nivel nacional y finalmente a la derogación de dicha ley, es muestra de ello. También podemos ver como se incrementan los casos de corrupción a raíz de la eliminación del control previo en varios ministerios e instituciones.

A fin de cuentas se irá incrementando el descontento contra los gobernantes de turno, descontento que debemos saber canalizar, organizar y movilizar. ¿Le dejaremos el camino despejado al PRD y al PP u optaremos por construir nuestra propia alternativa dados los avances del conjunto del movimiento popular señalados por el propio escribiente y el acumulado de fuerza y organización logrados por Frenadeso? A menos, claro está, que el charlatan de Quibian y su grupo fantasma derroquen al gobierno, “liquiden revolucionariamente el actual sistema” y hagan la “revolución de nueva democracia” o por lo menos “rompan la paz social”.

En más de tres ocasiones en el escrito referido el grupo Quibian se lamenta de ser reducido y desvinculado de las masas, dicen además, sentirse cercados y bajo amenaza de aniquilamiento político. En otras palabras son o se sienten, según su propia confesión, una especie política en extinción. Sin embargo, moribundo da sus pataleos de ahogado. ¿Qué le da la falsa ilusión de poder sobrevivir a su estado agónico? La creencia, la fe y confianza, remanentes en el subconsciente de Quibian y su grupo, en las prácticas burocráticas de la dirección revisionista del PCUS que al reconocer un partido que se hacía llamar comunista, automáticamente ese era, señalado de a dedo por el Kremlin, “históricamente el destacamento de vanguardia de la clase proletaria” de tal o cual país, sin importar su peso político específico en el movimiento revolucionario y la sociedad en cuestión. Es este criterio el que subyace en la desesperada actitud de sentirse arropado por la cipoml y de allí sus consignas mundialistas de última hora. En este y otros aspectos, el pequeño grupo de bolsillo se parece mucho a los PC tradicionales y es lógico, le paga tributo a su viejo vínculo umbilical con el Partido del Pueblo.

Esta concepción burocrática está tan arraigada en la cabeza de QG que se siente con derecho a dar permiso a que existan “partidos que se reclamen obreros”, pero sólo uno está predestinado, dice, a ser el “elegido” como vanguardia y por supuesto cree que él y su grupito virtual son hoy herederos de tal designación. Lo más triste de este aspecto es que pese a constatar en su escrito el avance de la lucha popular y el destacado papel que juega en esta lucha el movimiento obrero con el Suntracs en primera línea, el escribidor cree –y lo repite en dos o tres ocasiones- que el movimiento popular y revolucionario no podrá avanzar más allá de lo reivindicativo y espontáneo hasta que su grupo fantasma se convierta ¡de pronto, por arte de magia! en un Partido Comunista fuerte, para llevarlo a niveles de “lucha política revolucionaria de masa”. Quedo perplejo ante tales vaticinios agoreros. Aquí ya no sé qué decir, pero sinceramente creo que Quibian está desvariando si en verdad piensa que el movimiento social y revolucionario tiene que detener su avance para esperarlo a ver si ¡algún día, por arte de magia o algún milagro! él puede llevarlo por nuevos rumbos a otros niveles de lucha. Esto es realmente asombroso y alarmante, algo increíble e inaudito. De pensar así como escribe estaríamos hablando más de un caso psiquiátrico que político.

Pues bien, la condición de vanguardia histórica y política de la clase obrera se gana en el trabajo y lucha cotidiana junto al pueblo trabajador, ninguna organización o persona esta predestinada a dirigir nada. El pueblo en su lucha forja su organización y sus dirigentes. Esta ha sido desde siempre la concepción del Movimiento de Liberación Nacional 29 de Noviembre, MLN-29.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS