Compañeros Zamir, Victor Julio Y Mario Espejo ¡Presentes!
Fecha: 2011 04 10
Grupo: Ejército de Liberación Nacional (ELN)
País: Colombia
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


COMPAÑEROS ZAMIR, VICTOR JULIO Y MARIO ESPEJO ¡PRESENTES!

Para Jesús Elí Arenas "Zamir", caído en combate junto a Víctor Julio y Mario Espejo, una mañana de marzo del 2002 en el municipio de Herrán, Norte de Santander.

Flaco Zamir:
Sabemos que es triste recordar a los amigos muertos, los viejos compañeros que eran más jóvenes que el alba. Pero por la alegría de no olvidar, de ganarles a nuestros enemigos este combate final y disparejo, vale la pena.

Garabateo estas líneas en un alto del camino, uno de tantos por donde andamos juntos al lado de tanta gente bella y grande que hoy tampoco está, pero que nos acompaña con su presencia ejemplarizante y eterna. A todos ustedes los seguimos llevando como estandarte y seguimos siendo sus alumnos y ustedes nuestros maestros.

No es posible olvidar los desvelos que cargábamos a cuestas con el morral y las carencias de los más difíciles tiempos, tampoco se olvidan las alegrías por los triunfos, esos mismos que fuimos sumando uno a uno y que atesoramos como reserva para cuando todo parecía tan oscuro y difícil.

Cómo no acordarnos de tu disposición de siempre para el trabajo, de tus ratos de mal genio, de tus amores y de tus cuitas de barrio contadas debajo de los aguaceros que nunca faltan en estos páramos. Aún recordamos tus ocurrencias flaco a la luz de la vela y la trocha guerrillera extraña tus pasos.

¿Recuerdas cuántas veces nos retorcimos de la risa después del último ataque enemigo y de nuestros repliegues que siempre terminaban siendo una escuela pródiga de enseñanzas y una mamadera de gallo mientras burlábamos una vez más a la "huesuda" que nos apremiaba?

Te adelantaste a partir flaco, sabías que el enemigo andaba tras de ti y nos jodiste dejándonos sin tu presencia brillante y afectuosa. Imagino tu última angustia al ver que el enemigo te cercaba y tú con esa romería de visitantes que siempre querían estar compartiendo contigo un café, un poema de amoroso combate, una canción en la guitarra triste o las últimas definiciones de nuestros planes de trabajo en los que siempre empeñamos la ropa y la vida misma.

Creo que por eso te decidiste a marchar por el sendero de los héroes y para ello te hiciste acompañar de Víctor julio, nuestro inolvidable pitufo y de espejito; era una triada de gladiadores dispuesta a batirse y entregarlo todo para salvar a la gente que estaba allí y para ser consecuentes con la consigna rojinegra de Nupalom. Ustedes deben saber que ese sacrificio no ha sido en vano y que esa lección de desinteresado sacrificio, los ha hecho grandes e inmortales en nuestro frente.

Estas líneas tristes mi hermano, son una manera de homenajearte y de entregarte un parte que te cuente que el Carlos Germán de tus amores, ha seguido sembrándose en estas tierras de la frontera donde un día nos ordenaron venir para impulsar el trabajo.
Hoy los tiempos son otros y quizás nosotros mismos también. Después de ti partieron otros y otras y los que quedamos y los que han llegado, hemos decidido que el mejor homenaje a sus vidas sembradas es seguir en la brega y continuar tratando de hacer bien la tarea.
Al viejo Luis también nos lo arrebataron Hugo, Andrei, Alexandra, Katherine, Zor, Herranero, Robinson, Herson cura, Douglas, Cheíto, Iván, Andrea, Lorena, Papo, Henry, tantos nombres hermano que laceran y que duelen por su ausencia, pero que también nos comprometen y nos llaman todos los días a no renunciar.

Tu ciudad sigue siendo grande, más grande que antes, pero también más pobre; el enemigo quiere desvertebrar nuestro trabajo pero no logra acallar la protesta ni extirpar las raíces Elenas que pudimos sembrar allí.

Han sido tiempos difíciles pero la ventaja es que al fin y al cabo, nunca la tuvimos fácil, entonces eso nos ayuda para resistir, para seguir siendo tercos y para seguir siendo alegres peleadores que apenas quieren aportar para que en esta esquina de nuestra patria, desde donde nos correspondió echar a andar los sueños, podamos cumplirles a ustedes, al pueblo y a la organización.

Por fortuna muchas de las cosas que proyectábamos han visto la luz del día, y esa es también tu victoria Zamir. El enemigo ha sentido el peso de nuestras operaciones militares y sabe que aunque varias veces nos han expedido tarjeta de defunción, el frente sigue vivo y ha seguido actuante. En la ciudad se sigue manifestando la resistencia popular y de diversas maneras se confronta al enemigo.

Hoy son otras las maneras de hacer las cosas, de estar presentes y con la gente, le damos halas nuevas a las esperanzas en las que intentamos encontrarnos y sintonizarnos con el pueblo; ese pueblo que nos brindó café en Motilones, que nos dio abrigo en su casa en La Ermita, que nos invitó a su fiesta en La Libertad o que nos reclamó en su asamblea en Los Patios.

El pueblito que nos salvó de los operativos, el que nos auxilió después de los asaltos donde nos quería joder el enemigo y el que nos alberga aún hoy en sus corazones y nosotros a ellos. Tenemos avances y crecimiento, hemos construido una experiencia y para vos y para quienes han caído antes y después, intentamos todos los días rendirles un homenaje con el esfuerzo, con la constancia y con la alegría que nos legaron.

Estas montañas llevan grabados sus nombres. En las trochas y en nuestros corazones están vivos sus ejemplos de militancia consecuente. No vamos a renunciar flaco, otros retos nos esperan de frente, otros sueños nos incitan diariamente a la pelea, otras gentes han llegado para ayudar a empujar el carro, los que fueron a la cárcel han vuelto para sumar y otras posibilidades que ayer eran quimera, hoy van siendo hermosas realidades que los reivindican.

Con ustedes y junto al pueblo, continuaremos atizando el fuego rebelde, alzando la voz insurgente, empuñando las armas y las ideas, aportando para ser y hacer revolución.

Hasta siempre hermano

Frente Urbano Carlos Germán Velazco Villamizar

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS