Bases Estatutarias de las Fuerzas Populares de Liberación "Farabundo Martí"
Fecha: 1978 05 01
Grupo: Fuerzas Populares de Liberación Farabundo Martí (FPL)
País: El Salvador
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


BASES ESTATUTARIAS DE LAS FUERZAS POPULARES DE LIBERACIÓN "FARABUNDO MARTÍ"

Mayo, 1978

ORIENTACION PRELIMINAR

La II Reunión Ordinaria del Consejo Revolucionario de las FPL, realizada en 1977, ha significado uno de los más importantes impulsos para el proceso revolucionario, y constituye un acontecimiento relevante en la historia del país de los últimos años, por los trascendentales resultados del mismo, dentro de los que se destaca por su certeza política e histórica la aprobación de nuestras Bases Estatutarias.

En esta oportunidad, con motivo de la Segunda Edición de las Bases Estatutarias, la Comisión Nacional de Organización del CO-CEN consideró, con la autorización debida del Comando Central, la necesidad de adjuntarle la presente nota con el objeto de que las Bases Estatutarias cumplan más eficazmente con su cometido.

Las Bases Estatutarias constituyen uno de los pasos más decisivos de nuestra conversión en un Partido, ya que han materializado, de manera establecida y de acuerdo a nuestras condiciones particulares los principios LENINISTAS de organización, las bases de su funcionamiento proletario e incluso estatuyen el carácter ideológico marxista-leninista y los objetivos revolucionarios fundamentales de las FPL. En tal sentido, las Bases Estatutarias son el sistema normativo fundamental de nuestra Organización y representan la sistematización teórica de la experiencia adquirida, en este terreno, en los siete años de la vida combatiente de las FPL.

¿PARA QUE HAN SERVIDO LAS BASES ESTATUTARIAS?

Han servido para mejorar el cauce de la vida revolucionaria interna de la Organización, para sentar los cimientos sobre los cuales se están erigiendo los pilares del Partido; o sea, para adecuar nuestra estructura, para ensanchar las bases orgánicas de las FPI, para mejorar nuestros métodos de trabajo y, en consecuencia, para hacer más efectiva y fructífera nuestra acción revolucionaria. No obstante eso, como es natural, aún hay mucho camino por recorrer.

¿QUIENES DEBEN CONOCER LAS BASES ESTATUTARIAS?

En primer lugar, deben conocerlas a fondo y aplicarlas con rigor todos los militantes de las FPL. Quienes al mismo tiempo que rigen su vida revolucionaria por los lineamientos estatutarios, tienen el deber de velar por el cumplimiento de las mismas.

Deben conocerlas también todos los aspirantes a miembro, ya que es precisamente sobre la base de un profundo conocimiento, aceptación consciente e incondicional; así como de la aplicación consecuente de las Bases Estatutarias a que éstos han podido venir adquiriendo la calidad de aspirantes.

Deben conocerlas también todos nuestros colaboradores activos, ya que es de ese caudal de luchadores de donde debe extraerse toda la sustancia viva que nutrirá y desarrollará a nuestra estructura partidaria pasando, claro está, previamente por el escalón de aspirantes a miembros.

Al respecto, una de las resoluciones del II Consejo Revolucionario de las FPI dice:

"2. Introducción de las Bases Estatutarias de manera inmediata a todo nivel, para que la Organización en su integridad norme su funcionamiento en tales Bases".

¿COMO DEBEN ESTUDIARSE?

Cada colectivo debe programar un intenso y profundo estudio del presente documento; el cual debe realizarse tanto colectiva como individualmente, con el propósito de impregnarnos plenamente de él y llevarlo a la práctica. Lo fundamental, en este sentido, es la aplicación correcta y consecuente de las Bases Estatutarias que nos rigen tanto en lo colectivo como en lo individual.

Es preciso tener presente que su profundización no debe limitarse al estudio programado obligatorio, sino que es necesario recurrir a los Estatutos en los distintos momentos de la vida revolucionaria; porque las Bases Estatutarias de las FPL deben ser para cada uno de nosotros no sólo la guía teórica general sino la guía práctica concreta y cotidiana.

Todos los Organismos recibirán, las Bases Estatutarias y, en caso de necesitar más ejemplares, deben solicitarse a la Comisión Nacional de Organización y al Comando Central.

¿COMO DEBEN APLICARSE?

Deben aplicarse fielmente. No deben buscarse ni permitirse las interpretaciones y aplicaciones caprichosas y distorsionadas. Debemos ser creadores en su aplicación estableciendo normas, reglamentos específicos, medidas y disposiciones variadas; enmarcándonos en todo momento en lo establecido en nuestras Bases Estatutarias y claramente orientados al efectivo y fiel cumplimiento de ellas.

La correcta aplicación de nuestras Bases Estatutarias debe ser un deber fundamental para nosotros.

¡A IMPULSAR LA APLICACION DE NUESTRAS BASES ESTATUTARIAS!

¡A IMPULSAR EL ESTUDIO INTENSO DE NUESTRAS BASES ESTATUTARIAS!

¡A CONVERTIRNOS EN UN PARTIDO PROLETARIO PODEROSO E INVENCIBLE!

¡ADELANTE EN LA CORRECCION DE LOS METODOS DE TRABAJO Y DE DIRECCION!

¡POR LA CONSTRUCCION DE LA VANGUARDIA Y POR SU CONSOLIDACION PROLETARIA!

¡REVOLUCION O MUERTE! ¡EL PUEBLO ARMADO VENCERA!

COMISION NACIONAL DE ORGANIZACION DEL CO-CEN.

RATIFICADO POR EL COMANDO CENTRAL

El Salvador, Centroamérica, mayo de 1978.
____________________________________________________________________________________________________

BASES ESTATUTARIAS DE LAS FUERZAS POPULARES DE LIBERACION -FPL- "FARABUNDO MARTI"

INTRODUCCION.

I.

Las FUERZAS POPULARES DE LIBERACION -FPL- "FARABUNDO MARTI", organización político-militar de El Salvador, marxista-leninista. que aspira a convertirse en la vanguardia revolucionaría de la clase obrera y del pueblo, y cuyas actividades de estructuración orgánica, de accionar político-militar e ideológico se iniciaron el primero de abril de 1970, ante la necesidad histórica de dotar al pueblo de sus instrumentos revolucionarios de lucha frente a la defección de las organizaciones tradicionales de izquierda, especialmente el P.C.S., hundidas en las corrientes de derecha del oportunismo, el revisionismo, el reformismo burgués, el economismo y el burocratismo, han podido constatar en la práctica revolucionaria la necesidad histórica de su formación.

En un periodo muy corto, guiándose por la ciencia del marxismo-leninismo aplicado e las condiciones concretas de El Salvador y Centro América, a través de la estrategia político-militar de Guerra Prolongada del Pueblo, ha podido desarrollarse como organización revolucionaria que marcha firmemente hacia su conversión en partido político revolucionario marxista-leninista de la clase obrera, ha sido capaz de crear la guerrilla y consolidarla en el territorio salvadoreño, como medio estratégico para la formación del Ejército Popular de Liberación, ha alcanzado profunda influencia organizada en amplios sectores del pueblo dirigiéndolo y orientándolo activamente en sus luchas combativas y comienza a profundizarla en la clase obrera industrial; y ha comenzado a formar los organismos armados para -militares: milicias.

En este complejo grado de su desarrollo, frente a las cada vez mayores y variadas responsabilidades de conducción del pueblo en todos los niveles y modalidades de sus luchas; entre las cuales la lucha armada es el eje, íntimamente entrelazada con los otros medios enfilados al fortalecimiento del proceso revolucionario, de sus bases orgánicas, de su estructura y funcionamiento no pueden ser las mismas que en sus períodos iniciales de desarrollo.

El fortalecimiento orgánico, político-ideológico de las FPL permitirá su mayor capacidad de conducción de las masas populares y de su incorporación a la lucha revolucionaria, mayor capacidad de formación y conducción del Ejército Popular de Liberación, y de las milicias populares en una palabra mayor capacidad de conducción del pueblo en la guerra revolucionaria hasta la Revolución Popular y el Socialismo.

Por ello, en este grado de su desarrollo, las FPL emiten sus BASES ESTATUTARIAS, basadas en las normas leninistas de organización y adaptadas a la necesidad histórica de desarrollo de la vanguardia organizada de la clase obrera de nuestro país.

Ellas establecen el carácter marxista-leninista de las FPL, su esencia de clase proletaria que obedece a los intereses inmediatos y fundamentales de la misma y que tiene como fin la consecución de sus objetivos revolucionarios, para lo cual desarrollan la tarea estratégica de organizar, elevar la conciencia, la combatividad y disposición revolucionarias de las masas populares, para incorporarlas activamente al proceso revolucionario, como factor directo del triunfo de la Revolución Popular hacia el Socialismo, del establecimiento de un Gobierno Popular Revolucionario como paso necesario para el tránsito a la sociedad socialista y al comunismo.

Establecen como las bases de su organización, estructura y funcionamiento, los principios leninistas del Centralismo Democrático que combinan armónicamente el carácter* firmemente centralizado y democrático de la organización, adaptados (*así en el original) al funcionamiento clandestino dentro del marco de la Guerra Prolongada del Pueblo, en el cual le toca conducir a éste.

Las bases orgánicas fijan la estructura interna de las FPL , que se van conformando como partido revolucionario marxista-leninista del proletariado salvadoreño, y fija los vínculos de interrelación y coordinación entre sus diversos órganos internos que forman un complejo de organismos con plena supeditación de los organismos inferiores a los superiores; del individuo al colectivo; de la minoría a la mayoría y establece firmemente la no aceptación de fracciones en el seno de la organización. En esta estructura el Consejo Revolucionario de las FPL representa la suprema autoridad y dirección politico-militar; y el Comando Central, electo y dirigido por el Consejo Revolucionario de las FPL, la direccion nacional estratégica y táctica político-militar diaria de las FPL, apoyada en las Comisiones Nacionales del CO-CEN, que bajo la inmediata dirección y control de éste le ayudan en la dirección de las diversas ramas de trabajo a nivel nacional, para lo cual se apoyan en sub-comisiones de carácter nacional. Para la dirección regional y local, las bases orgánicas establecen las Direcciones de Zona con atribución sobre regiones geográficas concretas, que, a su vez, se apoyan en sub-direcciones zonales de diversas áreas de trabajo.

Las FPL establecen como sus organismos de base, las células de miembros de la organizacion, que funcionan de acuerdo con el principio leninista celular, base de la estructura de un partido proletario marxista.

Las bases orgánicas de las FPL establecen los requisitos de alta calidad revolucionaría que son necesarios para tener el alto honor y responsabilidad de ser miembro de las organizaciones y para conservarlo. Establecen quiénes pueden ser miembros de las FPL y los requisitos para su ingreso y normas de militancia.

Establecen ampliamente los deberes y derechos de los miembros. Regulan las reglas y procedimientos tos para sopesar, juzgar y sancionar las faltas y delitos cometidos por miembros de la organización.

Y, finalmente, tomando en cuenta su fiel apego a los principios del Internacionalismo Proletario, establecen los canales para desplegar la solidaridad internacional revolucionaria y para el estrechamiento de relaciones con el Campo Mundial del Socialismo y con las organizaciones revolucionarias del mundo, en especial, para llevar a cabo la tarea conjunta de los pueblos Centroamericanos: la revolución popular y el Socialismo.

II.

¿Por qué las FUERZAS POPULARES DF LIBERACION han adoptado este nombre? Las razones del porqué las FPL han adoptado este nombre son:

FUERZAS

Porque efectivamente las FPL constituyen una fuerza militar y política en creciente desarrollo. El vocablo FUERZAS encierra una concepción dinámica que expresa apropiadamente los que somos actualmente y también la perspectiva del desarrollo inmediato y futuro de esta organización revolucionaria. Incluye la Idea de lo militar y lo político.

POPULARES

Porque esas fuerzas no son aislados del pueblo, sino que son producto del mismo, su instrumento orgánico político-militar, cuya misión estratégica tiene como uno de sus objetivos fundamentales incorporar activamente al pueblo a la guerra revolucionaria militar y política, ya que es el pueblo el creador de su propio destino y el único que puede llevar hasta la victoria final la causa de la revolución y construir el futuro régimen socialista. Nuestra organización se está forjando como el instrumento político y militar del pueblo para llevar adelante la lucha revolucionaria.

DE LIBERACION

Porque el pueblo, a través de la guerra prolongada política y militar, en plena unidad con la lucha revolucionaria de los otros pueblos centroamericanos, alcanzara su liberación de las garras del imperialismo yanqui; de la burguesía interna; de los sangrientos regímenes de los opresores, sostenes de las clases explotadoras, para que sobre la base de la destrucción del poder de las clases dominantes explotadoras, llevar a cabo su Revolución Popular hasta la construcción del Socialismo.

a) Aspiramos al honor de ser continuadores y herederos de las luchas revolucionarias que, a través de su historia han tenido los pueblos centroamericanos y el salvadoreño en particular. Nos esforzamos por retomar sus tradiciones de lucha y hacerlas avanzar. La bandera en sangrentada de la revolución del pueblo viene de mano en mano y de generación en generación y será llevada hasta las cumbres del socialismo por las presentes y futuras generaciones. Entre esas luchas del pueblo cuatro grandes jalones han dejado profunda huella en nuestra historia:

1. La heroica lucha de nuestros antepasados contra el invasor español, hasta sucumbir en el colonialismo.

2. Las luchas de la independencia del yugo español, especialmente desde 1811.

3. E1 levantamiento campesino dirigido por Anastasio Aquino que abarcó a los pueblos nonualcos.

4.1a insurrección campesina de 1932 con sus decenas de millares de mártires y héroes del pueblo.


Ha habido otras grandes luchas populares como la de 1944, pero indudablemente que estas cuatro han dejado los más profundos surcos en la historia popular. De ellas la que inmediatamente engarza con las actuales luchas del pueblo, es el masivo levantamiento de 1932, que tuvo ya un carácter clasista obrero-campesino y una turbulenta orientación hacia el Socialismo

b) Entre los dirigentes de este gigantesco episodio, que marcó tan profundas huellas en los siguientes períodos de la historia del país, indudablemente el más integral y elevado exponente del pueblo fue AGUSTIN FARABUNDO MARTI; no obstante las debilidades o fallas que ahora puedan señalarse en su preparación y en la dirección político-militar del movimiento popular, los rasgos revolucionarios esenciales de su figura concuerdan en gran medida con los principales del movimiento revolucionario actual.

Veamos brevemente algunos de esos rasgos:

1. Fue un combatiente y jefe revolucionario de la lucha armada del pueblo y no de manera casual, sino sistemática. Fue no sólo político, sino también militar revolucionario. Fue Guerrillero en las montañas de Las Segovias, a la par de Augusto Sandino, de quien fue secretario y uno de sus oficiales. Dió* (*asi en el original) impulso a la lucha armada en El Salvador, a través de la gran insurrección campesina de 1932, la más grande insurrección popular en toda la historia del país.

2. Fue pionero del marxismo-leninismo en El Salvador, precisamente en los años en que el marxismo se extendió por el mundo bajo la influencia de la triunfante Revolución Socialista de Octubre (bajo las naturales limitaciones que en esa época había en el país para el conocimiento profundo de la teoría marxista). Fue creador del Partido Comunista de El Salvador, al que concebía como el combativo partido revolucionario del proletariado y no como un apéndice de la burguesía. Trató de extender el marxismo a otros pueblos de Centroamérica.

3. Agustín Farabundo Martí no concebía la lucha revolucionaria de nuestro pueblo con un estrecho criterio chovinista, sino que en toda su amplitud centroamericana v latinoamericana, yendo en la práctica a pelear en las montañas de Nicaragua. Las FPL tienen, como las bases de su estrategia, la necesidad histórica de unificar la lucha revolucionaria de los pueblos centroamericanos, hasta la creación del Ejercito Popular Centroamericano, para la definitiva victoria de la Revolución en nuestros pueblos.

4, Agustín Farabundo Martí imprimió al movimiento de masas en el Salvador, un profundo carácter anti-imperialista y luchó con las armas en la mano por expulsar a los marinos yanquis de Nicaragua.

Las FPL consideran al imperialismo yanqui como el enemigo fundamental de nuestros pueblos y lucharán con todas sus fuerzas por su expulsión definitiva en El Salvador y Centroamérica.

5. Agustín Farabundo Martí mostró en la práctica, y no sólo de palabras, el profundo internacionalismo proletario en la lucha común de los pueblos contra sus enemigos comunes. Ese mismo principio inspira la lucha revolucionaria de las FPL.

6. Martí imprimió a la lucha de masas un carácter político radical y de gran combatividad con la utilización de medios de lucha; tales como, las huelgas casi continuas en la ciudad y el campo, movilizaciones combativas, choques de calle con las fuerzas represivas, huelgas de hambre, etc., elevando a través de esos choques de clase la disposición del pueblo a la lucha armada; orientaciones y métodos de lucha muy diferentes al posterior apoltronamiento del economismo, del reformismo y del legalismo introducidos en las luchas de masas y que las desenmascaran y combaten ideológicamente para elevar la disposición de la lucha revolucionaria del pueblo.

7. Agustín Farabundo Martí murió ante el pelotón de fusilamiento con toda valentía, con la plena conciencia del desarrollo histórico de estos pueblos, ratificando en el último segundo de su vida la inquebrantable confianza en el triunfo de la Revolución y avizorando que futuros combatientes revolucionarios llevarían, con las armas en la mano, la bandera de la Revolución hasta la victoria final: hasta el Socialismo y el Comunismo.

En las condiciones presentes, nuevos combatientes del pueblo construyen esta organización revolucionaria político-militar, empeñan sus esfuerzos en las tareas tendientes a impulsar el proceso revolucionario de nuestro pueblo y de los pueblos centroamericanos hasta sus victorias decisivas.

La figura de Agustín Farabundo Martí inspira a los combatientes revolucionarios actuales, en la lucha ideológica contra las posiciones seudo-revolucionarias de los falsos comunistas, que han abandonado la tradición combativa de nuestro pueblo y los principios y métodos en que sustentaron sus luchas Martí y la generación obrero-campesina de esos años. Su figura permite a los combatientes actuales retomar la tradición de lucha radical de las luchas de masas y la tradición de lucha armada de nuestro pueblo, que los seudo-revolucionarios, oportunistas y falsos comunistas, han tratado de interrumpir convirtiéndose en instrumentos de la burguesía para pacificar la rebeldía de las Masas.

Por todo ello, las FPL tienen como LEMAS los siguientes: ¡REVOLUCION O MUERTE! ¡EL PUEBLO ARMADO VENCERA!

Estos lemas encierran toda la disposición del pueblo que, a través de sus armas y demás medios de lucha revolucionaria, inevitablemente combatirá hasta sus últimas consecuencias; es decir, hasta conseguir su máximo objetivo que es la Revolución Popular, el Socialismo y el Comunismo y que para ello todos los miembros de las FPL están empeñados aun a costa del sacrificio de su vida y de sus intereses personales y familiares.

III.

Brevemente expuestos, cuáles son los objetivos históricos que persigue la actividad revoluciona ría de las FPL.

1. Poner fin definitivamente a la dependencia (político-militar-económica-social) del país respecto del imperialismo yanqui.

2. Liquidar definitivamente el poder político, económico, social de la oligarquía burgués-terrateniente aliada al imperialismo; y liquidar la explotación capitalista en general.

3. Sentar las bases económicas, políticas, culturales, técnicas y sociales para pasar a la construcción del socialismo.

4. La construcción del Socialismo y del Comunismo.

Para que nuestro pueblo alcance tales metas históricas fundamentales, las FPL luchan incansablemente por alcanzar y concretar dos objetivos estratégicos revolucionarios fundamentales para esta etapa histórica:

a) La Revolución Popular hacia el Socialismo, de carácter anti-imperialista y anti-capitalista.

b) La instauración del Gobierno Popular Revolucionario, bajo la hegemonía del proletariado en firme alianza con el campesinado -especialmente con el campesinado pobre-, y con otros sectores populares revolucionarios; es decir a través de la Alianza Popular Revolucionaria. El Gobierno Popular Revolucionario es, en esencia, la forma política que adoptará la Dictadura del Proletariado en tal etapa, de acuerdo con nuestras particularidades históricas, políticas, económicas y sociales.

En el proceso de lucha por la Revolución Popular hacia el Socialismo, se presentan las siguientes tareas estratégicas para las FPL:

a) Desarrollar y profundizar la Guerra Prolonga del Pueblo como la estrategia única para el triunfo revolucionario; utilizando en ella la lucha armada como el medio de lucha fundamental estrechamente combinada con las otras formas de lucha del pueblo en todos los aspectos y formas: legales e ilegales, pacíficas, violentas, etc., que sean necesarias para el desarrollo de la Guerra Popular

b) Organizar y orientar políticamente al proletariado industrial y agrícola, al campesinado (especialmente al campesinado pobre) y demás sectores del pueblo que sufren la explotación y opresión del sistema capitalista.

c) Movilizar combativamente a todos los sectores populares en la lucha por sus reivindicaciones inmediatas, como un medio de incorporar al pueblo a la guerra.

d) La creación, desarrollo y consolidación de la Alianza Popular Revolucionaria que tenga como eje central la alianza obrero-campesina con la hegemonía del proletariado.

e) Desarrollar y profundizar la lucha armada revolucionaria y sus instrumentos: la guerrilla urbana y suburbana, como el medio estratégico para la formación del Ejército Popular de Liberación y las Milicias Populares Revolucionarias. Tales fuerzas militares y para-militares, como las integrantes de las Fuerzas Armadas Populares de Liberación, son las que darán las batallas a las fuerzas reaccionarias del imperialismo y de la burguesía salvadoreña y centroamericana.

f) Buscar y establecer firmemente la coordinación y solidaridad con otras organizaciones revolucionarias centroamericanas, para lograr la unificación de la Guerra a nivel regional y constituir el Ejército Popular Revolucionario de Centroamérica y las alianzas de clases regionales a todo nivel que finalmente derroten al imperialismo y al capitalismo.

g) Fortalecer y ampliar los lazos de amistad, solidaridad y cooperación con los países del Bloque Socialista Mundial, principalmente con Cuba Socialista, vanguardia revolucionaria en Latinoamérica. Y ejercer activamente el internacionalismo proletario y revolucionario con los pueblos latinoamericanos y con sus organizaciones revolucionarias, así como con las de otras regiones del mundo.

Ahora bien, las FPL consideran que en la etapa del Gobierno Popular Revolucionario, las tareas estratégicas generales a desarrollar (brevemente reseñadas) son las siguientes:

a- Concentrar en manos del pueblo los medios fundamentales de producción necesarios para sentar las bases que permitan pasar a la construcción del Socialismo. de una manera más pronta y eficaz mientras más profundas y radicales sean las medidas revolucionarias necesarias, las que naturalmente deberán estar sujetas a un programa concreto en cada uno de los renglones básicos, de planificación, ampliación, profundización, detalle y concreción práctica.

Entre ellas, será indispensable realizar de la manera más enérgica la expropiación de los principales medios de producción de manos de los imperialistas y capitalistas criollos; tales como las fábricas, tierras, instalaciones, medios de transporte, etc., etc., que pasarán a la administración popular. Asi como la destrucción del aparato estatal burgués (en todos sus aspectos: legislativo, judicial, administrativo,- ejecutivo, militar, etc., etc.), y la construcción del aparato estatal revolucionario.

b- Sentar todas las bases políticas, económicas, técnicas, científicas, culturales e ideológicas para la construcción del Socialismo.

c- Establecer firmemente la independencia política, económica, cultural, etc., del imperialismo; así como de todo tipo de coloniaje, y establecer el Estado Soberano Popular Revolucionario.

d- Dotar a las poderosas Fuerzas Armadas Populares de Liberación con armamento moderno, y alta técnica militar; inculcarles una moral y psicología revolucionarias; preparación de combate, de tal manera que sean capaces de derrotar cualquier resistencia burguesa o las agresiones del Imperialismo y de sus lacayos externos.

e- Instaurar firmemente la dictadura del proletariado que en su fase inicial adoptará la forma de Dictadura Popular Revolucionaria bajo la hegemonía del proletariado, como única forma de barrer definitivamente los intentos desesperados de los burgueses criollos y del imperialismo por regresar al capitalismo y someter de nuevo al pueblo a su dominio de explotación.

f- Buscar la formación de la unidad revolucionaria centroamericana con los países que se vayan liberando y ayudar a liberarse a los que no lo hayan hecho.

g- Organizar el verdadero Partido Comunista de El Salvador, como el arma estratégica revolucionaria del proletariado en su conducción del pueblo al triunfo.

h- Elevar el nivel de vida general de la población trabajadora, mediante el desarrollo de la agricultura y de la, industria, la atención técnica y financiera a los pequeños productores, la creación de fuentes de trabajo para todos los trabajadores, el fortalecimiento de las finanzas populares, de las exportaciones y relaciones comerciales y diplomáticas con todos los países que estén dispuestos a respetar la soberanía e independencia revolucionaria; el prodigioso impulso a la educación popular, el arte, la ciencia, la técnica y la cultura, a la vivienda y al bienestar y progreso en todos los terrenos.

i- La organización masiva del pueblo en todos los niveles y escalones de la actividad social para incorporarlo rápidamente al desarrollo y defensa del proceso revolucionario y para el fortalecimiento en amplitud y profundidad de los- órganos del Poder Popular. El disfrute de la amplia democracia revolucionaria para las masas populares; la aplicación de estrictas medidas de control y coersión* (*así en el original) revolucionaria y de reeducación de los elementos explotadores reeducables* (*así en el original) así como la liquidación implacable de la contra-revolución.

J- La intensa educación ideológica y elevación del nivel de conciencia política de las masas de su iniciativa revolucionaria creadora; la intensa labor de persuasión revolucionaria para la reeducación hacia el Socialismo de amplias masas de pequeños y medianos productores de la ciudad y del campo, del pequeño y mediano comercio y demás sectores pequeños y medianos ligados a la propiedad privada; así como de los sectores menos avanzados de las capas medias para comprender la necesidad de pasar a la etapa de construcción del Socialismo y colaborar con el proletariado y campesinado pobre en ese paso histórico.

IV.

IMPORTANCIA HISTORICA DE LAS BASES ESTATUTARIAS DE LAS FPL.

Dentro de tal marco de proyección estratégica fundamental e histórica, y sobre la base del desarrollo alcanzado por el proceso revolucionario de las FPL, la aprobación de las Bases Estatutarias, por parte del Consejo Revolucionario de las FPL, representa un paso de primera importancia para la vida y desarrollo de nuestra organización y para el avance del proceso revolucionario del país y Centroamérica.

Es una expresión del gran avance obtenido por las FPL en su desarrollo interno y en su influencia organizada entre las masas. En nuestro caso, no representa un paso apresurado o una medida artificial, sino que constituye una necesidad ineludible cuya correcta solución propiciara los pasos subsiguientes en la consolidación y crecimiento de las FPL y de su trabajo político-militar. De no atenderse esa necesidad vital, se produciría un estancamiento y desmejoramiento que podrían conducir a la organización no aprovechar las ricas posibilidades que para su desarrollo le está brindando nuestro pueblo, y a perder o alejar la posibilidad de convertirse en la efectiva vanguardia revolucionaria de la clase obrera.

La aprobación y puesta en ejecución de las Bases Estatutarias pone a las FPL en la vía segura para orientarse firmemente hacia su evolución dinámica, dialéctica y progresiva hasta convertirse en el verdadero Partido Marxista-Leninista de la clase obrera, hacia su conversión en el auténtico e indiscutido Partido Comunista de nuestro país. Objetivo que no lo consideramos inmediato ni fácil, pero que estamos en posibilidad de emprender esa histórica empresa: dotar a la clase obrera y al pueblo de una consecuente vanguardia revolucionaria político-militar, marxista-leninista, que le conduzca con paso firme y seguro hasta la coronación victoriosa del proceso revolucionario: hasta la Revolución Popular y el Socialismo.

Las Bases Estatutarias ayudaran a los miembros presentes y futuros a forjarse en las cualidades revolucionarias del proletariado, a forjarse como inquebrantables combatientes revolucionarios, que con honor llevaran la orientación y la dirección revolucionaria de nuestra organización al seno de las masas y que libraran junto a nuestro pueblo la lucha en sus diversas manifestaciones; entre ellas, la lucha armada revolucionaria, que es el medio decisivo para la destrucción definitiva del régimen burgués imperialista de opresión, miseria y explotación. Las Bases Estatutarias ayudaran a la membresía de las FPL a forjarse en la disciplina férrea, indispensable para dirigir al pueblo y combatir a sus enemigos.

Tales Bases nos permitirán cumplir con nuestros deberes internacionalistas, con el internacionalismo proletario y revolucionario, haciendo realidad de nuestra parte el lema internacional del proletariado: "Proletarios de todos los países, uníos". Nos permitirán igualmente, conducir nuestras acciones por el camino de. la Revolución centroamericana hasta la liberación definitiva de nuestros pueblos centroamericanos y de América Latina. Las Bases Estatutarias, por si solas, no expresan nuestra estrategia y táctica revolucionaria político-militar pero si son el marco adecuado para que esos pilares vitales de nuestro quehacer revolucionario, puedan desplegarse en los carriles orgánicos del centralismo democrático, de la disciplina partidaria y consciente, y que nuestra organización pueda marchar como un solo hombre hacia la realización de sus objetivos estratégicos y tácticos.

Guiados por la ciencia del marxismo-leninismo, por la ideología revolucionaria del proletariado, y enmarcados en bases orgánicas leninistas, las FPL marchan al encuentro de sus deberes históricos: convertirse en la vanguardia revolucionaria, conducir a nuestro pueblo en la dura y prolongada guerra revolucionaria hasta derrotar para siempre al imperialismo y su aliada la burguesía criolla; y establecer un Gobierno Popular Revolucionario, basado en la Alianza Popular Revolucionaria, que tiene como fundamento básico la alianza obrero-campesina y como fuerza hegemónica el proletariado; y que es el pórtico histórico que nos abrirá la ruta hacia la construcción del Socialismo y de la sociedad Comunista.

¡REVOLUCION O MUERTE! ¡EL PUEBLO ARMADO VENCERA!

BASES ESTATUTARIAS DE LAS FUERZAS POPULARES DE LIBERACION -FPL- "FARABUNDO MARTI"

CAPITULO I

SOBRE EL NOMBRE, LEMAS, CONSIGNAS Y SIMBOLOS

Art. 1 El nombre de la organización es FUERZAS POPULARES DE LIBERACION -FPL- "FARABUNDO MARTI"

Art. 2 Sus lemas son ¡REVOLUCION O MUERTE! ¡EL PUEBLO ARMADO VENCERA!

Art. 3 Se establecen como principales consignas, las siguientes:

POR UN GOBIERNO POPULAR REVOLUCIONARIO CON HEGEMONIA PROLETARIA Y BASADO EN LA ALIANZA OBRERO-CAMPESINA. POR LA REVOLUCION POPULAR HACIA EL SOCIALISMO.

Art. 4 La bandera de las FPL tiene las siguientes características: Color rojo, con la Hoz y el Martillo en el ángulo superior izquierdo; y las letras FPL al centro, bajo las cuales están las palabras FARABUNDO MARTI. Todo esto, en color amarillo oro. Tamaño: uno y medio por uno. Sin adornos.

Art. 5 Tendrá un himno oficial, que será aprobado por el Consejo.

Art. 6 El símbolo revolucionario de las FPL es el siguiente: La Hoz y el Martillo en medio de dos fusiles colocados en forma de una "V". Y el nombre completo de la Organización colocado en semi-círculo, arriba y abajo.

CAPITULO II

CARACTER Y FINES DE LA ORGANIZACION

Art. 7 Las FPL se instituyen como el germen del Partido Revolucionario que le permita, desde el punto de vista orgánico y político, convertirse en el destacamento de vanguardia del proletariado, de su aliado principal el campesinado pobre y demás sectores oprimidos y explotados del pueblo, con el objeto de responder a las necesidades históricas del proceso de Guerra Revolucionaria en el presente, y a la dirección futura en la construcción del Socialismo. En este sentido, se presenta como el germen de verdadero Partido Comunista que aspira a encabezar el proceso revolucionario y la construcción del Socialismo en El Salvador, en el marco Centroamericano.

Art. 8 Las FPL son una organización político-militar clandestina, que impulsa todos los medios de lucha: legales e ilegales, pacíficos y violentos, políticos y militares; y consideran de importancia cardinal la incorporación del pueblo a la Guerra Prolongada Revolucionaria. Es por ello que orientan a las masas a luchar combativamente por sus reivindicaciones políticas, económicas y sociales, como un medio de incorporación de éstas a la guerra.

Art. 9 En las FPL militan y pueden militar, hombres y mujeres provenientes de la clase obrera, el campesinado, pobladores de tugurios, pequeños comerciantes, empleados, estudiante maestros y de otros sectores que demuestran disposición a luchar por la Revolución Popular hacia el Socialismo y acepten la ideología proletaria en la teoría y en la práctica revolucionaria.

Art. 10 Como representantes de los intereses proletarios, las FPL se basan en la teoría científica del Marxismo-Leninismo, como guía que orienta la acción del pueblo en el proceso revolucionario.

Art. 11 Las FPL, como vanguardia histórica del proletariado, tienen como principio revolucionario el Internacionalismo Proletario, el cual es desarrollado hacia los pueblos del Campo Socialista Mundial, así como hacia aquellos pueblos del mundo que luchan decididamente contra el imperialismo y el capitalismo; y especialmente, hacia los pueblos latinoamericanos y centroamericanos.

Art. 12 Los objetivos revolucionarios fundamentales de las FPL, son:

a) La Revolución Popular hacia el Socialismo, de carácter anti-imperialista y anti-capitalista.

b) La instauración del Gobierno Popular Revolucionario con hegemonía proletaria y basado en la alianza obrero-campesina, que sentará las bases del Socialismo y que es en esencia la forma política que adoptará en tal etapa la Dictadura del Proletariado en nuestras particularidades históricas, económicas y sociales.

c) La construcción del Socialismo y del Comunismo.

CAPITULO III

BASES DE FUNCIONAMIENTO

Art. 13 Las FPL basan su estructura, funcionamiento y organización interna en los principios leninistas del Centralismo Democrático y de la Dirección Colectiva, adaptándose a las necesidades de la conducción de la Guerra Prolongada del Pueblo.

Art. 14 Los principios del Centralismo Democrático que norman el funcionamiento y estructura orgánica de las FPL, son:

a) La elección de los organismos de dirección de abajo hacia arriba, en la medida en que lo permitan las condiciones de la guerra.

b) La participación de los miembros en la discusión de los problemas de la organización y su participación activa en la orientación de la actividad de la misma.

c) La obligación de los organismos de dirección de rendir periódicamente cuentas ante los organismos dirigidos por ellos y ante sus organismos superiores.

d) La disciplina rigurosa de todos los miembros y organismos, igual para todos, así como la rigurosa subordinación de la minoría a la mayoría.

e) Los organismos inferiores están obligados incondicionalmente a cumplir las decisiones de los organismos superiores de dirección.

f) La dirección colectiva con responsabilidad; así como el ejercicio del control colectivo sobre el trabajo individual.

g) El ejercicio de la crítica y de la au-crítica* (*asi en el original) correctas como motor de desarrollo de la organización.

h) Los principios del Centralismo Democrático son completamente opuestos a la formación, existencia y funcionamiento de fracciones en el seno de la organización, las cuales rompen los fundamentos de la dirección centralizada. La existencia de fracciones es incompatible con las leyes de la disciplina interna de la organización.

Estos principios conjugan el ejercicio de la democracia con la dirección centralizada, la discusión democrática con la disciplina rigurosa y garantizan la unidad de voluntad y acción interna.

Estos principios garantizan que los dirigentes no estén situados por encima de la organización, sino que actúan bajo su control, y permiten una correcta formación, educación y selección de cuadros dirigentes y su promoción a las labores que concuerden con sus aptitudes y capacidades y con las necesidades de la organización.

El ejercicio correcto de estos principios afianza la elaboración colectiva de decisiones, evita que expresen la opinión personal de uno u otro dirigente y asegura que la dirección se fundamente en la experiencia colectiva.

Art. 15 En el periodo que vive nuestro pueblo, caracterizado por el desarrollo de la Guerra Popular Prolongada, el ejercicio de la democracia interna tiene que armonizarse con el carácter político-militar de las luchas del pueblo y, por consiguiente, con las necesidades de la Guerra Popular. En este sentido, algunos aspectos de la democracia interna no pueden ser ejercidos a plenitud como lo serían en condiciones de lucha pacífica y de funcionamiento abierto irrestricto.

Art. 16 Debido a su funcionamiento clandestino y orgánicamente compartimentado, la organización se rige por rigurosas normas de seguridad y trabajo secreto.

Art. 17 La planificación es una regla de trabajo de la organización. Todos sus organismos a distinto nivel, deben trabajar bajo programas y planes realistas que señalen metas, plazos y formas de control concreto de los mismos.

CAPITULO IV

LA ESTRUCTURA ORGANICA DE LAS FPL

Art. 18 La estructura orgánica de las Fuerzas Pop lares de Liberación -FPL- "FARABUNDO MARTI" está integrada por:

-El Consejo Revolucionario de las FPL.

-El Comando Central (CO-CEN).

-Las Comisiones Nacionales del Comando Central y sus Sub-Comisiones.

-Las Direcciones de Zona y sus Comisiones de Zona.

-Los organismos de Base (células)

A- Del Consejo Revolucionario de las FPL

Art. 19 El organismo superior de Dirección Político-Militar es el Consejo Revolucionario de las FPL (Consejo).

Art. 20 Es el organismo responsable de aprobar y modificar la línea estratégica general Político-Militar de la organización y la línea táctica general, las bases orgánicas, la composición y elección del Comando Central y de adoptar las medidas que considere convenientes para el desarrollo de la organización y la marcha del proceso revolucionario.

Art. 21 Estará integrado por los miembros del Comando Central y por los demás cuadros de dirección nacional o local que el Consejo Revolucionario de las FPL haya promovido a la calidad de miembros del mismo.

Art. 22 El Consejo Revolucionario de les FPL se reunirá ordinariamente una vez cada seis meses, y, extraordinariamente, cada vez que una emergencia o las necesidades urgentes de la organización lo hagan necesario. Las reuniones ordinarias del Consejo Revolucionario de las FPL serán convocadas por el -- Comando Central, y las extraordinarias, a iniciativa del Comando Central o cuando se lo soliciten el 51% de miembros del Consejo. Si varios miembros del Consejo solicitaren reunión del mismo, el CO-CEN consultará a los demás miembros del Consejo Revolucionario de las FPL para saber si el 51% de los mismos están de acuerdo con dicha solicitud.

Art. 23 En momentos de emergencia extrema, si el CO-CEN fuere golpeado gravemente por el enemigo, si hubiese tenido sensibles bajas o si hubiese problemas internos que le impidieren dirigir adecuadamente a la organización, será el Primer Responsable del CO-CEN quien hará la convocatoria al Consejo Revolucionario de las FPL.

En caso de que éste no pudiese hacerlo, será el Segundo Responsable quien la hará, y en caso de que ninguno de los dos pudiera la convocatoria quedará bajo la responsabilidad de los miembros del CO-CEN que queden. En caso de que falte en pleno el Comando Central, la convocatoria quedará a cargo de los restantes miembros del Consejo.

(Cita en cuadro y mayúsculas en el original)

LA APROBACION Y PUESTA EN EJECUCION DE LAS BASES ESTATUTARIAS PONE A LAS F P L EN LA VIA SEGURA PARA ORIENTARSE FIRMEMENTE HACIA SU EVOLUCION DINÁMICA, DIALECTICA Y PROGRESIVA HASTA CONVERTIRSE EN EL VERDADERO PARTIDO MARXISTA LENINISTA DE LA CLASE OBRERA, HACIA SU CONVERSION EN EL AUTENTICO E INDISCUTIDO PARTIDO COMUNISTA DE NUESTRO PAIS. OBJETIVO QUE NO LO CONSIDERAMOS INMEDIATO NI NADA FACIL, PERO QUE ESTAMOS EN POSIBILIDAD DE EMPRENDER ESA HISTORICA EMPRESA: DOTAR A LA CLASE OBRERA Y AL PUEBLO DE UNA CONSECUENTE VANGUARDIA REVOLUCIONARIA POLITICO-MILITAR, MARXISTA.-LENINISTA, QUE LE CONDUZCA CON PASO FIRME Y SEGURO HASTA LA CORONACION VICTORIOSA DEL PROCESO REVOLUCIONARIO: HASTA LA REVOLUCION POPULAR Y EL SOCIALISMO.

(Cierre de cita)

Art. 24 En momentos en que el desarrollo y agudización de la guerra no permitan la instalación del Consejo Revolucionario de las FPL, se realizarán reuniones locales y sectoriales de consulta, cuyos resultados sintetizará el Comando Central. El CO-CEN estará obligado a instalarlo inmediatamente después que pasen las circunstancias que impedían su realización.

Art. 25 El Comando Central (CO-CEN) está obligado a presentar los informes necesarios del trabajo y de la situación nacional e internacional, los planes y proyectos que han de servir de base para las deliberaciones del Consejo Revolucionario de las FPL, así como el proyecto de reglamento para las reuniones del Consejo y el Proyecto de agenda de cada reunión. El proyecto de agenda, así como los materiales fundamentales serán puestos a consideración del Consejo y serán entregados a los miembros del mismo por el Comando Central con la debida anticipación. Todo miembro del Consejo puede presentar los proyectos, consideraciones y sugerencias que considere necesarios.

Art. 26 El Comando Central instalará al Consejo Revolucionario de las FPL, e inmediatamente después éste aprobará el reglamento normativo de sus sesiones.

Art. 27 Las votaciones en el Consejo serán de cuatro tipos:

a) Mayoría simple o relativa

o) Mayoría absoluta (51%)

e) Mayoría de los dos tercios

d) Unanimidad

Para tomar acuerdos orgánicos o de funcionamiento se necesitará mayoría simple. Para la toma de acuerdos sobre las líneas generales político-militares, de masas, de alianzas e internacional, se necesitará mayoría absoluta. Será el propio Consejo, en cada caso, el que acordará qué acuerdos, por su importancia, requerirán de la mayoría de dos tercios.

art.* 28 (*Así en el original) Para que pueda instalarse la reunión del Consejo Revolucionario de las FPL, se necesitará que estén presentes el 75% de los miembros del mismo

art.* 29 (*Así en el original) Los criterios, para seleccionar a los miembros del Consejo Revolucionario de las FPL son los siguientes:

a) Tener como mínimo un año de haber ingresado a la organización en calidad de miembro.

b) Ser compañeros con una formación política Marxista-Leninista que les permitan manejar correctamente la línea estratégica político-militar de Guerra Prolongada del Pueblo, visionar* (*así en el original) y aplicar la línea de la organización en los problemas candentes del proceso revolucionario y, cuando menos, una elemental preparación militar.

c) Ser compañeros disciplinados en el cumplimiento de las normas de disciplina y seguridad de la organización.

d) Que hayan mostrado alto grado de responsabilidad en el cumplimiento de las tareas y responsabilidades a ellos encomendadas.

e) Tener una moral y contextura revolucionarias de calidad probada.

f) Debe ser miembro de Comisiones Nacionales y Direcciones Zonales o Sub-Comisiones Nacionales.

g) Los candidatos a miembros del Consejo Revolucionario de las FPL pueden ser propuestos, tanto por el Comando Central, como por cualquier miembro del Consejo.

Art. 30-El Consejo está facultado para privar de la calidad de miembro del mismo a aquél compañero que:

a) Tenga fallas graves en su moral y contextura revolucionarías.

b) Que no cumpla con responsabilidad los cargos y atribuciones asignadas por la organización.

c) Que viole sistemáticamente las normas de seguridad y disciplina impuestas por la organización.

d) Que tenga serias debilidades en su formación política.

Art.31 Se podrá admitir en el Consejo, en cuestiones de importancia, los votos escritos de miembros que por razones de enfermedad u otra razón justificada no puedan estar presentes en el momento de la votación

B- Del Comando Central

Art.32 El Comando Central (CO-CEN) es el organismo central de dirección permanente político-militar de las Fuerzas Populares de Liberación -FPL- "FARABUNDO MARTI". Toma todas las medidas para llevar a la practica la linea general estratégica, táctica y orgánica y demás disposiciones y acuerdos del Consejo Revolucionario de las FPL; conduce la Guerra del Pueblo en todos sus aspectos políticos y militares, dirige el funcionamiento y desarrollo de la organización y tiene la representación de la misma ante otras organizaciones revolucionarias de Centroamérica y del resto del mundo.

Art.33 El CO-CEN está integrado por el número de miembros que el Consejo considere necesario para la mejor realización de las responsabilidades de dirección político-militar de las FPL. Tendrá:

-Un primer responsable del Co-Cen

-Un segundo responsable

-y los demás responsables necesarios.

Las responsabilidades principales del CO-CEN son:

-Coordinación y control

-Organización

-Educación Político-ideológica

-Propaganda

--Trabajo político entre las masas

-Trabajo militar

-Milicias Populares

-Relaciones

-Infraestructura

-Finanzas

-Logística y Abastecimiento

-Seguridad

-Información y Contra-Inteligencia

Art. 34 Para el eficiente desarrollo de su trabajo de dirección político-militar, el Comando Central integrará las Comisiones Nacionales del CO-CEN, las cuales serán:

-Comisión Nacional de Organización.

-Comisión Nacional de Educación Político-Ideológica.

-Comisión Nacional de Propaganda y Agitación.

-Comisión Nacional de Trabajo Militar.

-Comisión Nacional de Trabajo Político de Masas.

-Comisión Nacional de Milicias Populares.

-Comisión Nacional de Relaciones.

-Comisión Nacional de Infraestructura.

-Comisión Nacional de Logística.

-Comisión Nacional de Seguridad.

-Comisión Nacional de Información y Contra-inteligencia.

Cada Comisión Nacional del CO-CEN estará encabezada por el responsable miembro del CO-CEN y tendrá un segundo responsable de la misma.

Las atribuciones y límites de cada responsable y Comisión Nacional serán establecidas en un Reglamento Especial de responsabilidades y Comisiones Nacionales del CO-CEN, aprobado por el Consejo Revolucionario de las FPL.

Art. 35 El Comando Central funciona bajo el principio de la dirección colectiva con responsabilidades individuales.

Los planes y líneas de trabajo fundamentales se consideran y adoptan colectivamente, realizándose una adecuada distribución de responsabilidades y tareas.

Art. 36 El primer responsable del CO-CEN tiene la responsabilidad de dirección político-militar del mismo. Convoca a sus reuniones ordinarias y extraordinarias, coordina y controla el trabajo concreto de cada responsable de las Comisiones Nacionales del CO-CEN. El segundo responsable ayuda al primer responsable en las tareas de dirección político-militar y lo sustituye en sus ausencias. Tiene a su cargo otras responsabilidades que el organismo le asigne.

Art. 37 Para tomar todas las medidas necesarias a fin de llevar a la práctica la estrategia y la táctica en lo político-militar, el Comando Central se reunirá con una periodicidad adecuada, adoptará las líneas necesarias para el trabajo revolucionario en sus distintos aspectos, aprobará programas, planes y presupuestos de las Comisiones Nacionales del CO-CEN y Direcciones Zonales; hará evaluaciones y balances periódicos, críticos y autocríticos del trabajo de cada Miembro del CO-CEN, del organismo en su conjunto y de la marcha de los planes y programas de trabajo.

Art. 38 El Comando Central será electo por el Consejo Revolucionario de las FPL, por un período de dos años y sus miembros serán removidos por el Consejo en el momento en que lo estime necesario y conveniente. Asimismo, podrán ser reelectos por el Consejo los miembros del Comando Central que lo ameriten, las veces que considere necesario.

Art. 39 Las decisiones serán tomadas en el CO-CEN por el principio de la mayoría simple de votos.

Art. 40 Los acuerdos y decisiones del Comando Central son de obligatorio cumplimiento para el mismo y para el resto de organismos de las FPL que están supeditados al mismo: Comisiones Nacionales del CO-CEN y Sub-Comisiones, Direcciones de Zona y Sub-Direcciones dependientes de éstas, organismos de base (células), así como también para los aspirantes y colaboradores, lo mismo que para los organismos de la organización que se creen a nivel internacional. Las decisiones y acuerdos serán transmitidos a través de los Responsables de dichos organismos, y también por medio de los órganos internos de transmisión que se creen: Boletines, circulares, comunicados internos, periódicos internos, etc.

Art. 41 A través de los responsables respectivos de estos organismos, el CO-CEN recibirá la información permanente sobre la marcha del trabajo y las sugerencias sobre las necesidades de dichos organismos para el impulso de su trabajo político-militar.

Art. 42 El Comando Central conducirá las relaciones con otras organizaciones revolucionarias del país, de Centro América y del resto del mundo, especialmente con el Campo Socialista Mundial.

Art. 43 Podrán ser candidatos a miembros del CO-CEN, todos aquellos compañeros que en su trayectoria de cuadros revolucionarios hayan alcanzado las siguientes altas cualidades revolucionarias:

a) Ser miembro del Consejo Revolucionario de las FPL.

b) Alta responsabilidad y sólida contextura revolucionaria.

c) Disciplina ejemplar en el cumplimiento de las normas de la organización.

d) Poseer una sólida formación política marxista-leninista, tanto en lo teórico como en lo práctico.

e) Poseer una elemental formación militar teórica y práctica.

Art. 44 Uno o más miembros del CO-CEN, pueden ser suspendidos o removidos temporal o definitivamente únicamente por el Consejo, al perder su calidad por el incumplimiento de los requisitos arriba mencionados.

C- De las Comisiones Nacionales del CO-CEN y de las Sub-Comisiones.

Art, 45 Las Comisiones Nacionales son organismos de trabajo del Comando Central y estarán encabezadas por el respectivo responsable, miembro del CO-CEN.

Art. 46 Para el desarrollo del trabajo político-militar a nivel nacional se estructuran las Comisiones Nacionales señaladas en el artículo 34 de estas Bases Estatutarias, correspondientes al Comando Central.

Art. 47 .Las Comisiones Nacionales están en la obligación de elaborar y ejecutar los planes particulares de trabajo en sus respectivos sectores y áreas de trabajo, de acuerdo a los lineamientos tácticos y estratégicos dictados por el Consejo y el Comando Central. Tales planes serán sometidos a estudio y aprobación del CO-CEN.

Art. 48 Las Comisiones Nacionales establecerán los mecanismos de coordinación con las zonas que sean necesarios -autorizado y controlados por el CO-CEN- para el mejor desarrollo del trabajo político-militar a nivel nacional y zonal, dentro del marco del centralismo democrático y de la compartimentación. Las Comisiones Nacionales deberán tener, además de un Primer Responsable, un Segundo Responsable.

Art. 49 Las atribuciones y responsabilidades de las Sub-Comisiones Nacionales serán fijadas en cada caso por la Comisión Nacional respectiva y el Comando Central. Un reglamento especial normará sus funciones.

D- Las Direcciones de Zona

Art. 50 Las Direcciones de Zona serán los organismos de dirección político-militar en la zona, bajo la inmediata dirección, coordinación y control del CO-CEN, para la aplicación de la estrategia y táctica de la Organización, su línea político-militar en los diferentes aspectos.

Art. 51 Se considerará la conveniencia de organizar la Dirección de Zona en cada área del país en donde lo requieran las necesidades de desarrollo del trabajo revolucionario del pueblo y, en consecuencia, del desarrollo de las FPL. Las áreas, límites geográficos, así como su ampliación o reducción territorial, serán especificados en cada caso por el Comando Central, atendiendo las necesidades orgánicas y políticas señaladas.

Art. 52 Para el desarrollo del trabajo político-militar de una zona el Comando Central nombrará responsables del trabajo en esa zona, que estarán directamente coordinados por el mismo.

Cuando la dimensión y calidad del trabajo organizativo de esa zona lo ameriten, el CO-CEN organizará la Dirección de Zona entre los cuadros más avanzados de la misma o por medio del reforzamiento de la Zona con cuadros más experimentados de otros lugares.

La Dirección de Zona estará directamente coordinada y controlada por el CO-CEN.

Art. 53 La Dirección de la Zona estará integrada por:

a. El Primer Responsable -que ejercerá la coordinación, control y educación político-ideológica. Será nombrado por el CO-CEN, tratando de que sea miembro del Consejo Nacional Revolucionario.

b. Un segundo Responsable, que tendrá a su cargo la organización y propaganda.

c. Un responsable del trabajo militar de la zona.

d. Un responsable del trabajo político de masas en la zona.

e. Un responsable de Milicias Populares de la Zona.

f. Un responsable de finanzas, logística e infraestructura.

Art. 54 Para su trabajo, la Dirección de Zona se apoyará en comisiones de Zona:

Comisión Zonal de Organización

Comision Zonal de Educación Político-Ideológica

Comision Zonal de Propaganda

Comision Zonal de Trabajo Militar

Comision Zonal de Trabajo Político entre las masas

Comision Zonal de Milicias Populares

Comision Zonal de Logística e Infraestructura.

Las Comisiones Zonales se podrán agrupar o sub-dividir de acuerdo con las necesidades y posibilidades de cuadros de la calidad y contextura requeridas, y, de acuerdo a las necesidades, se crearán nuevas, mediante la aprobación del CO-CEN.

Art. 55 Las Comisiones de Zona tendrán un canal de vinculación con sus respectivas Comisiones Nacionales del CO-CEN bajo un reglamento, para facilitar su más eficiente y coordinado trabajo, pero orgánicamente dependen di rectamente de su respectiva dirección de Zona y son directamente controladas y coordinadas por ésta.

E- Las Células

Art. 56 La Célula es el organismo de base de las FPL. Es un organismo de naturaleza político-militar, estrictamente clandestino y compartimentado.

Art. 57 La célula toma colectivamente todas las medidas concretas necesarias para aplicar lo más eficazmente posible en su respectiva jurisdicción y atribuciones, las líneas y orientaciones generales y coyunturales de la organización y las tareas concretas que le asignen los organismos de dirección nacional y local.

Art. 58 Todo miembro de la organización debe pertenecer y militar activamente en una célula de base de la organización. Pueden ser relevados de esta obligación por acuerdo expreso del Comando Central los compañeros que por variadas responsabilidades de dirección no pueden hacerlo. En este caso, el organismo de dirección al que pertenece ejerce el control de su militancia.

Art. 59 Una célula se organiza por acuerdo de la Dirección de Zona respectiva y por el Comando Central a través de la Comisión Nacional de Organización del CO-CEN.

Art. 60 Las células de las FPL están integradas por un mínimo de tres miembros y un máximo de cinco.

Art. 61 Todos los miembros de la célula están obligados a participar en las reuniones de la misma, intervenir en sus deliberaciones para que sus resoluciones sean fruto de la participación colectiva. La célula distribuirá sus atribuciones y tareas concretas, asignando a cada compañero las tareas correspondientes y estableciendo un sistema de control diario de la ejecución de las tareas y sobre la militancia de cada uno.

Art. 62 Si por causa justificada, enfermedad, razones de seguridad, etc.; un compañero no puede asistir a una reunión de su célula, debe dar una explicación satisfactoria ante la misma, y si ello fuere posible, debe hacerlo anticipadamente.

Art. 63 De acuerdo con las necesidades de la organización en su trabajo de dirección político-militar del pueblo, una célula en su calidad de organismo de base de las FPL puede estar dedicada fundamentalmente a una rama de la actividad revolucionaria o bien sus miembros pueden estar dedicados a varias ramas; pero en todo caso la célula es organismo revolucionario político-militar y todo miembro tiene que ser un revolucionario proletario político-militar.

Art. 64 Toda célula tiene indispensables atribuciones de orden interno y hacia el pueblo:

a) Interno: Coordinación y control, organización, educación político-ideológica, propaganda, finanzas, logísticas, infraestructura, seguridad.

b) Hacia el pueblo: Guerrilla, dirección política de masas y milicias populares.

Art. 65 La Célula tendrá:

a) Un Primer Responsable, a cuyo cargo está la coordinación, control de militancia, ejecución de planes y tareas.

b) Un Segundo Responsable, que a su vez es el responsable de organización.

c) Las otras responsabilidades serán divididas en la forma más eficiente posible, de acuerdo a las atribuciones indispensables y de la actividad fundamental de la-célula.

Art. 66 Cada célula debe guardar estricta compartimentación, observar seriamente las normas del trabajo clandestino, las previsiones de seguridad, tener su propia infraestructura, su logística, finanzas, sus medios de emergencia, buzones, depósitos, eleves y señales exclusivas etc.

CAPITULO V

DE LOS MIEMBROS DE LAS FPL.

Art. 67 Podrán ser admitidos como miembros de la organización, todos aquellos hombres y mujeres salvadoreños o no, mayores de 16 años de edad, que estén dispuestos a luchar por la causa revolucionaria del pueblo en el seno de las FPL, demostrando su calidad de revolucionarios avanzados, en todas aquellas tareas, ramas y secciones de trabajo entre el pueblo.

Que acepten y estén dispuestos a aplicar consecuentemente, la línea general estratégica, y tácticas concretas en lo político: militar, etc.; los acuerdos y disposiciones de sus organismos; las tareas que se les asignen, su línea orgánica y normas disciplinarias.

Que acepten militar y trabajar activamente dentro de uno de sus organismos celulares internos, y bajo su dirección y control. Que hayan pasado todas las pruebes y requisitos necesarios para su incorporación a las FPL.

A- Requisitos para ser miembros de las FPL

Art. 68 Los requisitos para ser miembros de las FPL son los siguientes:

a- Acatar fiel y empeñosamente la estrategia y táctica general de las FPL; las líneas tácticas concretas; las directivas y orientaciones de sus organismos; así como sus acuerdos, y disposiciones.

b- Haber sido probado por la organización ya sea en el trabajo político de masas, como en las milicias populares o en la guerrilla, y haber mostrado en tales actividades ser un elemento de avanzada en la lucha revolucionaria.

c.- Acatar rigurosamente la disciplina y normas internas de organización y seguridad.

d- Tener claridad política suficiente como para cumplir las tareas revolucionarias de la organización, con plena eficiencia y empeño.

e- Haber logrado una contextura revolucionaria que le permita desarrollar el espíritu de entrega y sacrificio necesarios en el desarrollo de la guerra revolucionaria y en las distintas etapas del proceso revolucionario del pueblo.

f- Estar dispuestos a militar en uno de sus organismos celulares y a desarrollar su trabajo bajo su control y dirección.

Art. 69 Por ser las FPL una organización marxista-leninista, que busca constituirse como vanguardia del proletariado, su seno se nutrirá fundamentalmente (y hacia ello se dirigirán sus esfuerzos básicos) de elementos de la clase obrera industrial y agrícola y de los campesinos pobres.

También podrán militar los miembros revolucionarios de los sectores medios de la sociedad, que demuestren sincera disposición a proletarizarse, y demuestren, en la práctica, su conciencia sobre la necesidad de realizar la Revolución Popular, el Socialismo y el Comunismo.

Dentro de estos sectores ubicamos a estudiantes, maestros, empleados, pequeños y medianos comerciantes y propietarios, vendedores ambulantes y de los mercados, amas de casa, etc., serán aceptados bajo estrictas normas de selección.

B- Procedimiento para el ingreso a la Organización.

Art. 70 Para ingresar a las FPL se requiere lo siguiente:

a- Haber sido probado durante un período en calidad de aspirante a miembro, bajo un programa de trabajo revolucionario de preparación y práctica sobre la firmeza de su resolución, su madurez revolucionaria, su disciplina, su calidad y grado de lealtad a la organización.

b- Durante el período de trabajo como aspirante, deben comprobarse sus relaciones, amistades, familiares, así como sus actividades personales y políticas pasadas y presentes, sus proyecciones personales, etc., para evitar peligros de infiltración enemiga.

c- Al Ingresar, el nuevo miembro debe comprometerse expresamente, a través de un juramento revolucionario, a acatar las normas orgánicas, las normas de seguridad y trabajo clandestino y a aplicar fielmente la línea estratégica, táctica y política de las FPL. Este juramento debe rendirse ante el colectivo celular al que se integra.

d- La decisión de ingresar a las FPL representa un trascendental paso en la vida de un revolucionario, y debe tener carácter individual. No se admitirá el ingreso por grupos de personas.

Cualquier relación o disciplina anterior, ajena a las FPL, queda disuelta y supeditada a la disciplina y normas orgánicas de la organización.

C- Deberes de los miembros

Art. 71 Todo miembro tiene como deberes ineludibles:

a- Ser leal a toda prueba a las FPL y, a través de ella, a la causa revolucionaria del pueblo.

b- Tener ilimitado amor al pueblo, confianza en su capacidad revolucionaria y en su futuro socialista, confiando en la clase obrera como abanderada del resto de sectores populares para la transformación revolucionaría de la sociedad.

c- Tener decisión inquebrantable de realizar los esfuerzos máximos cada día, en la gran tarea de incorporar al pueblo a la lucha revolucionaria y por promover a la clase obrera de la ciudad, y del campo, a su puesto de vanguardia revolucionaria.

d- Sentir odio implacable contra los enemigos de clase del proletariado y del pueblo.

e- -Prepararse constantemente para asimilar y aplicar en forma creadora y no dogmática el marxismo-leninismo a la realidad concreta de El Salvador y Centro América, y llevar a cabo una lucha ideológica incansable contra las corrientes y prácticas deformadoras de la teoría científica del proletariado.

f- Estar dispuesto a aplicar diariamente un elevado espíritu de sacrificio, y, llegado el caso, asumir el máximo sacrificio en el cumplimiento de las tareas que la organización encomiende en todos los aspectos de su trabajo.

g- Estar dispuesto e desarrollarse constantemente en el aspecto teórico-ideológico, político, combativo y técnico para servir al máximo de sus capacidades y cada vez mejor las tareas revolucionarias que la organización requiere.

h- Anteponer incondicionalmente los intereses de la causa revolucionaria que ésta impulsa a los intereses personales, particulares y familiares; llevar una vida pública y privada honesta, sincera, modesta y consciente, conforme corresponde al nuevo tipo de hombre que la organización necesita.

i- Combatir el liberalismo para evitar y erradicar con correctos métodos revolucionarios a través de una crítica profunda, fraternal y constructiva, las debilidades y defectos que surjan en el trabajo de la organización y de sus miembros. Combatir toda muestra de liberalismo para consigo mismo y ejercer una autocrítica sincera.

j- Esforzarse por contribuir en el marco de las normas orgánicas a la elaboración y desarrollo de la línea política, estratégica y táctica de la organización.

k- Esforzarse constantemente por contribuir al desarrollo y fortalecimiento de las FPL en todos sus aspectos.

l- Acatar y aplicar incondicionalmente los acuerdos y disposiciones de los organismos, aunque en lo personal no haya estado previamente de acuerdo; y cumplir las decisiones del responsable en las atribuciones de dirección que al mismo correspondan.

m- Sinceridad y franqueza en el colectivo sobre los problemas y dificultades personales o colectivas que le causen perturbación.

n- Ejercer la camaradería revolucionaria hacia los compañeros, así como el respeto mutuo, fomentando constantemente una alta moral revolucionaria y un elevado espíritu combativo y de disposición al cumplimiento de las tareas.

D- Derechos de los miembros.

Art. 72 Los miembros de las FPL tienen los derechos siguientes:

a- A elegir y ser electos o promovidos para los cargos internos de acuerdo a las normas orgánicas establecidas;

b- A participar en la elaboración y desarrollo de la línea estratégica, táctica y política de la organización.

c- Exponer su opinión y sugerencias sobre los distintos problemas en su organismo, y, en caso necesario, hacer llegar su opinión o petición hasta los organismos de dirección.

d- A ejercer la crítica con métodos correctos, de todo lo que merezca ser rectificado o mejorado. Esto no es sólo un derecho, sino también un deber ineludible, al igual que la autocrítica, como el medio marxista para la corrección de los errores y debilidades.

e- A defenderse y ser oídos en los casos en que haya acusaciones o enjuiciamientos; así mismo, a dar las explicaciones sinceras y descargos, previo a la Imposición de sanciones por faltas que les sean atribuidas.

f- A apelar de las sanciones que les parezcan inustas* (*asi en el original), y sobre la base de los principios arriba establecidos.

Estos derechos serán ejercidos dentro de las normas orgánicas de compartimentación y seguridad de la organización.

E- De los aspirantes a Miembros de la Organización

Art. 73 Los aspirantes a miembros de las FPL no son todavía miembros de la misma, sino que son aquellos revolucionarías que han sido promovidos a la calidad de aspirantes, encontrándose en un período de prueba, durante el cual son atendidos a través de un programa de trabajo revolucionario que les permite demostrar, en la práctica, su contextura revolucionaría, su firme decisión de pertenecer a la organización y las cualidades morales y revolucionarias del aspirante, así como sus vinculaciones, trayectoria política, relaciones amistosas, familiares, etc.

Art. 74 Los aspirantes a miembros son seleccionados entre los colaboradores activos de la organización más conscientes, que aspiren a dar los saltos de calidad que les permitan el honor de llegar a ser miembros de las FPL.

Art. 75 Se entiende por colaborador activo de las FPL a aquel revolucionario (de cualquier edad o sexo) que preste una colaboración consciente, activa y permanente a la organización, aplicando su línea y realizando tareas en algún sector de trabajo revolucionario, bajo la dirección de un miembro de las FPL, de un aspirante a miembro a de otro colaborador activo. El colaborador activo debe ser atendido en forma constante, con vistas a su formación política y desarrollo revolucionario, ya que es dentro de los mismos donde se realiza la escogitación* (*así en el original) para aspirantes a miembros.

CAPITULO VI

MEDIDAS Y PROCEDIMIENTOS DISCIPLINARIOS

Art. 76 La violación de las normas disciplinarias y orgánicas serán sancionadas.

a- La violación a las normas de seguridad del trabajo clandestino.

b- El incumplimiento de los deberes individuales o colectivos señalados en las presentes normas orgánicas y las normas disciplinarias en ellas establecidas.

c- El incumplimiento de los acuerdos y disposiciones adoptados por los organismos y responsables en el ejercicio de sus respectivas atribuciones.

Art. 77 Se consideran delitos contra la organización los siguientes:

a- Actos de insubordinación.

b- Actos de deserción.

c- Actos de delación.

d- La traición.

PROCEDIMIENTOS

Art. 78 Según la gravedad de la falta, así será la sanción que corresponda: a faltas leves, castigos leves; y a faltas graves, sus correspondientes castigo*. (*Así en el original)

a- Las faltas no graves serán consideradas colectivamente en el respectivo organismo donde milite el compañero que las haya cometido. Allí mismo se tomara la sanción correspondiente si las mismas lo ameritan.

b- Las faltas graves serán consideradas en el organismo donde milite el compañero en primera instancia, y comunicado el fallo a los organismos superiores para su ratificación definitiva.

c- Por faltas graves el organismo puede imponer tareas especiales a realizarse en plazo fijo, programas especiales de rectificación, prevención concreta, suspensión temporal de sus atribuciones al nivel de las faltas cometidas.

La destitución de las atribuciones y responsabilidades, la separación temporal o definitiva de la organización, son sanciones muy graves que dependen de la magnitud de las faltas cometidas.

Art. 79 En los casos de delitos contra la organización, el organismo de última instancia será el Comando Central, el cual podrá nombrar un Tribunal Especial para su juzgamiento.

a- Al integrarse el Tribunal Especial, nombrará de su seno un responsable y un secretario, recibirá y examinará los cargos y descargos, estudiará todos los apectos* (*así en el original) del caso y emitirá un fallo revolucionario a conciencia. El fallo será tomado por la mayoría absoluta de miembros del Tribunal y cada miembro dará su voto individual y razonado. La sanción solo será ejecutada cuando el Comando Central la haya ratificado o modificado, y en el sentido acordado por este.

b- En los casos que revistan características graves para la seguridad de la organización, el Comando Central podrá encargarse directa y rápidamente del caso, acordar y llevar a cabo la sanción correspondiente.

c- Según la gravedad del delito, podrá imponerse la expulsión de la organización. Si el caso lo amerita, podrá aplicarse además sanciones más drásticas.

Art. 80 Un compañero inculpado tiene derecho a defenderse personalmente en cualquier instancia en que se vea su caso. Cuando un compañero no quiera o no pueda estar presente en el juzgamiento de su caso, será obligatorio poner un compañero que se encargue de defender al enjuiciado presentando los justificativos, descargos o atenuantes que haya, demostrado las falsedades o exageraciones que haya en las acusaciones.

Art. 83 Las sanciones establecidas en este capítulo serán reguladas en un Código Disciplinario.

CAPITULO VII

SOBRE EL PROCESO DE UNIDAD ORGANICA REVOLUCIONARIA Y SOBRE LAS RELACIONES CON OTRAS ORGANIZACIONES.

Art. 84 Las FPL por su estructura, por su práctica y por su actuación ideológico-política, aspira a convertirse en el Partido marxista-leninista verdadero, en la vanguardia revolucionaría nucleadora* (*así en el original) de la lucha revolucionaria del pueblo, y, por consiguiente, de los elementos revolucionarios más avanzados de la clase obrera y demás sectores revolucionarios.

En tal sentido, en el avance del proceso revolucionario de la Guerra Prolongada del Pueblo, las FPL promoverán o contribuirán activamente a formar el verdadero Partido Comunista con las organizaciones revolucionarias y personas que en la práctica de Guerra del Pueblo, a través de su actuación práctica político-militar, comprueben su calidad de vanguardia proletaria marxista-leninista.

Art. 85 Un proceso de integración orgánica con organizaciones que demuestren ser revolucionarias marxistas-leninistas, político-militares sólo podrá realizarse concretamente por expreso acuerdo del Consejo Revolucionario de las FPL.

Art. 86 La unidad con las organizaciones revolucionarias verdaderas de Centroamérica para la lucha conjunta hasta la victoria de la Revolución Popular, el Socialismo y el Comunismo, es un objetivo constante y estratégico de las FPL.

Art. 87 Las relaciones con otras organizaciones del país o del exterior, las conduce concretamente el Comando Central dentro de los intereses del desarrollo del proceso revolucionario del pueblo en su lucha por la Revolución Popular, el Socialismo v el Comunismo.

CAPITULO VIII

GENERALES

Art. 88 Cualquier asunto no previsto en este documento, que tenga carácter de base orgánica fundamental, será resuelto por el Consejo Revolucionario de las FPL.

¡REVOLUCION O MUERTE! ¡EL PUEBLO ARMADO VENCERA!

1a. edición JUNIO 1977

2a. edición MAYO 1978

3a. edición ENERO 1979
____________________________________________________________________________________________________

Fuente: Centro de Información, Documentación, y Apoyo a la Investigación (C.I.D.A.I.), Universidad Centro Americana "José Simeón Cañas"

Digitalización: Archivo Histórico Revolucionario Salvadoreño

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS