Trotskismo y lucha armada en Bolivia. Entrevista a Hugo González Moscoso
Fecha: 2009 11 22
Grupo: Otros documentos
País: Bolivia
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


TROTSKISMO Y LUCHA ARMADA EN BOLIVIA. ENTREVISTA A HUGO GONZÁLEZ MOSCOSO

Entrevista realizada por Diego Cano. 22 de noviembre de 2009, Cochabamba, Bolivia.

Con el objetivo de profundizar información respecto de la participación del trotskismo en Bolivia en el proyecto del Che Guevara, entrevisté a Hugo González Moscoso el domingo 22 de noviembre de 2009 en su departamento de Cochabamba. Entiendo que esta fue una de las últimas entrevistas antes de su lamentable muerte producida el 15 de enero de 2010.

Su convencida opción por el proyecto político de lucha armada por el socialismo, producido a mediados de los sesenta, condujo a Hugo González Moscoso a una vida de clandestinidad y exilio. A pesar de estas dificultades, sostuvo sus convicciones de lucha permanente en defensa de los intereses de la clase obrera. Michael Löwy y Guillermo Almeyra, desde el conocimiento directo de la militancia conjunta, han realizado una excelente valoración de su constante lucha (ver abajo bibliografía). Lamentablemente su fallecimiento es una gran pérdida para la clase obrera boliviana y mundial. Paradójicamente su vida es poco conocida y reivindicada en Bolivia y América Latina. Esperemos que esta entrevista contribuya a rescatar de manera crítica una línea política que Hugo expresó en toda su intensidad y que además fue sostenida directamente por gran parte de la IV Internacional por un largo periodo. La trayectoria política de Hugo González Moscoso está directamente imbricada con a la historia del trotskismo y, por supuesto, a la conflictiva historia política boliviana. Esta entrevista repasa sumariamente esta historia.

Los puntos centrales de la entrevista son la relación del POR con la lucha armada, con el ELN, con Cuba, con los grupos trotskistas argentinos (Posadas, Moreno), la relación con la Cuarta Internacional, y las vicisitudes de las rupturas y disidencias con el sector representado por Guillermo Lora.

Sobre la lucha armada destaca el hecho que su opción fue una reacción a la dictadura de Barrientos, única dictadura conocida que redujo los salarios en las minas nominalmente en más del 35%. De ahí, y de la feroz represión a la movilización siguiente después de semejante afrenta, comenzó a surgir el pedido de los trabajadores de: "necesitamos nuevos métodos de lucha" donde, implícitamente, se hacía mención a la opción por la lucha armada.

Entrevista a Hugo González Moscoso, 22 de noviembre de 2009 Cochabamba[1]

Entrevistador (E): Hugo, ¿Cómo tomo contacto con los compañeros argentinos?

Hugo (H): Tome contacto con los argentinos en Bolivia ocurrió la Revolución de 1946…

Para ese acontecimiento llegó, llegaron a Bolivia dirigentes argentinos, por ejemplo, Esteban Rey.

Él estuvo con nosotros trabajando, y quedó en vincularse con nosotros, otro que llegó a Bolivia por esa época, atraído por los sucesos bolivianos, fue el Colorado Ramos, de Octubre.

Ambos nos explicaron, tomaron contacto, hicieron sus proposiciones, influencias, etc., que es normal, ¿no? Después de eso, en el 49, a final del 49 y principios del 50, en Bolivia hubo también un acontecimiento extraordinario, la Huelga General. La Huelga General fue aplastada por el gobierno de Mamerto Urriolagoitia…

E: La Huelga General, me estaba diciendo, del 50, ¿no?

H: Si, se produjo la masacre de los trabajadores en las minas y en las fabricas, en La Paz. Nosotros intervinimos en eso, armamos a los trabajadores a fabriles, nos batimos en los bosquecillos, que ahora en La Paz es un lugar de paseo. Trasladábamos armas de la Universidad de San Andrés, al bosquecillo, porque el proletariado que estaba en barricadas no tenían armas, entonces trasladamos viejos fusiles, una ametralladora, dinamitas, etc.

E: ¿Cuando dice, “nosotros” usted se refiere al POR?

H: Sí al POR.

E: ¿El POR (C)?.

H: El POR, entonces POR simplemente

H: Entonces, nos aplastaron, se declaro una Huelga General, y se organizaron cuatro direcciones para sostener la Huelga, nosotros estábamos en la primera dirección y en la cuarta dirección, Dirección que se descabezaba, era reemplazada por el, a nosotros nos diezmaron en la Cuarta Dirección, y vino el tiempo total de Gobierno Oligarca Derechista. Salimos a Coati, conoce Coati? La Isla del Lago de Titicaca, que entonces.

E: Si.

H: Era una prisión.

E: Claro.

H: Y luego, nos echaron a Chile, en Chile estuvimos un año viviendo como podíamos. El enemigo del exiliado es la economía, hay que trabajar de cualquier cosa. Nosotros lustrábamos pisos, en Santiago, para vivir. Ahí llego un delegado de Posadas. El compañero Alorio, se llamaba entonces, pero su nombre verdadero es Minazzoli, Dante Minazzoli, un excelente compañero que trabajo con nosotros muchos años, y nos invito a ir a Buenos Aires, yo estuve en un hospital, salí del hospital y me fui a Buenos Aires, con la ligazón con Estaban Rey. Lo visite a Esteban Rey en Jujuy, hice reuniones con él, y apadrino, digamos, la relación con Posadas, porque yo no lo conocía, en cambio lo conocía a Rey. Estuvimos en Jujuy y el era el Jefe Brizuelas, Hugo Brizuelas, su segundo, los dos abogados, excelentes personas que trabajaban políticamente en Jujuy. Después en Buenos Aires entré en contacto con los posadistas, después los posadistas de acuerdo con la Cuarta Internacional llegaron a Bolivia. Nosotros éramos sección de la Cuarta Internacional desde 1938, el Partido se fundo en 1938 e inmediatamente después, casi al mes visitamos a Trotsky, hablo como partido, ¿no? Yo no fui..

E: Si, si, si, pero Partido el POR si.

H: Si, fue y lo entrevisto a Trotsky en Coyoacán.

Y obtuvo la filiación del partido a la cuarta por el mismo, ese era el merito que nosotros sacábamos a relucir. Bueno, después de eso, en esas condiciones de sección de la Cuarta Internacional nos vinculamos después a Posadas que se reclamaba a su vez perteneciente a la Cuarta Internacional, él tenía su grupo que se llamaba Cuarta Internacional, el GCI. El GCI era un pequeño grupo que después formo cuadros importantes como Dante Minazzoli, el compañero, Alberto, ¿como apellidaba el jefe de la guerrilla Uruguaya? ¿Sandet?

E: Sendic.

H: Sendic, Alberto Sendic, y el compañero que ahora vive, ¿Almeyra?

E: Si, Guillermo Almeyra que vive en México

Hugo: Y luego Gilly, Gilly tenía sobrenombre en Bolivia de “chorrito”, “chorrito”, con cariño..

E: Ja, ja…

H: Junto con su compañera, la “chorrita”, éramos grandes amigos, vivíamos juntos y trabajábamos políticamente discutiendo los problemas de Bolivia y los de la Cuarta Internacional. En esas condiciones trabajamos un tiempo, la Cuarta hizo una crisis, y Posadas entro en disidencia, la Cuarta entro en crisis porque a la Jefatura de la Cuarta que estaba en manos de Michael Pablo. Michael Raptis su nombre propio griego.

E: Sí!!

H: Cayo preso, él había organizado con los argentinos, con el grupo de Posadas, una fabrica de metralletas en Argelia, con el movimiento argelino. Viajaron hasta cuatro torneros militantes del GCI, a Argel vía Europa y se incorporaron, y produjeron un determinado miles de ametralladoras, pero gastaron plata, que era muy ligado a Ben Bella. Entonces, opinó que había que, buscar plata, la forma de buscar plata era imprimir billetes, entonces montaron en Holanda una fábrica de billetes, llamaron a un técnico y especialista, pero el punto débil, el técnico no tiene partido….

Entonces con Agustín, Agustín era el dirigente de la sección Holandesa de la Cuarta, cayeron presos los dos, entonces quedo descabezada La Cuarta.

E: ¿En qué año?

H: En ese momento Posadas creyó que podía él reemplazar a Michel Pablo y tomar la dirección de La Cuarta. Una ambición sin fundamento, él no tenía la capacidad, ni la fuerza para hacer eso. La Cuarta quedó en manos de los jóvenes de Pierre Frank, que era el más viejo, Ernest Mandel, de Livio Maitán. Después desarrollaron una política para hace una nueva juventud, y quebraron una juventud comunista y atrajeron una masa de jóvenes de la juventud comunista y fundaron la Sección Francesa, con los…. a la cabeza. Bueno, Posadas envió para competir con esa nueva dirección que surgia a raíz del apresamiento de Michel Raptis, mando a Gilly y a Sendic.

Mando a los dos, se incorporaron ellos, el uno a la Sección Italiana, y el otro a la Sección Francesa, comenzaron a debatir con los otros compañeros, era una práctica escisionista, digamos. Después viajo a Posadas, a Italia y se radico en Italia hasta que se murió ahí. Bueno, todo ese pasado estuvo viviendo nuestro partido, al mismo tiempo que tuvimos el problema de la escisión en Bolivia, después podemos hablar de eso. Pero a la caída de Posadas, nosotros a la caída de Pablo, nosotros rompimos con Posadas, o Posadas rompió con nosotros. Creo una dirección paralela a la nuestra en Bolivia y fundó el POR Posadista.

E: ¿En qué año, eso se acuerda?

H: 1962 más o menos, entonces, el POR era mayoría. Controlamos las minas, algunas fabricas, jóvenes estudiantes, mas o menos en todos los departamentos de Bolivia, ganamos, después cayó Posadas y nuestros compañeros Gilly y Sendic, mas otro compañero muy bueno, carpintero era él, que se ligó a los trabajadores de Huanuni, estuvo en Huanuni y era carpintero y trabajaba con ellos, pero no me acuerdo en este momento el apellido. Después la Internacional se recompuso pero Posadas no, rompimos con Posada, entonces pensamos, nos ligamos a Moreno, o Moreno se ligo a nosotros porque viajo a Bolivia. Y comenzamos a trabajar, antes nosotros habíamos debatido con Moreno en el tercer congreso de La Cuarta Internacional cuando él y Posadas pidieron su adhesión formal a La Cuarta, nosotros debatimos con Moreno y apoyamos al grupo de Posadas para ser reconocido como sección de La Cuarta, nos quedaba ese roce con Moreno pero la actividad de Bolivia era muy rica, muy intensa entonces él vio eso y se aproximo. Hicimos un trabajo, él venia nosotros íbamos, discutíamos, en eso comenzó a surgir en Bolivia una tendencia pro guerrillera, más o menos alrededor de 1960 en las minas después del aplastamiento de las Huelgas y la derrota de los trabajadores mineros y la inutilidad de luchar contra el régimen que nos aplastaba con el ejercito, los mineros comenzaron a declarar en sus asambleas, necesitamos nuevos métodos de lucha, eso se generalizó, todas las asambleas eran con discurso los nuevos métodos de lucha, sin indicar cuales… rápidamente eso.

E: ¿Eso sería después de la masacre del 64?...

H: Si, si…

E: Ok.

Hugo: Después nosotros recogimos, nos hicimos eco de esa necesidad, porque nosotros también sentíamos, no podíamos vencer al ejército que nos aplastaba, entonces comenzamos a elaborar la concesión de la lucha armada con la influencia de la guerrilla venezolana, nos llegaban documentos de la guerrilla venezolana, teníamos una sección cuartista en Venezuela. Se desarrollaron como Cuartitas en Venezuela los hermanos Camet, conoces?

E: No.

H: Uno de ellos se fue a Estados Unidos donde se convirtió en líder del Partido Obrero Socialista, el Works Pary, que era la sección de La Cuarta. El otro hermano quedo, que era constructor o empleado de la construcción de una familia más o menos acomodada. Y nos llegaban propaganda de la Guerrilla venezolana, comenzamos a leer, a estudiar y a pensar, entonces llegamos a la conclusión de que ese era el camino, y en un ampliado del comité central del partido realizado en Huanuni, la Mina de Huanuni actualmente esta en auge, ¿no?

E: Si, si!

H: Y resolvimos inclinarnos por la lucha armada, y hacer una publicación para llevar la idea ya públicamente a los sectores obreros, mineros, sacamos un periodiquito. Mimeografiado que se llamaba Pueblo en Armas.

E: ¿Seria 1965? El Año, 1965?

H: Tiene que ser por ahí. Y comenzamos a seleccionar en equipos de jóvenes, en La Paz escogimos camaradas que comenzaron a hacer prácticas iniciándose en el tema de la defensa personal, el arme y el desarme, nuestra concepción no era la que apareció en el 67, guerrilla en la selva, nosotros teníamos la idea en esa época de la guerrilla urbana, y la guerrilla minera, como habíamos fundado el grupito de Pueblo en Armas en Huanuni, decíamos, hay que crear una guerrilla que parta el país en dos, desde Villazón pasando por las Minas de Quechisla, Machacamarca, Huanunini, Oruro y de Oruro bajar a Cochabamba y Santa Cruz. Hicimos algunos esquemas geográficos, decíamos, la Mina debe ser el nido del guerrillero, de la Mina debe salir el comando guerrillero a actuar en ese eje y volver a su nido, esa mas o menos era nuestra concepción.

E: Y Lora, el Partido, ¿Qué pasaba?

H: Estaba en contra.

E: En contra.

H: Totalmente en contra, ya estábamos separados de él, ese fue de La Cuarta y del POR en 1954. Y se fue por dos ideas, no aceptaba la disciplina de La Cuarta y segundo proponía un frente antiimperialista con el MNR, y finalmente uno de sus co-dirigentes Edwin Möller propuso el entrismo en el MNR, Bueno, esas diferencias en vez de atenuarse se profundizaron.

Bueno, después, así comenzamos a llegar a la idea de la lucha armada, estábamos, cuando estábamos así trabajando, no diríamos intensamente, pero si nos brindamos en esa dirección, apareció la noticia de la guerrilla del Che.

E: “Apareció”, ¿eso significa que, a ustedes nunca los contactaron? ¿Ni ustedes tampoco intentaron?

H: ¡!!!Nos anunciaron!!!!, teníamos un compañero, un camarada medico Hugo Blechner, que era médico militar, y era amigo de algunos dirigentes del PC, entonces él nos dijo, va a llegar Coco de Cuba y trae proposiciones, pero no tuvimos ningún contacto.

E: Y que, se acuerda la fecha de eso? Es importante.

H: Ha tenido que ser en el 67.

E: En el 67 mismo.

H: Porque nosotros estábamos intentando crear un foco precisando nuestro accionar en Santa Cruz, yo había viajado a Santa Cruz con algunos compañeros y luego buscábamos un lugar en el que podíamos asentarnos, examinamos por ejemplo las serranías Surrutu.

E: Es cerca de Santa Cruz, no? De la ciudad, ¿no?

H: Si, de Espejos, de Espejillos mas allá.

H: Fuimos, recorrimos, algunos vivimos en la zona y en eso aparece la guerrilla, fue un desconcierto para todos, la primera reacción de la izquierda fue la expresada por Lechín: “es un invento del Gobierno para justificar la represión”. El PC no dijo nada, entonces nosotros dijimos, hay que apoyar la guerrilla esa es la línea. Desde el principio, nosotros estábamos trabajando en esa línea, claro que con pocos medios, con poca intensidad, pero nuestra línea era esa. Entonces nos pareció casi normal que apareciera ese grupo. Yo estaba en Santa Cruz, en Santa Cruz me apresaron acusándome de ser parte de la guerrilla, y me confinaron a Guarayos. Guarayos es un pueblito del norte de Santa Cruz, ahora es provincia antes era parte de la provincia Nuflo de Chavez, ahora es provincia con su capital Guarayos. Me fui ahí, ahí estuve me vincule con la tribu Guaraya, confraternice con ellos, me llevaron a su casa a comer pescado, ellos se alimentan de pescado. Y comenzaron a indagar y ¿por qué sucede aquí? ¿Por qué? Me han exilado, que es el exilio? Me han votado de la ciudad a aquí, así que Guarayos sirve para eso, para echar lo que no quieren, entonces asumí una posición crítica favorable al votado. En Guarayos había una guarnición militar y una policía, yo los primeros días dormía en la policía en una pieza, en un altillo de la policía y después me echaron de ahí y fui a dormir en la escuela, en una hamaca que me dio el director de la escuela. Entonces yo dormía en la hamaca y comía en una pensión que me consiguió un camarada de Santa Cruz que vino a verme, es un colega cruceño me consiguió una pensión. Iba a almorzar y me volvía a mi refugio. Pero aproveche para examinar toda la zona. Me perdía por días, iba por una dirección, en otra dirección, conocí bastante, yo comencé a planear mi fuga.

Porque no podía estar ahí. Pero luego apareció la guerrilla con bombo y platillo y yo explique quien era la guerrilla de Guarayo. Yo tenía la idea de que el ELN debía elegir a Guarayos, hablar con la tribu que era opositora al régimen que tenía sus propias reivindicaciones. Llego una fiesta, los Guarayos son muy liberales, invitan a todos, y no lo invitaron al comandante y al Jefe de Policía. A mí me invitaron pero no fui, se reunieron entre ellos y sus autoridades. A media fiesta llego el comandante y dijo, autorización, no tiene autorización entonces cierren las puertas, se acabo la fiesta. Pero, pero se acabo la fiesta para afuera, no para adentro porque ellos quisieron seguir la fiesta, ellos los Guarayos. Entonces el pueblo se amotinó todos sacaron sus escopetas, sus rifles… que le servían para cazar en toda la selva. Y atacaron el lugar donde estaba la fiesta y los pusieron en fuga a ellos, luego se fueron al local policial y también dispararon sus escopetas contra el lugar policial. Se denuncio por teléfono la sublevación Guraraya, guerrillera.

E: Guaraya guerrillera!!.

H: Entonces mandaron con un comando por aviación, en Guarayo no había ninguna organización, entonces tomaron a los capitanes Guarayos los torturaron, los colgaban de los pies para que confiesen, y a mí me acusaron de haber sido un instigador de ese levantamiento, bueno no instigue, pero si explique lo que era, en mi condición de exilado.

Eso fue en septiembre u octubre debe ser, más o menos, tendríamos que revisar las fechas, pero más o menos. Después, yo desde Guarayos me comunico, me comunique con el partido, en La Paz, con mi pensamiento y de otros el partido quedo descabezado. Entonces el comité de emergencia que surgió, estaba con ese compañero Blechner, con mi esposa y otros, se comunicaron conmigo. Yo mandé un documento una tesis desde Guarayos dentro de una sandia, había un correo aéreo en Guarayos, escribí una carta y mandé una canasta con una sandia, recibieron el mensaje, titulaba, Todo el Pueblo con la guerrilla [Ver nota, y bibliografía][2].

E: ¿Ud tiene ese material?

H: Mi casa siempre ha sido arrasada. Arrasada, inclusive mi departamento en La Paz se convirtió en local policial con todos mis muebles, mis cosas, hasta las ollas de la cocina, la vestimenta de mi mujer, todo, de mi hija, todo, ya no volví mas ahí. Y después cuando pasó esto lo curioso, y lo irónico que el dueño de casa que me alquilo el departamento me cobraba el alquiler, jaja.

E: Jaja… a la policía se lo tendría que cobrar

H: Yo le dije eso. Bueno, después de eso el partido comenzó a trabajar con ese documento y lo envió a Ñancahuazu.

E: ¿Y lograron hacerlo llegar?

H: Sí, supimos después que el Che leyó el documento y le pareció positivo, esa versión llegó hasta nosotros. Y nosotros tomamos contacto con la parte urbana de la guerrilla. Aceptaron el contacto por fin. Reuniones, fueron muy exigentes, nosotros ofrecimos un equipo de unos cincuenta combatientes.

E: Ah, ¿cincuenta?

H: Sí, campesinos y obreros, porque teníamos una crítica a la guerrilla, la composición de la guerrilla es mala, decíamos, el campesino de Valle Grande, de Ñancahauzu, no se ve en los guerrilleros, el guerrillero es de barba y no tiene barba hablo por lenguaje, hay que llevar dirigentes que se parezcan, que sean representativos, físicamente y “lingualmente”, idiomáticamente, Entonces nosotros seleccionamos un equipo de mineros fabriles, y campesinos a los que entrenábamos empíricamente, diríamos, pero que estaban ahí. Lo primero que nos exigieron fue el curriculum vitae de cada uno de ellos, no llegaron a nuestra incorporación pero comenzaron a poner trabas. Su CV con la vida de cada uno de ellos, nos pareció un disparate eso, francamente.

E: ¿Y con quien hablaban, con Loyola, con Rodolfo Saldaña?

H: Había una dirección que estaba, estaba representada no se por quien, creo no, no, pero a una reunión lo enviaron de contacto al Doctor Pareja. Yo fui a la cita pero los dos desconfiábamos, nos vimos yo desconfié de él porque a el no lo conocía como, como izquierdista, y él se achico o también desconfío de mi, nos vimos en la plaza, en una placita de La Paz y nos pasamos el uno al otro… En eso, entonces los contactos eran informales, en eso llega la noticia funesta de la derrota de la guerrilla y la muerte del Che, al final del 67, ¿no? Más o menos

E: Si.

H: Entonces vienen los delegados… conversemos, entonces le decimos, conversemos pero en Cuba. Nos vamos a Cuba, yo inmediatamente salí con dirección a Buenos Aires y en Buenos Aires me contacte con Moreno y su gente que me pagaron el pasaje hasta Paris. Me presente en la Embajada me dieron un pasaporte lo de ellos de los cubanos. Al poco tiempo se unió a mi cuatro compañeros para reforzar mi presencia en Cuba, el camarada Moreno, boliviano, no?

E: Si, si, espere, le hago una pregunta. Cuando usted va a Moreno, le dice que para ir a Cuba eh…

H: Ellos en ese momento estaban entusiastas

E: Entusiastas.

H: Entusiastas por la guerrilla.

E: Si, si, si.

H: Querían hacer cualquier cosa. No nos ponían condiciones.

Ya éramos dos, llegamos a conversar y mientras dure la conversación propusimos hacer entrenamiento militar, aceptaron y nos llevaron a un campamento en un lugar selvático. Y allí encontramos peruanos, chilenos, argentinos.

E: ¿Argentinos, también?

H: Sí, nos incorporamos, hicimos prácticas de arme y desarme de conocimiento de armas, de bombas, etc., luego hicimos la clásica caminata, caminar bien armados, bien, yo para eso ya era viejo, pero eso le sorprendía a los cubanos, yo me metía a todo, bueno y mi compañero era joven y decían aprende de tu compañero, jaja.

E: jaja, y, ¿se acuerda quienes eran los argentinos que estaban? No, porque eran todos…

H: Yo conocí a dos argentinas excelentes, excelentes, realmente eran las mejores del campamento, mejores en tiro, mejores en caminatas, mejores en manejar las armas que había, eran las franco tiradores precisas, bueno convivimos, todavía en reticencias, en desconfianzas, sobretodo habían quejas, los peruanos se quejaban, uno se enfermo pidió que lo saque, cuando hay un conglomerado de gente siempre…

E: Si, si, si.

H: Terminó nuestro ensayo y terminó la discusión con el ELN y los cubanos en el ministerio del interior, con el comandante Piñeiro.

E: ¿Con la presencia de él?

H: Sí, en realidad hacían esta propuesta los del ELN, estamos de acuerdo pero con condición de que se disuelvan como partido e ingresen individualmente al ELN.

E: Casi nada.

H: Nosotros rechazamos, le dijimos que era inapropiado eso, que ahora ellos tenían problemas internos por la muerte del Che y los otros Bolivianos. Tenían problemas, nuestra presencia seria agravar esos problemas, eso debates inútiles. Que lo raro y lo práctico era juntar a las dos organizaciones para combatir unidos la dirección, porque ellos planteaban la dirección. La dirección surgirá en la lucha, no aquí por decreto y acuerdo de amigos. Yo les decía, para salvar esto hay un elemento… hay un sobreviviente de la guerrilla que, el compañero, el hermano de Coco Peredo.

E: El Chato.

H: No, el Chato no, el Inti Pereda.

E: El Inti, claro

H: El sobrevivió y escapo, nosotros colaboramos para que escape otro más.

E: Ah ustedes colaboraban…

H: Había un compañero que… de mi casa cuando salió, al Inti no, el Inti se fue por otro camino.

E: Por otro, si.

H: Las condiciones eran muy malas, no había infraestructura, ni el PC, imagínese alojando a un guerrillero fugado en mi casa.

E: Un peligro.

H: Hay otras cosas más que hicimos y ocurre que no se bien, no sé bien, interviene Piñeiro y dice, los Bolivianos del Port tienen razón, yo había propuesto que el líder de la lucha de las dos agrupaciones sea el sobreviviente, Inti Peredo, no era, el Inti no era para nosotros un designado por acuerdo, por decreto.

E: Que naturalmente…

H: Pero era un dirigente que surgió en la lucha, entonces reconocíamos su jefatura, entonces trabajemos juntos bajo la jefatura del Inti Peredo. Y el resto de la dirección surgirá de la lucha, con la intervención de Piñeiro se acabo la discusión, entonces aceptaron, entonces nos devolvieron a Bolivia, llegaron los de la ELN, los pecistas nosotros volvimos, pero aquí las cosas se entorpecieron, tenia resistencia trabajar con nosotros. La dirección de La Paz la ELN que era de la juventud pecista dijeron, no queremos, vamos a consultar, esperen dos meses, mientras nosotros trabajamos, al final aceptaron, entonces comenzamos a trabajar, luego aceptaron de Cuba de enviar veinte voluntarios para entrenarse militarmente, seleccionamos y mandamos, mandamos gente a Cuba para que se entrene militarmente.

E: ¿Veinte?

H: Un poco menos, no, no… se… a último momento. Normal.

Pero había gente de mucho coraje, de mucho coraje, no eran intelectuales, eran obreros con una cultura incipiente, pero con una idea política y voluntad firme, enviamos y comenzamos a trabajar, ellos volvieron entonces levantamos dos talleres, ya de acuerdo con la ELN, ¿no? Un taller de fabricación de bombas. Había que atender la fábrica de bombas, ahí aprendimos como… luego necesitábamos la cubierta para las bombas racimo, necesitábamos la cubierta que era de hojalata, nosotros teníamos, aquí en Cochabamba con obreros hojalateros, entonces pasamos la obligación de que nos fabriquen las fundas que aquí se fabricaron. Bueno después montamos un taller para vestimenta y pertrechos, fabricamos hamacas, fabricamos carpas de plásticos y vestimenta, pantalones etc., etc. Hicimos un taller ellos pusieron maquinas, pusieron el material, ahí apareció como dirigente del ELN, un buen camarada, Ortega y una compañera que venía con él a las reuniones y a dirigir las operaciones, una compañera que se llamaba, creo que apellidaba Alba, su segundo nombre. Nos recomendaron siempre cuando entramos en esto olvidar los nombres.

Olvidar, no nos vengan con que es un merito saberse el nombre y apellido de todos, olvídense. Bueno, trabajamos así y luego hubo un segundo viaje a Cuba, y ocurre que los pasaportes que depositamos en Paris, en la embajada de Paris se fueron a la embajada de Checoslovaquia.

E: Checoslovaquia, los que pasaron.

H: De Checoslovaquia a Praga y ahí intervino… se pasaron a la inteligencia francesa. Y la inteligencia francesa pasó a la CIA, nos tomaron presos a toda la dirección de la LN a toda la dirección, parte da la dirección del POR.

E: En la Argentina también tuvo repercusiones eh.

H: Sí, claro, se acabó el proyecto, se acabo el proyecto y tuvimos que devolverles algunas cosas a la ELN, yo me acuerdo que había una metralleta que nos, que era del custodio del taller de confección, nosotros no queríamos comprarla hasta que se la devolvimos. Después ellos pusieron una maquina, una máquina de coser grande, mecánica, ¿no? Le devolvimos y quedamos en paz y tranquilos pero ahí viene y estuvimos en la cárcel. En la cárcel la consigna del partido era que trabajen con el ELN pero el ELN también estaba en crisis, estaba con tendencias dentro de la cárcel, no me acuerdo de los nombres del ELN, estaba Schütz, después también creo que estaba Ortega, no me acuerdo bien eso. No se pudo hacer ningún contacto entonces le comunicamos que recobrábamos la libertad. Ellos dijeron, eso queremos, cada cual por donde quiere, ellos estuvieron un buen rato discutiendo en la cárcel sus diferencias, y ahí nació la idea de Teoponte. Nos avisaron pero solo aviso, no con la intención de que participemos, pero había unos compañeros nuestros que habían luchado con ellos, que estaban ahí, que habían participado de los cursos, etc. Nos pidieron permiso para ir con ellos, ya que no había posibilidad de que como partido intervinieran, un obrero fabril y un estudiante, los dos murieron en Teoponte. Bueno eso era lo que quería saber, como llegamos nosotros a la concepción de la lucha armada a través de todo ese proceso que era un proceso correcto. Llenos de recovecos de sinuosidades, de crisis inclusive nuestros propios compañeros no aceptaban, entraban en crisis, discutían algunos se iban otros quedaban, bueno es un proceso. En Teoponte no intervinimos. Pero en Cuba, nosotros llevamos a una posición crítica, lo que dije antes, la “composición de la guerrilla”. Siguiendo, por ejemplo, un dirigente minero o un dirigente campesino, como jefe, y les habla su lenguaje, la cosa cambia. No que vaya un barbudo y les hable en un lenguaje castellano que no oyen en Bolivia, una de las criticas. Modificar la composición de la guerrilla, segundo teatro de operaciones.

E: Estuve en La Paz con Eusebio Tapia, es uno de “los campesinos” no hablaba casi castellano que lo tomaron como cargador, y que se terminó escapando y lo terminaron apresando. Es uno de los pocos que sobrevive que estuvo ahí activamente. Y la verdad que uno viendo las opiniones del Che, cuando hacia calificaciones y demás, hay una descalificación fuerte con respecto a que no se entendían las consignas, y la actitud que traía esa gente.

H: Bueno la otra era el teatro de operaciones. Creíamos que era equivocado radicar la guerrilla en un lugar despoblado que no tenía problemas sociales, no tenia habitantes, no tenia población con la que se podía trabajar, entonces opinábamos que se abrieran otros focos donde el campesinado sea masivo y tenga todavía problemas sociales sobre la tierra con los viejos patrones feudales. Inclusive llevamos un plano de Bolivia, un mapa de Bolivia con indicaciones… a Cuba, era un profesor de Santa Cruz, un profesor de Santa Cruz viajo pero no tuvo, no tuvo recursos, no tuvo. Luego al finalizar la discusión Piñeiro saco su pistola del cinto y me lo regaló. Y ordeno que me den un cinturón y un alambre torcido para que me pongan, eso no le gusto a los del ELN

E: Y supongo que no…

H: Entonces yo me volví con eso era para mí también una reliquia.

Pero cuando el Golpe de Estado de Banzer yo fui a combatir a Laycacota con un grupo de compañeros, y se atascó la pistola y después la perdí, estuvimos en la misma línea de combate, el compañero que estaba a mi lado Tomas Quiste, murió, y nosotros los restantes nos retiramos.

E: ¿Eso es más adelante, en el 71?

H: Para lligar al destino de la pistola, ¿no? Que se perdió, yo me exhibía con eso en las manifestaciones universitarias y todo el mundo quería tocarla y disparar un tiro, jaja..

Bueno después ya con la caída de Torres, después de la asamblea popular, vino la dictadura de Banzer tuvimos que escapar. Toda la dirección de la izquierda boliviana se fue a las embajadas. La Embajada de México la que recibió más, yo no quería pero al final me obligaron y me fui a la última embajada que quedaba.

E: ¿Cual era?

H: A la Embajada de Ecuador, éramos tres los que estábamos en la Embajada de Ecuador, la policía me rastreo hasta ahí y quiso entrar en la embajada entonces los secretarios de la embajada dijeron que resistirían y nosotros dijimos, resistimos, no nos rendimos con alegatos ante la chancillería etc. Y salimos a Quito, en Quito estuvimos una temporada pero no estábamos conformes, recibimos, y en eso se produjo el triunfo de Allende en Chile.

Entonces decidimos irnos a Chile, clandestinamente salimos del Ecuador, pasamos por Chile, pasamos clandestinamente por las fronteras del Perú, y llegamos a Santiago. En Santiago nos recibieron bien, nos dieron asilo inmediatamente a todo esto nos dieron un carnet y comenzamos a trabajar con los revolucionarios chilenos y a la vez reconstituyendo nuestro partido pro lucha armada. En Chile los bolivianos de los otros partidos se juntaba, asistimos nosotros y formamos…

E: Una alianza, ¿no? El FRA.

H: En el FRA estaban los dos partidos comunistas, estaba… con masas estuve yo, estuvo un compañero muy macanudo, muy bueno de la ELN, Chema.

El era hondureño, llego con el Che a Bolivia, bueno entonces no lo tomaron preso se fue a La Paz y nosotros lo contactamos y desde entonces comenzó a trabajar con nosotros, Chema, luego contactamos a Warasmo que es el que lo mato al, al traidor de…

E: a Honorato Rojas.

H: Si, el que lo vestimos en su campo, que se volvieron militantes de la ELN, después hicimos entrenamiento con, montamos una casa de entrenamiento aquí en Cochabamba en un barrio minero y ahí entrenábamos antes de que caiga Torres y aciendaBanzer. Con la represión de Banzer todo se acabó, y desde Chile queríamos llegar y … ese trabajo, entonces en Chile alquilamos una casa y de ahí comenzamos a trabajar, rearticular el trabajo en Bolivia. Yo me desprendí con documentos falsos, pase la frontera peruana y llegue a la frontera boliviana al desaguadero. Pero ya la convocatoria de compañeros de La Paz entonces hicimos reuniones en el desaguadero, esas discusiones era para armar la resistencia armada al dictador Banzer. Una vez nos descubrieron pero no a mí, escape a los bolivianos que fueron a entrevistarse conmigo y cayeron preso y se lo llevaron hasta Arequipa en el Perú y ahí estuvieron un bueno rato y después lo soltaron, bueno.

E: En ese momento Moreno empieza las críticas, ¿no? ¿Ustedes se enteran?...

H: Si, si, antes comenzaron, porque yo asistía a un congreso de la internacional donde una representante de Moreno se lanzó contra bolivianos los documentos etc., criticando acerbamente, yo estuve en Bélgica, así fue después de eso, yo estuve en Bélgica y asistía a la reunión ampliado de la asociación Belga donde ahí ella expuso las criticas de Moreno a nosotros y a la Internacional, yo respondí todo quedo en nada, bueno después volviendo a lo que decía.

H: Después de pretender organizar el partido desde afuera también hicimos un trabajo en el FRA, discutimos y fuimos parte de la mayoría que aprobó la continuación de la lucha Armada en Bolivia. Es interesante eso porque después los que aprobaron eso se volcaron, estuvo el PC moscovita, estuvo el PC chino, estaba el MIR, el MIR pero el ala Izquierda del Mir, el Ala Izquierda del Mir era este Paz el que fue ex presidente

H: El que paso lleno de sangre de la… y se unió con la burguesía, no?

Hugo: Bueno, asistió el después, asistió la COB, asistieron los campesinos, el que no asistió fue Torres, el ex presidente.

E: Pero el lo apoyaba de alguna manera, ¿no? Estaba por atrás

H: El decía que daba apoyo pero jugaba doble.

H: Se contactaba con los campesinos y le decía, no está bien que ustedes se alíen con los comunistas, ellos son comunistas ustedes no son pero la cosa seguía. Bueno aprobaron la lucha armada y la reiniciación de la Lucha Armada en Bolivia se planteó problemas de los materiales. Se aprobó el viaje de una delegación del FRA con representantes de cada una de las tendencias, me acuerdo del, del PRIN viajo la Lidia Gueider. Después viajo, ¿quién era del PC? no me acuerdo, el PC Chino también viajo, viajo Lora, viaje yo y había alguien más, bueno entonces representábamos al FRA, llegamos a Cuba nos recibieron muy bien. Exigimos, esa fue la palabra, exigimos por presión de Lora y del representante de uno de los PCs, queremos ver a Fidel, y queremos proponer a él personalmente nuestras exigencias. Fidel no tiene tiempo tienen que esperar, y mientras esperan hagan practicas armadas, eso fue. Fuimos a un local donde había que manejar armas, nos pusieron por ejemplo tiro al blanco con pistolas, bueno eso era fácil. Después nos llevaron al campo a manejar ametralladoras y morteros, bueno yo recuerdo el chiste, Lora no quería tocar las armas.

E: Eso le iba a preguntar, y Lora no…

H: No quería tocar las armas, entonces se…

El representante militar que era Rubén ese ha sido Jefe de la Casa Militar.

Era amigo de Lora, entonces él lo llevó, abrazado lo hizo echar en el suelo, le hizo agarrar una ametralladora liviana le puso el dedo en el gatillo y le hizo disparar, nosotros tomábamos el pelo y reíamos que todos supieran que había combatido en la lucha armada, que a nosotros nos denunció públicamente cuando…Saco comunicados, nosotros no somos los que apoyamos la guerrilla son los otros, fulanos y zutanos los que están con la guerra.

E: Y eso ¿en qué año? ¿Eso en el 67?

H: Sí, sí. Si, nosotros somos… pero son pasajes que después se olvidan: bueno llego Fidel por fin y la reunión se volvió una competencia de discursos, quien discursara mejor, Lora se mando aparte de plantear su teoría de la revolución, bueno después Fidel decía después… lo que tengo que escuchar. Bueno Fidel ah sido aceptado, aceptamos la ayuda de usted, que ayuda quieren, militar y económica, muy bien les vamos a dar, ¿cómo van a hacer pasar las armas?, bueno yo voy a hablar con Allende, bueno, veré…pasar las armas y ahora ¿qué armas quieren ustedes y cuantas armas quieren? Silencio… Nos volvimos a reunir ya, porque los cubanos… ¿Cuánto? ¿Cuánto? Y nosotros no sabíamos, entonces cada partido estuvo obligado a presentar un plan, que armamento necesita que tipo de acciones va a hacer en que parte geográfica de Bolivia, ya algo más serio.

Yo presente, modestamente, yo dije armaremos cincuenta hombres, necesito tantos fusiles, tantas metralletas y tantas pistolas, Lora se mando la parte porque pidió mil quinientos… se quería…

Dar importancia pidiendo más pero cuando se llego el momento de decidir cuántos combatientes y donde van a pelear, se acabo el chiste. Volvimos a Chile y el FRA, se dividió. Resultaba que los del PC soviéticos comenzaron a decir que no era la línea. Que todavía había condiciones en Bolivia para dar una lucha democrática, a eso se sumo Lora, se sumo el PRIN, y también se sumo uno mas pero no hicieron mayoría, la mayoría seguía proponiendo la iniciación inmediata de la lucha de resistencia armada a la dictadura de Banzer y establecimos zonas geográficas por donde pasar las armas, como, pero la misión. Los cubanos dijeron, si ustedes se dividen con quien vamos a trabajar nosotros, no podemos trabajar con uno excluyendo a otros, así que arréglense. Y este sector… estaba Lidia Gueider, el PC soviético, el PC chino, comenzaron a levantar la figura Siles, sustituir el flanco en un frente democrático con Siles, y eso termino en la UDP, ganaron la elección pero después la perdieron y la derecha y la burguesía retomo el poder y arraso con todo. Esa fue la historia de los afanes guerrilleristas, y de lucha armada de los bolivianos hasta esa época.

E:. ¿Y ustedes durante todo el tiempo fueron de La Cuarta Internacional?

¿Cómo es la interacción entre ustedes y La Cuarta? Es, ¿ustedes quieren, van al frente con la lucha armada, viene eso, ustedes no discuten con ellos?

H: la Cuarta Internacional también se pronunció apoyando nuestra posición, la Cuarta apoyó nuestra posición, y a raíz de eso hubo un gran conflicto con los norteamericanos.

E: Apoyar significa, ¿ustedes propusieron y ellos apoyaron? No es que ellos propusieron…

H: Claro apoyaron nuestra intervención y eso produjo un conflicto de ruptura, en la que los norteamericanos se levantaron en contra y no estaban de acuerdo con eso. En una reunión de la Internacional se me aproximaron los norteamericanos y me dijeron no eso no conviene, ahora el imperialismo tiene aviones que detectan a gran distancia a los seres humanos que están ahí, así que la guerrilla fácilmente va a ser detectada aunque esté en el monte, entonces hay que cambiar… Y nosotros decimos, no. seguimos, los norteamericanos al final se fueron, y Moreno era el otro lado de Latinoamérica en contra.

E: Ahora como usted me lo dice Moreno, Moreno iba y hacía pero a ustedes no les interesaba lo que…

H: No, ahora las relaciones era la Cuarta, la Cuarta es una organización mundial, que tiene una dirección mundial un comité ejecutivo internacional, y un congreso. Bueno, el congreso aprueba las decisiones, y el comité ejecutivo internacional las transmite junto, pero las secciones tienen libertad de definir su política, su táctica, su estrategia, y discutir con la Internacional. Cuando la revolución del 9 de abril, por ejemplo. La posición de la internacional, era favorable a nuestra intervención, nos apoyó, Pablo hizo un buen papel, Michael Pablo, hizo un excelente papel, juntamente con Pierre Frank, el francés. Nosotros apoyamos y nos incorporamos a la revolución del ´52, contribuimos a la formación de la COB el 15 de abril, e integramos la asamblea nacional de la COB con delegados del interior, con esos delegados en un primer momento éramos mayoría, el POR era mayoría. En esas circunstancias Lora que estaba en Inglaterra nosotros lo mandamos para que conozca la Internacional y estudie con ellos, porque ya mostraba aspectos negativos e individualistas muy egocentristas, etc. lo mandamos a que se cure, y cuando se produjo la revolución ocurre que nos faltaban cuadros, hicieron un cable a la Internacional para que lo devuelvan, e hicieron una colecta en Europa para devolverlo, pero antes de hacer el viaje de regreso hizo una declaración en Londres equivocada, con concesiones al nacionalismo. Se armo un alboroto. Llegó a Bolivia, nosotros necesitábamos pero con exigencia con urgencia cuadros, necesitábamos… nosotros estábamos yo… muy buen camarada, Villegas, extraordinario, entregado cien por cien a la causa, Ríos, Saravia, después Aguilar, Jaime Aguilar, después universitarios como Jaime Velasco, Carlos Valdivieso universitarios, pero no todos ellos actuaban en la dirección que tendría que resolver y enfrentar la situación pero nos faltaban cuadros. Nos hicimos la ilusión de que Lora podría ser un cuadro que fortalezca… luego llego, lo revivimos lo incorporamos a la dirección, su primera intervención a la dirección es criticar que no estaba ahí el libro de Actas. Estábamos discutiendo el destino de Bolivia… y de organizar los actos, son necesarios pero en ese momento, no. Después de unas reuniones pidió licencia, pidió licencia indefinida y se fue, nosotros estábamos en las calles, el se dedicó a estudiar La Revolución Permanente de Trotsky, tuvo el acierto, diría yo, de hacer publicar por su cuenta el libro de Trotsky, La Revolución Permanente y lo veíamos a él en la plaza, en un café con el librito estudiando La Revolución Permanente, pero la revolución seguía y nosotros teníamos que dar respuestas concretas, en la COB, después de ser mayoría, lo hicimos nombrar ahora delegado del congreso, de la asamblea del congreso, a Lora y a mí nos nombraron delegados de Santa Cruz a la asamblea. Villegas, los otros eran delegados, Bravo, que tienen una gran importancia en esa época, Fernando Bravo de Oruro es otro camarada de la época, un camarada, el camarada cruceño excelente muy inteligente, Ferrante, un extraordinario camarada. Pero poco a poco el MNR utilizando el poder, su poder en la administración en todo el país. Comenzó a reducir nuestra representación, cuando todavía no llegan a minoría a mi me pidieron que redacte un programa de la COB, y redacte un programa que se aprobó en grande en la asamblea y después se lo tiro abajo, ese primer programa se publico en el primer periódico de rebelión que decidió sacar la COB. Que también ha desaparecido. Después vino la crisis con Lora. Todavía divididos ya, concurrimos a un congreso de La Cuarta, La Cuarta nos dio razón a nosotros, contra la tesis del frente antiimperialismo con el gobierno.

E: ¿Eso sería en el ´52?

H: ´53/´54, volvimos, todavía fuimos eh, unificados, ¿no? Con dos delegaciones, la delegación de la mayoría, la nuestra y la delegación de la minoría. Bueno, volvimos y se partió el partido. Y comenzó a trabajar independientemente con el MNR, su gente se aproximó a la dirección de la COB, ayudo en la publicación de Rebelión después y luego su militante, un militante notable de gran valor pero que se desvió, Pantoja se convirtió en el pintor del gobierno del MNR e hizo un mural en el palacio del gobierno y un mural en el palacio legislativo, y un tercer mural en el Monumento a los Caídos en la Avenida Campo de Marte.
______________________________________________________________________________________________________

Bibliografía de referencia:

Alexander, RJ, Trotskyism in Latin America, Stanford: CA, Hoover Institution Press, 1973.

Alexander, RJ, International Trotskyism 1929-1985: A Documented Analysis of the Movement, Durham: NC, Duke University Press, 1991.

Almeyra, Guillermo. La muerte de Hugo González Moscoso, histórico líder revolucionario boliviano http://bolivia.indymedia.org/node/47043

Joaniquina Hidalgo, Ernesto, La hoja de vida Hugo Gonzalez Moscoso. Entrevista realizada por http://iloapp.truchasroser.com/blog/bolivia?Home&page=2

Gonzalez Moscoso, Hugo, The Cuban Revolution and Its Lessons, International Socialist Review, Vol. 29, No. 2 , pp. 1-20, March-April 1968.
http://www.marxists.org/history/etol/newspape/isr/vol29/no02/cuba.htm

Gonzalez Moscoso, Hugo, El P.O.R. Boliviano y la guerrilla. Pág. 4 y 5. Política Obrera (diario), 19 de Julio de 1967. Año 2 nº 18. Boletín trimestral. El mismo artículo en Löwy, Michael, O marxismo na America Latina, uma antología de 1909 aos días atuais. Editora Perseu Abramo. Páginas 453 a 458. 1999.

Gonzalez Moscoso, Hugo, Entrevista. Bolvia en la encrucijada. Revista Cuarta Internacional. Año 1, nº 1. Páginas 13 a 19. Julio de 1973.

Gonzalez Moscoso, Hugo, Bolivia: la crisis política avanza hacia un enfrentamiento. Revista Cuarta Internacional. Año 1, nº 4 y 5, Páginas 70 a 75, Junio de 1974.

Los peligros del cambio. P.O.R. COMBATE, 1 de junio de 2009.

Aplastemos la dictadura fascista y forjemos el gobierno del pueblo. Manifiesto del Frente Revolucionario Antiimperialista (FRA) de Bolivia. Páginas 27 y 28. Revista de America nº 8 y 9. Entre sus firmantes el POR Combate. Mayo/agosto de 1972.

Lorenzo, Anibal. The Lessons Of Bolivia.
http://www.marxists.org/history/etol/document/bolivia/bolivia01.htm

Löwy, Michael, Hugo Gonzales Moscoso (1922-2010)
http://www.internationalviewpoint.org/spip.php?article1842

Obituario con una reseña biográfica breve en el diario de sus ciudad Cochabamba: http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/nacional/20100116/muere-hugo-gonzales-moscoso-uno-de-los-fundadores-del_53954_95506.html

Moreno, Nahuel. Lecciones de Bolivia. http://www.nahuelmoreno.org/pdf/argbol/cap21.pdf

Moreno, Nahuel, Un documento escandaloso [Respuesta a Germain]. Boletín de informaciones. Número 13. PST. Noviembre 1973

Rodríguez Ostria, Gustavo. Teoponte. Sin tiempo para las palabras. La otra guerrilla guevarista en Bolivia. Cochabamba. Grupo Editorial Kipus. 2006.

Sandor John, S. Bolivia´s radical tradition. Permanent revolution in the Andes. Ed The Universiy of Arizona. 2009.

[1] Agradezco el contacto realizado por Gustavo Rodríguez Ostria.

[2] Este artículo fue publicado en la Argentina en el diario de la agrupación Política Obrera [PO] del 19 de julio de 1969, donde en su introducción dice: “El siguiente material ha sido enviado a World Outlook desde la clandestinidad boliviana. Consiste principalmente de una declaración escrita por Hugo González Moscoso, que es, junto con Guillermo Lora, uno de los principales dirigentes del movimiento trotskista boliviano, ambos están confinados en remotos campos selváticos por el régimen de Barrientos. La declaración que actualmente está siendo distribuida en Bolivia, parece haber sido escrito antes de que González fuera detenido por la policía secreta y fue evidentemente planteada como texto de un manifiesto oficial del Partido. Se debe notar que fue aprobada por el Buro Político del P.O.R. La declaración está precedida por una introducción suscripta por el Comité regional de La Paz del P.O.R. La importancia de esta declaración y el hecho de que actualmente se la distribuye clandestinamente, serán, por supuesto, evidentes para cualquiera que esté familiarizado con la situación política de Bolivia”. Página 4.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS