Voto político para la unidad de la izquierda revolucionaria
Fecha: 1971 09 01
Grupo: Movimiento Revolucionario Manuel Rodríguez (MR-2)
País: Chile
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


VOTO POLÍTICO PARA LA UNIDAD DE LA IZQUIERDA REVOLUCIONARIA

Comprendemos que:

1.- En la actual situación política, dado un proceso de radicalización de la lucha de clases, que pone sobre el tapete la cuestión del Poder, la tarea fundamental de los revolucionarios chilenos es fortalecer la organización y la conciencia de la clase obrera urbana y rural, que está en consecuente avance hacia el socialismo.

2.- En la actual situación política, el avance de las masas ha superado en muchos sectores (pequeña y gran industria, campesinado, etc.) la conducción política de la UP, lo que viene a colocar a estos sectores, espontáneamente, cerca de la Izquierda Revolucionaria (IR).

3.- Este fenómeno ha sido instrumentalizado por la IR, pero con una manifiesta incapacidad de vanguardizar toda la magnitud del movimiento espontáneo de las masas.

4.- Por lo tanto, se impone a la IR la necesidad de superar su trabajo artesanal y pasar a estructurar una sólida vanguardia para la clase obrera urbana y rural, en lo político, en lo orgánico y en lo militar.

5.- Consecuentemente se impone un acercamiento de todos los movimientos, fracciones y revolucionarios estén donde estén, pero entendiendo que, hoy más que nunca, es tarea principal para el MR-2 buscar la unidad de la IR con proyecciones históricas de construcción del Partido de la Revolución.

6.- El “Partido de la Revolución” está en proceso de germinación de sus posiciones políticas y concepciones orgánicas, como movimientos o fracciones de partido (UP, MIR, MR-2, etc.). Para el MR-2 se trata de establecer prioridades con respecto al MIR, planteando la necesidad de nuestra unidad.

7.- Puesto que el proceso de unidad es un proceso político y planteada la necesidad de tener programa central y políticas consecuentes al proceso político, para cada frente de masas, la primera tarea de nuestra organización es abocarse a su elaboración.

8.- Este proceso supone la existencia de condiciones internas y externas que sirvan a la implementación de las políticas unitarias. La unidad con el MIR no debe llegar a constituirse en un freno para el desarrollo del MR-2, en lo político y orgánico; y la única posibilidad de garantizar un tal proceso unitario es que cada uno de los compañeros entienda políticamente el proceso y tenga posiciones frente al mismo.

Consecuentemente, acordamos la siguiente metodología:

1.- Expresar públicamente nuestra actitud unitaria a través de todas nuestras posibilidades de expresión, inmediatamente después del Congreso.

2.- Expresar al nivel de todos los frentes de nuestra actitud unitaria con respecto al MIR, participando activamente en el FTR, MCR, JPR y FER para lo cual nuestra organización deberá elaborar posiciones en relación con estos frentes (posiciones incluidas en las políticas de frente).

3.- Se debe elaborar un documento de unidad que explicitando los acuerdos del Congreso, consulte criterios de partido, de políticas de frentes y acuerdos con respecto a la situación nacional e internacional. El objetivo de este documento es levantar posiciones, sin imponerlas como condiciones, porque como posiciones se definirán al interior del MIR.

4.- El MR-2 se une al MIR como organización; en esa medida no acepta el cuestionamiento de sus militantes.

5.- Iniciar conversaciones con el MIR, a nivel de dirección y frentes, inmediatamente terminado el Congreso, en base a los acuerdos tomados por éste.

Acuerdos del Primer Congreso Nacional del
Movimiento Revolucionario “Manuel Rodríguez” MR-2

Septiembre de 1971
______________________________________________________________________________________________________

Fuente: Punto Final, Nº 140 (Chile, 28 de septiembre de 1971).

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS