Suplemento al periódico Liberación-Venceremos
Fecha: 2012 09 19
Grupo: Ejército de Liberación Nacional (ELN)
País: Colombia
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


PERIÓDICO LIBERACIÓN VENCEREMOS
(SUPLEMENTO)

ÓRGANO INFORMATIVO Y POLÍTICO. FRENTE DE GUERRA ORIENTAL - EJÉRCITO DE LIBERACIÓN NACIONAL

CONTENIDO

• EL CONFLICTO SOCIAL Y ARMADO UNA REALIDAD HISTÓRICA
• GUERRA SUCIA Y TERRORISMO DE ESTADO
• 32 ANIVERSARIO FRENTE DOMINGO LAIN SANZ
• PRIMERA TOMA DE BETOYES

Septiembre 2012

CAMPAÑA POLÍTICO MILITAR DEL FRENTE DE GUERRA ORIENTAL: 48 ANIVERSARIO DEL EJÉRCITO DE LIBERACIÓN NACIONAL

EL CONFLICTO SOCIAL Y ARMADO: UNA REALIDAD HISTÓRICA

El capitalismo mundial, independientemente al maquillaje neoliberal es el responsable de la miseria de miles de millones de masas trabajadoras, de la desigualdad social, de la crisis humanitaria y ambiental del planeta. Como sistema económico y social no es ni será el fin de la historia, menos la garantía para alcanzar la felicidad y las condiciones de existencia digna para la humanidad.

El capitalismo como sistema es un monstruo de mil cabezas, que en su lógica de acumulación depreda, explota, promueve y desarrolla guerras en detrimento de la naturaleza, los trabajadores y los pueblos del mundo; impone la hegemonía de la burguesía mediante un régimen de dominación,explotación y opresión, sobre el proletariado, los trabajadores y los demás sectores sociales, antagonismo que se expresa en la lucha de clases.

En Colombia, la hegemonía de clases se manifiesta mediante un régimen oligárquico-burgués con un Estado asimilado a los intereses de clase del Bloque Dominante y regímenes de gobierno al servicio del sistema capitalista, transnacionales y Conglomerados Financieros Internacionales, haciendo cada vez más grande la dependencia, explotación y miseria del pueblo colombiano. Los niveles de explotación, miseria, desigualdad e insatisfacciones sociales, han generado el conflicto social y armado que hoy se vive en el país. La voracidad del sistema capitalista, la guerra sucia y terrorismo de Estado no dan tregua y se agigantan los problemas sociales, porque no se resuelven ni siquiera las necesidades básicas del pueblo.

No se puede continuar desconociendo que hay un conflicto social y armado, que las causas del conflicto aun persisten y se profundizan. Ocultar esta realidad es una actitud de doble moral de quienes ostentan el poder y justifican las supuestas bondades del capitalismo. La insurgencia armada como consecuencia del conflicto social es una opción política, más no la responsable del mismo. La insurgencia somos un proyecto político, y las armas un elemento necesario para confrontar el avasallamiento de clase y terrorismo de Estado, para la defensa de la causa revolucionaria y el pueblo, para la defensa de la soberanía nacional y del Bloque Popular y Revolucionario.

La insurgencia colombiana tenemos una legitimidad popular y vigencia histórica, por lo tanto, somos una fuerza beligerante que se abrirá a la interlocución, sí solo sí, dicha interlocución es para tratar el conflicto social, sin la pretendida renuncia al proyecto revolucionario socialista, menos la rendición y entrega de nuestra fuerza político-militar. Pretender seguir estigmatizando a la insurgencia como terrorista, como carteles de la droga, como infractores de derechos humanos, como victimarios de delitos de lesa humanidad, es un sofisma de distracción, en tanto que, ni ética ni moralmente el régimen de gobierno y el Estado tienen la autoridad para sustraersen de su responsabilidad en este tipo de prácticas.

¡Basta ya de retóricas!. El conflicto social y armado se debe asumir como una realidad que requiere superarse con soluciones concretas; partiendo por rescatar la soberanía nacional y autodeterminación del pueblo colombiano, en este marco la insurgencia estará como proyecto político e interlocutor del pueblo oprimido y explotado; no como fuerza derrotada sino como sujeto político en la transformación estructural del sistema económico y social imperante.

El pillaje y saqueo de los recursos naturales por el capitalismo e imperialismo, jamás le resolverá su crisis, pero sí está ahondando la crisis social y humanitaria del pueblo, porque el régimen de gobierno oligárquico-burgués y el Estado sirve y se adecúa a los intereses del capitalismo y amo Yanki. Las soluciones de las necesidades y demandas sociales no se dan, solo hay represión, criminalización y penalización de la protesta social, más desempleo, recortes presupuestales, es decir mayor desigualdad, hambre, miseria y opresión del pueblo.

La locomotora minero-energética del gobierno de Santos, se constituye en una política de saqueo y entrega de los recursos naturales sin precedentes en nuestra historia nacional. Política que le está demandando al Estado mayor dependencia, más militarización en los campos y ciudades, menos beneficios y recortes económicos para las entidades territoriales en menoscabo de la educación, salud, vivienda, servicios públicos, empleo, producción agropecuaria, etc., y del ecosistema y biodiversidad.

El Frente de Guerra Oriental del Ejército de Liberación Nacional ELN, en defensa de los recursos naturales patrimonio de la humanidad, desarrolla una confrontación político-militar contra la infraestructura petrolera, las empresas multinacionales, subsidiarias y contratistas, como también adelanta retenciones económicas y políticas a empresas, empleados y trabajadores de las mismas; nuestra ofensiva políticoMontañas, militar sólo será considerada y/o replanteada si el gobierno nacional se compromete a:

1. Sustraer de los planes minero-energéticos, los territorios de Reserva Indígena y Parques Naturales.

2. Reparación, compensación e indemnización de los daños ambientales y sociales que ha ocasionado la explotación petrolera.

3. Impuesto Social de 10 dólares por barril extraído, que debe ser pagado por las multinacionales y entregado directamente a las comunidades para los Planes Alternativos de Desarrollo.

4. Indemnización por los daños ocasionados a las propiedades por donde pasan los oleoductos.

5. Rebaja de las tarifas de los combustibles hasta un 50 por ciento.

6. Eliminación de los peajes al transporte y nacionalización de todas las vías del país.

7. Que las Regalías vuelvan a ser del 20 por ciento de la producción y se vuelvan a establecer los porcentajes que se entregaban a los municipios y departamentos productores.

El ELN está en confrontación al Plan Nacional de Desarrollo: “Prosperidad para el Capital”, en especial de su locomotora minero-energética del gobierno de Santos y propone un Debate Nacional en pro de una verdadera política energética para el país y que beneficie los intereses nacionales y populares.

¡Contra el saqueo del petróleo!
¡Soberanía y resistencia activa!
¡No a la explotación mineroenergética!
¡Fuera multinacionales!
¡Contra la explotación capitalista e imperialista! ¡Guerra revolucionaria popular!
______________________________________________________________________________________________________

GUERRA SUCIA Y TERRORISMO DE ESTADO

Se ha hecho recurrente en la Región Oriental de Colombia, que el paramilitarismo aparezca y se difumine “por arte de magia”, sin que ello sorprenda, alarme o preocupe a las autoridades civiles y militares del régimen oligárquico burgués. Es de conocimiento generalizado que el paramilitarismo como fenómeno en el país, responde a un plan contrainsurgente y antipopular en el marco de la estrategia de dominación, explotación y opresión del BLOQUE DOMINANTE, en la lógica de acumulación del sistema capitalista e imperialismo norteamericano.

Dicho plan, no es más que la manera de expresar la guerra sucia y terrorismo de Estado, en contra de toda opción política y de lucha que genere el BLOQUE POPULAR y REVOLUCIONARIO. Por lotanto, es una práctica asimilada como legítima, dentro de la máxima que “el fin justifica los medios”; lo que implica que el pueblo no solo tiene que luchar y resistir ante la barbarie del capitalismo salvaje, sino que debe luchar y resistir ante la guerra sucia y terrorismo de Estado, que lo agrede, masacra y lo hace sumiso al régimen, esto refleja una doble moral en los
gobiernos y en las instituciones de justicia y control del Estado, cuando hablan de un “Estado Social de Derecho” que es garante de la vida, honra y bienes de todos los colombianos y colombianas.

En el Oriente colombiano y en el país, el paramilitarismo se ha institucionalizado sin ningún tipo de reparos y sigue jugando su papel de exterminio territorial, para que las transnacionales del petróleo y los mega-proyectos minero-energéticos avancen en el saqueo del petróleo y de los recursos naturales, en detrimento del patrimonio nacional, el ecosistema e intereses del pueblo.

El circo de la “supuesta” desmovilización de la máquina de muerte parainstitucional, cuestionado y denunciado por el salvajismo, terror y barbarie durante el mandato presidencial del narco-para-terrateniente Álvaro Uribe Vélez; sirve de marco para la nueva fase de guerra sucia y terrorismo de Estado. Esta fase responde a la expansión y aceleración de nuevos megaproyectos de las multinacionales, sin importar que los espacios geográficos sean territorios ancestrales, santuarios de fauna y flora, páramos proveedores de agua, parques naturales o lugares de habitación
de pobladores indígenas y campesinos.

Meta, Casanare, Boyacá, Arauca y Santanderes, giran en el ojo del huracán transnacional, porque sobre su espacio natural están centrados los existentes y nuevos megaproyectos minero-energéticos transnacionales, especialmente la explotación de petróleo y carbón, además, proyectos ecoturísticos de gran impacto ambiental; llegando al caso de dividir y generar polémicas entre el mismo pueblo, hay quienes defienden las supuestas bondades y beneficios de la acción depredadora de las multinacionales, porque han creído ciegamente en las farsas publicitarias del capitalismo donde ofrecen “prosperidad para todos”, y quienes con sentido de pertenencia y soberanía nacional luchan por proteger y defender el medio ambiente de la hecatombe del capitalismo.

Los megaproyectos tienen que avanzar y concretarse porque así lo requieren las multinacionales y la oligarquía vende patria. Entonces, para garantizar la inversión extranjera y saqueo de los recursos naturales, reactivan los “escuadrones de la muerte” financiados por las multinacionales, protegidos, entrenados y asesorados desde los cuarteles y bases militares del ejército y la policía. La creación de la VIII División del ejército tiene como finalidad la protección de la construcción y funcionamiento del Oleoducto Bicentenario Colombiano OBC, la protección del Oleoducto Caño Limón Coveñas y el desarrollo del terrorismo de Estado mimetizado en las “supuestas bandas emergentes”.

En el 2004 fue derrotada la ofensiva paramilitar en Arauca, pero con la construcción del OBC y la necesidad de garantizar la explotación del petróleo y planes minero-energéticos, los paramilitares vuelven a entrar en acción. “el 24 de julio del 2012, a las 10 p.m. en el casco urbano del municipio de Saravena, 7 unidades de la DIJIN (policía nacional), instalan retén como paramilitares, al ser reconocidos por la población, el comandante de la estación de policía de ese municipio reconoce este hecho como un error que será evaluado”. “El 30 de julio, aparece un panfleto de las supuestas Águilas Negras del Bloque Centauros del Arauca, amenazando a diputados, alcaldes y concejales del departamento de Arauca”…

Hechos como estos por citar algunos, de tantos, evidencian que está en marcha un plan macabro en contra de dirigentes y organizaciones populares, alcaldes, legisladores progresistas y de toda expresión social y política que cuestione la irracional explotación multinacional, que reclame indemnización del impacto ambiental y social de este desventajoso negocio para el pueblo colombiano.
Hacemos un llamado al Movimiento Popular y Revolucionario, a los demócratas y progresistas del Oriente y Colombia, a denunciar el recrudecimiento del accionar parainstitucional y cerrar filas para contrarrestar los propósitos imperialistas y transnacionales que volverán a llenar de muerte y luto a nuestra querida patria.

!Contra la ofensiva paramilitar,
Lucha Popular y Revolucionaria!.
______________________________________________________________________________________________________

14 DE SEPTIEMBRE DE 1980
14 DE SEPTIEMBRE DE 2012

Canción Elena en homenaje a la Primera Toma y surgimiento público del Frente Domingo Laín Sanz. 14 de septiembre de 1980

PRIMERA TOMA DE BETOYES

Un grupo pequeño de gente explotada
allá en el Sarare se hizo sentir
tomándose el puesto de allá de Betoyes
llamándose el Frente Domingo Laín

Matando unos cuantos, quitándoles armas
gritando no engañen con tal amnistía
de pronto el gobierno sintiéndose herido
mando unos soldados de allá de Yopal

Atrápenlos pronto a esos bandidos
que vienen al pueblo disque a liberar
cruzaron el Lipa, mataron colonos
dejando familias en la orfandad

Pero las guerrillas siguen avanzando
prometen al pueblo su sangre vengar
porque estando el pueblo toditos unidos
jamás el gobierno nos podrá acabar.

FRENTE DE GUERRA ORIENTAL
E L N
Ediciones VENCEREMOS...
Emisora Voz De La Libertad, 95.5 fm
NI UN PASO ATRÁS, LIBERACIÓN O
MUERTE.

¡Luchamos por ...
... LA LIBERTAD Y EL SOCIALISMO!

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS