Carta abierta a Gloria Gaitán Jaramillo
Fecha: 2012 12 23
Grupo: Ejército de Liberación Nacional (ELN)
País: Colombia
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


Carta Abierta

Respetada Compatriota:

Gloria Gaitán Jaramillo.

Tener la ocasión de escribirle, me traslada al final de la década de los 80, para recordar el encuentro con usted, en una de estas montañas llenas de testimonios, de cuanto esfuerzo y sacrificio hemos hecho para conseguir la paz.

Ya en otra dimensión de la Vida, está el Comandante Manuel Pérez a quien tanto le apasionó el tema de la paz y con quien usted intercambio ampliamente.

Usted se entrevistó con nosotros, justamente para hablar de paz, de salidas dialogadas al conflicto y allí le manifestamos nuestro compromiso para ese objetivo, solo con una condición que es de conocimiento público: El ELN es una organización insurgente que ha sido y sigue siendo útil a la vida del país, razón por la cual al adentrarnos en un proceso de paz, no concebimos nuestra desaparición sino la inclusión en un proceso que reconstruya el país, supere la guerra y aborde un proceso que es complejo, para la superación del conflicto, que es ante todo social y de su gravedad surgió el conflicto armado, que también debe ser superado.

Bajo esta consideración, continuamos batallando por buscar la paz porque seguimos convencidos que aunque sea tan esquiva y difícil, es la salida mas sensata y que nos merecemos todos, luego de mas de medio siglo de guerra desde el poder, como usted lo afirma en su carta dirigida al presidente santos y los compañeros de las FARC, que tuvo la gentileza de enviarme copia, gesto que agradezco y me permito responderle.

Usted abre su carta refiriéndose a un tema que necesariamente nos lleva al delicado asunto de las Víctimas del conflicto, situación que ha estremecido la sociedad entera. El movimiento que ellas han creado, plantea la urgencia de la Verdad la Justicia y la reparación y el ELN considera que un proceso de paz serio requiere asumir esos tres componentes referidos a las víctima pero además, que ellas, como parte integral y sensible de la sociedad afectada por la guerra, tiene el derecho de plantear el diseño de la paz que requiere Colombia y dentro de ello lo referido a su pensamiento sobre una justicia, consecuente con lo ocurrido en esta guerra y de cara a la paz.

El Estado Colombiano, obligado constitucionalmente a velar por la honra y bienes de los ciudadanos, pasó de ser ese garante, a convertirse en el principal agresor y responsable, no solo de los mas atroces crímenes de lesa humanidad a lo largo de esta larga guerra y justamente, una de las páginas dolorosas usted las menciona en su carta referida a las matanzas acaecidas que con dolor de patria y valentía denunciara su padre, el dirigente popular Jorge Eliécer Gaitán.

Si usted doña Gloria, con toda razón, trae a nuestros días la denuncia contra el Estado y sus gobiernos desde 1946 por los atroces crímenes cometidos y la exacerbación de la violencia contra los luchadores populares, a ello hay que agregarle la larga cadena de crímenes de Estado desde entonces.

Entonces debemos preguntarnos si puede ser sensato que ahora los mismos herederos de ese Estado terrorista, deban ser los jueces que definan y apliquen justicia a quienes producto de esa guerra que desató el Estado contra el pueblo, se levantaron en armas para defender su vida y tener la posibilidad de luchar por la justicia y la paz.

El ELN, de profundas raíces gaitanistas y camilistas, desde la concepción de la lucha popular por la justicia, la democracia, la liberación nacional y la paz, se erigió además en los hombros de destacados líderes gaitanistas del momento y recibió el irrestricto apoyo del pueblo en dos bastiones gaitanistas, Barranca Bermeja y San Vicente de Chucurí para irradiarse luego en todo el territorio nacional.

Doña Gloria, hoy cuando se están abriendo las puestas de un proceso de paz, el ELN reivindica su llamado cuando afirma que: "La marcha victoriosa que adelantaba el pueblo en 1948, bajo la conducción de mi padre, debe retomarse por las vías cívicas en manos de los descendientes de los héroes que cayeron en aquella batalla por una Colombia equitativa y justa, proceso civilista que el Estado truncó y que generó, a la fuerza, el surgimiento de la lucha guerrillera”.

No hay duda que solo si el pueblo organizado y en lucha, encuentra los espacios para vincularse de manera decidida y plena al proceso de paz, este será exitoso. Pero además un proceso de paz en Colombia hoy, sin el protagonismo de los sectores populares y medios del país, es una caricatura de paz.

El proceso de paz que está en marcha es dispendioso, hay profundas desconfianzas entre las partes, además de grandes contradicciones en el tipo de paz de que estamos hablando, la activa presencia en el poder actual de corrientes retardatarias, y militaristas que siguen encarnando el Terrorismo de Estado, es una espada de Damocles que pende sobre el proceso de Paz.

Los constantes asesinatos de luchadores populares, defensores de Derechos Humanos y la suerte de los dignos que confiados en ofertas de paz de gobiernos anteriores fueron vilmente asesinados, ronda en la mente de los insurgentes y dirigentes populares; por ello solo la certeza de que esta vez esas dolorosas páginas no se repiten, pueden dar confianza.

Recibimos con profundo respeto y agradecimiento su disposición para que tengamos acceso a la documentación que usted menciona y no tenemos duda que ello constituye una poderosa herramienta referida a los trágicos sucesos de la violencia de la década de los años cuarenta, dignos de tenerse en cuenta en este proceso de paz y aquí hay que recordar aquella inocultable verdad de que “quien no conoce la historia está condenado a repetirla”

Reconociendo en usted, una destacada luchadora por la paz y valorando que puede aportar mucho en este proceso que se está abriendo, deseamos mantener la comunicación y que el torrente por la paz que comienza a prender en las organizaciones sociales y populares, nos encuentre siempre dispuestos a las nuevas jornadas por la paz y el futuro que soñó el dirigente popular Jorge Eliecer Gaitán y que queremos y nos merecemos todos.

Con sentimientos de admiración y respeto:

!!!GAITÁN VIVE EN EL CORAZÓN DE LOS COLOMBIANOS HUMILDES!!!

Colombia para los trabajadores.
Ni un paso atrás liberación o muerte.

Por el Comando Central:
Nicolás Rodríguez Bautista.

Montañas de Colombia.
Diciembre 23 de 2012

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS