Entrevista a uno de los comandantes del Frente de Guerra Nororiental del ELN
Fecha: 2005 08 01
Grupo: Ejército de Liberación Nacional (ELN)
País: Colombia
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


Entrevista a uno de los comandantes del FGNO del ELN

1.¿Ve con buenos ojos el Comando Central (COCE) del ELN la última propuesta de la Iglesia Católica de buscar un “prediálogo” con el fin de lograr un cese de hostilidades que lleve luego a un acuerdo de paz?


El ELN siempre ha visto con buenos ojos cualquier esfuerzo de diálogo o pre-diálogo que apunte a construir un camino de paz. Desde luego que un pre-diálogo no puede estar condicionado a discutir lo de un cese al fuego, sino que además analice el conjunto de obstáculos que impiden la paz. Para el momento venimos conversando con diversos facilitadores algunas iniciativas que apuntan en la dirección que le comento.


2.De ser así, ¿cuál considera el COCE que debe ser el lugar más propicio para avanzar en la búsqueda de la paz? ¿Colombia o un país extranjero amigo?


Lo más importante para la paz de Colombia no radica en el lugar o escenario geográfico donde se realicen las reuniones, sino en los contenidos que se discutan y en los participantes. En tal sentido se requiere una agenda social donde se planteen las transformaciones que requiere Colombia para marchar hacia una democratización real, y que en el diseño de dichas transformaciones participen los diversos sectores de la sociedad, sobre todo aquellos que desde siempre han sido excluidos. En este contexto los escenarios podrían ser combinados, en el país y en el exterior.


3.¿Cuáles deben ser las condiciones iniciales propicias que el ELN propone para iniciar un prediálogo con el Gobierno de Uribe?


Hemos dicho que el ELN se encuentra en pre-diálogo, desde hace rato, con diferentes organismos y personas facilitadoras. Se trata de examinar iniciativas que hagan viable un proceso de paz. En el encuentro de Paz realizado en Cali el pasado 25 y 26 de agosto, dijimos que existen 5 obstáculos que impiden la paz, y que mientras ellos no sean superados todo esfuerzo será vano.


4.Por el contrario, ¿se debe seguir la propuesta de la Comisión Facilitadora de hacerlo sin ningún tipo de agenda o condición?


Hay una propuesta interesante que combina un diálogo exploratorio del ELN con la sociedad y un eventual encuentro del ELN con el Gobierno. Por ahora la estamos examinando con los diferentes facilitadores, para ver si desde una óptica constructiva se pueden superar los 5 obstáculos que hemos señalado: 1) negar las causas sociales, económicas y políticas que originaron el conflicto y por tanto el no reconocimiento de la necesidad de hacer reformas y transformaciones en esos aspectos, 2) El bloqueo a la participación de la sociedad en la construcción de la paz, 3) Negar que el conflicto ha producido una profunda crisis humanitaria en los sectores más empobrecidos de la sociedad y que requiere ser atendida con prioridad y a la par que se trabaja por la solución política, 4) La negación que hace el actual gobierno de la existencia del conflicto interno, y 5) La falsa negociación del gobierno con los paramilitares, pues jamás existió una guerra entre ellos, siempre ha habido cooperación y coordinación, de paso la mal llamada “Ley de Justicia y paz” es el más burdo instrumento de impunidad, que benefició a los victimarios y castigó a las víctimas.


5.¿Por qué es tan importante que se reconozca la existencia del conflicto armado interno en Colombia?


Si no hay conflicto interno, entonces para qué vamos a dialogar, para qué buscar la paz. Hay una tremenda confusión conceptual en el discurso del gobierno, o se equivocó cuando formuló su estrategia. No es un querer enredar las cosas o crear problemas, no. Se trata de hacernos claridad para ver para donde se puede caminar. El Gobierno ha dicho que en Colombia no hay conflicto interno, sino “una amenaza terrorista”, y con base en estas formulaciones trazó su estrategia: “aniquilar el terrorismo". Si se trata de “una amenaza” lo correcto hubiese sido una estrategia preventiva, por que sólo se trataba de una amenaza, pero se montó una maquinaria de guerra y se dijo que la iba a ganar en 18 meses, lo coherente hubiese sido reconocer un conflicto y estudiar la opción de superarlo de otra manera. Desafortunadamente para el Presidente resultaba mejor decir que había una amenaza y conjurarla violentamente, pero por esa vía volvemos a llegar al mismo punto, pero agravado: agrandar el conflicto para ahora decir que si existe. También se podría argumentar que como no había conflicto, lo mejor era crearlo para luego decir que sí existía. Lo que sí está claro es que entre los paramilitares y el Estado no había conflicto.


6.¿Desde el punto de vista del COCE ¿Hay posibilidades reales de iniciar un diálogo en el año que le queda a este Gobierno?


Hemos señalado que existen varios obstáculos para avanzar en un proceso de paz, si dichos obstáculos no se superan será muy difícil iniciar un camino serio. Esto no quiere decir que no vamos a seguir trabajando por construir esa ruta hacia la paz.


7.De ser positivo el fallo de la Corte Constitucional y se establece la reelección inmediata ¿Afectaría esto el desarrollo o la decisión de lograr un proceso de paz?


Por lo general en política también se contemplan posibles escenarios de futuro, pero al final la política tiene que enfrentarse con la realidad que se configure en el momento, independientemente de lo que se haya previsto. Por ahora la tarea está en la Corte, y hasta tanto ella no falle no es bueno especular.


8. En caso de iniciar un proceso de paz ¿cuál o cuáles serán los voceros del ELN?


El ELN, más que pensar en sus propios voceros, está más interesado en los voceros de la sociedad, su preocupación está en que los grandes sectores excluidos de siempre puedan participar en este ejercicio de diseñar el futuro de Colombia. Desde luego que el ELN tiene definido unos niveles de participación en este proceso, entre los que se encuentra Francisco Galán y otros dirigentes importantes.


9.¿Cómo calificar el viraje dado por el gobierno en el último mes, donde prácticamente cada semana hace un nuevo anuncio sobre los procesos de paz con las organizaciones insurgentes?


Parece que se quisiera mover algo, pero no se mueve, recurrentemente vuelve al mismo esquema. La esencia de los virajes no está en lo que se diga, sino lo que se haga en la realidad. Hasta ahora lo concreto ha sido su tremendo favoritismo con los paramilitares, los legalizó, los cooptó para fortalecer las acciones del estado. Y las víctimas del paramilitarismo fueron castigadas, ¡no hay derecho!, sino derecha. De otro lado, recordemos que el país ya entró a campaña electoral, y en tal sentido, Uribe pretende mejorar su imagen utilizando la bandera de la Paz.


10.¿Ven cercano un proceso de paz con las Farc? ¿O al menos un acuerdo humanitario?


FARC ha trabajado de manera reiterada por un acuerdo humanitario que permita la libertad de sus compañeros presos y la liberación de las personas que están en su poder. El que no se haya dado no sólo depende de ellos. Buscar soluciones a fenómenos generados en un conflicto es parte del esfuerzo por construir un camino de paz. Llegar a una meta, más pronto o más tarde depende mucho de lo transitable que puedan ser dichos caminos. Se que todos somos potenciales caminantes hacia la paz.


11.¿Cómo están las relaciones Farc –ELN? Algunos analistas dicen que las Farc en ocasiones impiden que el ELN haga un acuerdo de paz...


Cuando las situaciones operativas lo permiten tenemos buenas comunicaciones entre las Comandancias nacionales, y en algunas regiones mantenemos coordinaciones a nivel político y militar. Es elemental que en política todos interactuamos, desde lo que piense, diga y haga el enemigo, hasta lo que en estas mismas esferas se manifieste en el campo de nuestros amigos debemos tenerlos en cuenta, eso no quiere decir que el ELN esté supeditado a FARC. Ambas organizaciones somos autónomas y soberanas.


12.¿Ya hay resultados o responsables en la investigación interna del ELN por el error en el que murieron cuatro personas entre Teorama y Ocaña?


Si, ya se hizo una primera investigación de los hechos y se corrobora que existió un error garrafal en la inteligencia y verificación de lo que se pretendía golpear. Se está en una segunda fase para precisar responsabilidades concretas en los hechos y en el diseño operativo que condujo a tan grave error.


13.¿Cómo recuperar la credibilidad entre las partes luego de estos hechos?


La credibilidad siempre está sustentada en la capacidad que se tenga para decir la verdad por dura que ella sea, y por actuar en correspondencia con ella, quiere decir que se necesita coherencia entre lo que se dice y lo que se hace, pero además se requiere del valor para reconocer los errores cuando se cometen. El ELN tampoco evade la crítica de otros, al contrario, la acepta y con sus reflexiones la proyecta para que se de un aprendizaje colectivo.


14.¿Cómo funcionan los procesos de investigación al interior del ELN por errores como ese o el de Machuca?


Partimos que a todos los niveles del ELN existe vigilancia, por eso cuando se detecta un error, una falla, un problema, es porque desde alguna instancia de la organización lo ha informado, de igual manera nos puede llegar desde una comunidad. En ese instante se conforma una comisión de investigación que corrobora los hechos y entrega un informe a los mandos respectivos, que puede ser a la Comandancia de un Frente de Guerra y esta informa a la Dirección Nacional, estas dos instancias convocan a un Tribunal Disciplinario, donde el acusado tiene derecho a un defensor. Al final del juicio el tribunal define una sentencia en correspondencia a la normatividad interna que tiene el ELN, el acusado tiene el derecho de apelación ante el Comando Central.


15.¿Qué lectura para ustedes pudo tener en el exterior ese error y la posterior petición de perdón por parte del ELN?


Al ELN nadie le preguntó si era responsable de esos hechos, fue el mismo ELN quien lo comunicó, como una convicción frente a la verdad. Entonces se mezcla la crítica hacia nosotros, desde luego justa, pero también nuestro valor para reconocer la verdad.



© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS