República Mexicana, 29 de agosto de 2013 (2º comunicado)
Fecha: 2013 08 30
Grupo: Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario
País: Mexico
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


AL PERIODISTA RAYMUNDO RIVA PALACIO
AL PUEBLO DE MEXICO

¡HERMANAS, HERMANOS, CAMARADAS!

Sr. Riva Palacio, para todos es positiva la discusión pública para despejar en el vasto campo de la lucha de clases, en donde incluye la lucha ideológica en la cual participa con sus opiniones, las posiciones políticas e ideológicas de cada uno de los actores de manera clara, por eso cuando escribe va dejando indeleblemente posiciones y hechuras fieles al bando al cual pertenece en la lucha de clases. A nosotros no nos causa molestia ni nerviosismo alguno, como supone usted y grupos apócrifos. Por el contrario siempre fijaremos nuestra postura ante los acontecimientos en el país y desde luego responderemos a cuanta opinión o intento de calumnia y difamación se fabrique en nuestra contra.

Una tesis del Estado mexicano para deslegitimar la lucha revolucionaria ha sido la de tratar de vincular por todos los medios la lucha armada revolucionaria con el narcotráfico o la delincuencia organizada, es la tesis de la “narco guerrilla” esgrimida desde el Pentágono. Un hecho invinculable e inexistente, que al parecer dicha tesis usted ya la asumió como irrebatible, pues no lo es.

El narcotráfico y la delincuencia organizada como hemos sostenido, es un fenómeno desde y para el Estado mexicano, a estas alturas son múltiples las pruebas de la participación de instituciones, funcionarios públicos de diferentes niveles, así como mandos policíacos y militares en esta actividad propia de la descomposición y para la oxigenación del régimen.

Por tanto, el argumento de la vinculación de “grupos armados” (suponemos que se refiere a los revolucionarios) con el narcotráfico no es sustentable, y en todo caso si usted tiene pruebas, ¡preséntelas!, sólo le recordamos que en una ocasión un militante de nuestro partido le explicó en una amplia carta la situación que privaba en Michoacán ante su desconocimiento de los costos de la guerra contra el narcotráfico en esa región del país, en donde se le puntualizaba que no todos los Valencia son narcotraficantes y que éstos no tenían el control de poblaciones y territorio que se difundía en los medios de comunicación.

Su insistencia forzada de vincular al movimiento revolucionario y el narcotráfico ya no es un simple desconocimiento de la realidad, lleva implícita toda la intención de criminalizar la lucha popular de amplias regiones de estos estados, además tipifica tanto a pueblos, comunidades y organizaciones legales y revolucionarias de ser sujetos sin ningún principio político-ideológico de fácil absorción y manipulación por el narcotráfico.

Su posición, como la del Estado mexicano, ha sido la de sobredimensionar a grado mítico a personajes y grupos de presuntos delincuentes para justificar la militarización e infundir el terrorismo de Estado. Los únicos vínculos informales y formales que existen es entre estos grupos y el Estado mexicano, las pruebas están ampliamente documentadas, son la nota del día.

Señor Riva Palacio, no pretenda diluir o esconder sus falsas afirmaciones en un tercero, en este caso la creación de inteligencia, el ERP. Afronte el hecho que se ha equivocado en sus juicios respecto a nuestro partido, coincidentemente se apega de forma precisa a la versión policíaca- política del Estado. Nosotros no amenazamos a nadie, no es ni será nuestra actitud, se supone que en la discusión se tiene derecho a réplica, es la que ejercemos, porque no podemos quedarnos callados ante una infamia, tenemos el derecho y la obligación de desmentir cuantas veces sea necesario.

Generalmente hemos respondido a sus falsas apreciaciones y algunas veces no lo hemos hecho por prudencia y lo burdo del planteamiento, o bien por ocuparnos de asuntos mayores, ello no significa aceptación tácita de sus aseveraciones . Tenemos claro desde qué posición se asume y a quién beneficia esa opinión, nosotros así lo entendemos y para muchos actores políticos está clara su posición.

Con respecto al confort ¿A cuál se refiere al burgués o al proletario?, ¿Cuál es el suyo?, ¿qué tipo de confort ha ganado con su pluma? Ahora resulta que los revolucionarios no tenemos derecho a voz, a ejercer nuestra opinión, a contradecir a periodistas de su talla que asumen tener la verdad absoluta y que está cautivado por conveniencia de sus fuentes policíacas. Qué contradictorio es, cuando se opera militarmente nos dicen violentos y llaman a desarrollar la lucha por otros medios, y cuando a valoraciones políticas damos un posicionamiento se nos cuestiona por no hacer uso de la crítica de las armas, lo que denota la incomprensión de qué es hacer la revolución y de qué lado se está.

Por enésima ocasión, nosotros no realizamos secuestros, llámesele como se le llame, ni actividades de orientación delincuencial para sostener la lucha revolucionaria, no nos confunda señor Riva Palacio, nuestro pueblo es una cantera inagotable de recursos para la revolución y no tenemos necesidad de recurrir a esas actividades, aunque usted no lo conciba. Por eso resulta falsa y ruin la aseveración de que en tiempos del gobierno foxista en una de nuestras casas encontraron “decenas de millones de pesos” producto del secuestro del empresario Ángel Losada. Una mentira mediática más que se suma al expediente policíaco para juzgar a los revolucionarios que sean detenidos.

Efectivamente, se acepta que desde la fundación de nuestro partido en 1964 hemos estado en lucha irreconciliable contra el régimen y por eso tenemos el reconocimiento público como fuerza insurgente, cuarenta y nueve años de lucha revolucionaria nos respaldan. Si mencionamos las maniobras de contrainsurgencia es porque no está enderezada sólo contra nosotros, abarca a toda voz de inconformidad y procesos organizativos de carácter popular, la denunciamos porque hay plumas desde los medios de comunicación que la pretenden ocultar o ignorar y desde el Estado enmascararla en esta última década con la falsa guerra al narcotráfico.

Es de destacar que al igual que un general del ejército federal, usted al supuesto ERP le da expedito reconocimiento y curiosamente hasta lo defiende. No, nuestra respuesta no es producto del nerviosismo, tampoco apresurada o poco inteligente como equivocadamente afirma, constituye una necesidad deslindarnos con lo que no somos y tampoco ha sido nuestra trayectoria, somos revolucionarios que luchamos al lado de nuestro pueblo de manera racional e ideológicamente convencidos de objetivos y métodos, no pretenda etiquetarnos como delincuentes.

Nos despedimos como iniciamos, convencidos de que la discusión política con responsabilidad es necesaria y benéfica para llegar a conocer la verdad histórica, pero eso no tiene nada que ver con la calumnia y la deslegitimización de nuestro partido y lucha.


¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!
¡POR LA PRESENTACION DE TODOS LOS DETENIDOS DESAPARECIDOS DE AYER Y HOY!
¡A EXIGIR LA LIBERTAD DE TODOS LOS PRESOS POLITICOS DEL PAIS!

¡POR LA REVOLUCION SOCIALISTA!
¡VENCER O MORIR!
¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!
¡RESUELTOS A VENCER!
¡CON LA GUERRA POPULAR¡
¡EL EPR TRIUNFARA!

COMITÉ DE PRENSA Y PROPAGANDA
DEL
PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO
PDPR

Año 49.
República mexicana, a 29 agosto de 2013.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS