Entrevista al Comandante Nicolás Rodríguez (Por Tomás Eliaschev)
Fecha: 2013 11 11
Grupo: Ejército de Liberación Nacional (ELN)
País: Colombia
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


ENTREVISTA AL COMANDANTE NICOLÁS RODRÍGUEZ

Por Tomás Eliaschev / Revista Veintitres

El consejo Editorial de nuestro periodico nacional INSURRECCIÓN, reproduce la entrevista entregada resientemente, por el Comandante Nicolás Rodríguez, al periodista argentino Tomás Eliaschev, quien trabaja para la Revista Argentina Veintitres.

1. El ELN ha cumplido 49 años, casi medio siglo de lucha insurreccional. ¿Qué balance hacen?

-Cuando caminábamos, los 16 marchantes aquel 4 de julio de 1964, nadie sabía que existíamos, cada uno de los marchantes llevábamos en la mente y el corazón, la esperanza de un mañana de justicia y dignidad; hoy muchos y muchas en Colombia, nos ven como parte de sus esperanzas por una Colombia digna y en paz, eso afianza nuestro compromiso y eleva las ganas de seguir luchando, pero además muestra, cuanto hemos avanzado.

Varios analistas han afirmado que somos como el ave Fénix que renace de sus cenizas, Cuando apenas empezábamos, comenzando 1966 ante la desgraciada caída del Sacerdote y comandante guerrillero Camilo Torres, nos decretaron la muerte política, sin embargo, su ejemplo nos sirvió de aliento, no solo a nosotros sino al movimiento de masas que se irguió para seguir adelante, hoy Camilo es un símbolo de cristianos y no cristianos, de quienes luchan dentro y fuera de nuestras fronteras y se equivocaron los que creyeron que con su muerte física, truncaban la lucha popular y guerrillera. Que lo diga la propia historia porque mis afirmaciones pueden ser apasionadas y de verdad lo son porque soy de los que creen en la victoria, ante las derrotas.

El más destacado cuadro intelectual y guerrillero integral, con la columna guerrillera que tenia en sus filas mas de las dos terceras partes de los integrantes de la guerrilla rural del ELN, dio la vida dignamente junto a sus hombres, luego de dos meses de consecutivos golpes militares desventajosos, dentro de un cerco militar enemigo, en lo que se conoce en nuestra historia, como la derrota militar en la batalla de Anorí, al finalizar 1973. De nuevo allí los estrategas políticos y militares del régimen, nos decretaron enterrados y no faltaron quienes nos pusieron como ejemplo de lo que no debe hacerse en la lucha, pocos años después nos extendimos a lo largo y ancho del país para ser un ELN nacional.

Hoy es muy contradictoria la afirmación de los analistas burgueses que afirman que la insurgencia colombiana está muy debilitada y sin perspectivas. ¿porque entonces los mayores gastos del presupuesto nacional son para invertirlos en la guerra, con unas Fuerzas Armadas gubernamentales que superan el medio millón de efectivos, que sigue creciendo y es el segundo ejercito mas grande y mejor dotado técnicamente después de el de los EE. UU? ¿Porque entonces afanarse tanto y gastar tan alto presupuesto si estamos a punto de la derrota?

Nunca nos hemos ufanado de ser fuertes, pero debemos volver a decir que nuestra fuerza radica en el pueblo.

Así como ayer fue necesario levantarnos en armas para luchar y resistir al Terrorismo Estado, arma predilecta de la oligarquía colombiana contra las justas luchas populares y sociales, hoy sigue teniendo plena vigencia la lucha armada revolucionaria, porque como lo afirmó Camilo cuando se fue a las montañas, las vías legales están cerradas para que el pueblo acceda al poder. Como amantes de la paz, queremos que esa dura realidad cambie y hacer de la política la acción valedera para seguir luchando, mientras llega ese momento, no queda otro camino distinto al de seguir luchando y resistiendo como guerrillas revolucionarias.

Mire usted que la dirigente del Polo democrático Clara López le dijo hace unos meses al presidente Santos, que en Colombia no existen garantías para que los partidos de oposición desarrollen su acción política. Esto a propósito de recientes panfletos que amenazan de muerte a los opositores y dirigentes sindicales; pero además por los asesinatos de dirigentes populares y defensores de Derechos Humanos, cualquier similitud con lo que afirmó Camilo hace casi 50 años no es mera coincidencia.

2. Ustedes dicen “el pueblo habla, el pueblo ordena”. ¿Creen que el pueblo no quiere lucha armada?

-Cuando el pueblo no quiera la lucha armada, ésta desaparecerá indefectiblemente. El que en estos 50 años las guerrillas se mantengan activas y en todo el país, demuestra que esta forma de lucha tiene plena vigencia y que el pueblo la respalda, si no fuera así habríamos desparecido, porque lucha revolucionaria que no cuente con el apoyo popular, fracasa.

Los más interesados en que se abran los causes políticos para que sea por esa vía que se alcancen las grandes transformaciones que el pueblo reclama, somos los insurgentes, por ello planteamos la urgencia de Una Salida Política al conflicto.

3. Lo hemos visto cantando en un video que circula en Internet una canción “elena”, donde canta que está “enamorado” de la serranía de San Lucas porque “en su seno imponente guarda secretos de lucha”. Cuéntenos un poco sobre este lugar, a quiénes no tenemos la posibilidad de conocerlo.

-“Ho serranía de San de San Lucas,

cuna de mis compañeros,

déjame enviarle un suspiro

a los héroes guerrilleros”

Ese es el coro de una canción inédita de mi inspiración, que cuenta pasajes luminosos y tristes de la Serranía.

Va a llegar el día no tan lejano, en que pueda enseñarle la serranía y sus encantos; sus gentes, sus riquezas, sus ríos majestuosos que se ven como inmensos espejos desde sus cordilleras, su historia de luchas y sueños; entonces comprenderá mejor el hechizo de mis canciones.

Yo tenía 18 años cuando llegué a la Serranía, iba de Santander del Sur y crucé el río Magdalena mediante una verdadera odisea, esquivando una operación militar antiguerrillera. Apenas me acompañaba el compañero Ovidio Martinez que varios años después moriría dignamente en el Valle del Cauca, bajo las banderas del entonces movimiento guerrillero M19. Finalizada la travesía cumplimos la delicada misión de entregar un dinero a la comandancia guerrillera.

Durante mas de 25 años recorrí sus montañas, y regiones circundantes, me encariñé profundamente de sus gentes, asimilé mucho mejor las tácticas y los secretos militares, acrisolados en el combate y me hice comandante guerrillero.

La parte mas alta de la Serranía es como un estandarte que mirando al Norte, besa el espejo conformado por la confluencia de los dos ríos mas grandes que bañan a Colombia de Sur a Norte, el río de la Magdalena y el río Cauca; los mismos que sirvieron de rutas de penetración a los conquistadores españoles, hace mas de 500 años para imponer su dominación a las tribus indígenas que poblaban Colombia y que resistieron heroicamente hasta casi su exterminio y que hoy están de nuevo en heroicas batallas de lucha y resistencia.

Sus montañas alojan en su vientre toneladas y toneladas de Oro que hasta ahora y salvo excepciones, han sido explotadas por campesinos y mineros artesanales, que ahora el Estado declara ilegales, dentro de una política antipatria que quiere limpiarle el camino a los capitales transnacionales, que buscan convertir la serranía en un inmenso socavón, donde se entierren las esperanzas y los sueños de sus verdaderos dueños.

Por eso la lucha allí ha sido y es encarnizada, la guerrilla con el irrestricto apoyo de la población, nos hemos peleado centímetro a centímetro el territorio, al punto que las empresas extranjeras siguen haciendo cola desde hace mas de 20 años para entrar a apoderarse de esas riquezas y como carne de cañón han llevado a la muerte a miles de soldados policías y paramilitares que han pretendido aniquilar la insurgencia y la resistencia popular.

El cabecilla paramilitar Carlos Castaño murió soñando colgar su hamaca en el pico más alto de la serranía llamado LA TETA DE SAN LUCAS, una vez derrotara la insurgencia, los elenos calculamos que en esa confrontación en el Sur de Bolívar, han muerto más de 2.500 paramilitares.

Fue en esa misteriosa Serranía, que luego de quedar solo, al finalizar un combate en 1974, el Comandante Manuel Pérez Martines que entonces tenía 4 años de haberse incorporado al del ELN, vivió la mas impactante odisea de su vida guerrillera cuando decidió cruzar la serranía de occidente a Oriente, desde los afluentes del río Cauca hasta el Río Magdalena y caminó 26 días consecutivos por su selva inhóspita, sin encontrar pobladores en esa intrépida aventura, que poblador alguno hubiese intentado realizar y que llevó a cabo el comandante, en el propósito de re-contactarse con sus compañeros de guerrilla.

Es normal que personas que no han vivido el impacto de los rigores insurgentes, en una guerra de tantos años como la que nos ha tocado, sientan extrañeza ante la sensibilidad que llevamos a flor de piel, que nos hace llorar por amores o desamores, ante una despedida, o sufrir profundamente por el dolor o las injusticias que viven otras personas distantes de nosotros, o disfrutar de una mirada dulce, crisparnos del impacto difícil de describir cuando los rayos de la luna en la Serranía se asoman clandestinos, antes que ella deje ver su desnudez y su inocencia, que hace salir canciones de lo mas profundo de nuestra almas, en una noche de resplandores, luego de una extenuante caminata guerrillera.

Así somos los elenos y las elenas que seguimos buscando acercar los sueños a la realidad, para que un día, nos fundamos en un eterno abrazo de libertad, los pueblos de esta gran América a la que ayer le dio su vida Bolívar, san Martín, Martí, Sandino y tantos otros a quienes hoy seguimos sus pasos porque somos sus hijos e hijas y herederos.

4. Disculpe el atrevimiento, pero queremos saber sobre usted, ¿qué datos biográficos considera que son importantes mencionar sobre su vida y nos puede proporcionar? ¿Hace cuánto que es guerrillero? ¿Qué hacía antes? ¿Cuál es su oficio, más allá de ser comandante? ¿Tiene vocación artística? ¿Tiene familia? ¿Cuáles son sus orígenes?

-Mi padre fue un artesano de los que participaron en una insurrección fallida, unos años después de la llamada masacre de las bananeras, la mas espantosa porque se calcula que mas de mil personas fueron masacradas el 6 de diciembre de 1928, cuando sus reivindicaciones recibieron como respuesta las balas de un ejercito que desde entonces tiene sus uniformes manchados de la sangre de inocentes y que protege el capital de los poderosos mientras ve a su pueblo como enemigo.

En esa fallida insurrección fue detenido y juzgado por rebelión pagando su condena en una cárcel.

Señalado como dirigente de la revuelta junto a cientos de luchadores populares y amenazados de muerte, varios de ellos marcharon a lugares discretos para evitar ser asesinados.

Mi padre junto con dos compañeros, marcharon al municipio de San Vicente de Chucurí en el departamento de Santander y de muy bajo perfil compraron un terreno que empezaron a trabajarlo produciendo unos años después, caña de azúcar, cacao y pastos, con lo que organizaron una pequeña ganadería.

Allí fruto de la unión de mi padre, Pedro Rodríguez y mi madre Carmen Rosa Bautista, nacieron y comenzaron a crecer mis 6 hermanos y hermanas mayores.

Pero el futuro de la sociedad de Arturo Meneces, Rodolfo Flores y Pedro Rodríguez, presentaba oscuros nubarrones porque los tres preferían seguir la lucha y por eso la próspera sociedad económica pronto se derrumbó.

Era la década de los 40 y los gobiernos conservadores de Mariano Ospina Pérez y Laureano Gómez recurrían a los escuadrones de la muerte en varias regiones del país, para sofocar las luchas populares, entonces mi padre y sus dos socios se dispersaron y comenzaron una vida semiclandestina.

El líder popular Jorge Eliécer Gaitán se crecía como dirigente, interpretando los intereses del pueblo, denunciando la criminalización de las luchas populares y llamando al pueblo a unirse para luchar contra una oligarquía que recurría a la ilegalidad con tal de impedir los avances de las luchas populares.

Su defensa magistral de las víctimas de la masacre de Cienaga Magdalena donde se dice que murieron mas de mil trabajadores bananeros ametrallados por órdenes del coronel Vargas, produjo gran simpatía popular y el odio infinito de sus enemigos que los llevaron a asesinarlo el 9 de Abril de 1948, cuando se calculaba que era el seguro ganador de las elecciones presidenciales que se llevarían a cabo en 1950.

Su asesinato conmocionó el país, los ánimos populares se desbordaron y comenzó una verdadera carnicería humana donde la oligarquía buscaba aplastar la rebeldía en lo que se conoce en Colombia como LA EPOCA DE LA VIOLENCIA que dejó en cuatro años mas de 350 mil muertos todos de los sectores humildes del país y un número indeterminado de desplazados que luego fueron la mano de obra barata de las empresas capitalistas que empezaban a surgir.

En medio de esa convulsionada realidad, me parió mi madre el 1 de Diciembre de 1950.

La región de san Vicente de Chucurí se convirtió en un área de resistencia de las guerrillas liberales gaitanistas que surgieron luego del asesinato del inmolado dirigente Jorje Elicer Gaitán.

Cuando tuve uso de razón, la violencia había pasado pero quedaban muy frescos los recuerdos, junto al miedo y la clandestinidad de muchos alzados en armas que no quisieron amnistiarse y que luego fueron perseguidos por el gobierno y cazados como a fieras, generando más terror, dolor y odios. Estos guerrilleros, no se amnistiaron por el miedo a ser asesinados una vez fueran identificados, pero aun así esa fue su suerte.

Lo que conocí entonces de lo que fue la prospera finca de la que mi padre fue socio, eran escombros de cañaduzales quemados, ruinas de construcciones donde se molía la caña; lo que habían sido potreros eran ahora matorrales que tenían notorias huellas del fuego a que fueron sometidos.

Sobre esos escombros volvieron el sudor, la alegría y la fuerza de trabajo para que de nuevo hubiese vida y producción y allí comenzó mi adolescencia al lado de 17 hermanos y hermanas de una familia sencilla, muy unida que le guapeaba a la pobreza porque los sueños de prosperidad de mis padres, que habían sido devorados por una violencia provocada por los señores del poder, seguían vivos para levantar ahora a 17 hijos.

La dulzura, ternura, tesón y laboriosidad de mi madre, se unían siempre a la persistencia de mi padre, ambos querían que sus hijos fueran creciendo con los valores de la honradez, el espíritu del servicio a los demás y junto a ello la claridad de que era la oligarquía y los imperialistas del mundo, los responsables de las desgracias de la población humilde, no solo de Colombia sino del planeta. “No le hagan daño a nadie, pero no permitan las humillaciones y los abusos contra ustedes ni contra los demás, actuar así es tener dignidad” esa reflexión nos la repetía el viejo muchas veces.

Mientras cursaba mi segundo año de primaria a mis 9 años, el impacto de la revolución cubana, no diferenciaba edades, hablar de los barbudos de Cuba al mando de Fidel Castro, era como algo de una película donde los pobres eran los ganadores en contra de la tradición de que los poderosos son los ricos, era ver la otra cara de la moneda y sentir que los pobres también valemos.

Los 5 años venideros se me pasaron volando y un buen día un vecino me presentó un primo hermano. Esa era la apariencia, porque este hombre era realmente, Fabio Vázquez Castaño el jefe guerrillero que sobre los rescoldos calientes de las luchas populares y guerrilleras gaitanistas en las regiones de Barranca Bermeja y San Vicente de Chucurí en Santander, inició junto a 16 campesinos de aquella región, la gesta insurgente que le dio nacimiento a la primera guerrilla del ELN en 1964.

De esa pequeña columna guerrillera hice parte y han pasado desde entonces 49 años, que he consagrado con dedicación y esmero para que el testimonio de la lucha insurgente de mi país deje claro que es el producto de la intolerancia de los poderosos que al recurrir al Terrorismo de Estado, no permite que la lucha popular, pueda fluir por las vías política legales como lo afirmó el sacerdote Camilo Torres Restrepo al incorporarse a las filas guerrilleras del ELN en 1965.

5. A lo largo de toda esta lucha, ¿le ha tocado dar muerte a alguien? ¿Qué me puede decir de ese difícil momento?

-He participado junto a decenas y centenas de guerrilleros, en varias confrontaciones militares contra las fuerzas armadas del Estado Colombiano y en otras donde ellos nos han atacado; en ellas ha habido militares muertos y heridos y también han caído guerrilleros, pero de manera individual o fuera de combate no he dado muerte a ninguna persona y espero que no me toque vivir esa experiencia, asumo la guerra porque me han obligado a ella los señores del poder, pero no quisiera que nadie muriera, no tengo odios individuales con nadie, pienso que todos los humanos debemos vivir largamente y no morir violentamente. Nadie merece morir, todos merecemos vivir.

6. ¿Saben cuántas bajas sufrieron y cuántas le propinaron al enemigo en todos estos años? ¿Se arrepiente de algo?

-Las bajas de las dos partes han sido muy numerosas, pero no tengo una cifra concreta, la gente que hace estas estadísticas nos ha aniquilado varias veces incluso con señalamientos individuales y tienen luego que reconocer que seguimos vivos y actuantes. Considero que han sido las imposiciones políticas económicas y militares de la clase gobernante lo que originó el conflicto social armado colombiano, los revolucionarios y el pueblo lo que hemos hecho es responder y considero que esa respuesta ha sido digna, valerosa y consecuente, por tanto no tengo nada de que arrepentirme, por el contrario siento que he cumplido con el deber de patriota de rebelde y de revolucionario. Esta lucha ha sido una vorágine que supera las acciones individualidades.

8. ¿Qué los motiva a seguir en armas aún hasta ahora? ¿Contra quién es la guerra que pelean? ¿Por qué ahora estarían dispuestos a entrar en un proceso de paz?

-Siempre hemos sido amante de la paz, pero para que haya paz es necesario que los señores del poder entiendan que esa es la única salida posible a este conflicto de más de sesenta años. La Clase dominante y los imperialistas que son sus amos nos declararon la guerra, nosotros lo que hemos hecho es responder dignamente, resistir y seguir luchando por la justicia, la soberanía y la paz porque todas ellas nos pertenecen; cuando estas realidades se hayan alcanzado viviremos en paz, se reconstruirá el país, habrá fraternidad y tendremos patria. Las luchas de hoy son continuación de las luchas de nuestros indígenas contra los invasores, de Bolívar contra el imperio español, de Tantos luchadores del siglo pasado y de este, todos con los mismos ideales, sueños y esperanzas que seguiremos sembrando y si para esos logros la vida no nos alcanza, marcharemos plenos a los otros niveles de la existencia, sabiendo que hemos aportado a la felicidad de las futuras generaciones y ellas disfrutarán de nuestros sueños e ideales que son también los suyos.

9. ¿Cuál es su opinión sobre el gobierno de Santos? ¿En qué se diferencia de Uribe?

-Santo es un camaleón de la política, su clase lo preparó para gobernar y si hoy no brilla, no es porque no tenga capacidad, sino porque ésta crisis profunda que vive Colombia le queda grande a cualquier individuo, hay que pensar y actuar como sociedad y ellos, los oligarcas, no lo pueden hacer, lo hacen solo como clase dominante, son una minoría con mucho poder político económico, militar, mediático y con mucha experiencia de imponerse usando la legalidad como mampara, además detrás de ellos está el imperialismo como policía del planeta.

Mientras Santos es un elemento cerebral, incluida por su puesto su concepción de guerra como camino de pacificación dentro de la mascarada de la paz, maneja el arte de conducir los destinos de su clase, presentándose como liberal o incluso progresista, de lo cual no tiene nada.

Uribe por su parte es un caballo pura sangre como los que sabe montar, es un dictadorsuelo que se empotró 8 años en la poltrona presidencial usando la legalidad burguesa para declararle la guerra sin cuartel al pueblo y a los revolucionarios, aliándose abiertamente con los narcotraficantes y usando el paramilitarismo como arma de terror para aniquilar al movimiento de masas y sus organizaciones, así como a todo vestigio de oposición real. Pero Uribe no lo hizo por fuera del sentir de un sector de la oligarquía más retardataria, ellos pensaron que en esos 8 años y mediante el Terrorismo de Estado, aniquilarían la oposición y la insurgencia, para eso pusieron a Uribe y él se lo creyó, lo hizo sin escrúpulos pero se equivocaron.

Ahora Con Santos le han dado paso a la paz en ese juego hábil del garrote y la zanahoria y le están apostando a la desmovilización y el desarme de las guerrillas en la mesa de diálogo para que todo siga igual.

11. ¿Qué relación tienen con las FARC-EP?

-Hoy luego de superados años de absurda confrontación, tenemos acuerdos de respeto, fraternidad y caminamos en propósitos unitarios que son indispensables para el logro de saltos importantes en el proceso revolucionario. Nuestro Himno dice que la unidad es parte de victoria y no es una frase sino una realidad, las FARC y el ELN son dos organizaciones hermanas acrisoladas en medio siglo de lucha revolucionaria de quienes los mas humildes esperan superiores niveles de unidad, ese es el reto.

12. ¿Qué opinión le merece hasta ahora el proceso de conversaciones de La Habana?

Hay asuntos de la confidencialidad de dicho proceso que no permite mayores precisiones, sin embargo el gobierno pretende alcanzar en la mesa de dialogo lo que no ha logrado en el campo de batalla y eso es un grave escollo para un acuerdo real y duradero.

Las pretensiones de Santos es que la guerrilla se desmovilice y entregue las armas y estoy convencido firmemente que los compañeros farianos no caminan por allí, ni lo haremos nosotros cuando estemos en los diálogos.

Si el gobierno no acepta un proceso incluyente, donde se reconozcan y respeten las partes en su carácter y el acuerdo incluya la reconstrucción del país, cualquier esfuerzo fracasa.

A los compañeros de las FARC les hemos reiterado, nuestro apoyo moral y los mejores deseos por sus avances en este esfuerzo y valoramos que lo hacen con altura y madurez.

13. ¿Cómo plantean que tiene que ser la participación popular en el proceso de paz? ¿Cómo sería la asamblea constituyente que proponen?

-En las centenarias luchas populares, han quedado definidas demandas, propuestas y acuerdos que luego los gobiernos han desconocido o incumplido, allí están las demandas de diversos sectores populares y sociales, la paz se alcanza si tales demandas se hacen realidad, Es indispensable para ello establecer mecanismos que se retomen convirtiéndolas en agendas que se lleven a cabo tal como las gentes las plantean. La inmensa mayoría de tales petitorios, no son imposibles sino que hacen parte de realizaciones sociales indispensables. Tanto esas demandas como los acuerdos que resulten de un proceso de diálogos con la insurgencia, son la base de la Constituyente que hemos plantado en diálogos con gobiernos anteriores donde todo se refrende conforme a la verdadera democracia. Estos mecanismos están consagrados en la Constitución Nacional, por tanto no se le están pidiendo peras al olmo sino que haya voluntad política de los señores del poder.

14. ¿Aceptarían deponer las armas aunque se mantengan las bases estadounidenses en territorio colombiano y pese a que el hambre persista como una realidad que aqueja a vastos sectores de la población?

-En Colombia surgió la insurgencia porque se serraron para el pueblo, los causes para luchar por el poder por las vías legales y constitucionales. Esto lo dijo entre otros el sacerdote y sociólogo Camilo Torres Restrepo en 1965, luego de ello ingresó a las filas del ELN y murió en combate defendiendo sus convicciones.

No está dentro de nuestros presupuestos la entrega de armas ni la desmovilización. Hemos dicho que un verdadero acuerdo de paz que ponga en marcha una Salida Política al Conflicto social y armado, que recoja las demandas populares y sociales que reivindica y con las que se identifica la insurgencia, allanaría el camino para la superación de dicho conflicto, que si tal proceso avanza de manera importante, llegará un momento en que las armas sobran porque nadie en Colombia recurrirá a las armas si los causes legales y democráticos se abren. Que Dios y la vida misma, ilumine a estas oligarquías para que lo entiendan, de lo contrario nunca terminara la guerra.

15. ¿Cómo imaginan la devolución de las tierras a los dueños originales sin que los latifundistas se opongan?

-Es difícil imaginarlo porque hasta ahora cuando latifundistas y terratenientes han visto amenazadas sus propiedades y no se han sentido satisfechos con la protección que les brinda las Fuerzas Armadas gubernamentales, han conformado y pagado bandas criminales que asesinan a los legítimos dueños que siempre han reclamado sus tierras. Solo la lucha popular y revolucionaria hará posible las conquistas de los humildes, Al campesinado no le queda otro camino para tener de nuevo las tierras que les han robado. El reciente Paro agrario y popular de agosto y septiembre, puso de nuevo en alto las banderas de lucha del campesinado colombiano.

16. ¿Qué rol cree que pueden cumplir los países de UNASUR y en especial el gobierno de la Argentina en lograr una paz duradera?

-Nosotros defendemos la tesis de que hoy es imposible la lucha en solitario de un solo pueblo y una sola sociedad porque sus enemigos están dentro y fuera de las fronteras. Así mismo los amigos y compañeros de lucha de los pueblos y las sociedades, están dentro y fuera de las fronteras y con ellos hay que contar en el desarrollo de la lucha. Estamos seguros que para un autentico proceso de paz, contamos con todos los pueblos del continente y del mundo y con los gobiernos democráticos y revolucionarios agrupados en UNASUR.

La presidenta Cristina Fernández, ha expresado de manera pública su disposición de contribuir al proceso de paz de Colombia, de su voluntad no tenemos ninguna duda. Hoy de manera particular le enviamos a ella toda nuestra fuerza positiva y solidaridad, con la seguridad que pronto tendrá buena salud para seguir al frente de su pueblo y su gobierno.

Nuestro saludo hoy y siempre al pueblo de la hermana república de San Martín, de Evita Perón, Nestor Kishner, Darío Santillán.

Especial alución hacemos en este Octubre, al guerrillero heroico nacido en Argentina y uno de los mas grandes internacionalistas, fuente de inspiración de todos los revolucionarios del continente.

17. ¿Qué consideración hacen del papa argentino Francisco? ¿Puede aportar a la paz en Colombia?

-Sentimos admiración por las acciones y prédicas a favor de los pobres del mundo del Papa Francisco, es valiente para desafiar los inmensos poderes de las jerarquías ricas y tradicionales de la iglesia. Dios quiera que su paso por el papado de Roma, favorezca las luchas de los auténticos cristianos del mundo.

Así mismo su máxima autoridad como jerarca de la iglesia católica, le permite aportar en la búsqueda de la paz de Colombia junto a otros pastores que han mostrado disposición en ello, entonces bienvenidos los aportes del Papa Francisco.

16. En su sitio de Internet, ustedes reivindican combates recientes donde se enfrentaron con fuerzas militares, así como el ajusticiamiento de traidores. ¿Cómo justifican estas muertes?

-Nuestros códigos disciplinarios y sancionatorios definen que son traidores, aquellas personas que siendo miembros activos del ELN, desertan de sus filas para pasarse a las del enemigo y ponerse a su servicio. A estos elementos se les aplica la pena de muerte y estamos convencidos que es una necesidad proceder así en aras de defender la integridad de nuestra organización y la lucha misma.

Desafortunadamente en Colombia, las Fuerzas Armadas del Estado, son un instrumento de represión con una doctrina aprendida en las escuelas del pentágono, donde les hacen creer que el enemigo está al interior del pueblo y hablan como la oligarquía de ese enemigo interno para referirse a los luchadores populares, a la oposición y a la insurgencia. Esas fuerzas armadas son la fuerza de choque contra la lucha y protestas populares y los encargados de combatir la insurgencia, esto es lo que nos obliga al enfrentamiento directo, pero si dejan la institución armada no los consideramos enemigos.

Sus máximos representantes son responsables junto a la oligarquía de casi todas la acción ilegal del paramilitarismo, porque buena parte de las estructuras paramilitares las crearon entrenaron coordinaron las Fuerzas Armadas, para crear terror, así mismo convivieron y cohonestaron con ellas para el desarrollo de las mas espantosas masacres que se han cometido contra la población colombiana. Cumplieron así la enseñanza de golpear al enemigo “para defender la patria”

En nuestros acumulados guerrilleros ubicados en bastas regiones del país, las fuerzas armadas actúan como un ejército de ocupación, precisamente porque ven a la población como su enemigo.

Dolorosamente los soldados del ejército, así como todo el componente base de las Fuerzas armadas del Estado, son jóvenes de los estratos mas humildes de nuestra población, arrastrados a engrosar las filas militares y policiales, ante la carencia de un empleo digno y para tener derecho a la Libreta Militar que es un documento de identidad indispensable acá en nuestro país. Así mismo ser militar o policía, es estar bien remunerado económicamente, por ello no le es difícil al Estado tener hoy unas fuerzas armadas de medio millón de personas. Recuérdese los mal llamados “falsos positivos” (miles de personas civiles asesinadas luego de ser engañadas con falsas promesas de empleo y luego muertas en falsos enfrentamientos armados y presentadas como guerrilleros muertos en combate para obtener como recompensa remuneración económica, vacaciones o asensos)

En consecuencia con todo lo anterior, le envío un saludo a todos los miembros de las fuerzas armadas de Colombia, decirles que en la lucha independencia contra el imperio español, oficiales y soldados al mando de Bolívar, y los demás próceres independentistas, demostraron su heroísmo, su patriotismo y su condición de pueblo aguerrido, pero luego de ello la oligarquía los ha conducido por el camino de la antipatria para servir a intereses foráneos y defender los inmensos capitales de propiedad de los potentados; mientras tanto, miles de ellos han muerto en el enfrentamiento fratricida contra la insurgencia que somos sus hermanos y de la misma clase popular de donde ellos proceden. Es hora de negarse a disparar sus armas contra sus hermanos insurgentes. Comprendemos que muchos de ellos están prestando el servicio militar obligatorio y otros lo hacen por tener un empleo, pero es la hora de replantease su realidad, sentir que la lucha popular y guerrillera es por el futuro, es por la patria y aun no es tarde para ponerse del lado de los humildes.

17. Muchas veces los medios masivos de comunicación dominantes los mencionan como “narcoguerrilla”. ¿Qué responden ante esto?

-Todos nuestros Congresos que son los eventos de máxima expresión democrática, han definido y ratificado un deslinde categórico del ELN con el narcotráfico y en esto no hay cabida para otra postura.

Preferimos tener muy escasos recursos materiales antes que involucrarnos en tan detestable negocio. Somos de principio, de escrúpulos y nunca hemos aceptado eso de que el fin justifica los medios.

Respetamos las personas y familias que han sido empujadas al trabajo en los cultivos de uso ilícito, ellos no son narcotraficantes sino trabajadores de una actividad ilícita la que los empujó a las circunstancias, esa es responsabilidad del Estado colombiano que convirtió a Colombia en una narco-república, no solo por lo de los cultivos, procesamiento y comercio de los narcóticos, sino porque sus instituciones lo estimularon y se involucraron en él, al punto que no existen instituciones estatales y gubernamentales que no hayan estado involucradas en ello y eso es de conocimiento público.

El ELN no es dueño de cultivos ilícitos, ni de procesamientos, ni tiene rutas de narcotráfico. Nada más elocuente que los hechos y lo decimos con autoridad moral.

18. ¿Qué plantean ante el problema del narcotráfico y para atender a las personas con consumo problemático de drogas? ¿Qué opinión tienen respecto a la despenalización de las drogas?

-La drogadicción es un grave problema de salud que enfrenta la humanidad, así mismo es un lucrativo negocio para los narcotraficantes, muchos de ellos incrustados en las instituciones de los estados capitalistas, de manera especial en los Estados Unidos.

Los adictos deben ser tratados humanamente y no criminalizados.

Los principales países consumidores son el mas grande estímulo a la producción de estupefacientes y derivado de ello del narcotráfico, son dichos países los mas llamados a enfrentar este problema pero no con represión sino renunciando a las inmensas riquezas que ello les proporciona, claro esto es mucho pedir porque los capitalistas funcionan en base a sus intereses y no a su conciencia. Por ello este problema se acaba cuando sean los pueblos los dueños de su destino y su futuro.

La despenalización de las drogas es una salida que va en la dirección correcta acompañada con la educación y atención de la humanidad, teniendo en cuenta que los seres humanos somos lo esencial y no el dinero como ocurre ahora.

19. Además de ser una fuerza guerrillera, ¿qué otros trabajos militantes llevan adelante? ¿Qué trabajo de comunicación realizan? ¿Cómo es el trabajo de radios que llevan adelante?

-En el ELN nos educamos y formamos políticamente con base en estos postulados:

1-Estudiar

2-Organizar.

3-Combatir

4-Producir

No siempre esto postulados se desarrollan como están numerados, eso depende de las circunstancia de la lucha.

Todos los hombres y mujeres que llegan al ELN lo hacen por que son concientes de la lucha y tienen un nivel básico de conciencia política que se cualifica mediante el estudio, la formación y capacitación en diversos eventos y en la vida misma.

Lo de organizar está referido a la permanente labor de organización popular que desarrollan todos los organismos del ELN, nadie está excluido de ello pues nuestra relación con la población es estrecha y permanente, no existen estructuras separadas de la población.

Al ser tan intensa la confrontación, todo guerrillero aprende el arte de combatir conforme a los principios de la Guerra de Guerrillas tanto en los espacios rurales como urbanos.

El grueso de nuestras fuerzas guerrilleras son de procedencia campesina y antes de ser guerrilleros han sido campesinos ligados a la producción, al incorporarse buscamos que ese valor no se afecte. De manera que cuando las condiciones de seguridad lo permiten, las guerrillas participan en la producción: Preparan la tierra, cultivan productos conforme a las condiciones de las zonas y participan en la recolección de los frutos y comestibles. Casi toda esta actividad se desarrolla junto a la población, no puede ser de otra manera.

No somos una fuerza ociosa, el ocioso es enemigo de los revolucionarios.

Los grandes revolucionarios nos han dado ejemplo del inmenso valor de las comunicaciones, hoy ello tiene mucho mas valor por cuanto las campañas para desvirtuar nuestra esencia y razón de ser son brutales. Buena parte de las Guerras modernas, las llamadas de cuarta generación, agenciadas por el imperio y sus seguidores se basan en el engaño de las multitudes para ponerlas a su favor, de eso hay muchos ejemplos. Nosotros nos esforzamos por difundir nuestra realidad, nuestra acción y pensamiento como respuesta a las falacias que la clase dominante difunde de nosotros y en ese sentido tenemos radio-emisoras principalmente de Frecuencia Modulada porque son portátiles y se ajustan mas a las condiciones de la guerra que enfrentamos, buscamos con ellas cubrir lo mas ampliamente posible el territorio para difundir los propósitos de la lucha, así como la verdad de nuestro accionar, también tenemos periódicos y revistas de difusión regional y nacional al igual que nuestras páginas de Internet.

Nuestro periódico nacional e histórico se llama Insurrección, es un semanario que está en nuestra página de Internet a disposición de los lectores, para acceder a nuestra página solo basta a través de cualquier buscador, solicitar ELN Colombia.

Para nuestra militancia tenemos la Revista Política Interna (RPI) es un quincenario que se difunde a nivel nacional.

20. Se que están en la clandestinidad, pero si usted me puede dar algunos datos de la organización, sería de gran utilidad para que los lectores puedan conocer mejor su lucha. ¿Cómo está conformado el ELN? ¿Cuántos combatientes tienen alistados y cuántos adherentes suman? ¿Cómo obtienen su armamento?

-El ELN es una organización político-militar que funciona conforme a los principios leninistas de organización.

Aun en medio de la confrontación y siendo una fuerza clandestina desarrolla los principios de la democracia.

Sus máximos eventos democráticos son sus Congresos donde asisten representantes de todas las estructuras, elegidos democráticamente; nuestro último congreso se realizó a mediados del año 2006.

Son los congresos los que eligen la Dirección Nacional, un organismo que tiene un poco menos de 20 integrantes.

Esta Dirección Nacional nombra luego de cada Congreso, un Comando Central, que es el equivalente en los Partidos Comunistas, al Comité Central. De este organismo permanente hacen parte los miembros más representativos de la Dirección nacional, siempre tiene un número impar en obediencia a la democracia. Todas nuestras estructuras de dirección son colectivas.

En el territorio nacional estamos distribuidos por Frentes de guerra y el Frente Urbano Nacional, este es asignado a las principales ciudades del país.

Los miembros de la Dirección Nacional atienden en directo los Frentes de Guerra y el Frente Urbano Nacional.

Cada Frente de Guerra está compuesto por Frentes guerrilleros y Compañías que a su vez se agrupan para determinadas actividades militares, en Batallones guerrilleros.

Cada frente de Guerra permanece en un área determinada del territorio nacional, lo mismo que el Frente Urbano Nacional.

Además de esta, que es la estructura general, existen estructuras especializadas.

Este sería un resumen de nuestra estructura político militar insurgente.

La inteligencia enemiga ha presentado un número aproximado de la cantidad de personal armado del ELN; dicen que somos alrededor de 2. 700.

Nosotros ni negamos ni confirmamos esto, son las valoraciones de la inteligencia enemiga con inmensos deseos de minimisarnos; sin embargo debemos aclarar que un numero muy importante de militantes del ELN, no andan armados y no vemos conveniente que hagan parte de nuestras estructuras armadas. Están diseminados y diseminadas a lo largo y ancho del país y el exterior, actúan como un ciudadano mas, pero tienen disciplina militante, hacen parte de colectivos clandestinos y esa militancia es tan importante para la lucha y la organización, como las estructuras armadas del ELN, por esas características al enemigo le es imposible saber el numero real de miembros del ELN.

Respecto de nuestro armamento hay tres fuentes de adquisición, la que se incauta al enemigo en combate o en acciones contra sus depósitos, las que se adquieren en el abundante mercado clandestino y el armamento popular que nosotros mismos fabricamos, este es de mucha importancia porque no nos hace depender de nadie, además hace parte de la furtiva historia de lucha popular colombiana.

21. ¿Cómo imaginan la reconversión del ELN en fuerza puramente política no armada? En ese caso, ¿usted qué haría? ¿Sería candidato a elecciones?

-Es muy difícil esa aproximación por lo hipotética; en todo caso la lucha nos ha enseñado a actuar en las más particulares circunstancias y nada de lo que haya que hacer en cumplimiento de la lucha revolucionaria, nos será extraño.

22. Qué vigencia tiene el ideario de Camilo Torres? ¿Cuánto influye el cristianismo en el ELN? ¿No consideran que la violencia armada esté reñida con la ética?

El autentico evangelio, el que predicó y practicó Camilo, no riñe con la necesidad de luchar, por el contrario, lo plantea como deber, fue por ello que Camilo dijo que “el deber de todo cristiano es hacer la revolución”

Camilo era sociólogo además de sacerdote y dirigente popular, comprendió a cabalidad la historia de Colombia, entró en ella no solo desde la academia sino desde su praxis, de tal manera que comprendió, la urgencia de la lucha popular y revolucionaria, lo hizo como autentico cristiano y sacerdote sin encontrar para ello contradicciones, Camilo entendió el carácter cerril conservador y violento de las oligarquías colombianas y el carácter terrorista del Estado, lo comprendió en la lucha misma, producto de sus estudios teológicos y sociológicos en la realidad Colombiana, por ello planteó que las vías legales estaban cerradas para que el pueblo accediera al poder y le indicó con su ejemplo el camino de la lucha popular y la lucha armada.

La existencia de la insurgencia a casi 50 años de la partida de Camilo, la violencia reaccionaria agudizada desde antes de la aparición de Camilo en la vida política colombiana hasta hoy, demuestran que el legado de Camilo tiene plena vigencia, por ello los elenos nos reclamamos CAMILISTAS, no solo porque él militó y dio su vida dentro de las filas del ELN, sino porque estamos convencidos de que su legado, sin quitarle nada, sigue pleno y vigente, pero además Camilo es un símbolo, como dirigente popular, como cristiano y como revolucionario y su condición va mas allá de las fronteras.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS