¿Por qué es justo el Paro Agrario, Minero, Energético y Popular?
Fecha: 2014 05 09
Grupo: Ejército de Liberación Nacional (ELN)
País: Colombia
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


¿POR QUÉ ES JUSTO EL PARO AGRARIO, MINERO, ENERGÉTICO Y POPULAR?

La inconformidad del Pueblo es creciente, el año inmediatamente anterior diversas organizaciones sociales, sindicales y populares desarrollaron el paro cafetero, el paro minero, el paro agrario, el paro camionero entre otras expresiones de inconformidad social. Dichas jornadas de movilización y las posteriores mesas de negociación con el gobierno no arrojaron resultados positivos, si acaso, la firma de algunos acuerdos pero que el gobierno no les ha cumplido,ni le interesa cumplir por que el gobierno favorece al poder terrateniente, los cultivos extensivos, y la gran propiedad. La política pública para el sector agrario tiene en la ruina a los pequeños y medianos productores, que son los garantes de la seguridad alimentaria del país. Las leyes existentes favorecen la concentración de la tierra en manos de latifundistas, la agroindustria exportadora y a los comerciantes importadores de productos agrícolas, a la sombra de los nefastos Tratados de Libre Comercio (TLC). El gobierno engaña, soborna y usa la violencia. Esa es su forma de actuar, usa todas las formas de lucha contra la población, basta mirar las cifras que arrojaron las protestas agrarias que mencionamos, donde fueron asesinados 15 manifestantes y 331 resultaron heridos.

Campesinos sin alternativas, degradación de la industria del café, la implementación del TLC que quiebra las economias agrarias. La ruina y el atraso del campo está a la vista, por la ausencia de políticas públicas que fomenten y favorezcan a los pequeños y medianos productores rurales; vacío que ha producido entre otros, fenómenos económicos de desagriculturización y abandono del trabajo en el campo, debido a que los campesinos están trabajando a pérdida y a quiebra, por la competencia de productos subsidiados traídos del extranjero.

Los indígenas y afro descendientes están siendo violentados en sus más sagrados derechos sobre el territorio, la cultura y costumbres ancestrales. Es en los territorios de éstas comunidades de donde se extraen gran parte de los recursos naturales y desarrollan mega proyectos, y donde son excluidos de los beneficios que producen éstos, dejando pobreza, socavones, naturaleza arrasada y muerte.

El TLC con Estados Unidos afecta de manera dramática la producción nacional de alimentos, en la cual, por solo citar un ejemplo, la industria avícola colombiana es una de las más sacrificadas, porque con dicho TLC traen perniles de pollo con precios que afectan los de los productores nacionales, además de incrementar los riesgos y peligors para la salud de los Colombianos debido a que los alimentos importados de Estados Unidos contienen más transgenicos, o los pollos desinfectados con cloro, sumado a la gran cantidad de sustancias quimicas peligrosas como glifosato y sustancias para las explotaciones mineras que se traen desde el país del norte.

A ello hay que sumar el impacto tremendo que genera la locomotora minero-energética en los territorios y la vida de toda expresión de vida. Un caso emblemático y muy doloroso es la situación ambiental del Casanare, donde multinacionales explotadoras de petroleo, entre las que se encuentra Pacific Rubiales, rompieron acuíferos confinados y las capas de arcilla que sostienen el agua de los humedales. En la amplia región de la catástrofe, para lograr que el crudo suba desde las profundidades por los pozos perforados, es necesario hacer otras perforaciones paralelas para inyectar grandes cantidades de agua a fin de que esta empuje el crudo hasta la superficie. De esta manera, cada barril extraído demanda miles de barriles de agua. Estas multinacionales son las principales culpables, no las únicas, del macabro desastre ecológico que debe llenarnos de vergüenza ante el mundo. Es evidente la incidencia de la explotación petrolera, cuya solución no es regularla, sino determinar si se suspende la extracción del mineral. Alvaro Uribe y Juan Manuel Santos decidieron entregar el país a las transnacionales petroleras, poco les importó que estas destruyeran la naturaleza arrasando con fuentes de agua, páramos, reservorios, humedales, caños, quebradas y ríos.

Pero la lista de razones para el paro puede llegar a ser interminable. Entre tantas otras justificaciones que motivan el paro agrario actual podemos hablar del alto costo de los combustibles, lo que ha motivdo que se exija la rebaja del 50% en el precio de los mismos. Igualmente se exije la rebaja en los insumos agrícolas como los abonos, aunque en esto existan debates pues los insumos los venden multinacionales como Monsanto, que su negocio es envenenar el planeta. También lo motiva las enormes desigualdades al interior del mismo sector agrario, un ejemplo está en que solo mil cafeteros con tierras de más de mil hectareas controlan el negocio del café, mientras hay pequeños cafeteros que son el 70% en la quiebra y no hay que olvidar que el ahora senador Alvaro Uribe impuso al presidente de la Federación de Cafeteros. Se exporta el 75% de productos mineros, mientras los productos agricolas sólo el 5%; la mina de la Colosa ubicada en Cajamarca (Tolima), el mayor proyecto megaminero del país será la quinta mina mayor productora de oro por año en el mundo;35 salarios mínimos se gana un senador, quienes a su vez se aprueban sus aumentos salariales, legislan contra el derecho a protestar; el 52 % de la fuerza laboral se ubica en el sector informal o marginal; La inversión social en salud y educación es precaria. Y toda esta situación se da a pesar de que Colombia actualmente tiene 41 mil millones de dólares de reserva, que en vez de colocarlos al servicio de la agricultura y los grandes problemas del país en materia social, los coloca en bonos del tesoro de los Estados Unidos.

Por ello, el perido presidencial de Juan manuel Santos durante sus 4 años de gobierno es de resultados mediocres, que no se acerca para nada en la superación de la desigualdad social y lo que deja es un desatre ambiental potenciado por la mineria dejando en rieles su llamado de "prosperidad para todos" pero más que mediocridad, son sus intereses de clase que lo conducen a actuar así, solo en favor de los suyos, los oligarcas de siempre, el capital transnacional y el imperialismo. se ha mantenido en el poder porque conserva sus mayorías por maquinaria y corrupcción. Aunque ilegitimo, este Estado con su pantomima de democracia logra entre toda la derecha el 92 % en las elecciones parlamentarias del pasado 9 de marzo.

Y en medio de esa farsa de democracia, los grandes medios de comunicación anclados al poder burgues, se enfocn en vendernos una falsa pelea con una propaganda masiva como el libro "Enemigos" de la periodista reaccionaria Viky Davila. Nos quieren hacer creer que Juan Manuel Santos y Alvaro uribe Vélez no son de la misma calaña, ellos hacen muy bien su papel de titeres, de actuación de confrontación,sabiendo que el uno es para el otro de la misma forma: ambos patrocinan el neoliberalismo, ambos patrocinan la minería, ambos patrocinan los intereses de los ricos, ambos son proimperialistas, ambos son contrarevolucionarios, ambos quieren acabar con las posturas populares, ambos mandan a asesinar a la oposición, ambos son capitalistas, ambos no quieren la oposición de la izquierda, ambos han reprimido las protestas, ambos reparten las mermeladas (clientelismo) y las notarias, ambos prometen el fortalecimiento de las fuerzas militares, ambos dicen que las fuerzas militares no estan en discusión, ambos dicen que el modelo economico no está en discusión, la llamada prosperidad democratica en nada se diferencia de la llamada seguridad democratica.Si acaso, sus diferencias son de forma, de modos, y aunque a Uribe se le pueda decir facista declarado y a Santos un reformista burgues de la "tercera via" ambos han seguido la misma linéa de acción al frete de un Estado de altas connotciones facistas, criminales y de corrupción. En síntesis, así aparenten contradicciones entre ellos, dichas contradicciones no son de fondo y por tanto no debemos dejr entretenernos y engañarnos por ello.

Esto no nos saca del tema del por qué el paro, porque es justamente la busqueda de una alternativa política clara que se ponga del lado de los excluidos, del cual hace parte el campesino, el agricultor, el minero, el indigena, el negro, el transportador, el poblador en general. La salida es del mismo pueblo. El paro es una muestra de la madurez y claridad política que está adquiriendo el pueblo y las capas medias de la población, quienes ganan la comprensión que las soluciones a los grandes problemas del país, solo pueden lograrla con la lucha, por sus propios medios y con fuerza unitaria.

La poca recepción del gobierno a las justas reclamaciones populares, no les dejó otra opción que la protesta pacifica que están desarrollando. Las condiciones no están garantizadas para una negociación, por eso optan por acciones propias.

COLOMBIA PARA LOS TRABAJADORES,

NI UN PASO ATRÁS ,LIBERACIÓN O MUERTE

CONDUCCIÓN FRENTE DE GUERRA CENTRAL

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS