Comunicado del Frente de Guerra Occidental
Fecha: 2015 08 01
Grupo: Ejército de Liberación Nacional (ELN)
País: Colombia
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

El Frente de Guerra Occidental, Ejército De Liberación Nacional, denuncia y desenmascara ante la comunidad nacional e internacional, el doble discurso y doble moral del estado colombiano en cabeza del presidente santos y su cúpula militar quienes públicamente dicen combatir a los paramilitares; pero los siguen fortaleciendo, escoltando y protegiendo, accionando juntos como una sola pieza de la máquina de guerra que favorece el despojo contra las comunidades indígenas, campesinas y afros descendientes del occidente colombiano.

Entre otros denunciamos:

1. Es de conocimiento público del presidente Santos y la cúpula militar los lugares donde la Armada y la Fuerza de Tarea Conjunta Titán oculta y protege al jefe de los Urabeños “alias Otoniel” y sus lugartenientes en el Urabá y otros territorios chocoanos. ¿Entonces porque en sendas campañas mediáticas se ofrece recompensas y monta una farsa posicionándolo como objetivo de alto valor en vez de captúralos? Porque más bien el presidente no pide que sus militares se los entreguen y de una vez por toda deje de engañar y confundir al pueblo.

También es de conocimiento público que alias la “guagua” se trasladó desde Unguía hasta el medio Baudó apoyado y escoltado por miembros de la Armada y Fuerza de Tarea Conjunta Titán; que desde hace más de un año opera abiertamente en el medio Baudó y que tiene su centro de operaciones criminales en una casa finca con perrera incluida por el río Curundo a donde supuestas autoridades van a pagar y rendir tributo, mientras goza de total movilidad por las zonas desde boca Pepe hasta el río Tórrido para realizar sus fechorías con total impunidad, sin que ningún miembro del estado los moleste.

2. El día 26 de julio del 2015; 80 paramilitares bajo el mando de alias el “soldadito” fueron escoltados por un convoy militar perteneciente a la recién creada brigada móvil # 38 bajo el mando del coronel Álvaro Enrique Celi Montaña, desde el municipio de Istmina hasta Puerto Meluk cabecera municipal del medio Baudó.

3. En Puerto Meluk tomaron fresco y se pasearon sin que ninguna autoridad les digiera nada, más bien les permitieron el paso río Baudó arriba hacia los ríos Memba, Tórrido y Baudó abajo, a Pizarro cabecera municipal del bajo Baudó.

4. De Pizarro y por el río Purricha salieron con la protección y complicidad de la Armada conducida por el comandante de la Fuerza Naval de Pacifico Ernesto Duran Gonzales y del comándate de la Brigada de Infantería de Marina #2 Carlos Mario Díaz, al intentar tomarse el territorio, para servir a los planes de desplazamiento, despojo y terror contemplados en el Plan Pacífico y en contra prestación por sus criminales servicios, el Estado y sus fuerzas militares les permitirán lucrase de las rutas, negocios, dinero del narcotráfico. Este territorio fue recuperado y limpiado de paramilitares por el ELN desde hace más de 4 años para el disfrute de pescadores y población indígena, afro y demás.

5. Frente a las denuncias de pescadores, poblaciones y autoridades indígenas y comunitarias a miembros de la Armada, para que sacaran capturaran o combatieran a los paramilitares que estaban invadiendo sus territorios, estos hicieron caso omiso y de forma descarada les permitieron la navegabilidad por toda la bocana del río Purricha, en un intento por posicionarse en las más de 10 comunidades del lugar.

6. Ante los robos atropello y terror que estaban creando estos criminales a las comunidades, nuestra fuerza insurgente opero en varias ocasiones como el día 28 de julio del 2015, a las 3 pm en inmediaciones del corregimiento de Puerto Granada Bajo Baudó Choco; aniquilando completamente la patrulla paramilitar de los Urabeños que se movilizaba en una lancha con motor fuera de borda. Producto del castigo de nuestra justicia guerrillera les propinamos 17 bajas entre ellas 12 muertos y 5 heridos de gravedad escapándose un solo integrante de los 18 que conformaban la patrulla.

2 Horas después de nuestro castigo a los paras les llego el refuerzo aéreo, que como siempre se ocupó de sacar los cadáveres y trasladar rápidamente los heridos a Pizarro. Nuestra tropa se replegó escalonadamente sin ninguna novedad.

7. Producto de este criminal y perverso accionar conjunto entre paras y militares, nuevamente intentan que reine el temor y terror, para pretender romper la tranquilidad que por casi 4 años hemos mantenido, como resultado de nuestro acumulado insurgente al sacar a estos asesinos de la región costera, permitiendo elevar la confianza y equilibrio con los pobladores y su entorno, además también el nivel y calidad de vida, ya que en los territorios bajo nuestro control no hay lugares vedados a indígenas, raizales, afro descendientes o mestizos para que desarrollen sus actividades cotidianas, de minga o intercambios culturales, como tampoco para que pesquen, cacen, recolecten pianguas, frutos y otras especies y alimentos que proporcionan los manglares, esteros, mar y ríos; obviamente con criterio y cuidado con el frágil ambiente natural.

8. Responsabilizamos de las calamidades, desplazamientos, crisis humanitaria o lo que pueda suceder en la región costera pacifica al Estado Colombiano en cabeza de su presidente, a la cúpula militar específicamente a los comandantes Ernesto Duran González, Carlos Mario Díaz de la Armada, y a los coroneles John Mesa Moncada de la Décimo Quinta Brigada y Álvaro Enrique Celis de la Brigada Móvil # 38 por su complacencia y complicidad con los paramilitares Urabeños que vienen siendo posicionados por ellos en la costa pacífica para sembrar el terror y ayudar a implementar y desarrollar los planes de despojo imperial.

Llamamos a toda la población en general para que mantenga la resistencia, la lucha por el territorio y sus riquezas, para que escuche bien y no crea en el doble discurso y doble práctica del Estado, pues una cosa dice en la mesa de diálogos y a los medios y otra hace en las regiones, escalonando no solo la guerra, además del vocabulario y terror estatal para elevar a la categoría de criminales a los mineros que ancestralmente vienen desarrollando esta labor para poder subsistir.

Fraternalmente dirección frente de guerra occidental.
Estas tierras, estos ríos, estos mares, estos cielos los defenderemos cueste lo que cueste.

Ni rendición ni entrega, siempre revolución.

EJERCITO DE LIBERACION NACIONAL

NI UN PASÓ ATRÁS LIBERACION A MUERTE.

Montañas, esteros, ríos y mar del occidente colombiano.
Agosto del 2015.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS