Ante la crisis del sistema político peruano, construir el Frente Único
Fecha: 2017 12 17
Grupo: Fuerzas Armadas Revolucionarias - Ejército Popular Tupacamarista
País: Peru
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


TUPACAMARISTAS DEL PERÚ Y LA PATRIA GRANDE… UNIOS
ANTE LA CRISIS DEL SISTEMA POLITICO PERUANO CONSTRUIR EL FRENTE UNICO

AL PUEBLO PERUANO,
A LOS HOMBRES Y MUJERES QUE LUCHAN,
A LOS TUPAMAROS DEL PERU Y LA PATRIA GRANDE,

CAMARADAS:

Desde la invasión española al Abya Yala, la cuestión de la resistencia y el poder, se han constituido en premisas de todo proyecto revolucionario, a lo largo de nuestra historia de luchas, la América mestiza ha venido agitando permanentemente el campo de la relativa paz de los dominadores en pos de ese avatar en la correlación de fuerzas que nos permita, romper con la dependencia y construir nuestra propia hegemonía regional, cuyos germinales trazos se encuentran en lo que hoy se denomina por cuestiones estratégicas como la Patria Grande.

Con su victoria sobre el llamado “socialismo real”, los Estados Unidos, representante del más obcecado capitalismo, se embarcaron en la criminal tarea de modelar la aldea global en función de sus intereses geopolíticos, la mundialización de la miseria se hizo entonces más patética, era necesario pues anteponer a ella, una propuesta seria e histórica en nuestra Patria: el TUPACAMARISMO.

El Perú de las mayorías nacionales, forjado en el fragor de las luchas, con la Constitución de 1979, fruto del histórico paro de los trabajadores de 1977 y capitalizada por la alianza APRA – PPC, consolidaba los esbozos neoliberales iniciado con Morales Bermúdez, las horas de sacrificio del histórico Paro de 1977, se anotó en la tradición de lucha de nuestro pueblo como una victoria social, la instalación de la Asamblea Constituyente fue una verdadera derrota política, porque permitió legitimar el poder de las familias elites del Perú de las desigualdades sociales, la partidocracia asumió de facto la representación del Perú Profundo.

Nuevamente, el pueblo, conoció los lineamientos constitucionales de quienes detentan el poder.

El entreguismo peruano, retornó triunfante con Belaúnde Terry, la democracia burguesa iniciaba así, su pacto de alternancia en el poder mientras el Perú de los desposeídos se agitaba en el caldo revolucionario. El Tupacamarismo, ese Inkarry socio – político nacido en el fragor de la resistencia y el combate por una sociedad justa, continental y anti colonialista, se desplazaba como un fantasma entre la muchedumbre, en las barriadas, en los cinturones de pobreza de la fortaleza conservadora del Perú.

El Tupacamarismo proyecto revolucionario y filosofía de las transformaciones sociales, hacía su aparición e iniciaba con su praxis una verdadera pedagogía de la transformación social, una verdadera cruzada por la liberación y el socialismo.

El Perú, del fujimontecinismo implementaba su década de terror, a la guerra sucia se agregaba la otra guerra, la de la desregularización y la flexibilización laboral que puso en la calle a los trabajadores mientras se legislaba a favor del empresariado.

En esa vorágine de agresión capitalista, cuando la derecha lanzaba canticos de victorias sobre los proyectos revolucionarios, la captura de la Residencia del Embajador Japonés en Lima el 17 de Diciembre de 1996 por el Comando “Edgar Sánchez” del MRTA, del Tupacamarismo consecuente y revolucionario, fue una franca bofetada a la política contrainsurgente peruana – norteamericana, fue una demostración de voluntad y capacidad revolucionaria.

Este asalto a la fortaleza del poder político que buscó sentar las bases de un Nuevo Pacto Social, tiene su génesis en los Documentos Constitutivos del MRTA, en las Resoluciones del II Comité Central y, en los Términos de Referencia que el Comandante Néstor Cerpa “Evaristo”, venía discutiendo en la Mesa de Negociaciones con el Estado Peruano a través del fujimorismo: a) Nueva Constitución Política que pasaría necesariamente por la convocatoria a una Asamblea Constituyente Originaria y dónde participarían todos los sectores sociales del Perú, b) cambio de Modelo Económico cuya primera etapa comprendía la sustitución del modelo neoliberal por un modelo económico que protegiera a los trabajadores y desarrollara el aparato productivo peruano, c) transición democrática pacifica que planteaba el fin de la dictadura fujimorista y, d) el reconocimiento del Tupacamarismo como una alternativa revolucionaria, donde se planteaba el reconocimiento de la insurgencia como una fuerza beligerante en concordancia con la Convención de Ginebra, el ius in bello, desde el enfoque del Derecho Internacional, consideró observar la cuestión de nuestros presos y, la creación de una Comisión de la Verdad imparcial, como mecanismo de investigación, análisis y memoria histórica.

No fue pues, un acto de terrorismo como el poder aupado en sus medios de desinformación masiva y eufórico por su transitoria victoria militar , se empeña en decir; para los Tupacamaristas, fue y será una acción revolucionaria que buscaba dentro de sus objetivos históricos, obligar a la dictadura fujimontecinista a discutir los términos políticos que pusieran fin a una vía dolorosa de confrontación: la guerra y, encontrar las bases democráticas de una paz con justicia social duradera, había pues que acabar con una confrontación que desangraba al país, reconociendo que la búsqueda de la paz es y será una tarea de todos, cuyo peso histórico le otorgaba los actores: Sociedad Civil Organizada – Insurgencia – Estado, como garantía de un Perú Nuevo.

CLASE POLITICA Y CORRUPCION

Esa misma clase, que prefirió la salida militar a la denominada Crisis de los Rehenes, que prefirió mantener sus privilegios de clase a optar aunque tácticamente por una línea de transformaciones y cambios que propuso el Tupacamarismo de paz con justicia social, de salud, educación y trabajo dignos, se encuentra en la mayor encrucijada de su historia a la que para ocultar su esencia le gusta llamar “crisis de institucionalidad y representación”, y a lo que nosotros señalamos por su nombre propio: Crisis de institucionalidad burguesa y de representación empresarial.

Atrás queda el argumento que la crisis es producto de la violencia “terrorista”, ese engaña muchachos es un guión desgastado porque las causas que originan esta crisis tiene sus orígenes en el sistema de dominación capitalista que como sistema político, social, económico y cultural necesita ser reemplazado por una nueva, emergente y revolucionaria propuesta política que surja de lo más profundo del Perú de todas las sangres.

Precisamente, esa clase política que en su inmundicia pretende hablar como tema central sobre “Gobernabilidad democrática frente a la corrupción”, en la próxima Cumbre de las Américas, a celebrarse en Lima en abril de 2018, constituye una muestra del caradurismo de la clase política peruana, cuando es sabido que ODEBRECHT había constituido merced a mega obras, un maridaje que complotaba y definía quien sería el nuevo presidente en la tierra de Túpac Amaru II y Néstor Cerpa.

Si, la judicialización de la política bajo la acusación de corrupción, fue una de las tácticas de la estrategia capitalista y las derechas locales para acabar con el ciclo progresista de la Patria Grande, la corrupción en las entrañas de la derecha peruana parece ser una enfermedad terminal que el pueblo organizado debe resolver.

Y mientras el Congreso Peruano, bajo la conducción fujimorista intenta declarar la vacancia de la Presidencia del Perú, en su estrategia de negociación institucional, el responsable de comunicaciones de Odebrecht busca salvar a su agente de negocios en el Perú, Pedro Pablo Kuczynski señalando que los contratos con Westfield Capital y First Capital son legales.

Ante semejantes artimañas, y mientras el hedor de esta montaña de excreción derechista inunda la Casa de Pizarro, el pueblo tiene la última palabra para marchar y desalojar a la corrupción.

Ante esta decisiva coyuntura en la confrontación pueblo – burguesía, desde el tupacamarismo señalamos, en este Glorioso Aniversario de las FAR – EPT, que el pueblo debe vacar no solo al Presidente de los consorcios y empresas multinacionales que operan en el Perú PEDRO PABLO KUCZYNSKI sino también enjuiciar a que Ministros y Congresistas por cargos de TRAICION A LA PATRIA Y TERRORISMO POLITICO.

LA VACANCIA DE PPK: LA ALHARACA DEL CONGRESO PARA QUE TODO SIGA IGUAL

El Pleno del Congreso manejada por la mafia fujimorista, si bien aprobó la admisión de la moción multipartidaria que propone la vacancia presidencial y fijo fecha para su votación este 21 de diciembre, la Junta de Portavoces de Corruptos y Vende patrias ha lanzado su grito de defensa a la podredumbre institucional con argumentos que no se aplica al común de los peruanos como “respeto al debido proceso”, “que se cumpla un proceso impecable”, propuestas que giran sobre dos ejes fundamentales: un gobierno de transición que permita la continuidad neoliberal y, la negociación fujimorista que ratifique la continuidad de PPK a cambio de concesiones estratégicas que contempla el indulto del genocida y violador de DD.HH., ALBERTO FUJIMORI.

Para nadie, es un secreto que la clase política peruana en su carrera por mantenerse en el poder, es quien manipula la conciencia ciudadana ante los escándalos políticos de corrupción, usándolos como verdaderas cortinas de humo que han servido para restar impacto a problemas que tienen que ver con los problemas estructurales no resueltos. Por lo que señalamos, que la cuestión de la vacancia presidencial en las manos del fujimorismo, es una de las tantas alharacas de la partidocracia para capitalizar votos y un arma de negociación política para que las cosas se mantengan igual.

ANTE LA CRISIS DE LA INSTITUCIONALIDAD BURGUESA, CONSTRUIR EL FRENTE ÚNICO DE MARIATEGUI.

El Tupacamarismo, expresión revolucionaria del pensamiento político del Amauta Mariátegui, plantea que es momento de construir el FRENTE UNICO, verdadero instrumento de defensa de los intereses populares que constituida en punto de partida

de un movimiento popular vigoroso, avance a construir poder popular, articulando y agrupando a todas las fuerzas capaces de ser unidas, para luchar contra el enemigo común, contra la clase dominante y el estado
burgués, este trabajo de frente unitario debe ser resultante de la construcción colectiva, permanente en tanto y por cuanto expresión del movimiento clasista, ya que su continuidad es permanente, que obliga a los revolucionarios a asumir una actitud de “un fautor convencido, la de un propagandista fervoroso del frente único”.

A todos, ante la crisis por la que atravesamos como clase y pueblo, debemos decir que si deseamos ser poder, construir la historia hasta hoy clandestina, debemos “emprender juntos muchas largas jornadas. Nos toca…suscitar en la mayoría del proletariado peruano, conciencia de clase y sentimiento de clase. Esta faena pertenece por igual a socialistas y sindicalistas, a comunistas y libertarios…
Todos tenemos el deber de sembrar gérmenes de renovación y de difundir ideas clasistas”.

Es preciso construir el FRENTE UNICO, sin romanticismo alguno, combatiendo y desarrollando una verdadera lucha de dos líneas que nos permita “alejar al proletariado de las asambleas amarillas y de las falsas “instituciones representativas”, esa la enseñanza del Amauta Mariátegui y ese el camino de los revolucionarios que aspiramos un futuro socialista

La crisis del sistema político peruano, de la derecha como clase en descomposición, la corrupción imperante nos obliga a poner en movimiento: la revolución socialista, la acción de la ideología y, la fuerza en lucha, los trabajadores, del pueblo en su conjunto.

De la historia, de la cual bebemos y aprendemos, podemos señalar que el TUPACAMARISMO, no es una secta, ni es por asomo una feligresía cerrada, ni hace de la lucha y las tareas revolucionarias un esfuerzo cerrado, porque si deseamos avanzar y definir la cuestión del poder bajo cualquier vía que las condiciones políticas obliguen a transitar, debemos SUMAR, tal la experiencia del Historico Paro del 77, tal la experiencia de Octubre y, aunque la coyuntura y el periodo histórico no son los mismos, debemos recrear nuestro socialismo, desde allí, sabremos definir tareas y el que hacer.

Nuestro socialismo, no se enreda en programas para buscar la unidad y construir el FRENTE UNICO, nos basta y sobra las razones enarboladas por Lenin: Pan, Paz, Tierra y Libertad, a la que añadimos dignidad y soberanía para vencer en las calles a la anti patria organizada y dirigida por FUJIMORI, PPK, ALAN GARCIA, ALEJANDRO TOLEDO Y EL NACIONALISMO DE OLLANTA HUMALA.

La coyuntura actual abierta por la corrupción nos obliga a construir la unidad en la lucha, organizar al pueblo y promover la insurgencia popular por el PODER POPULAR, ya que vistas las condiciones de debilidad orgánica del campo popular y de la izquierda, sabemos que esta etapa de la confrontación política peruana, será definida entre la burguesía.

EL FRENTE UNICO Y NESTOR CERPA

José Carlos Mariátegui, decía cuando planteaba el FRENTE UNICO que la actitud de un revolucionario era precisamente no alejar a las masas de la revolución sino que era preciso “combatir el orden social sus instituciones, sus injusticias y sus crímenes (…)”, por lo que es preciso definir campos que permita terminar con la izquierda farisea, separar del campo revolucionario a quienes se arrepienten de su pasado y combatir a toda tendencia que bajo el cuento del “mal menor” se prestan al juego de la derecha y sin querer queriendo, fortalecen al imperio y su política de agresión e injerencia en nuestros países.

Esta fue la actitud de NESTOR CERPA, cuando planteaba la UNIDAD REVOLUCIONARIA y se constituía en el hombre, en el revolucionario de convergencia que creía que la recuperación de espacios estratégicos para la revolución peruana y latinoamericana tenían como sustento, la honesta pedagogía revolucionaria en el seno del pueblo, que en el curso de la confrontación clasista se constituyen en bases de apoyo de la revolución social. Por ello, el Comandante de la Dignidad Tupacamarista, era enemigo de todo proceso de distanciamiento, que afectasen los espacios que la revolución conquista y construye ya que no permite incentivar la participación del pueblo en la lucha.

En la exposición sobre la fallida Toma del Congreso Peruano, Néstor Cerpa señalaba que era imposible y a la vez reaccionario separar la lucha por la liberación nacional de la lucha por el socialismo, por tanto, consideraba errada detener las tareas de la revolución peruana, por lo que reafirmaba la Tesis de Mariátegui de que para salir de la crisis capitalista en el Perú era necesario, oponer al capitalismo, el socialismo, a través de la acción organizada del pueblo y bajo la dirección de los revolucionarios base para entender la cuestión de la nueva hegemonía, del bloque histórico de las mayorías nacionales que el periodo político precisa.

Y como hombre de unidad, NESTOR CERPA al igual que MARIATEGUI, considera que la táctica del FRENTE UNICO permite que caigan todas las barreras que diferencian o separan a grupos, tendencias, corrientes en la construcción del instrumento que precisa el campo popular.

Fiel a nuestra herencia y tradición revolucionaria, las FUERZAS ARMADAS REVOLUCIONARIAS – EJERCITO POPULAR TUPACAMARISTA (FAR –EPT), ante la actual coyuntura regional manifiesta:

- Nuestra solidaridad y apoyo a la Revolución Bolivariana, señalando que el ideal del Comandante Hugo Chávez, dependerá de la forma como se radicalicen la respuesta al ataque imperialista.
- Apoyamos y nos identificamos con el Proceso de Cambio en Bolivia y asumimos que la profundización del mismo, dependerá de los pasos cualitativos que se den y del rol protagónico que asuman los movimientos sociales.

Así mismo, RECHAZAMOS:

- Rechazamos, la traición del Presidente Lenin Moreno al proyecto político del pueblo ecuatoriano.
- Rechazamos, el brutal y cruel bloqueo económico imperialista a Cuba
LLAMAMOS al pueblo peruano, a defender en las calles, montes y ciudades su derecho a vivir con paz y justicia social para lo cual es preciso:
- Construir el FRENTE UNICO en la lucha contra la corrupción y el fujimorismo.
- Ejercer en las calles el derecho a la insurgencia.
- Luchar por una ASAMBLEA CONSTITUYENTE ORIGINARIA de movimientos sociales, indígenas y pueblo organizado para refundar el Perú.

Túpac Amaru, Vive, Vuelve y Vencerá¡¡¡
Comandante de la Dignidad Tupacamarista Néstor Cerpa, Presente¡¡¡
Por una Asamblea Constituyente Originaria, insurgencia popular…ahora¡¡¡
Con las masas y las armas, Patria o Muerte…Venceremos¡¡¡

Algún lugar de la Amazonia, diciembre 17 de 2017.

Camilo Reyes
Fuerzas Armadas Revolucionarias
Ejército Popular Tupacamarista

FAR - EPT

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS