¡Viva el Primero de Mayo, Día del Proletariado Internacional!
Fecha: 2018 05 01
Grupo: Partido Comunista del Perú (PCP)
País: Peru
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


¡VIVA EL PRIMERO DE MAYO, DÍA DEL PROLETARIADO INTERNACIONAL!

A escasos días del Bicentenario de nuestro fundador Carlos Marx, gran titán del pensamiento y la acción que fundamentó y nos dio el marxismo, primera etapa de la ideología del proletariado, el Partido Comunista del Perú reafirmándose en la lucha por el rumbo comunista, con profundo júbilo, saluda al proletariado internacional y al proletariado peruano.
Y, nos pronunciamos, sobre cómo vemos el contexto internacional, nacional dentro de la cual el proletariado lucha por cumplir con su papel histórico.

I. CONTEXTO INTERNACIONAL

En circunstancias cuando se devela la fragilidad de una insuficiente recuperación económica, se dan nuevos replanteamientos estratégicos en la contienda imperialista, agudizando la contienda de las potencias en lo económico, político y militar, confirmando la antesala de la III guerra mundial por un nuevo reparto del mundo.

A la creación del “petroyuan” por China considerado como un desafío a la hegemonía mundial del dólar norteamericano, sobrevino recientemente la decisión yanqui de imponer aranceles a productos chinos, que fue repicado inmediatamente con similar medida por la administración china, abriéndose indudablemente una guerra comercial de consecuencias globales; así, las relaciones de EEUU y China pasaron de tratos diplomáticos a una guerra comercial, que sería la mayor lucha comercial desde la segunda guerra mundial y es la confirmación de la bipolaridad en desarrollo.

La agudización de contradicciones también se refleja en la expulsión masiva de funcionarios rusos por EEUU y sus aliados, pugna que se agravó con el ataque militar de EEUU, Francia y el Reino Unido contra Siria en respuesta a un supuesto uso de armas químicas, hecho que conmovió el mundo, catalogado por algunos como “el inicio de la III guerra mundial”, ataque realizado luego de la exhibición de nuevas armas rusas y con el que el imperialismo norteamericano busca demostrar su poderío y recuperar posición en esa candente zona de guerra, donde Rusia se ha consolidado.

En el Medio Oriente también están en juego intereses de potencias regionales como Arabia Saudita, que respaldó la agresión de su aliado yanqui a Siria. Este poderoso país petrolero, tiene planes que implican construcción de grandes industrias nucleares bajo la égida de EEUU. Por otro lado está Irán, aliado ruso y de China que se ha propuesto derrotar el plan “Gran Oriente Medio”, diseñado por EEUU y sus aliados para cambiar las fronteras de los países de la región y crear una nueva zona. Todo esto demuestra las complejidades que encierra el frente Medio oriental donde se configuran dos bloques en contienda.

En América Latina, EEUU busca recuperar posiciones y contrarrestar el avance de China que ha devenido en el principal socio comercial de América Latina, su presencia norteamericana en la VIII Cumbre de las Américas tenía ese principal objetivo, por su mandato se impidió la participación de Venezuela, así como la posterior renuncia de Perú, Paraguay, Colombia, Brasil y Argentina de la Unasur.

En el campo del pueblo se dan luchas masivas y extensas por recuperar derechos, conquistas, beneficios y libertades democráticas conculcados y en rechazo a la mayor desocupación por 40 años de neoliberalismo y a la nueva desocupación que la cuarta revolución industrial generará, protestas y luchas que también expresan el rechazo y resistencia a las agresiones del imperialismo contra las naciones oprimidas, son muestras que revelan la persistente combatividad de la clase y su lucha por asumir el marxismo-leninismo-maoísmo como ideología del proletariado con la que elevando su conciencia política tiene que elevar sus luchas reivindicativas a lucha por el Poder, para hacer la revolución, tarea necesaria y factible de cumplir.

II. CONTEXTO NACIONAL.

A casi 30 años de explotación capitalista neoliberal impuesta desde los noventas, estamos viendo una crisis del sistema, una profunda crisis general, derivada del plan que aplicó Fujimori y proseguida por los sucesivos gobiernos hasta hoy.

Los anteriores grandes planes económicos que se aplicaron en la sociedad peruana y que implicaron la manifestación de 3 booms, como la de guano, la pesca o la minería, en beneficio de la clase explotadora, todas terminaron con crisis económica, política y social, de igual manera, el cuarto último plan que viene desde los 90s ha terminado generando más crisis.

La ya profunda situación crítica que vive nuestro país, se ha profundizado más, manifestándose la crisis en lo económico, en lo político y generando graves problemas sociales, que podemos sintetizarlo así:

En lo económico, no han sido capaces de definir un nuevo plan de desarrollo económico que es su necesidad, manteniendo el anterior que ya ha fracasado. Y, lo otro es que, las diversas políticas: fiscales, monetarias, que implementaron para reactivar le economía no les resultó, siendo que la inversión pública y privada se mantienen contraídas al igual que el gasto por consumo, afectada esta última por la disminución del ingreso real de las mayorías populares que expresa la mayor explotación que soportan, así mismo, está claro que sus medidas fiscales le han dado como resultado un déficit del 3% del PBI, situación que hoy buscarán revertir con el mayor despellejamiento del proletariado y del pueblo. Éstos entre otros problemas reflejan la crisis económica, lo que en concreto implica que: la economía peruana está estancada y su perspectiva de desarrollo es incierta.

En lo político, la intensificación de las pugnas de los grupos de poder económico, que son parte de la gran burguesía llevó a la más grave crisis política de los últimos 17 años, que condujo a un recambio de gobierno, con la forzada renuncia de Kuczynski y el ascenso de Martín Vizcarra y un nuevo gabinete llamado hasta por los fujimoristas como “gabinete de la esperanza”, que refleja que están en un nuevo momento, donde pondera más la colusión, que será transitoria, pues la pugna por sus intereses económicos, por sus ganancias, prosigue y no es de fácil solución, requerirá años que serán muy complejos y de intensa colusión y pugna dentro de estos grupos de la gran burguesía.

Problemas sociales, como aumento de la desocupación, la inseguridad y el derrumbe de su sistema moral.

La desocupación que el neoliberalismo ha generado golpea al proletariado y al pueblo, miles no encuentran trabajo, por lo tanto no tienen ingresos que les permita adquirir siquiera sus necesidades básicas, según el INEI, el año pasado de cada 100 personas de la PEA, solo 93 tenían empleo, es decir registra una tasa de desocupación del 7%, pero además, señaló que de la PEA ocupada 34% estaban en la condición de subempleados, 34% de subempleados cuyos ingresos no cubren la canasta básica familiar, que es de subsistencia. La desocupación ha crecido con el neoliberalismo y más en los últimos meses, así la desocupación es un problema social que azota al proletariado y pueblo peruanos.

La inseguridad, está asociada al incremento de la delincuencia, problema que se ahonda en aquellos Estados en descomposición, que por su esencia, niegan el futuro a los jóvenes que no viendo perspectiva erróneamente optan por delinquir, no estamos de acuerdo que solo se vea los efectos, más no las causas, que es el sistema explotador, con cárcel y más penas no resolverán el problema mientras no se ataque las causas.

Según la última edición del Barómetro de las Américas 2017, del Proyecto de Opinión Pública de América Latina, nuestro país se ubica en el segundo lugar del ranking de los países con más alta tasa de victimas de delincuencia de América latina, por lo que la percepción de más del 55% de la población es de inseguridad.

El derrumbe moral del sistema capitalista y la crisis y caducidad de la ideología burguesa los podemos ver en los problemas de corrupción, siendo el Perú uno de los países donde se percibe altos niveles de corrupción, que ha involucrado no solo a los cinco últimos presidentes, sino también a las principales organizaciones políticas de la derecha que tienen monopolizado la política peruana.

Por todo lo dicho consideramos que la sociedad peruana está enfrentando una crisis general de su sistema.

Por el lado del pueblo, el proletariado, el campesinado, la pequeña burguesía y parte de la burguesía media con sus luchas van a agudizar la contradicción, pueblo contra el poder que explota y oprime. Y se va a desenvolver a través de movilizaciones masivas que ya lo estamos viendo, ahí están: la lucha de los mineros, de los obreros de construcción que exigen trabajo y mejores condiciones laborales, la lucha masiva de los paperos, maiceros, arroceros, cacaoteros, que rechazan el abandono y la crisis del agro peruano; la lucha de los profesores en defensa de la educación pública, su estabilidad e incremento de sueldos; la lucha de los estudiantes universitarios en defensa de la universidad pública y por participación real del estudiante en el cogobierno, la misma lucha de los jóvenes hijos del pueblo que rechazan la pretendida ley de esclavitud impulsada desde el Congreso, un conjunto de luchas que se irán intensificando. En conclusión, la contradicción entre pueblo-Estado explotador se irá desenvolviendo.

Obviamente hay otros problemas de profundidad y perspectiva como la opresión de la mujer, la de los jóvenes, etc, que se expresan. Situación que demanda actuar y combatir en todos los campos de la lucha popular, para servir al desarrollo de la contradicción proletariado-Estado opresor como principal, velando principalmente por los intereses del proletariado, por su revolución, enarbolando su invicta ideología: el marxismo-leninismo-maoísmo, pensamiento gonzalo.

III. PAPEL DEL PROLETARIADO. CUMPLIR EL EMPLAZAMIENTO Y CLAMOR POPULAR DE UNIRSE EN LA IDEOLOGÍA, LA POLÍTICA Y LO ORGÁNICO.

En el día del proletariado internacional y a escasos días del Bicentenario de nuestro fundador, gran titán del pensamiento y de la acción, Carlos Marx, con más convicción nos reafirmamos en el papel y la perspectiva histórica del proletariado, reiterando que es la última clase de la historia, clase dirigente que a través de su Partido Comunista tiene el papel de dirigir la revolución: democrática, socialista o culturales y enrumbar hacia su meta inalterable el comunismo, para lo cual es insoslayable enarbolar, defender y aplicar el marxismo-leninismo-maoísmo ideología estratégica universal del proletariado, aplicarla a las condiciones concretas de cada revolución y servir a la solución de los problemas nuevos que enfrenta la Revolución Proletaria Mundial.

Como parte de la ofensiva general del imperialismo, se ha pregonado la supuesta “caducidad del marxismo” o la “utopía del comunismo”, y ahora se suma la presunta “desaparición” o “extinción” del proletariado que se levanta para negar la necesidad de la revolución, pero, es ley que en el capitalismo, las ganancias y la concentración de capitales provienen de la plusvalía que extraen de la fuerza de trabajo del proletariado, sino, ¿de dónde lo obtienen?, tampoco se puede afirmar esa supuesta extinción de la clase a partir de la mayor tecnificación que indefectiblemente genera desocupación tal como Marx enseñara, pues los desocupados no dejan de ser proletarios tal como pretenden hacer consentir, lo cual rechazamos; más al contrario, el incremento de desocupados crea más condiciones para hacer la revolución proletaria, así, la realidad confirma que el proletariado es fuerza productiva principal, fuerza ideológica y política principal también y tiene la misión de conducir la revolución a través de su Partido comunista hacia el dorado comunismo.

En el día del proletariado internacional y cuando la clase y los pueblos del mundo desenvuelven luchas extensas y masivas contra la desocupación y otros efectos de la crisis, corresponde afirmar la necesidad de unirnos en el marxismoleninismo-maoísmo, construir Partidos Comunistas con esa guía, para dar rumbo correcto a las luchas, construir los otros Instrumentos de la revolución para combatir por la Revolución Proletaria Mundial en respuesta a la vil guerra de rapiña imperialista levantando las consignas: ¡Hacer la revolución es la gran tarea de los pueblos! ¡Sin una revolución comunista nada tendrá el pueblo!

En esta fecha de trascendencia, el Partido Comunista del Perú se reafirma en seguir luchando por la libertad del Presidente Gonzalo, la más alta expresión del proletariado peruano, condenando los negros e infames ataques montados por el imperialismo y la reacción peruana, que indudablemente no mellan su inalterable convicción de ser marxista-leninista-maoísta hasta el fin. Así mismo, reiteramos nuestra posición de alimentarnos cada vez más con el marxismo-leninismomaoísmo, pensamiento gonzalo, nuestra arma ideológica estratégica, especifica y principal para persistir indeclinable en construir el Partido de Nuevo Tipo que nuestra revolución necesita.

¡ENARBOLAR DEFENDER Y APLICAR
EL MARXISMO-LENINISMO-MAOÍSMO
COMO NUESTRA ARMA IDEOLÓGICA ESTRATEGICA UNIVERSAL Y
EL PENSAMIENTO GONZALO COMO NUESTRA ARMA
IDEOLÓGICA ESTRATÉGICA, ESPECÍFICA Y PRINCIPAL!

¡CONSTRUIR EL PARTIDO COMUNISTA DEL PERÚ PARA QUE CUMPLA SU PAPEL DE HACER LA REVOLUCIÓN!
¡HACER LA REVOLUCIÓN
ES LA GRAN TAREAS DE LOS PUEBLOS!

¡SIN UNA REVOLUCIÓN COMUNISTA NADA TENDRÁ EL PUEBLO!

1° de mayo del 2018

Comité Central
Partido Comunista del Perú

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS