Carta de Frak País a Fidel Castro (7 de julio de 1957)
Fecha: 1957 07 07
Grupo: Movimiento Revolucionario 26 de Julio (M-26-7)
País: Cuba
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


Carta del 7 de julio de 1957

Estimado Alejandro:

Lamento que todas estas cartas no lleguen con la premura que debieran, pues los acontecimientos van adelantándose con bases firmes y sólidas y es necesario que estés bien informado de lo que sucede a la par que todos debemos estar plenamente identificados para cuando el momento de obrar nos lo exija.

Cuando hablamos por última vez en México te dije que no creía en la organización existente en Cuba, en el trabajo obrero realizado por la HUELGA GENERAL, ni en la eficiencia de los cuadros de acción pues estaban indefensos, impreparados y sin acoplar. Los hechos del 30 en que palpamos la realidad de las circunstancias temidas, dejaron muy maltrecha nuestra organización, desorientada y casi fuera de combate.

Tu espíritu indomable y el de tus compañeros que preservaron obstinadamente aún en las condiciones más duras y difíciles, que supieron imponerse a la adversidad en las situaciones más desesperadas hicieron el milagro que nunca hubiéramos podido lograr todos nosotros aún con nuestro esfuerzo más desesperado y nuestra convicción más firme. Dando tumbos comenzamos de nuevo. Con el lastre de todas las cosas fallidas, de una insurrección en marcha y de lo enclenque de nuestros cuadros directivos, nos dimos a la tarea de tratar de ayudarte a la par que levantar de nuevo la organización. El trabajo fue arduo, las condiciones no fueron las mejores y el trabajar edificando sobre la marcha tiene desventajas muy grandes.

Y pasó ese momento, con saldo de experiencias sufridas y compañeros muy queridos presos o muertos. Ahora el momento necesita de una nueva táctica, de una nueva línea.

Opinaba y conmigo muchos que el tipo de DIRECCIÓN que funcionaba antes del 30 no podía nunca dar resultados. En una insurrección no se pueden hacer ASAMBLEAS ni se pueden otorgar igual responsabilidad a un número a veces indeterminado de miembros de la DIRECCIÓN NACIONAL. Recuerdo que unas semanas antes del 30 había 25 miembros ejecutivos con igual categoría y a los cuales había que consultarles casi todo y lo deliberaban y conocían tanto y aún querían aumentarlo, ni tampoco se puede establecer «zonas tabú» en las que no se pueda penetrar ni se sepa el trabajo que se realiza.

El exceso de democracia contrastaba curiosamente con la acción caprichosa y unipersonal en ciertos campos.

Después del 30 vi con disgusto cómo se volvía de nuevo a la creación de DIRECCIONES NACIONALES Y PROVINCIALES con exceso de miembros, y poca calidad. Muchos dirigentes y poca coordinación y poco trabajo realizado concienzudamente. Los trabajos «por la libre» volvieron a imperar. Por suerte la misma situación revolucionaria brindó la solución, actuando de crisol purificador se consumieron en él por diversas circunstancias todo lo que no servía, o lo que estaba enclenque, o lo que estorbaba a la buena marcha de las cosas.

Jacinto (que es uno de los revolucionarios de vocación más clara y política y organizador infatigable) y yo discutimos mucho sobre el giro que tomaban las cosas y nos decidimos audazmente a replantear el MOVIMIENTO completo. Se centralizó por primera vez en pocas manos la DIRECCIÓN, se separaron y se fijaron claramente las distintas responsabilidades y trabajos del MOVIMIENTO, y nos dimos a la tarea de hacerlo más activo y pujante. Logramos el reconocimiento de todos y lentamente comenzamos a hacerlo realidad. Caímos presos. El MOVIMIENTO sufrió un momento de crisis, ya Faustino estaba preso y el trabajo fue demasiado para los pocos hombres que lo tuvieron que llevar. Pero las cosas se fueron arreglando. Al salir nosotros el estado del MOVIMIENTO era deplorable pero nunca como después del 30, ya había muchas cosas logradas que seguirían marchando adelante.

De nuevo hubo que machacar mucho sobre la organización y la disciplina. La situación del país, la presión tuya y las obstinaciones del régimen nos han dado un espaldarazo formidable que nos coloca hoy como ejes de todas las posibles soluciones.

Fue necesario en este breve tiempo obrar un poco dictatorialmente, dictando órdenes y siendo un poco estrictos, pero ya ahora podemos encauzar las cosas de acuerdo con los planes preparados y tan cuidadosamente examinados. Siempre se ha hablado de HUELGA GENERAL pero con los aprestos guerreros se descuidaba una y otra vez este aspecto y se trabajaba en él sin fe y de una forma inefectiva. Era necesario inyectar este sector, darle el impulso que necesitaba y se comenzó por Oriente.

Ahora la situación ha cambiado, se ha visto que la HUELGA GENERAL, es posible, que es necesaria, que es tan importante trabajar en esto como en ACCIÓN y se ha hecho. Existe en este momento una DIRECCIÓN PROVINCIAL OBRERA con sus DIRECCIONES MUNICIPALES funcionando a todo pulmón y con bastante independencia económica y propagandística. Era necesario que el mismo trabajo se realizara en toda la Isla y se constituyó una DIRECCIÓN NACIONAL OBRERA que daría la pauta y marcaría el día de la HUELGA GENERAL. Para ello se comenzó con un EJECUTIVO GESTOR que en este caso es el de Oriente que ya ha organizado en la misma forma de aquí a Camagüey y Santa Clara. En este momento los delegados de este EJECUTIVO están en Pinar del Río, Habana y Matanzas, para cerrar donde no haya, unir donde ya haya algo hecho y llevar la idea y los proyectos del trabajo nacional. De acuerdo con los planes en un mes deben estar creadas y unidas nacionalmente todas nuestras organizaciones obreras. Este es el momento de hacer efectiva la DIRECCIÓN NACIONAL OBRERA. EL EJECUTIVO GESTOR pasaría a serlo en dirigencia y su COORDINADOR, miembro de la DIRECCIÓN NACIONAL DEL MOVIMIENTO.

En esto se trabaja en una forma intensísima calorizada y apoyada por la DIRECCIÓN DEL MOVIMIENTO. En tres meses tienen que llegar nuestros cuadros al máximo de capacidad. El programa obrero, sus consignas y su propaganda estarán en condiciones de poder unirse en la conjunción final planeada.

Inmediatamente después de logradas las DIRECCIONES NACIONALES OBRERAS Y DE RESISTENCIA, pasarán delegados especiales de éstas a formar un COMITÉ DE HUELGA cuyo trabajo será más amplio. Ten en cuenta que todos los organismos de que te he hablado son netamente del 26 o íntimamente ligados a él y que hay una serie de entidades y organismos que no desean vincularse o sectarizarse o no pueden hacerlo a un MOVIMIENTO como el nuestro, pero están de acuerdo en realizar la paralización nacional para derrocar al régimen. El objetivo de los delegados de nuestras organizaciones sería el de acoplar todas las figuras, sectores y organizaciones cívicas, políticas, religiosas, comerciales y obreras en un COMITÉ DE HUELGA que tendría visos de no parcializado al 26 pero que desarrollarían los hechos en el momento propicio que nosotros planeamos. No tendríamos por qué rechazar ni a sectores políticos que se hablarían casi abiertamente y a los que se les invitaría a participar en condiciones de igualdad. Nuestra fuerza consiste en nuestra beligerancia activa y en nuestros cuadros obreros y de resistencia que tienen ya una fuerza activa poderosísima y que en la realidad de todas las circunstancias que se puedan producir marcarían siempre el rumbo revolucionario ya de antes planeado.

Todo esto debe realizarse en un plazo ya prefijado de cuatro meses, pero que podía ampliarse a cinco si surgen algunas dificultades.

El papel de los cuadros de acción es también importante y los estamos barajando inteligentemente.

Necesitamos tener milicias en todas partes, milicias activas, disciplinadas, agresivas y audaces. Prácticamente esto es lo que mejor marcha en toda la Isla. Solamente tenemos que obligar a todos nuestros cuadros a obrar coordinadamente. Ya con este fin está en práctica el PLAN NACIONAL No. 2 que servirá para acoplar todas las acciones de sabotaje dándoles de ese modo una fuerza de impacto y psicológica mucho mayor. Esto servirá para crear la confianza colectiva en la acción segura cuando la orden es dada, para mantener el estado de insurrección, para darles experiencia y para ir aumentando paulatinamente de acuerdo con planes prefijados la tensión en el país hasta llegar al rojo que será el momento en que todas las Instituciones y todos los organismos agrupados en nuestro COMITÉ DE HUELGA lancen al unísono la demanda urgentísima de que ¡se vaya Batista! Para solucionar la situación y antes de que el régimen tenga tiempo de redactar la respuesta, toda Cuba pedirá que se vaya Batista y frente a la incertidumbre de un pronunciamiento tan firme, audaz y nacional que producirá, toda Cuba se lanzará a la HUELGA GENERAL con una ola de sabotaje obrero, técnico y revolucionario nunca visto hasta entonces. Quiero aclararte pues lo olvidé que en todas las DIRECCIONES OBRERAS hay SECCIONES de sabotaje para apoyar en ese momento la acción nacional que se va a desarrollar. Dada la importancia y lo crucial de la misma estas secciones son de militantes del 26.

Si este PLAN NACIONAL DE ACCIÓN No. 2 tiene buen resultado reorganizaremos para el segundo mes nuestros cuadros de milicias más disciplinadas, secretas y férreas y esperamos que en dos meses más ya operen a la perfección estando en disposición de realizar las tareas que se les encomienden, la forma de armarlas te la digo en otra comunicación.

Nuestra propaganda es la que no marcha a pesar de todos los esfuerzos. Se trasladó a La Habana la responsabilidad nacional de realizarla pero no funciona, con esta misma fecha se vuelve a trasladar la responsabilidad a donde estaba, pues ayer se venció la principal dificultad que era la de una imprenta. Ya con fecha de hoy comienza una intensa Campaña de propaganda y para fin de mes espero que ya el periódico se pueda editar quincenalmente y fuera de La Habana.

La DIRECCIÓN DEL MOVIMIENTO nacionalmente residía en Bienvenido, en mí y en un pequeño grupo que hacía las veces de EJECUTIVO GESTOR. Con fecha de hoy Bienvenido pasa a ser Delegado del MOVIMIENTO en el extranjero y yo ceso en mi calidad de EJECUTIVO único.

El TESORERO NACIONAL, el nuevo encargado de PROPAGANDA, el COORDINADOR NACIONAL OBRERO, el COORDINADOR NACIONAL DE LA RESIETENCIA, el COORDINADOR NACIONAL BÉLICO, y el COORDINADOR GENERAL DEL MOVIMIENTO formarán EL EJECUTIVO en nuestra dirigencia, la DIRECCIÓN NACIONAL estará formada además por los seis COORDINADORES PROVINCIALES.

Hemos tratado de situar en todos estos cargos a revolucionarios de pensamiento y de acción, probados a través de todos estos días de duras pruebas y trabajo intenso.

Esta DIRECCIÓN NACIONAL se hará efectiva en cuanto converse con Jacinto y María y demás compañeros responsables.

Asimismo queda adscrito a esta DIRECCIÓN un DELEGADO DE LA SIERRA que es NORMA.

Los planes bélicos contemplan además de la creación de milicias, compra e introducción de armas en las zonas que demuestren mayor disciplina y organización. Ampliación y refuerzo del frente de LA SIERRA y apertura de nuestros frentes. Estos planes no conllevan la paralización de los otros en caso de no poder realizados plenamente, sino que siempre marcharán atemperados a los otros aunque trataremos de que se cumplan.

Sobre nuestro PROGRAMA de lineamientos claros y precisos pero serios, revolucionarios y realizables. Ya ahora se está trabajando intensamente en ello para unirlo a nuestro proyecto económico y hacer un PROGRAMA REVOLUCIONARIO DEL MOVIMIENTO. El trabajo se realiza por partes, en diferentes sectores y en distintas provincias, si tienes algunas sugerencias o algunos trabajos mándalos, de todas maneras cuando esté el esbozo ya completo de lo que ha de ser el PROGRAMA te lo enviaré para que lo supervises y des tu opinión.

En este momento la vaguedad de pronunciamientos, así como la falta de planes y proyectos, hace que muchos todavía recelen de nuestras intenciones y de nuestra capacidad para hacer la revolución que se espera, porque es ya un hecho que el pueblo de Cuba no aspira al derrocamiento de un régimen ni a la sustitución de figuras, sino que aspira a cambios fundamentales en la estructura del país y es preocupación de todos los sectores y de todos los intereses del país el conocer la verdadera capacidad que pueden tener nuestros líderes y nuestras dirigencias para acometer tales cambios y somos confiables o no para ello. Ya nadie duda la caída del Régimen, lo que les preocupa es la calidad de ingenieros con que cuenta el 26 para la reconstrucción del nuevo edificio. Y tengo que reconocer que en este sentido hemos hecho muy poco y que la labor a realizar en estos meses es exhaustiva y urgente.

Aspiramos, y haremos todos los esfuerzos necesarios para que se cumpla esta aspiración a que el PROGRAMA del 26 coincida en su salida con el principio de la ofensiva final de propaganda que debe realizarse en dos meses.

Bueno, ustedes decidirán esto, pero les pido que lo comuniquen a esta DIRECCIÓN lo más rápidamente que puedan. Asimismo te pido tu opinión sobre todo el trabajo realizado. Hemos tratado de hacer lo mejor y estamos esforzándonos mucho por cumplir nuestro cometido. Cuba y la Historia esperan y el 26 de Julio no puede defraudarlas ni escribir páginas que no sean brillantes, constructivas y patrióticas.

Sin más y con un abrazo revolucionario para todos.

POR LA DIRECCIÓN NACIONAL DEL M-26- 7

David

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS