Saludo enviado al III Simposio de Filosofía Política, realizado en Argentina
Fecha: 2018 11 08
Grupo: Ejército de Liberación Nacional (ELN)
País: Colombia
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


SALUDO ENVIADO AL III SIMPOSIO DE FILOSOFÍA POLÍTICA, REALIZADO EN ARGENTINA

Desde las selvas de Colombia, enviamos saludos fraternos y revolucionarios al Tercer Simposio Internacional de Filosofía Política realizado en Argentina. Mi nombre es Uriel y hago parte del Frente de Guerra Occidental Omar Gómez del Ejército de Liberación Nacional.

Consideramos de suma importancia que estos espacios se desarrollen a lo largo y ancho de nuestro continente, pues son formas de cultivar un pensamiento Latinoamericano, formas de construir colectivamente caminos que nos lleven a la liberación de nuestros pueblos oprimidos. Agradecemos la invitación que nos hacen a opinar sobre los ejes temáticos que se trabajarán en este Simposio.

Para la construcción de un Manifiesto Latinoamericano, resaltamos la importancia del internacionalismo y de la solidaridad que, como nos lo enseñara Ernesto Guevara, es la ternura de los pueblos. A dificultades comunes, luchas comunes; y la principal dificultad que tenemos todos los países latinoamericanos, sigue siendo el imperialismo y con él, la estela de despojo, miseria, empobrecimiento, hambre, sometimiento y opresión que deja a su paso. La Patria Grande debe seguir siendo un objetivo nuestroamericano.

Los sectores populares de todos los países debemos pensar en confluencias y articulaciones desde la base. Pues nos queda claro, y no precisamente por el el caso colombiano, que así como los vientos soplaron temporalmente hacia la izquierda en algunos gobiernos del Continente con igual facilidad pueden soplar hacia la derecha. Por eso, no podemos delegar en las clases dirigentes, las construcciones nuestroamericanas; debemos seguir apelando a construir desde la base. Aprovechemos los espacios institucionales para fomentar la formación y propiciar condiciones para la articulación y la lucha popular.

Desde el Ejército de Liberación Nacional —ELN— de Colombia, nos disponemos, con gusto, para las construcciones populares de nuestros pueblos. Latinoamérica tiene en el ELN colombiano, la guerrilla revolucionaria unificada más antigua en estado activo, con más de medio siglo de experiencia en guerra de guerrillas, resistencia popular y construcción de Poder Popular junto a los sectores populares.

Somos pueblo en armas, pero ante todo una organización político militar, es decir, nuestro objetivo es político; y un alto componente de nuestra actividad política no es armada; aunque reivindicamos la vigencia y necesidad de la lucha armada revolucionaria para alcanzar las demandas populares, construir a favor de las mayorías y para defender lo construido y la soberanía. Dentro de esta disposición del ELN, está el ser abiertos a la crítica y a aprender de todos los procesos sociales que podamos; y también abrir nuestras puertas para todos y todas las que quieran aprender de nuestra experiencia y conocer más a fondo nuestro camino de lucha y construcción.

Respecto a formas de democracia y participación no lectorales, recordamos algo que nos preguntábamos en el marco de las elecciones presidenciales de este año en Colombia, ¿y el kratos para el demos, cuándo? Porque la democracia fue reducida a un papel marcado cada cierta cantidad de años, donde se elige al que más pagó por el voto. La democracia real, participativa, desde la base, la democracia popular, sigue siendo válida y necesaria, al igual que la normatividad alternativa, derechos colectivos y toda una juridicidad popular que se pueda ir construyendo y aplicando desde cada proceso social, vereda, barriada, favela urbana o villa rural; pues sólo así garantizamos que la ley se ajuste a las necesidades de las mayorías y no a los dictámenes del capital transnacional que es el verdadero Poder legislativo en nuestros países que, en esencia, no hemos dejado de ser repúblicas bananeras ni colonias. Nos hacen creer que tenemos democracia, cuando en realidad es una plutocracia y una oligarquía.

En nuestras zonas de influencia se promueven procesos de derecho comunitario convirtiéndose en pequeños laboratorios de juridicidad alternativa, aprovechando los vacíos de poder y ausencia estatal.

Para despedirnos, pudiendo citar a tantos teóricos incluyendo los clásicos, preferimos hacerlo con un rapero español “El Chojin”, como una invitación a la juventud a comprometerse con los cambios sociales e impulsar y desarrollar una contracultura emancipadora; dice: “...lo malo conocido es malo y lo malo debe cambiar y si lo siguiente también es malo, ¡se cambia y ya!”

¡Juramos vencer!

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS