4 de Noviembre: Continuando el ejemplo rebelde para construir el porvenir
Fecha: 2019 11 04
Grupo: Fuerzas Armadas Revolucionarias - Ejército Popular Tupacamarista
País: Peru
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


4 DE NOVIEMBRE: CONTINUANDO EL EJEMPLO REBELDE PARA CONSTRUIR EL PORVENIR

Camaradas:

En mi condición de Comandante del Secretariado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias – Ejército Popular Tupacamarista (FAR – EPT) y Responsable de la Comisión Militar Conjunta (CMC), es para mí, un honor dirigirme a todos y cada uno de ustedes en esta histórica fecha donde reafirmamos nuestro compromiso de luchar junto a nuestro pueblo, bajo el ejemplo de Túpac Amaru II y Micaela Bastidas; a la vez, reconocer que es una gran responsabilidad, sostener vivo los sueños y esperanzas de lograr la paz con justicia social en nuestra Patria Continente, saludando al pueblo peruano y latinoamericano, al recordar hoy, 4 de noviembre, el levantamiento insurgente, indígena – popular y que nosotros Tupacamaristas de nuevo cuño, enarbolamos orgullosos, las invictas banderas de Tinta.

Que, luego de nuestro primer pronunciamiento en noviembre de 2010; en los meses de junio - julio de 2018, el Secretariado de las FAR – EPT, reunidos en lo que se ha denominado la Retaguardia Estratégica para los fines de construcción político – militar del Partido, evaluando que el Tupacamarismo en general había venido gastando inútilmente un tiempo necesario para la prosecución de la lucha revolucionaria, en vacilaciones respecto a continuar la lucha revolucionaria o asumir una oportunista Línea de la Derrota Estratégica, sostenida fundamentalmente por el ala pequeño – burguesa.

Comprendiendo que la pequeña - burguesía no había aprendido nada en todo este tiempo y, que de seguir en este empeño, la lucha Revolucionaria Socialista y Patriagrandina, podría ser derrotada; concluimos de que solo el pueblo organizada por su vanguardia político – militar, podrá continuar la lucha y el legado histórico, así es que se decidió dar un viraje estratégico, en nuestra concepción y conducción revolucionaria, convirtiéndonos en un verdadero Partido de Combate, para desde allí, sentar las bases de un poder firme, estable y duradero, que despierte, organice, eduque y movilice al pueblo en su conjunto, cuyo carácter político militar debía generar un nuevo, renovado y amplio vínculo con las masas del pueblo peruano y latinoamericano. La toma del poder y la construcción del socialismo, para nuestro pueblo, era nuestro objetivo: organizar y movilizar para los cambios profundos, estructurales, era nuestra tarea.

Debíamos entonces, buscar su respaldo, fundiéndonos con nuestra historia, predicando con el ejemplo. Teníamos que hacerlo, aprendiendo en el camino; como hijos del pueblo que busca su liberación, asumimos nuestra historia, con sus costos y sacrificios que ella entraña.

Los Tupacamaristas, no buscamos la guerra, peleamos para acabar con ella, y sostenemos que fue la realidad política de nuestro pueblo, la que nos obligó a empuñar las armas, la que nos obligó a transitar el camino más duro, es decir: la rebelión armada, desde entonces, empezamos a caminar con seriedad, responsabilidad, honestidad y disciplina.

Sostenernos en el tiempo, no es una tarea fácil, la historia de luchas de nuestro pueblo, nos lo demuestra; a su salvaje política para mantenerse en el poder, a su odio criminal de clase, había pues que responder con la dignidad revolucionaria, que Túpac Amaru II y Néstor Cerpa, nos enseñaran; no en vano éramos un pueblo en resistencia.

En este caminar, muchos desde el campo enemigo y desde el campo de la izquierda de cabaret, combatieron nuestras posiciones, fuimos entonces tildados de “nonésima escuadra” en una y, en otras, “creación del enemigo”, mas contra todo pronóstico y deseo de nuestros enemigos, nuestras banderas, las banderas Tupacamaristas, no se han arriado, continúan intactas, continúan creciendo y reproduciéndose en esta Patria Continente que no se rinde y lucha por su soberanía y proclama su autodeterminación.

No podemos decir, que nuestro caminar no ha tenido golpes; pero a los golpes respondimos con más trabajo, más construcción revolucionaria y, sobre todo, mas decisión de lucha; los golpes, las caídas no nos amilanaron, porque no se puede callar a la historia ni silenciar un pueblo que a pesar del terrorismo de Estado, usado por los grupos de poder para silenciar los canticos revolucionarios, se suma, se organiza y se moviliza junto a nosotros en busca de la paz, lla justicia social y la igualdad. Con ellos, escribimos la historia y construimos el mañana.

Desde Vilcabamba a Tinta, desde Tinta a la épica toma de la Residencia japonesa, Ignacio Torote, Juan Santos Atahuallpa, Rumi Maqui, Mariátegui, Luis de la Puente Uceda, Néstor Cerpa, todos fueron configurando el Programa Tupacamarista, con entrega, valor y sacrificio, fueron vivificando el acumulado histórico de lo que hoy, los Tupacamaristas de las FAR – EPT, somos herederos.

Las FAR-EPT, se reclaman legítimos herederos de un Proyecto Histórico de transformaciones estructurales, nacimos como consecuencia del olvido y abandono en que se encuentra nuestro pueblo, luchamos por una patria libre, para lo cual es necesario derrotar a la clase dominante y erradicar las causas que lo originaron.

En los últimos tiempos, hemos asistido a los funerales de la clase política peruana en particular y, del derrumbe del modelo de apropiación y acumulación capitalista en la Patria Continente: Ecuador, Perú, Chile; Argentina y Brasil, pero a pesar de como el viejo sistema viene colapsando, se aferran al poder y hacen oídos sordos al reclamo de nuestros pueblos.

Estamos construyendo el Partido, porque comprendemos que la vía de la violencia revolucionaria, es cada vez necesaria; porque tenemos fe en el pueblo, convertido en un colosal movimiento de masas por el socialismo.

En este 4 de noviembre, Aniversario del Tupacamarismo, en nombre de todos los miembros del Secretariado de las FAR – EPT, de los integrantes de la Comisión Militar Conjunta (CMC), de los combatientes y milicianos, extendemos nuestro brazo transformador, militante y combatiente, al aguerrido pueblo ecuatoriano herederos de Rumiñahui y Alfaro; al combativo pueblo chileno que resiste la noche neoliberal; al pueblo boliviano incansable heredero de Tupaj Katari que se apresta a escribir la historia del Abya Yala, combatiendo al fascismo encarnado en el CONADE y el COMITÉ CIVICO PRO SANTA CRUZ, MANIFESTAR nuestra admiración a los pueblos de Cuba, Nicaragua y Venezuela, que con heroísmo y sentido patrio, enfrentan la política criminal de la Casa Blanca. Nuestra fraternal solidaridad con el heroico pueblo de Haití que lucha en las calles, por un futuro de paz, pan y belleza.

Nuestro llamado al pueblo peruano, nuestro pueblo, que enfrenta la mayor crisis de su historia, llamado a seguir luchando por la UNIDAD REVOLUCIONARIA, luchando por una ASAMBLEA CONSTITUYENTE ORIGINARIA que diseñe el tipo de país que queremos.

¡Porque sin luchas, no hay victorias!
¡Túpac Amaru, Vive, Vuelve y Vencerá!
¡Con las masas y las armas, Patria o muerte…Venceremos!

Montañas de la Amazonía, noviembre 4 de 2019.

Camilo Reyes

Secretariado
Fuerzas Armadas Revolucionarias
Ejército Popular Tupacamarista
FAR – EPT


Comisión Militar Conjunta (CMC)
FAR – EPT

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS