El EPL debe deslindar con el narcoparamilitarismo
Fecha: 2020 02 25
Grupo: Ejército de Liberación Nacional (ELN)
País: Colombia
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


EL EPL DEBE DESLINDAR CON EL NARCOPARAMILITARISMO

Pueblo del Catatumbo y de la provincia de Ocaña, reciban nuestro revolucionario saludo, así mismo nuestra energía, que aliente aun más el espíritu de lucha por la vida y la justicia social que ha caracterizado esta región del país.

Entregamos a ustedes un parte de victoria en la realización del reciente Paro Armado Nacional, a través del cual se logró golpear la economía trasnacional, las empresas que financian la guerra, la infraestructura petrolera, las troncales y a las fuerzas militares, policiales y paramilitares en las diferentes regiones del país. Rechazando con ello la política económica antisoberana, el extractivismo y el plan de guerra del actual gobierno, como también la política de intervención y entrega del territorio por parte de Iván Duque con el denominado Plan Catatumbo Sostenible.

Atendiendo al llamado que desde diferentes sectores sociales, políticos e institucionales se nos hace, en procura de buscar una salida al conflicto entre el ELN y el EPL, respondemos de manera pública a sus inquietudes.

El ELN por el diálogo y la distensión

En enero del 2019, luego de varios meses de confrontación con el EPL, el Frente de Guerra Nororiental del ELN, decide hacer pública su voluntad de diálogo. Luego de ello, iniciamos comunicaciones epistolares con la comandancia del EPL en cabeza de Mauricio «Pácora», logrando algunos acercamientos en procura de generar un ambiente de distensión. Al morir Pácora, la nueva comandancia del EPL decide desconocer dichos acercamientos y llegar por la fuerza a territorios abandonados, asesinar a compañeros de base nuestra, amenazar y desplazar pobladores, incendiar viviendas, etc. Estos hechos los consideramos en su momento como una nueva declaratoria de guerra, lo que nos obligó a retomar el camino de la confrontación que se ha prolongado hasta la fecha.

El EPL hoy

El EPL pierde el fundamento político e ideológico revolucionario que lo fundó, cuando define aliarse con el narcoparamlitarismo, razones por las cuales se convirtieron en una gran amenaza para la región, causas suficientes para que el ELN opte por combatirlos militarmente, habiendo agotado la vía política.

Las desviaciones del EPL, los ha llevado a que sus acciones se orienten desde hace años a afectar directamente a la población, estas acciones de terror continúan hoy expresadas en asesinatos, amenazas y desplazamiento de dirigentes, pobladores y comunidades enteras; así mismo, siembra indiscriminada de minas en terrenos de cultivos y sitios de tránsito de la población. El ensañamiento se mostró también en la ejecución reciente de un absurdo paro armado contra el pueblo de la región, No dirigido contra la oligarquía, las empresas capitalistas o las fuerzas represivas del Estado, sino abiertamente contra los habitantes del Catatumbo, generando grandes pérdidas económicas a los campesinos y comerciantes, bloqueando la vida social y comunitaria, incendiando vehículos de gente humilde, confinando comunidades, etc.

El EPL debe retomar el horizonte revolucionario

El ELN no reconoce hoy al EPL como una fuerza insurgente, dado que se aliaron con el narcoparamilitarismo, integrándose a los planes de exterminio del Estado y orientaron sus acciones contra el pueblo. Reiteradas veces hemos manifestado al EPL la necesidad que le expliquen al pueblo el por qué se aliaron con el enemigo, por qué optaron por hacerse al lado de la contra-revolución, por qué le dieron la espalda al pueblo. Esto resulta fundamental para que se recupere confianza.

De otra parte, es un imperativo político para el EPL, que verdaderamente decida retomar los hilos de su proyecto histórico, para que haya acercamientos, aspecto que debe expresarse en hechos concretos, no como un compromiso con el ELN, sino con la población victimizada del Catatumbo y con el pueblo colombiano.

Es claro que la solución de este conflicto, no está en manos del ELN ni de las comunidades, sino del EPL, quien tiene que responderle al pueblo colombiano y a la izquierda revolucionaria por su alianza con los narcoparamilitares. Si desean ser insurgencia, están obligados a volver a las raíces de su proyecto histórico y garantizar el respeto absoluto a la población. Asuntos también esenciales, que sientan las bases para que se reabran los caminos del entendimiento.

Caminos de solución

1. Son bienvenidas todas las iniciativas que desde el movimiento social se hagan con miras a explorar rutas que contribuyan en la construcción de propuestas, con miras a darle tratamiento al conflicto entre el ELN y el EPL. Valoramos positivas todas su acciones y los motivamos para que continúen en la misma dirección.

2. Al igual que las comunidades del Catatumbo, el ELN aspira a hallar una salida a la confrontación con el EPL, en esa dirección mantiene su disposición de buscar alternativas, dejando claro que el conflicto es de tipo político entre las dos organizaciones, y que por lo tanto somos los llamados a resolverlo.

3. El camino del diálogo no está cerrado, sino que se ha visto truncado por las acciones del EPL. Una vez el EPL cese sus acciones contra el pueblo y las comunidades organizadas, aclare el por qué se alió con el narcoparamilitarismo, se comprometa a que esta historia no se repita y decida de hecho retomar el camino de la lucha insurgente, el ELN se dispondrá con toda entereza a construir soluciones.

4. El blanco de nuestro objetivo, desde que se inició la confrontación, ha sido los integrantes del brazo armado del EPL y sus milicias integradas a la tropa combativa. Siempre hemos respetado la base social que influencia el EPL.

Ratificamos el acatamiento a los principios del Derecho Internacional Humanitario y a nuestro Código de Guerra, garantizando con ello la integridad de toda la población.

Las afecciones a la población, que se hayan derivado como efectos colaterales de la confrontación, y en el que hayan estado comprometidas unidades nuestras, se les viene dando el tratamiento correspondiente a nuestras normas disciplinarias.

5. Aplaudimos los esfuerzos realizados desde los organismos defensores de los Derechos Humanos, los procesos sociales y las alcaldías, para atender la situación humanitaria derivada de la confrontación, garantizando el retorno de la población, la reactivación de la producción y la vida social y comunitaria. De nuestra parte, seguiremos brindando las condiciones que sean posible y estén a nuestro alcance.

¡Colombia… para los trabajadores!
¡Ni un paso atrás… Liberación o Muerte!

Frente de Guerra Nororiental
Comandante en Jefe Manuel Pérez Martínez

Ejército de Liberación Nacional

25 de febrero de 2020

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS