FAR-EPT (17-12-2020)
Fecha: 2020 12 17
Grupo: Fuerzas Armadas Revolucionarias - Ejército Popular Tupacamarista
País: Peru
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


QUE LA GESTA HEROICA DEL COMANDANTE NESTOR CERPA FORJE EL ACERO TUPACAMARISTA EN LA PATRIA CONTINENTE

¡Camaradas!
¡Revolucionarios de la Patria Continente!
¡Tupacamaristas que ondean banderas de la transformación social!

Nuestra Patria Continente, sufre los embates de fuerzas extranjeras, el imperialismo esa forma superior del capitalismo se disputa hoy, mercado, mano de obra y recursos naturales en turbios acuerdos con la derecha regional que, junto a su expresión partidaria, ha llevado a nuestros pueblos, a una de sus más dramáticas crisis de su historia, esta crisis política, de sistema pretende privar a nuestros pueblos de toda perspectiva de vida.

La revolución Tupacamarista en 1780 fue un primer empuje para ir perfilando el proyecto histórico, el Proyecto político para la transformación revolucionaria, de esa continuidad nos preciamos, de sus enseñanzas y con el aporte de las luchas del pueblo y las enseñanzas del Amauta, enriquecer el Programa de Tinta.

El Tupacamarismo de estos tiempos, con errores, aciertos y limitaciones, nos enseñó que la revolución socialista, es posible. Nos enseñó que el programa máximo de los revolucionarios es una tarea realizable cuando éste nace de la voluntad política del pueblo y de quienes lo conducen; así supimos que solo el pueblo libera al pueblo, que solo la revolución social libera al pueblo de la crisis capitalista, cuando el Comandante Néstor Cerpa “Evaristo”, el 17 de diciembre de 1996, tomara la Residencia Japonesa en Lima y desde allí, señalara las tareas revolucionarias.

Nosotros, el Tupacamarismo combatiente, fieles a nuestra tradición e historia, comprendimos que desde aquellos aciagos días que la avanzada invasora llegó a la Patria Continente, a la tierra de los hombres libres, que su sistema, su modelo socioeconómico era incompatible con los intereses de todo un continente, ese modelo que hoy, pervive al amparo de una derecha antinacional y una clase política parasitaria, ha sido perfeccionada para la expoliación y el saqueo, ese modelo y ese sistema se muestra irreconciliable con los intereses de la clase trabajadora y las mayorías nacionales, por eso, la necesidad desde el Tupacamarismo, el pueblo y la clase, de crear un instrumento social y políticamente poderoso que vaya más allá de las cuestiones reivindicativas, es decir, crear un instrumento para la liberación nacional y el Socialismo. Esa la tarea revolucionaria, ineludible, necesaria y obligada.

Como es obligada, desnudar estos presupuestos de dominación y saqueo, para que esa horda continental de neoliberales, de funcionales empleados del imperio que, engrasan su maquinaria comunicacional, económico – prebendal para mantenerse en el poder en países cipayos sean desplazados del poder político y económico como paso necesario para romper con la injerencia imperialista y el neo colonialismo.

Nada es posible, sino deslindamos campos con la derecha y el oportunismo, por lo que, en este largo caminar, los Tupacamaristas hemos separado objetivos de la derecha pro imperial y del izquierdismo pro burgués, convencidos de que los intereses de la clase y el pueblo, son un imposible sin socialismo, la justicia social y la liberación de la Patria Continente. Con sustento histórico y al amparo de la doctrina señalada por José C. Mariátegui, venimos repitiendo, machacando siempre, de la necesidad del Frente Unido, un frente de carácter popular, patriota y revolucionario, en cuyo núcleo de dirección deberá contar necesariamente con el Tupacamarismo. Desde ese Tupacamarismo nuestro llamado a la unidad revolucionaria para salvar al Perú y la Patria Continente, rechazando:

1.- El modelo de dominación capitalista neo colonial, que viene sumiendo a nuestra Patria y las mayorías nacionales, en la mayor pobreza, constituyéndose en un sistemático ataque del capital, cuyo objetivo es el saqueo de nuestras riquezas, el control del mercado latinoamericano y la defensa de sus intereses transnacionales; contra este ataque es preciso la acumulación continental de fuerzas patriotas y revolucionarias, unidas todas bajo las banderas del Socialismo Indoamericano como señalara Mariátegui.

2.- Rechazo de la Constitución Neoliberal, al amparo de un Programa de independencia y desarrollo continental que nos permita construir nuestro destino sin injerencia ni tutelaje imperial y, esta solo será posible con la Planificación Estatal y un modelo económico socialista que obedezca a nuestra realidad regional; la implementación del Programa Revolucionario del Tupacamarismo debe ser una prioridad que permita el desarrollo del campo y siembre las bases de nuestra soberanía alimentaria, la reactivación de la industria nacional – continental deberá estar respaldada por el Programa revolucionario de transformaciones estructurales.

3.- el Frente Unido, debe rechazar bajo una sostenida batalla de ideas, el programa y modelo capitalista – neoliberal, que sostiene la partidocracia burguesa, es preciso salvar la Nación y el Continente, el rescate de la esperanza y la felicidad requiere de un Proyecto y un Programa del pueblo y las mayorías nacionales. Votar por el Programa y los candidatos de la derecha, es un insulto a más de 500 años de resistencia indígena – popular.

4.- Defender las conquistas sociales, necesita necesariamente construir las FUERZAS ARMADAS REVOLUCIONARIAS DE LA PATRIA GRANDE, por ello, desde el Tupacamarismo planteamos la creación de la Comisión Militar de la Patria Continente, que debe estar conformada por organizaciones guerrilleras y revolucionarias del continente.

5.- Llamamos al campo popular, a la unidad en la organización para sostener una lucha dura contra los gobiernos neoliberales, donde los actores fundamentales de esta lucha son y deben ser las nuevas generaciones de jóvenes, hombres y mujeres indignados por la explotación y miseria de un Estado que siempre arremetió con ellos en todas sus formas, los muertos y un sinnúmero de heridos nos demuestra que las condiciones para la continuidad de la lucha en las calles, campos y ciudades están dadas. Lucha que debe alimentarse con nuestra continental memoria histórica.

Camaradas, compatriotas, desde el Tupacamarismo, nuestro abrazo a todos los trabajadores de la ciudad y el campo cuya resistencia y lucha a lo largo de la historia han hecho posible la esperanza y, con su sangre han escrito el Proyecto Histórico que nos anima.

En este 17 de diciembre, Aniversario de nuestras Fuerzas Armadas Revolucionarias – Ejercito Popular Tupacamarista (FAR – EPT), reafirmamos nuestra confianza en el futuro, en la justicia de nuestra causa y la hermandad patriagrandina para decir ¡Unidos venceremos!¡Las banderas y filas Tupacamaristas los esperan!

¡Porque sin luchas, no hay victorias!
Túpac Amaru, vive, vuelve y vencerá!
¡Con las masas y las armas, patria o muerte... venceremos!

Ankalli Wasi, diciembre 17 de 2020.

Camilo Reyes

Fuerzas Armadas Revolucionarias
Ejército Popular Tupacamarista
(FAR – EPT)

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS