El peronismo y su proyección revolucionaria
Fecha: 1971 03 18
Grupo: Guerrilla del Ejército Libertador
País: Argentina
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


La Plata, 18 de marzo de 1971.

EL PERONISMO Y SU PROYECCIÓN REVOLUCIONARIA

Este trabajo se compondrá de cuatro capítulos a saber: uno el peronismo; dos, peronismo guerra; tres, organización revolucionaria; cuatro, guerra revolucionaria;

El peronismo. El peronismo es el frente de comunicación nacional de nuestra patria. Entendiendo por tal frente de liberación nacional a la expresión política que engloba clases y tratos diferentes en un común proyecto nacional frente a una situación de sometimiento imperialista. Es una realidad dinámica en constante proceso de integración, no está dado de una vez para siempre, en el proceso de lucha se suman o restan hombres y estratos sociales que se ven comprendidos en él o dejan de estarlo en determinadas coyunturas históricas. La coexistencia de diversas tendencias ideológicas mancomunadas por ese común proyecto nacional aparecen expresadas en el peronismo por la consigna del partido laborista una nueva conciencia en marcha. Esa nueva conciencia y Perón son los factores unificadores que determinan la existencia del peronismo por encima de las particularidades ideológicas de las tendencias que lo componen.

Aportaremos cinco elementos para demostrar el carácter de frente de liberación nacional del peronismo.

Primero, el de ser el único enemigo del sistema; segundo, su composición; tercero, su política de revolución nacional desde el gobierno-; cuarto, continuidad de la lucha después de setiembre de 1955 y quinto, la existencia del peronismo en guerra. Primero, el carácter de único enemigo del sistema que reviste el peronismo, está claramente demostrado en el proceso histórico que transcurre a partir de 1945 en el país. El peronismo movimiento popular que nace enarbolando la bandera de la independencia económica, la justicia social y la soberanía política es enfrentado por la conjuración oligárquico imperialista en cuyo frente se unen todas las expresiones políticas toleradas por el sistema………………………hasta esa época.

Así es como los partidos liberales y tradicionales juntos a la pseudo izquierdo representada por el partido Socialista y el partido Comunista participan de la marcha de la libertad instrumentada por el embajador yanki Braden forman parte de la Unión Democrática que enfrenta, en las elecciones de 1946 en el movimiento popular y realizan durante todo el gobierno peronista una sistemática oposición haciendo el juego por supuesto al imperialista empeñado en derrotar al movimiento popular en la argentina. Entonces ven nuevamente con gran claridad, una vez producido el golpe militar de 1955 que derroca al peronismo ya que participan del festín del poder nuevamente todos los partidos liberales y también los que autocalificaban como izquierdas o partidos obreros y colaboran en la pretendida desperonización el país que se inicia a partir de entonces, desperonización que por supuesto fracasa rotundamente y esto está demostrado por los evidentes hechos.

Es decir que el peronismo……………………ya desde el llano enfrenta solo sin el apoyo de ninguna otra expresión política clásica al imperialismo que lo enfrenta de todas las formas posibles. Hoy en día aparecería controvertida en alguna medida esta opinión si se atiende……………….superficial a que muchas fuerzas políticas el radicalismo del pueblo o el socialismo, el partido comunista aparecen actualmente como aliado del peronismo en lo que hace a la oposición de la dictadura militar de Onganía. Pero de ninguna manera esto tiene coexistencia. Nos atrevemos a asegurar que bastaría una salida pseudo-democrática ensayada por el imperialismo para el país ante el evidente fracaso del gobierno de Onganía para que esta fuerza que hoy aparecen como aliado de movimiento popular abandonaran inmediatamente este campo y se volcaran a participar nuevamente de las posibilidades que el régimen imperialista ofrece en cuanto pudiera ser una salida electoral. Tramposa –una salida electoral fraudulenta con la exclusión de la mayoría popular.

¿Qué ocurriría entonces con estas fuerzas políticas? Bueno en lo que hace a sus aparaos de dirección pasarían inmediatamente a formar parte del frente a que corresponden por ser aliado del imperialismo de la oligarquía y sin sectores juveniles, sectores progresistas, o más evolucionadas sus fuerzas se mostraran rebeldes como es posible que ocurra a ellos, indudablemente pasarían a formar parte, en lo de un breve proceso del movimiento peronista como ya ha ocurrido en otra oportunidades.

En lo que hace a los pequeños partidos o pequeños partidos con núcleo de izquierda existentes en la Argentina se observan en ellos dos procesos distintos, pero que corroboran esta tesis que estamos…………………o algunos de ellos directamente pretenden ignorar el movimiento peronista y no quiere y no quieren reconocer en él el carácter de frente de liberación nacional y entonces están alejados del proceso de masa y existen o superviven como sectas que pretenden ser (ilegible) pero sin posibilidad de apoyo en la realidad el futuro partido revolucionario o se observa dentro de sus vidas un creciente proceso de concientización que lo lleva paulatinamente a acercarse y terminar por integrarse en el movimiento peronista.

Es decir que el eje en donde gira toda la acción objetiva, realmente antiimperialista lo ha sido desde 1945 y lo sigue siendo en la actualidad el movimiento peronista. Razón por la cual, lo calificamos como lo hemos hecho de frente de liberación nacional.

El segundo elemento que aportamos y que se desprende en alguna medida del anterior dicho, anteriormente dicho, es su composición. El peronismo está compuesto fundamentalmente por la clase obrera argentina.

Al producirse la segunda guerra mundial se observa en el país un proceso de industrialización consecuente con las necesidades creadas por la falta de productos elaborados tradicionalistas provistos por las metrópolis imperialistas empeñadas en esta gran guerra. Ocurre entonces que se desata un proceso de industrialización que atrae a las masas del interior del país en demanda de trabajo que abandonan sus empores en provincia para encontrar en los centros urbanos, especialmente en el cordón del Gran Buenos Aires sustento para sus familias.

Este proletariado que se conforma durante esa época tiene un carácter de suma importancia que definirá la historia argentina de los últimos años. Estas masas del interior son en alguna medida o gran medida la representación del espíritu nacional del ser nacional que llega a la ciudad puerto, que llega a la zona del litoral en donde la inmigración ha transformado la composición de la población en donde el ser auténticamente argentino se ha diluido en gran medida como producto de las corrientes inmigratorias.

El cabecita negra, producto auténtico de país, que llega a estas zonas industriales, trae consigo el bagaje histórico nacional que arranca desde los días de la independencia y de las luchas montoneras. Ese cabecita negra, en que encuentra en Perón el símil del caudillo que fue capaz de convocar a sus abuelos para la lucha contra el invasor, contra los privilegios de la oligarquía portuaria y por la integración americana.

En unión dialéctica con su líder inicia un proceso revolucionario que el 17 de octubre se expresa violentamente con la irrupción de las masas populares en el escenario nacional.

La presencia de la clase obrera, de esta clase obrera se manifiesta permanentemente en el movimiento popular, en el movimiento peronista y es el rasgo distintivo, así la clase obrera estará presente en cada oportunidad en que el lider la convoque ya sea como para festejar como para pelear. Su presencia armada de palos y banderas el 16 de junio de 1955 ante el bombardeo criminal de las fuerzas gorilas, es prueba acabada de esta activa militancia en el ser del movimiento popular. Y los cuadros combativos de esta clase obrera da a luz para conducir el proceso de resistencia en defensa del movimiento popular frente al ataque imperialista a partir de setiembre de 1955 es ortra prueba terminante de ello.

Es cierto que el movimiento peronista tiene una composición……………………que nace por una alianza de la clase obrera, la burguesía nacional, sectores de ejército y aún del clero y otros estratos sociales. Es cierto que la burguesía nacional impelidas por las necesidades objetivas frente a las necesidades que le creaba el conflicto bélico mundial impelida por las necesidades de desarrollarse participan del movimiento popular. Es cierto que también y por motivos parecidos lo hace el ejército o una gran parte del ejército. Pero también es cierto que a no muy largo plazo estas fuerzas abandonan el movimiento popular porque la contradicción de clases superan por un lado las necesidades que impusieron la alianza; y que por otro lado, el imperialismo una vez terminada la segunda guerra mundial retoma su política expansionista y la burguesía argentina comienza un proceso nuevamente de integración que llega a ser a estos días total con los trusts de los capitalistas a tal punto que ya podríamos asegurar que ya no existe burguesía nacional, pues toda burguesía está ligada de una u otra forma al imperialismo.

Pero como decíamos entonces es la clase obrera el elemento permanente, el elemento constante que caracteriza al peronismo. Habíamos dicho al principio que un frente de liberación nacional es un conglomerado de distintas clases, pero que su existencia no estaba adaptada de una vez ara siempre sino que tiene una permanente movilidad..interna y que hay sectores que abandona el frente en determinadas coyunturas históricas así como hay otros que se suman por otras coyunturas históricas determinadas.

En tercer lugar, tenemos, la política de revoluciona nacional ejecutada desde el gobierno por el peronismo. Su antiimperialismo entra en los hechos concretos al contar con enormes cantidades de resortes, mediante los cuales se succionaba la riqueza nacional en beneficio de las metrópolis imperialistas, de los ferrocarriles, de las empresas navales, aerolíneas, la comercialización de los granos, del Banco Central, son muestras de esta política nacional.

Cierto es que no falta la crítica con respecto a la profundización de la política económica del gobierno peronista no falta quienes digan que de una manera el peronismo desarrolló la industria pesada, clave para una independencia económica. Pero también cierto es que ubicados en esta época que parte de 1945, podríamos decir que no existía con absoluta claridad en ninguna parte del mundo resuelto la disyuntiva entre desarrollo de la industria pesada o de la industria mediana y liviana. Pero sí podemos asegurar con la absoluta seguridad de que el peronismo desarrolló una política que tendía a dar al país su industrialización, su manejo de sus créditos, el manejo de sus fuentes de riquezas, el manejo de la comercialización, el manejo de los servicios públicos. El manejo de la explotación de sus minerales.

Junto a ellos una clara política social de dignificación de la clase obrera; elevación del nivel de vida de los trabajadores; una política encaminada a adoptar al trabajador de poderosas organizaciones sindicales como de instrumento de lucha frente a la patronal; la obtención de convenios colectivos, arma poderosisima en manos de los sindicatos en general de justicia social y de protección al trabajador y de su familia que no fueron fáciles de conseguir sino que se necesita para ello una lucha dura como lo fue la lucha por conseguir a principios del gobierno peronista la implantación del aguinaldo, para lograr lo cual fue necesario una larga disputa con los intereses patronales.

Tenemos además su política internacional como característica. El gobierno peronista supo apoyar los movimientos nacionales como el de Bolivia, el de los Países Arabes, como la revolución guatemalteca durante el gobierno “Jacobargo” al cual para romper el imperialismo yanki ordenó la escalada de los barcos mercantes argentinos que permitieron comercializar los productos de Guatemala, pero que además los primeros barcos llevaron armas para defensa de esa revolución.

La inauguración de una política internacional denominada de tercera posición que hoy podrá aparecer para muchos como una mitad de camino pero que en esa época en un ejido del imperialismo yanki como era latinoamérica significaba un reto de enormes proporciones históricas al gran coloso y que el gobierno peronista mantuvo con toda gallardía sin temor a las consecuencias.

Son estas expresiones de la política que llamamos de revolución nacional que tal fue el proceso del peronismo en el poder.

Sostenemos que el peronismo después de su caída en que fue trancado su desarrollo retoma la lucha para llevar adelante, ya no sólo la política de revolución nacional sino la política también de revolución social. Y esta es también como decíamos la tercer característica del peronismo como frente de liberación nacional.

Producido el golpe de 1955 encontramos aquí el cuarto elemento que avala nuestra afirmación en cuanto al carácter del peronismo y es: la continuidad de la lucha.

Frente a intentos poderosísimos de desperonización del país ejecutados nada menos que por imperialismo, por la oligarquía nativa y por los partidos políticos que sirven esta conjuración el peronismo supo sobrellevar la etapa de la persecución, la etapa de la destrucción expresada en la detención de millares de hombres dirigentes altos y medios; expresadas en la descalificaciones para ejercer funciones sindicales a lo política, expresada en la persecución y hasta el asesinato de sus militantes. El peronismo decimos supo sobrellevar toda esta persecución y encauzar su lucha con proyecciones revolucionarias para el futuro, como corresponde a un auténtico……………………
__________________________________________________________________________________________________________________________

Fuente: Fuente: CAMPOS, Esteban: ROT, Gabriel. La Guerrilla del Ejército Libertador. Vicisitudes políticas de una guerrilla urbana. Buenos Aires, El Topo Blindado, 2010.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS