República Mexicana, 22 de agosto de 1996
Fecha: 1996 08 22
Grupo: Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario
País: Mexico
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

CONSIDERACIONES SOBRE LA SITUACION POLITICA ACTUAL


1.- Para tratar de distorsionar los objetivos, el carácter y la justeza del accionar revolucionario del PDPR y el EPR, el Estado busca, a través de acciones de guerra psicológica, de la desinformación, de la contrainformación, el rumor, la calumnia y las mentiras, dividir la lucha popular e impedir la unidad revolucionaria y con ello fortalecerse. Dentro de este marco se inscribe el manejo de la supuesta rivalidad entre el EPR y el EZLN; el ocultamiento de sus bajas en combate y el tratar de darles un carácter no militar a las que reconoce (llamándoles cocineros, compradores de comida); el seguir insistiendo en que somos una pantomima a pesar de las 59 bajas que les hemos causado; la publicación de comunicados apócrifos y el querer relacionarnos con actos delictivos.

2.- No deseamos la guerra y no queremos declararla pero no podemos quedarnos con los brazos cruzados ante el crimen y la impunidad como forma de gobierno, ante la desaparición forzada y el asesinato político, ante la tortura y la cárcel y ante la represión masiva y selectiva dada como respuesta por el gobierno a las justas y urgentes demandas históricas de nuestro pueblo. De ahí que nuestro accionar tiene un carácter de autodefensa y el propósito de coadyuvar a restituir la legalidad en el marco de un estado de derecho violentado y roto por el gobierno ilegitimo, el ejército federal y la oligarquía.

3.- Con el objeto de evitar una salida militar al conflicto armado interno el gobierno, en un acto de voluntad política, debe renunciar sometiéndonos todos los sectores políticos y sociales a la voluntad popular y soberana dando paso a la conformación del nuevo gobierno.

4. - Ante las próximas elecciones a efectuarse en los estados de Guerrero e Hidalgo, el accionar político militar de nuestro partido y ejército en su modalidad de autodefensa, no pretende substituir a la lucha legal ni obstaculizar los procesos electorales que habrán de llevarse a cabo en éstas y otras entidades del país.

5.- De acuerdo a la intensidad del ataque gubernamental contra el pueblo, estamos dispuestos a responder con fuerzas frescas dando un carácter más amplio a nuestro accionar.

6.- Rechazamos y condenamos categóricamente la política injerencista de los Estados Unidos en relación al conflicto armado interno, al recomendar descaradamente una mayor concentración de tropas, así como proporcionar equipo, armamento y asesores militares para reprimir al pueblo y aplastar al movimiento armado revolucionario.

7.- Ante el ascenso del movimiento popular y agudizamiento del conflicto armado, los presos políticos del movimiento armado revolucionario y los luchadores sociales injustamente encarcelados, son víctimas de la represión, el hostigamiento, la segregación, teniéndolos el gobierno antipopular en calidad de rehenes. Ante la situación de indefensión que viven estos compañeros, nuestro partido y ejército les hacen patente su apoyo y solidaridad y advierten al gobierno que ante cualquier atentado contra su integridad física, moral y psicológica habremos de responder con la acción revolucionaria en su defensa.

8.- Ante la amenaza de una mayor represión y ante el baño de sangre que prepara el gobierno llamamos al pueblo y a las organizaciones sociales y políticas a la más amplia movilización política para exigir que renuncie a esta pretensión que sólo agudiza el conflicto armado, y dé marcha atrás a las medidas represivas instrumentadas para aplastar al movimiento armado revolucionario y solucione las causas que han dado origen a éste.

9.- Es el momento de la lucha política de todo el pueblo, al cual hacemos un llamado a incorporarse a la discusión de los grandes asuntos nacionales, así como a la construcción de la fuerza social e histórica que permita a la nación liberarse del Estado opresor.

SOBRE LA SITUACION MILITAR

El ejercito impulsó una operación contrainsurgente, con una concentración estratégica de fuerzas y medios. Desplegando los recursos técnicos y metodológicos de la GBI. Combinando la guerra psicológica, la represión selectiva, la acción económica y las actividades militares.

En la primera fase su esfuerzo fue distribuir sus fuerzas en el terreno (para tener una posición militarmente ventajosa), controlar los lugares estratégicos del terreno (vías de comunicación, núcleos de población, algunas elevaciones), obtener información, controlar la población, conocer el terreno, cortar nuestra logística y desarrollar y formar redes de inteligencia. Incrementando posteriormente su presencia y ampliando el área.

La segunda fase seria la de buscar victorias militares, para lo cual una vez detectadas nuestras unidades buscarían entablar combate para fijarlas al terreno y obligarnos a un combate frontal en el que podrían rápidamente obtener una clara superioridad táctica. Pero nuestro activar derroto su plan.

Nuestra actitud fue responder a la acción represiva contra el pueblo y a su esfuerzo militar contra el EPR, combatiendo, fogueando, desarrollando y consolidando nuestras unidades.

La actividad y movilidad de nuestras fuerzas, que no le han presentado un frente definido, lo han obligado a recomponer su distribución y su conducta táctica, no sólo en Guerrero, sino en el plano nacional.

La modalidad de guerra de guerrillas nos ha permitido enfrentar exitosamente a un enemigo más numeroso y fuerte. Haciendo de la creatividad, la audacia, la movilidad , la sorpresa, el conocimiento del terreno y el apoyo de la población nuestras mejores armas.

Ante la concentración estratégica del enemigo hemos respondido con la dispersión táctica. Golpeando con unidades pequeñas, que han nulificado su capacidad de fuego, evidenciando su lentitud, su incapacidad de resolver la contradicción que se le presenta crecientemente entre dispersarse o concentrarse.

Somos una fuerza militar que se va desarrollando, fortaleciendo y consolidando en el combate. Aún no hemos utilizado toda nuestra capacidad de combate. Contamos con reservas.

Lo hemos obligado a dispersar y recomponer la distribución de sus fuerzas en el terreno.

Hoy se enfrenta a variaciones en nuestros métodos de ataque.

Actuales esfuerzos del enemigo:

- Quieren presentarnos como un problema local, como guerreristas y radicales irracionales.

- Replegaron fuerzas en Gro., Ver., e Hgo. y las concentran en algunos cuarteles, lo que se debe a la nueva ofensiva política y militar que prepara el estado.

¡¡POR L A VIA DEMOCRATICA REVOLUCIONARIA TODO EL PUEBLO AL PODER!!
¡¡POR LA REVOLUCIÓN DEMOCRATICA POPULAR EL PUEBLO UNIDO TRIUNFARA!!
¡¡CON LA LUCHA POPULAR, EL EPR TRIUNFARA!!

PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO
PDPR
EJERCITO POPULAR REVOLUCIONARIO
EPR

República mexicana, a 22 de agosto de 1996

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS