Tabasco, 6 de septiembre de 1996
Fecha: 1996 09 06
Grupo: Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario
País: Mexico
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

MANIFIESTO AL PUEBLO DE TABASCO


El pueblo tabasqueño ha vivido bajo la explotación por parte de los terratenientes de viejo y nuevo cuño cuyas prácticas han contemplado desde la esclavitud más despiadada hasta el anacrónico acasillamiento de peones en la actualidad, los cuales no han tenido empacho en provocar el exterminio de las comunidades indígenas, originales dueñas de la pródiga tierra del edén - así llamada por la abundancia y riqueza de sus recursos naturales - . Por otro lado, con la fiebre del oro negro llegó la desenfrenada ambición de inversionistas nacionales y extranjeros por intensificar la explotación petrolera, que lejos de beneficiar a los tabasqueños, ha agudizado los grandes males de nuestra sociedad: la contaminación de nuestra tierra, agua, aire y hasta de nuestra cultura y tradiciones, sin ser indemnizados, ni reparar los daños de campesinos, pescadores, trabajadores y pobladores afectados en su salud y bienes por Petróleos Mexicanos (PEMEX). La inequitativa distribución de las ganancias producidas por el petróleo y demás riquezas naturales, que fluyen hacia las manos de los oligarcas nacionales y extranjeros, lo cual contrasta con la miseria, la ignorancia y marginación.

A esto hay que sumarle la incertidumbre en que vivimos por las explosiones sufridas y el riesgo de otras más, en las instalaciones petroleras, producto de su nulo mantenimiento por el desvío de recursos a causa de la corrupción existente en los gobernantes en complicidad con los inversionistas privados.

En el marco de la más grave crisis económica que vive nuestro país y de la aplicación de la política neoliberal del gobierno antipopular, se acentúa la paralización de la planta productiva, generando en nuestro estado el despido masivo de trabajadores y la perdida de sus conquistas laborales, lo que se refleja en la violación a los contratos colectivos de trabajo, perdida de la seguridad social, intensificación de la jornada de trabajo, contratación de trabajadores eventuales, venta de plazas, perdida del poder adquisitivo del salario, empeorando las condiciones de vida de los obreros y empleados de PEMEX y demás industrias.

Además, el crecimiento desenfrenado de las ciudades- que no desarrollo- en torno a proyectos y a necesidades de la élite de los nuevos ricos -por lo general miembros de la clase política- beneficiados con el petróleo, la ganadería extensiva y el narcotráfico; lo cual contrasta con las condiciones infrahumanas en que vive el pueblo, al carecer de los servicios más elementales: agua entubada, drenaje, energía eléctrica, escuelas, servicios médicos, centros recreativos, etc.

La dolorosa experiencia de la ausencia de libertad, de justicia, y la falta de respeto a la voluntad popular manifestada a través del escandaloso fraude electoral, a pesar del ostentoso gasto de campaña financiado con dinero ilícito que el PRI tuvo que realizar para imponer a Roberto Madrazo Pintado a la gubernatura.

La opresión política llevada a cabo por el gobierno antipopular mediante la violencia de las guardias blancas al servicio de los caciques y de los grupos de choque priístas, además de los cuerpos policiacos y del ejército, ha sembrado muy hondo en los tabasqueños la semilla de la resistencia popular y de la lucha decidida e incansable por la democracia. Los golpes recibidos desde el poder a las aspiraciones democráticas de nuestro pueblo, lejos de desalentarnos, nos clarifican el camino que conduce a la transformación social de nuestro país: la incorporación de todo el pueblo a la lucha democrática revolucionaría mediante todas las formas de lucha: Legales e ilegales, pacificas y violentas, electorales y de autodefensa armada del pueblo; la necesidad histórica de la unidad revolucionaria para construir la fuerza social que logrará la liberación de nuestra patria y la conformación de una República democrática y popular.

Es por estas razones que el gobierno ilegitimo que se aferra al poder, para no perder sus privilegios, ha desatado la más cruenta guerra sucia contra el pueblo inconforme, asesinando, encarcelando, desapareciendo e intimidando a los luchadores sociales; reprimiendo al movimiento democrático mediante la militarización expresada en el aumento en el número de efectivos, en la construcción de nuevas instalaciones militares, en la implementación de retenes y cateos en el campo y la ciudad, en la coordinación de los diferentes cuerpos policiacos bajo el mando de militares, en el aumento del presupuesto destinado a la compra de armamento y en el de seguridad nacional, en fin, en un clima de terror gubernamental que pretende disuadir al pueblo de sus aspiraciones de justicia y democracia.

Es por estas razones que el EPR decidió hacer pública su existencia en el estado de Tabasco el 28 de agosto del presente año, realizando las siguientes acciones:

-Ataque a un modulo policiaco en el parque “La pólvora”, con saldo de un policía muerto, responsabilizándonos públicamente de la acción y dejando propaganda revolucionaria.

-Toma de la radiodifusora de la Comisión de Radio y Televisión de Tabasco (CORAT) y lectura de una proclama de arenga al pueblo tabasqueño para participar en la nueva revolución popular.

-Reparto de propaganda revolucionaria en mercados públicos , escuelas y centros de trabajo de Villahermosa.

-Reparto de propaganda revolucionario en varios municipios del estado.

Estas acciones se desarrollan en el marco de la campaña nacional político militar del Partido Democrático Popular Revolucionario (PDPR) y del Ejército Popular Revolucionario (EPR), denominada: “POR LOS DESAPARECIDOS POLITICOS Y EN MEMORIA DE LOS ASESINADOS, DE LOS MASACRADOS Y CAÍDOS EN COMBATE EN LA NUEVA REVOLUCIÓN POPULAR”.

Es por estas razones que el Ejército Popular Revolucionario llama a todo el pueblo de Tabasco a luchar por los siguientes objetivos políticos:

1.-Por un nuevo gobierno.

2.-Por una nueva Constitución

3.-Por la construcción de la república democrática popular.

4.-Por un reordenamiento económico.

Y por las siguientes demandas:

-La conquista de las libertades políticas.

-Respeto a la voluntad popular en la elección de gobernantes. Cese a la militarización.

-Respeto a los derechos humanos.

-Defensa de la soberanía nacional.

-División real de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

-Negociación de la deuda externa y revisión de los tratados internacionales que comprometen la soberanía nacional.

-Renegociación de la deuda bancaria.

-Régimen laboral justo y respeto a las conquistas históricas de los trabajadores derecho al trabajo y salarios justos.

-Reparto agrario y eliminación de latifundios.

-Respeto a la autonomía de los pueblos indios.

-Respeto a la igualdad jurídica, política económica y social de la mujer.

-Libertad a los presos políticos.

-Presentación con vida de los desaparecidos políticos.

-Castigo a los culpables de la guerra sucia.

-Desaparición de los cuerpos policiacos y paramilitares anticonstitucionales.

-Respeto a los convenios de Ginebra.

-Respeto a los trabajadores migrantes.

-Cese a la explotación irracional de nuestros recursos naturales.

-Régimen fiscal justo.

-Precios de garantía Créditos justos y apoyo al campo.

-Eliminación del intermediarismo.

-Seguro del desempleo.

-Vivienda digna.

-Dotación de servicios públicos.

-Educación.

-Salud.

-Respeto a los derechos de los niños, ancianos, jubilados y pensionados.

-Indemnización a damnificados por desastres ecológicos.

-Impulso a la investigación científica y tecnológica al servicio del pueblo.

-Cese a la contaminación y destrucción de los ecosistemas.

-Libre ejercicio y trato digno a los profesionistas.

-Acceso al arte, ciencia y cultura, impulso y apoyo al deporte.

El actual gobierno es incapaz de dar solución a las justas y ancestrales demandas del pueblo mexicano y no tiene la voluntad de defender la soberanía nacional ante la voracidad de los intereses económicos de la oligarquía nacional y extranjera que desangran a los nuestros.

El Estado de Derecho ha sido violentado por el gobierno y el ejército federal y toca al pueblo sumarse a la insurgencia en un acto de legítima autodefensa y rescate de la soberanía de nuestra patria.

Ningún vocero del gobierno ilegítimo o de la clase que oprime al pueblo de México tiene la autoridad moral para descalificar la decisión inquebrantable de un pueblo a tomar las riendas de su porvenir ante la incapacidad manifiesta del actual régimen para garantizarle una vida digna.

PUEBLO TABASQUEÑO:

A exigir al gobierno estatal y federal su renuncia, por el bien de la nación y como premisa para detener el baño de sangre en que pretenden ahogar los anhelos libertarios de nuestro pueblo.

No te dejes confundir ante la campaña de desinformación y guerra psicológica del gobierno del estado contra el pueblo y sus organizaciones.

A denunciar las violaciones a las garantías individuales ejercidas por el ejército y las policías en el marco de la estrategia contrainsurgente que se traduce en un virtual estado de sitio sobre todo en el campo.

¡Ha llegado el momento de generalizar la lucha política contra el mal gobierno! ¡A conquistar por la vía del hecho y del derecho nuestras demandas legítimas! ¡A impulsar la autodefensa armada contra los guardias blancas, grupos de choque, cuerpos policiacos y militares! ¡A construir el Poder Popular en los centros de trabajo, en las comunidades, y en las escuelas.


¡POR LA VIA DEMOCRATICO REVOLUCIONARIA,
TODO EL PUEBLO AL PODER!
¡POR LA REPUBLICA DEMOCRATICO POPULAR,
EL PUEBLO UNIDO TRIUNFARA!
¡CON LA LUCHA POPULAR,
EL EPR TRIUNFARA!

COMITE ESTATAL DE TABASCO DEL
PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO
PDPR
COMANDANCIA ZONAL DEL ESTADO DE TABASCO DEL EJERCITO POPULAR REVOLUCIONARIO
EPR

Estado de Tabasco a 6 de septiembre de 1996.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS