República Mexicana, 8 de abril de 1997
Fecha: 1997 04 08
Grupo: Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario
País: Mexico
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


COMISION DE LA VERDAD.


EL PUEBLO NECESITA SABER LA VERDAD.


El Partido Democrático Popular Revolucionario (PDPR) hace un llamado a todas las personas de dentro y de fuera del país, así como a las organizaciones populares, campesinas, indígenas, sindicales, estudiantiles e instituciones sociales, cuyas actividades sean independientes del gobierno, a conformar una COMISION DE LA VERDAD que, con plena autonomía, realice un estudio a fondo, objetivo, de la situación que guarda en México el ESTADO DE DERECHO.

Todo intento llevado a cabo por el pueblo mexicano en más de tres décadas con el propósito de restituir la SOBERANIA POPULAR y el respeto a los DERECHOS HUMANOS, sea por la vía pacífica o armada de la revolución, ha tenido un costo social y político altísimo, como resultado de la guerra de baja intensidad y guerra sucia instrumentada por el gobierno contra los diferentes sectores sociales que conforman la sociedad mexicana. Cientos de desaparecidos políticos, cientos de asesinados y miles de ciudadanos y luchadores sociales torturados y encarcelados injustamente, son el saldo trágico que ha arrojado la represión masiva y selectiva llevada a cabo por las Fuerzas Armadas, los cuerpos policiacos y los grupos paramilitares, en un intento del gobierno y de la oligarquía por sofocar y aplastar la lucha del pueblo mexicano y de sus organizaciones democráticas revolucionarias, legales y clandestinas.

Nosotros estamos ciertos de que es necesario conocer LA VERDAD, directamente de nuestro pueblo, acerca de la situación que guarda en nuestro país el Estado de Derecho y de manera particular la situación de los desaparecidos, torturados, encarcelados, asesinados y masacrados selectiva o masivamente a lo largo y ancho del territorio nacional. Hay heridas que por ese motivo aun sangran y cualquier intento por construir algo nuevo debe de restañarlas, porque sin justicia las aberraciones se repiten, la impunidad cubre a los torturadores y genocidas que así se sienten autorizados para repetir sus ilícitos y la sociedad queda a merced del ejercicio arbitrario del poder.

Con la imposición del régimen económico neoliberal ha quedado aún más claro que en México la soberanía popular no se respeta; las garantías sociales e individuales se han visto en extremo reducidas; el titular del ejecutivo federal sigue concentrando todo el Poder del Estado y subordinando a los poderes Legislativo y Judicial; el corporativismo, la manipulación del voto, el fraude y la imposición en materia electoral persisten impidiendo el desarrollo de elecciones verdaderamente justas, democráticas, equitativas y ciudadanas; el Poder Judicial ha convertido la aplicación de la ley en el acto ritual que bendice la amenaza, la persecución, el secuestro, la tortura, la creciente delincuencia, la conexión del narcotráfico con el gobierno y el confinamiento en las prisiones de ciudadanos inocentes y luchadores sociales; los sectores estratégicos de nuestra economía y los recursos de la nación se siguen privatizando en beneficio de unos cuantos oligarcas nacionales y extranjeros; el ejército federal en forma anticonstitucional tiene mayor injerencia en todas las esferas de la vida nacional; el gobierno norteamericano interviene cada vez más en los asuntos internos de nuestro país; y, el federalismo se ha transformado en un régimen centralizado pasando por encima de la autonomía de los pueblos indios y de la soberanía de los Estados.

Por todo lo anterior, se requiere una comisión que recoja la opinión de los mexicanos sobre cuestiones tan determinantes para la vida de la República como lo es el Estado de Derecho y, de esta manera, evalúe, establezca y emita CONCLUSIONES VERDADERAS acerca de la responsabilidad gubernamental en la sistemática violación de nuestra Constitución Política y de los Derechos Humanos, para conocimiento e incorporación de todo el pueblo a la discusión de los grandes problemas nacionales así como a la búsqueda y encuentro de las mejores vías para la transformación democrática profunda del país.
Para ello, el PDPR, como parte del conjunto de fuerzas democráticas revolucionarias del país, hace un llamado a profesionistas, luchadores sociales, intelectuales, religiosos, profesores, artistas, estudiantes, deudores, dirigentes sindicales y populares, trabajadores de la comunicación, obreros, campesinos, colonos, deportistas, amas de casa y ciudadanos que no sean de nuestras estructuras revolucionarias pero tampoco sean del gobierno a integrar esa COMISION DE LA VERDAD, para asegurar con su RECTITUD, HONESTIDAD Y HONOR la imparcialidad y el peso moral de sus conclusiones, que deberán ser emitidas en un periodo acorde con la crítica situación por la que atraviesa nuestro país.

La aceptación de este llamado no supone en absoluto compromiso alguno con nuestro partido sino con la Nación. Romper las resistencias que intenta activar el mal gobierno en torno a esta iniciativa será un acontecimiento saludable para todo el país, sobre todo ahora que el gobierno trata de imponer una salida policiaca militar al movimiento insurgente, popular y revolucionario, al mismo tiempo que criminaliza la protesta social, da trato de guerra a los movimientos populares y militariza al país.

Por último, aclaramos que este llamado no tiene por objeto promover la lucha armada, sino actividades legales y pacíficas que se encuentran contempladas en nuestra Carta Magna y contribuir a solucionar las profundas causas económicas, sociales y políticas que han dado origen al resurgimiento del conflicto armado interno y, sobre todo, con el restablecimiento de la verdad histórica, coadyuvar a restituir el ejercicio pleno de la SOBERANIA POPULAR y el respeto a los DERECHOS HUMANOS en nuestro país.

Fraternalmente:

¡POR LA VERDAD HISTORICA, LA RESTITUCION DE LA SOBERANIA POPULAR Y EL RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS!

COMITE CENTRAL DEL PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO


República Mexicana, a 8 de abril de 1997.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS