República Mexicana, 10 de abril de 1997
Fecha: 1997 04 10
Grupo: Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario
País: Mexico
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


SALUDO 10 DE ABRIL DE 1997.
COMUNICADO INSURGENTE


A NUESTROS HERMANOS INDIGENAS.
A LAS ORGANIZACIONES CAMPESINAS.
A LOS TRABAJADORES DEL CAMPO Y LA CIUDAD.
A LAS ORGANIZACIONES URBANAS Y POPULARES.
A LAS ORGANIZACIONES SINDICALES.
A LOS ESTUDIANTES Y PROFESIONISTAS HONESTOS
AL PUEBLO DE MÉXICO.


Reciban un saludo y un abrazo fraterno de los militantes y combatientes del Partido Democrático Popular Revolucionario y del Ejército Popular Revolucionario en el marco de esta jornada, del acto conmemorativo que año con año, ¡México!, ¡el pueblo!, ¡ustedes y nosotros! realizamos en ésta y otras plazas del país, en las escuelas, centros de trabajo, comunidades campesinas, en las trincheras de combate, en nuestros hogares y en nuestro corazón para recordar, una vez más, ¡la lucha!, ¡la resistencia!, ¡la gesta heroica y revolucionaria! de los pueblos indios, de las masas campesinas, de los obreros, profesionistas, intelectuales revolucionarios y de los grande caudillos de nuestra revolución.

¡México jamás podrá enterrar a sus muertos en el olvido!, porque nuestros muertos viven, nos llaman, nos reúnen todavía ¡Por eso estamos aquí! ¡Vive Don Emiliano, el mero jefe Zapata, nuestro General!. ¡Vive también el millón de mexicanos! que a principios de siglo combatió hasta la muerte contra la opresión, la injusticia y el olvido. ¡Viven todos los mexicanos que después cayeron!, que quedaron en la raya, que no se rajaron, luchando cada cual a su manera: en la protesta social, la militancia política, la movilización popular, la lucha reivindicativa o el enfrentamiento armado. ¡Ellos viven y no morirán! Ustedes y nosotros, ¡todos juntos! no dejemos, ¡no permitamos que mueran!

¡No dejemos morir los ideales de Zapata!, ¡su lucha!, ¡su programa!; los ideales y la lucha de todos, el programa y la lucha de ustedes, los trabajadores del campo, los marginados de siempre. Nosotros, los militantes del Partido Democrático Popular Revolucionario y los combatientes del EPR ¡no dejaremos de respaldar su movimiento que es también el nuestro!, menos ahora que los dueños del dinero, los grandes oligarcas, globalizan y elevan a su máxima potencia el saqueo, la desigualdad extrema, la injusticia, la miseria y el autoritarismo en el mundo entero. ¡Tampoco dejaremos de desarrollar la propaganda ni la autodefensa armada revolucionaria!, menos ahora que las guardias blancas son entrenadas en forma intensiva por el Ejército federal y cuerpos policiacos para hacer de ellas, grupos paramilitares y escuadrones de la muerte que golpean, que se ensañan contra toda manifestación de dignidad y descontento, en un intento por cerrarle el paso al movimiento insurgente, popular y revolucionario, al movimiento democrático que formamos todos.

Pese a la creciente represión gubernamental, ¡ ustedes han mantenido viva la soberanía popular ! y no han dejado que se extinga, no han dejado que desaparezca ¡ porque la ejercen ! ¡porque la recuperan!, anulando y superando paso a paso, ¡resistiendo! con dignidad y rebeldía el estado actual de dominación, de discriminación y de injusticia. El pueblo organizado asume en la práctica el ejercicio de su soberanía ¡no sólo como un ideal sino como un movimiento real! que se expresa, que se concreta en la gradual emancipación de su voluntad sometida y dominada por el mal gobierno y los señores del dinero. ¡Así entendemos el actual proceso de recuperación de la soberanía popular!, así creemos necesario entender la lucha democrática revolucionaria de todo el pueblo.

Por ello, la tierra, el agua, el aire, los bosques, el subsuelo que las comunidades preservan y defienden contra los salvajes consorcios nacionales y extranjeros; la organización colectiva del trabajo y el reparto equitativo de la producción; la lucha de los pueblos indios por su autonomía, por su libre autodeterminación y por el respeto a sus derechos y cultura; la resistencia civil, la organización y la autodefensa popular; las calles y plazas disputadas y ganadas al gobierno; el sufragio efectivo, libre y soberano, bajo garantía de los barrios, colonias y pueblos organizados; el municipio, el distrito y el espacio parlamentario conquistados; la lucha contra el corporativismo y por la democracia sindical; los nuevos movimientos sociales contra el despojo y la usura bancaria; la defensa de la autonomía universitaria; el trabajo intelectual comprometido con las causas populares; el profesionalismo periodístico y la lucha de los presos políticos por su libertad, entre otras manifestaciones de la actividad y de la voluntad de los diversos sectores sociales y agrupamientos políticos, ¡rescatan la soberanía popular en cada uno de los ámbitos de la vida nacional! y oponen al estado policiaco-militar ¡alternativas reales de poder popular!, a la par que organizan y construyen la fuerza social e histórica capaz de llevar adelante las profundas transformaciones democráticas que la nación requiere.

Todos sabemos, porque lo vivimos, lo sufrimos diariamente, que a esta lucha, a este esfuerzo democrático y revolucionario orientado a restituir el ejercicio pleno de la soberanía popular, el mal gobierno responde siempre con engaño y con violencia. La verdad irrefutable de los hechos, de los acontecimientos diarios lo demuestran. ¡Que las mentiras del gobierno no nos engañen!, ¡que sus engaños no nos sorprendan! ¡Que su violencia no nos desvíe!, ¡que su poder no nos detenga! Superemos todos juntos, ustedes y nosotros, el engaño, la intimidación, la violencia y el estado de división que el gobierno instrumenta con la guerra de baja intensidad, la guerra psicológica y la guerra sucia, para seguir manteniendo a todo el pueblo en la miseria, en la injusticia y en la opresión.

En Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Hidalgo, Distrito Federal y otras entidades del país, el ejército federal, los cuerpos policiacos y los grupos paramilitares reprimen y arremeten contra el pueblo. Su tarea: sembrar el miedo. Su objetivo: aniquilar el movimiento insurgente y popular, quebrantar y someter la voluntad de todo el pueblo y seguir protegiendo los intereses de un puñado de oligarcas nacionales y extranjeros.

No obstante, mientras persista el empecinamiento gubernamental de imponer una salida policiaca militar al conflicto armado interno... ¡el río de la insurgencia, crecerá!; mientras persista la simulación, el engaño y la decisión oficial de no reconocer los acuerdos de San Andrés, que hoy constituyen sentida demanda y justo reclamo nacional...¡el río de la insurgencia, crecerá!; mientras se reprima la protesta social y se de tratamiento de guerra al movimiento popular... ¡el río de la insurgencia, crecerá!; mientras persista el fraude y la manipulación del voto que impiden el ejercicio pleno de elecciones libres, democráticas y ciudadanas... ¡el río de la insurgencia, crecerá!; mientras persista el hambre, la miseria, el despojo, la opresión y el crimen como forma de gobierno, ¡la insurgencia crecerá!, ¡la rebeldía crecerá! y la lucha por el ejercicio pleno de la soberanía popular y el respeto a los derechos conquistados ¡triunfará! La insurgencia, ¡el pueblo unido triunfará!

Hermanos, hermanas, camaradas: nuestros muertos, nuestros héroes, nuestros mártires ¡viven y están aquí!. Ellos son voluntad, convicción y fundamento. Por eso, este día y en esta plaza, ustedes y nosotros, ¡honremos su presencia y su memoria frente a la bandera!, ¡a esta bandera!, la que ondea majestuosa, la de la unidad y la esperanza, ¡nuestra hermosa bandera mexicana!

¡Compañeras y compañeros!, con el deseo y la esperanza de que este mensaje, este grito de rebeldía, este derecho negado, perseguido y acosado por el mal gobierno llegue a ustedes, les decimos: ¡México!, ¡el pueblo!, ¡nosotros!, a tres años del nuevo siglo y del nuevo milenio, seguimos y seguiremos luchando por una República ¡libre y soberana! que garantice para todos: ¡JUSTICIA Y LEY! ¡DEMOCRACIA PLENA! ¡TIERRA Y LIBERTAD!

¡VIVA LA LUCHA Y LA RESISTENCIA HEROICA DE LOS PUEBLOS INDIOS
Y COMUNIDADES CAMPESINAS!
¡VIVA LA UNIDAD Y LA ORGANIZACION DEL PUEBLO MEXICANO!
¡VIVA EL MOVIMIENTO INSURGENTE, POPULAR Y REVOLUCIONARIO!
¡POR LA VIA DEMOCRATICA REVOLUCIONARIA,
TODO EL PUEBLO AL PODER!
¡POR LA REPUBLICA DEMOCRATICA POPULAR,
EL PUEBLO UNIDO TRIUNFARA!


Fraternalmente


PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO
PDPR
COMANDANCIA GENERAL DEL EJERCITO POPULAR REVOLUCIONARIO
CG-EPR


República Mexicana, 10 de abril de 1997.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS